Elizabeth Klarer: viajera espacial 6

Elizabeth Klarer: viajera espacial 6

imageElizabeth Klarer (1910 – febrero de 1994) nació y murió cerca del río Mooi en Natal, Sudáfrica

Estudió meteorología y música en Inglaterra, donde aprendió a volar aviones ligeros.

Elizabeth fue la primera mujer en admitir que tuvo una historia de amor con un extraterrestre llamado Akon y tuvo contacto con extraterrestres de Alpha Centauri entre 1954 y 1963.

Elizabeth tardó varios años, pero en 1980 logró completar y publicar su único libro titulado “Más allá de la barrera de la luz” precisamente donde contó su historia.

Después de leer dos libros de George Adamski (“Los platillos voladores han aterrizado” en 1953 y “Dentro de las naves espaciales” en 1955) Klarer recordó que recibió varios mensajes telepáticos de un amigo de raza alienígena de Alfa Centauri.

Ella recordó, además, que desde que era pequeña, tuvo contacto con un extraterrestre llamado Akon del planeta Metone.

Klarer también fotografió un objeto volador el 17 de julio de 1955 mientras éste volaba sobre las montañas Prekensberg.

Parece que la mujer estaba usando el mismo sistema de Adamski que le permitió contactar con los venusinos y en particular con el extraterrestre Orthon en 1952, de hecho, de alguna manera, las historias son muy similares y también ocurrieron en el mismo periodo, pero la historia de Elizabeth cambia por completo.

En 1956, exactamente el 7 de abril, la mujer pudo “llamar” a Akon y parece que el objeto volador, que también fue fotografiado por ella misma, aterrizó y Elizabeth entró en la nave espacial y fue transportada a la nave nodriza que estaba estacionada fuera de la atmósfera de la Tierra.

Desde aquí la historia de Klarer se verá muy diferente a todas las otras historias de la época.

Parece, de hecho, que en 1957 la mujer fue llevada a Metone, es decir, el planeta de origen de Akon. Allí los dos tuvieron relaciones sexuales y Elizabeth quedó embarazada, dio a luz un hijo, Ayling, que permaneció y fue educado en Metone por los extraterrestres. Todo sucedió en un periodo de sólo 4 meses.

Klarer volvió a la Tierra con un regalo de Akon: un anillo.

La mujer dio varias conferencias al final de la década de los 50s y durante un viaje a Sudáfrica por Adamski, los dos tuvieron una manera de conocerse y contarse sus increíbles vicisitudes.

La historia de Elizabeth Klarer fue presentada y apoyada por su amigo, el Mayor Aubrey Fielding, oficial de alto rango de la Real Fuerza Aérea y aparentemente también miembro de la inteligencia británica MI10 o el Servicio Secreto británico.

Emma Orsich

(17-06-2016)

http://vril.altervista.org/ufologia6.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.