Archivo de la categoría: Astroarqueología

Una sustancia de 2000 años desenterrada en antiguos yacimientos romanos posee propiedades “extraordinarias”

Una sustancia de 2000 años desenterrada en antiguos yacimientos romanos posee propiedades “extraordinarias”

26 de octubre de 2023

Micah Hanks

Los científicos han desenterrado algo extraordinario en varios yacimientos arqueológicos y de construcción de la antigua Roma, revelando artefactos recubiertos de una sustancia formada naturalmente con un potencial tecnológico moderno único.

Se sabe que los fragmentos de antiguas vasijas de vidrio romanas, que se rompieron hace mucho tiempo y quedaron bajo la acumulación de tierra a lo largo del tiempo, poseen superficies llamativas y coloridas que son el resultado de su exposición a los minerales de su cubierta de tierra, junto con los cambios de temperatura y otras condiciones ambientales que encuentran a lo largo de los siglos.

Ahora, los científicos han descubierto que los fragmentos, que se han utilizado en la creación de joyería moderna a lo largo de los años debido al vívido tapiz de tonos iridiscentes que presentan, ofrecen mucho más que bellos colores que captan el ojo humano.

Los profesores de ingeniería Fiorenzo Omenetto y Giulia Guidetti, del Silklab de la Universidad Tufts, y sus colegas afirman haber descubierto que la estructura molecular de estos diminutos fragmentos de vidrio romano se reorganiza a lo largo de miles de años, dando lugar a la formación de lo que los físicos denominan cristales fotónicos.

NANOESTRUCTURAS DE LA NATURALEZA

Los cristales fotónicos son minúsculas nanoestructuras con una disposición ordenada de átomos que pueden producir efectos ópticos únicos en la forma en que filtran y reflejan la luz. Estos cristales se encuentran en la naturaleza en diversos animales que han evolucionado para producir una coloración iridiscente reflectante, entre ellos varias clases de peces y otros organismos.

Los científicos también han logrado crearlos artificialmente y los han utilizado en todo tipo de aplicaciones, desde interruptores ópticos y dispositivos de comunicación hasta guías de ondas, láseres, espejos e incluso tecnologías de sigilo.

Sin embargo, la presencia de cristales fotónicos en los fragmentos de vidrio romano antiguo no fue necesariamente lo primero que se le ocurrió al equipo de investigación.

“Nos llamó la atención este hermoso trozo de vidrio brillante que había en la estantería”, admitió más tarde Omenetto sobre un fragmento concreto recuperado de un yacimiento cercano a la actual Aquileia (Italia), que fue en su día una ciudad romana a orillas del río Natiso.

El cristal, al que el equipo llamó cariñosamente “cristal Wow”, pronto se reveló como una nanofabricación cristalina fotónica.

“Es realmente extraordinario que tengas un vidrio que ha estado en el barro durante dos milenios y acabes con algo que es un ejemplo de libro de texto de un componente nanofotónico”, dijo recientemente Omenetto en un comunicado.

CRISTALES FOTÓNICOS CULTIVADOS EN ANTIGUO VIDRIO ROMANO

Omenetto, Guidetti y sus colegas afirman que detectaron estructuras atómicas y minerales únicas, que con el tiempo se generaron a partir de la exposición a las condiciones ambientales que rodeaban el vidrio romano, que incluían cambios en el pH y variaciones en el agua subterránea presente.

El vidrio, que se cree que data de algún momento entre el año 100 a. C. y el 100 d. C., puede tener su origen en la arena egipcia, según un análisis reciente.

“Los cristales que crecen en la superficie del vidrio también son un reflejo de los cambios en las condiciones que ocurrieron en el suelo a medida que la ciudad evolucionó: un registro de su historia ambiental”, dijo Guidetti en un comunicado.

Además de su edad y orígenes, el equipo pudo revelar su composición estructural y análisis elemental con la ayuda de microscopía electrónica de barrido.

La pátina de espejo dorada única en el exterior del vidrio, dice el equipo, es el resultado de lo que se conoce como pilas de Bragg, que son estructuras que forman capas de sílice con grados alternos de mayor y menor densidad.

Guidetti dijo que la formación de estas estructuras es “probablemente un proceso de corrosión y reconstrucción”, donde dice que el suelo y los minerales que rodean los fragmentos de vidrio, combinados con el agua de lluvia y otros factores, “determinaron la difusión de minerales y una corrosión cíclica de la sílice”. en el cristal.

“Al mismo tiempo, el ensamblaje de capas de 100 nanómetros de espesor que combinan sílice y minerales también se produjo en ciclos”, añade Guidetti. “El resultado es una disposición increíblemente ordenada de cientos de capas de material cristalino”.

Guidetti y el equipo esperan que los procesos que dan lugar a estas propiedades atómicas y materiales únicas puedan replicarse y acelerarse en el laboratorio, lo que podría ayudar a los investigadores a descubrir formas de cultivar materiales ópticos en lugar de tener que fabricarlos.

