Contacto con extraterrestres usando el radio 6

Contacto con extraterrestres usando el radio 6

Revisión aparecida en el boletín Nexus, publicado por James Moseley. Nexus era la publicación oficial de Saucer And Unexplained Celestial Events Research Society (S.A.U.C.E.R.S.). La revisión apareció en el Volumen 1, Número 1, páginas 9-10, de julio de 1954 y probablemente fue escrita por el mismo Moseley y muestra su ya incipiente escepticismo.

image«THE SAUCERS SPEAK» por Bailey y Williamson

«The Saucers Speak» es uno que debe estar en la biblioteca de cada adicto a los platillos, porque da el primer relato en un libro de supuesto contacto por radio entre humanos y criaturas de otros mundos. Un tema fascinante como este ciertamente es algo que todos queremos conocer, y si los mensajes dados en este libro realmente son del espacio, ahora el público tiene su primer acercamiento real al pensamiento de nuestros amigos de los mundos vecinos.

Sin embargo, no podemos decir que estamos demasiado impresionados con «The Saucers Speak» tanto en lo que se refiere a la forma como en el contenido. Concediendo que los hechos presentados son ciertos, todavía sentimos que podían haberse sacado de una forma más interesante. Sólo el primer capítulo es realmente entretenido; relata la historia de un radioaficionado (ham), identificado sólo como «Mike», quien afirma haber recibido mensajes del espacio por un periodo de años. Sospechamos que el mérito literario de este capítulo puede deberse solamente al hecho de que la mayoría de él fue sacado de un artículo que apareció por primera vez en el órgano oficial de la American Radio Relay League. Después del capítulo uno, cuando los señores Bailey y Williamson siguen por su cuenta, fallan en continuar manteniendo el interés de los lectores. Los mensajes psíquicos y por radio que recibieron son presentados uno tras otro, con muy pocos intentos de romper la monotonía y repetición que rápidamente se hacen aparentes; y finalmente el libro termina con una serie de mensajes y epílogos que muestran, por decir lo menos, que el libro está pobremente organizado.

Con respecto al contenido, no podemos ayudar observando que los mensajes recibidos por los autores son de hecho verdaderamente extraños si asumimos, como ellos lo hacen, que nuestros visitantes del espacio son altamente inteligentes. Frecuentemente un mensaje comienza con comentarios triviales, rápidamente cambian a un punto fundamental científico o filosófico, y entonces se desvían de nuevo en otra tangente. Parece que los hombres del espacio comparten con los autores su inhabilidad de organizar el material. A pesar del hecho de que el libro es supuesta y principalmente sobre contactos por radio, la gran mayoría de los mensajes dados fueron recibidos psíquicamente en lugar de por radio. Aunque sentimos que el último medio de comunicación es más confiable que el primero, sin embargo estamos felices de que los mensajes de radio se hayan mantenido a un mínimo, ya que están llenos de letras y palabras sin sentido que en algunos casos los hacen casi ininteligibles. Es bastante obvio que nuestros visitantes del espacio tienen mucho que aprender sobre el arte de la telegrafía por radio, o si no el «Sr. R.» (el misterioso radio aficionado anónimo) tiene mucho que aprender sobre el arte mencionado.

Además, nos hemos reunido con el Sr. Bailey y el Sr. Williamson y no estamos demasiado impresionados con la objetividad de ninguno de esos hombres. Sospechamos que en lugar de las raras declaraciones científicas y filosóficas atribuidas en «Saucer Speak» a los hombres del espacio sólo confirman creencias que estos dos caballeros han mantenido mucho antes de que hubieran hecho cualquier contacto con criaturas del espacio. Difícilmente creemos que la vida existe a través del universo en forma humana, que la evolución debe ser rechazada en favor de la creación divina, que el Sol es un cuerpo frío en lugar de caliente, etc. También nos preguntamos por qué estas creaturas del espacio, si están amablemente dispuestos hacia nosotros, no transmiten esas verdades importantes y vitales a los líderes de los gobiernos en lugar de a oscuros aficionados de radio. Seguramente no es inconcebible que se puedan hacer o ya se hayan hecho contactos por radio con hombres del espacio; pero esperamos que cualquier mensaje genuino que pueda haberse recibido por la humanidad haya sido más sensible que estos. Si los mensajes recibidos por los señores Bailey y Williamson fueron realmente del espacio exterior, entonces de hecho nos enfrentamos con una forma de vida extremadamente peculiar en nuestros planetas vecinos y yo por mi parte no estoy en lo más mínimo interesado en reunirme o hablar con estas creaturas de pensamiento raro.

Finalmente, también nos hemos reunido con el «Sr. R.» y estamos perturbados de que insiste en permanecer anónimo, particularmente ya que no sabemos la verdadera razón de su actitud. Nos parece que si estos mensajes son genuinos y no hay nada ilegal en recibirlos, el «Sr. R.» debería estar orgulloso y feliz de asociarse con el libro al que él ayudo a hacer posible. Estamos conscientes de la verdadera identidad del «Sr. R.» pero no lo avergonzaremos haciendo público su nombre en este momento. Sin embargo, esperamos que a su debido tiempo el «Sr. R.» cambie su forma de pensar y se presente voluntariamente, para que tome el lugar que le corresponde al lado del Sr. Bailey y el Sr. Williamson, ya que creemos que cualquier crédito que se les de a estos hombres se debe compartir equitativamente entre los tres.

En conclusión, reiteramos que «The Saucers Speak» es un libro que vale la pena leer, si no por otra razón debido a la naturaleza sorprendente y sensacional de sus revelaciones. No habiendo estado presentes en el momento en que los mensajes fueron recibidos, no podemos negar la posibilidad de que son validos y si por casualidad lo son, los autores de este libro seguramente pasaran a la historia como pioneros en esta «Nueva era» de comunicaciones entre los planetas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.