La foto Larsen

La foto Larsen

imageNo tenemos idea del porqué los fragmentos de una tela quemada podrían ser considerados como restos de un platillo volante. Tal vez eran las tres diferentes recompensas, de $ 1,000 cada una, que se ofrecían por un “platillo volador auténtico”, lo que hacía que la gente lo presentara como un disco volador. El hecho es que el 9 de julio un tal Carl Larsen, de Iowa, presentó los retazos de tela quemada que encontró en su campo de maíz. La fotografía apareció en The Waterloo Courier del 10 de julio de 1947, en donde, al parecer, vemos a Carl rodeado de su familia, mostrando la tela quemada y cenizas que encontró junto a la misma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.