Los hallazgos de Omenetto, Guidetti y el equipo fueron el foco de un estudio reciente publicado en las Proceedings of the National Academy of Sciences titulado “Cristales fotónicos construidos por el tiempo en vidrio romano antiguo”.

https://thedebrief.org/2000-year-old-substance-unearthed-at-ancient-roman-sites-possesses-extraordinary-properties/

¿Por qué hay ovnis en muchos cuadros del Renacimiento?

¿Por qué hay ovnis en muchos cuadros del Renacimiento?

17 de octubre de 2023

David Pescovitz

GettyImages-544242096-726x1024Carlo Crivelli, La Anunciación con San Emidio (1486)

Como reveló Jacques Vallee en el clásico Pasaporte a Magonia, el fenómeno ovni puede rastrearse a lo largo de toda la historia, sólo que lo llamamos de otra manera. Por ejemplo, eche un vistazo a la fascinante colección de Artnet de pinturas renacentistas que representan escenas bíblicas en las que aparecen fenómenos aéreos no identificados (FANI). Arriba, según la descripción de Artnet:

La obra de Crivelli, lujosamente detallada, ofrece su interpretación artística de la Anunciación, el anuncio del arcángel Gabriel a María de que pronto dará a luz al Mesías cristiano. La diferencia es que María parece recibir el anuncio desde un vehículo extraterrestre, cuyo mensaje llega hasta ella como un láser. Es el tipo de luz, dicen sus defensores, que concuerda con la de las abducciones alienígenas modernas, lo que alimenta la teoría de que María fue, bueno, abducida e inseminada artificialmente por extraterrestres.

de-gelder-baptism-christAert de Gelder, El bautismo de Cristo (c. 1710)

GettyImages-132701668-548x1024Masolino da Panicale, El milagro de la nieve (c. 1428-32)

https://boingboing.net/2023/10/17/988480.html

¿Hay un ovni en ese cuadro renacentista? Vea 7 obras de arte históricas que (posiblemente) representan encuentros cercanos con el Tercer Tipo

¿Quieres creerlo?

14 de octubre de 2023

Artnet News

GettyImages-601070906-736x1024Piero della Francesca, El Bautismo de Cristo (siglo XV). Fotografía: Universal History Archive/Universal Images Group vía Getty Images.

El tema de los ovnis (perdón, los “fenómenos aéreos no identificados”) se extendió a otra audiencia del Congreso estadounidense en julio. La sesión siguió a una serie de anuncios y estudios de la NASA y la RAND Corporation sobre avistamientos de FANI, convirtiendo lo que antes era una ciencia marginal y una teoría conspirativa en una cuestión de interés y seguridad nacional.

Esta nueva oleada de interés por los extraterrestres no es más que el último capítulo de la ufología, un campo que hunde sus raíces a finales del siglo XIX. Pero si hemos de creer a ciertos defensores de los extraterrestres, esta fascinación por la existencia de alienígenas se remonta más atrás en la historia. ¿Sus pruebas? Pinturas rupestres, líneas de Nazca, esculturas prehistóricas y, para nosotros, pinturas de arte histórico.

Cualquiera que observe de cerca (muy de cerca) algunas de sus obras podrá ver claramente que algunos maestros antiguos representaron encuentros con el tercer tipo. Si entrecierras los ojos o miras fijamente, es posible que descubras curiosos fenómenos aéreos, seres extraños u otros artefactos inexplicables. ¿Son signos de una presencia extraterrestre o meros símbolos de arrebato religioso? ¿Hay alguna diferencia? ¿Quién sabe?

A continuación, hemos reunido siete de estas obras de arte históricas que contienen objetos no identificados, para que usted pueda hacer como el Congreso y ser el juez.

Masolino de Panicale

El milagro de la nieve (c. 1428-32)

GettyImages-132701668-548x1024Masolino da Panicale, El milagro de la nieve (c. 1428-32). Fotografía: Mondadori Portfolio / Getty Images.

El pintor florentino creó este retablo para conmemorar la fundación de la basílica romana de Santa Maria Maggiore. Cuenta la leyenda que el emplazamiento de la iglesia fue elegido por la propia Virgen María, que hizo caer nieve en ese lugar exacto de la colina del Esquilino en el verano de 352, una escena representada en el panel de Da Panicale. Para algunos, sin embargo, la representación de las nubes lenticulares de Da Panicale se asemeja a una flota de naves extraterrestres, supervisadas por Jesús y María. ¿Podría ser el llamado milagro de la nieve una alegoría de una invasión de platillos volantes? Cabe señalar que, incluso en las estaciones más frías, la nieve es poco frecuente en Roma. Pero también lo son los ovnis… presumiblemente.

Jacques Legrand

Livre des Bonnes Meurs (c. 1430)

legrand-bonnes-moeurs-828x1024Jacques Legrand, Livre des Bonnes Meurs (c. 1430), folio 129v. Fotografía: Museo Condé, Chantilly.

