Roger Bacon y el avión medieval

Roger Bacon y el avión medieval

14/01/2020

Jason Colavito

Tengo dos temas para discutir hoy. El primero se refiere a la autora estadounidense de Cosmic Diana Pasulka, cuya cuenta de Twitter creó controversia durante el fin de semana. En una serie de tuits, la cuenta de Twitter de Pasulka alegaba que Tom DeLonge es un masón, que su Academia de las Artes y las Ciencias To the Stars es una «psyop» del gobierno de EE. UU., que los «científicos» de TTSA estaban desertando de la organización o que los presidentes de los Estados Unidos participan en rituales paganos de adoración lunar, y que de ahora en adelante solo se asociaría con miembros del supuesto «Colegio Invisible» de investigadores de ovnis de Jacques Vallée. A última hora del sábado, emitió un comunicado diciendo que había sido pirateada y estaba «mortificada» por lo que dijo el hacker mientras se hacía pasar por ella en Twitter y en un correo electrónico. Sin embargo, admitió que «Algunas cosas eran en realidad cosas en mi correo electrónico, pero nada que yo diría públicamente». No especificó cuáles de las afirmaciones inflamatorias eran suyas. Probablemente sea suficiente saber que al menos algunas lo son.

Bueno, suficiente de eso.

En un artículo reciente en Mysterious Universe, Micah Hanks intenta y no puede pensar críticamente sobre un pasaje en los trabajos de Roger Bacon que describe lo que suena como un artilugio volador de estilo Wile E. Coyote destinado a llevar a un hombre en alto con alas de pájaro mecánicas. Sabes que las cosas comenzaron mal cuando Hanks abre con Leonardo da Vinci y se refiere a él como «da Vinci» como si ese fuera el apellido de Leonardo. A pesar de la novela de Dan Brown, no era su nombre sino un descriptor.

Bien, entonces Hanks presenta un pasaje engañosamente truncado de la traducción al inglés de 1597 del Mirror of Alchimy de Bacon (como se tituló entonces), que claramente nunca ha leído en su totalidad. Así es como lo expresa mal:

«Puede haber instrumentos de Nauigation hechos sin hombres que los tomen … sí instrumentos para volar con todos, de modo que uno sentado en el medio del Instrumento, y girando sobre un Motor, por el cual las alas que se componen artificialmente pueden golpear el ayre a la maner de un ave voladora … Y es cierto que hay un instrumento con el que volar, lo cual no he sabido, ni ningún hombre que lo haya visto, pero conozco por completo al hombre erudito que inventó lo mismo».

Esto se edita engañosamente para que parezca que estamos hablando de un barco volador con alas. Pero el pasaje completo muestra que el barco y el artilugio volador son dos cosas diferentes. La parte sobre la máquina voladora está en negrita:

Ahora comenzaré a contarles cosas extrañas, realizadas por Arte y Naturaleza, y luego les mostraré las causas y los modales de las cosas, en las que no habrá nada Magicall, para que confiesen que todo el poder de Magicke es inferior a estos y dignos de ser comparados con ellos. Y, en primer lugar, por la figuración del arte en sí mismo: puede haber instrumentos de Nauigation hechos sin hombres para rowe en ellos: como enormes Shippes para atravesar el mar, solo con un hombre para dirigirlos, que navegarán mucho más rápidamente que si estaban llenos de hombres. Y los carros que se mudarán con una fuerza inquebrantable, sin ninguna criatura seductora que los agite: como se supone que los carros torcidos tienen que ser abatidos, en los que en el pasado querían luchar, sí instrumentos para volar con ellos, para que uno se sentara en el en medio del Instrumento, y girando sobre un Motor, por el cual las alas que se componen artificialmente pueden golpear al ayre a la maner de un pájaro volador. Además, puede haber hecho un pequeño instrumento en cantidad, para levantar vppe y dejar caer cosas de gran agudeza, que no hay nada más costoso para pesar. Porque por un Instrumento de tres dedos de alto, y tres dedos de ancho y menor cuantía, que un hombre pueda librarse de él y de sus compañeros de todo peligro de prisión, y levantarlos vp, y dejarlos caer. Sí, tal Instrumento puede hacerse fácilmente, mediante el cual un hombre puede atraer violentamente hacia él a mil hombres, lo harán, hasta ellos, y cualquier otra cosa.

Se pueden hacer más instrumentos con los que los hombres pueden caminar en el fondo del Mar o Riuers sin peligro corporal, lo cual Alejandro Magno vsed, hasta el extremo en que podría esconder los secretos de los mares, como lo informa el filósofo Ethick. no solo en tiempos pasados, sino también en nuestros días. Y es cierto que hay un instrumento con el que volar, lo cual no sé, ni conozco a nadie que lo haya visto, pero conozco por completo al hombre erudito que inventó lo mismo. En una palabra, un hombre puede hacer un tipo infinito de tales cosas: como puentes o ríos sin postes o pillers, e instrumentos y engendros nunca antes escuchados.