El interés contemporáneo por las páginas del manuscrto iluminado Livre des Bonnes Meurs no tiene tanto que ver con su contenido, que enseña buenos modales a la gente, desde clérigos a plebeyos, sino con una sorprendente imagen en el folio 129 verso. En tonos ricos, representa a la diosa de la suerte Fortuna junto a su rueda, rodeada de un grupo de hombres que la piden, con una esfera dorada decorada flotando extrañamente en el cielo sobre ellos. ¿Será el Sol, un globo aerostático u otra representación de la rueda de la fortuna? Nadie lo ha descubierto, pero los ufólogos sí.

Domenico Ghirlandaio

La Virgen con San Giovannino (c. siglo XV)

imageDomenico Ghirlandaio, La Virgen con San Giovannino (c. siglo XV). Fotografía: Wikimedia Commons.

La reputación de esta pintura del siglo XV, instalada en el Palazzo Vecchio, es tal que se la conoce coloquialmente como “Madonna dell’UFO”. Al retratar a la Virgen con el niño Jesús y San Juan, Ghirlandaio (la obra también se ha atribuido a Jacopo del Sellaio y Sebastiano Mainardi) decidió pintar una extraña mancha en el cielo a la derecha del hombro de María, con las figuras de un hombre y un perro mirando. Se especula incluso con la posibilidad de que María se haya colocado para proteger a los niños, que, al parecer, podrían no ser los únicos seres celestiales del cuadro.

Michael Pacher

San Agustín y el diablo (c. 1475)

GettyImages-164074388-860x1024Michael Pacher, San Agustín y el Diablo (c. 1475). Fotografía: DeAgostini / Getty Images.

El óleo de Pacher ilustra una leyenda sencilla: el diablo muestra a Agustín su entrada en el libro de los vicios (el santo sólo tiene registrado el único pecado de no rezar lo suficiente, por supuesto). ¿O no? Según quién lo mire, el grotesco demonio del pintor gótico, de piel verde y ojos rojos en el trasero, es menos mítico y más extraterrestre. Lo que hace que la representación del cuadro sea menos un encuentro entre el bien y el mal, y más una prueba artística de que no estamos solos.

Carlo Crivelli

La Anunciación con San Emidio (1486)

GettyImages-544242096-726x1024Carlo Crivelli, La Anunciación con San Emidio (1486). Fotografía: VCG Wilson/Corbis vía Getty Images.

La lujosamente detallada obra de Crivelli ofrece su interpretación artística de la Anunciación, el anuncio del arcángel Gabriel a María de que pronto dará a luz al mesías cristiano. La diferencia es que María parece recibir el anuncio desde un vehículo extraterrestre, cuyo mensaje llega a ella como un láser. Es el tipo de luz, dicen sus defensores, que concuerda con la de las abducciones extraterrestres de hoy en día, lo que alimenta la teoría de que María fue, bueno, abducida e inseminada artificialmente por extraterrestres.

Hans Glaser

Fenómeno celeste sobre Nuremberg (1561)

glaser-nuremburg-woodcutHans Glaser, Fenómeno celeste sobre Nuremberg, lámina con xilografía (1561). Fotografía: Wikimedia Commons.

En 1561, Glaser, artista y editor de Núremberg, publicó una hoja para informar sobre una “espantosa aparición” que se produjo justo encima de la ciudad el 14 de abril. Acompañando a su relato de una batalla aérea entre objetos con forma de globo terráqueo y de cruz, estaba su ilustrativa y casi alegre xilografía que representaba los multicolores FANI (para los que no estén familiarizados con la ufología, es la abreviatura de fenómenos anómalos no identificados) arremolinándose sobre el Sol. Mientras que los escépticos de hoy en día creen que el fenómeno se debió a la parhelia, a un suceso óptico atmosférico o quizás a un uso primitivo de fuegos artificiales, Glaser lo consideró -¿qué otra cosa?- una “alta señal” de Dios.

Aert de Gelder

Bautismo de Cristo (c. 1710)

de-gelder-baptism-christAert de Gelder, El Bautismo de Cristo (c. 1710). Fotografía: Museo Fitzwilliam.

De Gelder fue uno de los últimos discípulos de Rembrandt y sus pinturas de escenas bíblicas muestran la gran emotividad del maestro holandés. Su obra de hacia 1710 capta el bautismo de Jesús por Juan el Bautista en el río Jordán, iluminado por los rayos de un enorme disco en el cielo. Es aparentemente una representación del “Espíritu de Dios que desciende como una paloma y se posa sobre [Jesús]”, según Mateo 3:16. ¿O podría ser que de Gelder estuviera intentando decirnos algo sobre el público que asistió al bautismo de Jesús?

https://news.artnet.com/art-world/aliens-ufos-in-art-historical-paintings-2350998