Como puede ver, la parte sobre conocer el nombre del inventor no se aplica a la máquina voladora del párrafo anterior, sino a una segunda y separada. El texto fue traducido nuevamente en 1695, de una copia que se dice que es propiedad de John Dee. No repetiré todo, pero las líneas más relevantes se dan de esta manera: «Estas todas (excepto solo ese instrumento de vuelo, que nunca vi ni conocí a nadie que lo haya visto, aunque conozco a un hombre muy prudente que inventó todo el Artificio) con infinitos inventos, motores y dispositivos son factibles …»

Ahora, no puedo imaginar por qué alguien usaría esta traducción cuando hay una más moderna y legible, de 1923, no lo puedo imaginar. En un lenguaje más claro se lee:

Dispositivos mecánicos. Es posible que se fabriquen grandes barcos y embarcaciones que puedan ser guiados por un solo hombre y se muevan con mayor rapidez que si estuvieran llenos de remeros. Es posible que se haga un automóvil que se mueva con una velocidad inestimable, y el movimiento se realizará sin la ayuda de ninguna criatura viviente. Se cree que tales eran los currus falcati que los antiguos usaban en el combate. Es posible que se haga un dispositivo para volar de tal manera que un hombre sentado en medio de él y girando una manivela haga que las alas artificiales golpeen el aire de la misma manera que el vuelo de un pájaro. Del mismo modo, es posible construir un instrumento de pequeño tamaño para elevar y deprimir grandes pesos, un dispositivo que es más útil en ciertas exigencias. Porque un hombre puede ascender y descender, y puede liberarse a sí mismo y a sus compañeros del peligro de la prisión, por medio de un dispositivo de pequeño peso y una altura de tres dedos y una anchura de cuatro. También es posible hacer fácilmente un instrumento mediante el cual un solo hombre pueda atraer violentamente a un millar de hombres hacia él a pesar de la oposición u otras cosas que sean manejables.

También es posible que se puedan fabricar dispositivos mediante los cuales, sin peligro corporal, un hombre pueda caminar en el fondo del mar o de un río. Alejandro los usó para observar los secretos del mar, como relata el astrónomo Ethicus. Estos dispositivos se han fabricado en la antigüedad y en nuestro propio tiempo, y son ciertos. Los conozco explícitamente, excepto con el instrumento para volar que no he visto. Y no conozco a nadie que lo haya visto. Pero conozco a un hombre sabio que ha pensado en el artificio. Se pueden hacer otras cosas infinitas, como puentes sobre ríos sin columnas o soportes, y máquinas, y motores inauditos. (trad. Tenney L. Davis, adaptado)

Antes de continuar, vale la pena señalar que existe un debate sobre si el texto pertenece a Bacon o si fue escrito después de su muerte por alguien que usa materiales asociados con Bacon. Para nuestros propósitos, no importa ya que incluso un texto falsificado sigue siendo medieval y probablemente dentro de un siglo más o menos de la muerte de Bacon. Por conveniencia, me referiré al autor como Bacon, la atribución tradicional.

El primer párrafo es, básicamente, ciencia ficción: la fantasía de Bacon sobre lo que podría hacerse en el futuro. Él está tratando de decir que la ciencia creará maravillas que superarán las supuestas maravillas de la magia. El segundo párrafo describe informes reales de maravillas científicas. Si son ciertas es otra historia, pero se creía que eran ciertas. Las versiones medievales del Romance de Alejandro contienen, por ejemplo, la descripción de la batisfera que supuestamente utilizó para visitar el fondo del mar. Las batisferas se habían utilizado en la antigüedad, y las referencias a ellas en Aristóteles ayudaron a inspirar leyendas medievales. Esta no es nuestra preocupación aquí, pero el punto es que el autor no lo estaba inventando.

La siguiente línea sobre la máquina voladora es interesante, ya que parece afirmar que Bacon conocía a un hombre que construyó una máquina voladora. Sin embargo, no dice que este fuera un avión. Bacon también dice que nunca vio la máquina, pero solo escuchó hablar de ella.

Hanks recibió su cita destrozada del erudito Fulbright, Benjamin B. Olshin, Lost Knowledge: The Concept of Vanished Technologies and Other Human Historories (Brill, 2019), donde el autor explica inexplicablemente las diversas oraciones de la traducción de 1597, incluso después de dar correctamente la traducción de Tenney Davis. Hanks simplemente copió palabra por palabra sin verificar la fuente. Olshin, de manera similar, no leyó el original, pero copió de una fotografía de parte de una página del original en la History of Aeronautics in Great Britain de J. E. Hodgson, pero su elección de extraer engañosamente me desconcierta.

Bacon parece referirse a algo así como un ala delta, que ya era conocida en el mundo medieval. Si bien el texto parece implicar que Bacon conocía personalmente al inventor, conocerlo «por su nombre» probablemente se refiere al hecho de que él sabía del hombre que había inventado dicho dispositivo. Como producto del período posterior a la publicación de los textos árabes History of Aeronautics in Great Britain comenzó a estar disponible en Europa, el autor podría haber conocido, por ejemplo, la historia del erudito andaluz Abbas ibn Firnas (810-887 CE) que supuestamente unió alas a su cuerpo y se deslizó por cierta distancia antes de estrellarse. El relato más conocido de su vuelo fue escrito demasiado tarde, en el siglo XVI, para que Bacon lo hubiera leído, pero ese texto afirma que un documento del siglo IX lo describió, y aparentemente había una tradición textual al respecto.

La carta original en Latín de Bacon es un poco ambigua. La palabra clave es «cognsco», que significa «conozco» o «estoy familiarizado». En el mismo párrafo, Bacon usa la palabra tres veces, una vez significa que está familiarizado con algo, una vez quiere decir que no conoce personalmente a una persona, y luego esta tercera vez, ya sea por el contexto cuando se habla del inventor de la máquina voladora. Parece que está diciendo que alguien le dijo sobre la invención de un planeador, pero no hay suficientes detalles para saber con certeza que no quiso decir que estaba completamente informado sobre alguien que alguna vez lo hizo.

http://www.jasoncolavito.com/blog/roger-bacon-and-the-medieval-airplane

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.