De Fugos a Ufos

DE FUGOS A UFOS

Kentaro Mori, en colaboración con Fernando J.M. Walter del CETESbr

Extraños objetos voladores invaden los Estados Unidos y todo es encubierto por el gobierno. No estamos hablando de Discos Voladores sino de Fugos –globos-bomba japoneses de la Segunda Guerra Mundial. Estos globos-bomba, hechos en gran parte de papel, increíblemente consiguieron alcanzar su objetivo principal: lanzados desde Japón, atravesaron sin escalas el Océano Pacífico y bombardearon los Estados Unidos, llegando no sólo (y principalmente) a regiones del Medio Oeste Americano, sino hasta los Estados de Michigan y Texas y aún a países vecinos (México y Canadá).

Los Fugos destruyeron el mito americano de inexpugnabilidad, sino también, probablemente, ayudaron a alimentar los mitos conspiranóicos tan presentes en la ufología. Tras el trágico ataque del 11 de septiembre, comentadores y analistas se cansaron de repetir que este era el único ataque sobre tierras americanas en la historia reciente, apenas comparable con Pearl Harbor. Se habían olvidado de los ataques con Fugos sobre buena parte de los estados americanos en el periodo de noviembre de 1944 a abril de 1945[1]. Llamar a esto conspiración sería demasiado dramático. Pero los Fugos sí fueron parte de una operación real de encubrimiento y desinformación, lo que explica un amplio desconocimiento de estos hechos hasta el día de hoy.

Pero vamos a comenzar contando cómo eran esos globos-bomba. El globo en sí estaba hecho de papel de seda engomado colocado con pasta de batata. No es broma. Parte de toda una cultura japonesa con relación al papel, muchos de ellos fueron construidos por alumnos de las escuelas japonesas. Cuando se llenaban por completo de hidrógeno, los globos tenían cerca de 10 metros de diámetro y un color blanco azulado. Amarrados con cuerdas de lino a los globos, estaban el absorbedor de choques, el lastre y el armamento. Entre los sistemas que garantizaban la llegada y la autodestrucción, estaban las cargas de bombas incendiarias de 12 o 5 kilos. Tal vez no es nada muy impresionante, pero es preciso recordar que los Fugos eran efectivamente bombas intercontinentales. Además de esto, las bombas tenían un objetivo diferente a la simple destrucción inmediata: la idea era iniciar múltiples incendios forestales que consumirían parte del esfuerzo de guerra americano, sin olvidarse del efecto moral de provocar miedo y pánico en el continente.

La forma en que los Fugos funcionaban y llegaban a su objetivo es uno de sus más curiosos aspectos. Consiguieron ir desde Japón hasta los Estados Unidos en sólo tres días, gracias a un fenómeno meteorológico poco conocido en la época: las corrientes en chorro, jet streams o corrientes de aire a grandes velocidades presentes en la alta atmósfera. De día, el Sol calentaba el hidrógeno y hacía que el globo se elevara, hasta que una válvula liberaba la presión excesiva. De noche, con el enfriamiento del hidrógeno y la caída de altitud, un sensor barométrico liberaba parte del lastre. Después de tres ciclos de subir, navegar en las veloces jet streams y descender, los Fugos estarían sobre los Estados Unidos y entonces en lugar del lastre, estarían liberando su carga explosiva para después activar sus mecanismos de autodestrucción. Un crimen perfecto. Cuando se detectaron los primeros Fugos en los Estados Unidos, se pensó que habían sido lanzados por submarinos japoneses próximos a la costa Oeste. Sólo después de algún tiempo, con un gran número de Fugos y un análisis perspicaz de la arena usada como lastre –arena que se constató pertenecía a áreas específicas de la costa japonesa, las cuales posteriormente fueron bombardeadas por la USAF- se llegó a la conclusión que los globos estaban llegando directamente del Japón.

Exactamente después de que una gran cantidad de incidentes con Fugos fueron registrados por el gobierno, el pueblo americano permaneció sin saber del ataque directo a que estaba siendo sometido su país. Y aquí entra el encubrimiento oficial en el periodo de guerra, cuando el 4 de enero de 1945 la Oficina de Censura hace su trabajo y oculta el tópico de los globos-bomba. La intención benigna era evitar que los japoneses supiesen del éxito inusitado de su proyecto Fugo, quedando casi tan ignorante como el pueblo americano. En historias verdaderas, que más parecen salidas directamente de las anécdotas paranoicas, el FBI y los militares realmente recogieron partes y restos de Fugos y pedían a los eventuales testigos, de las ciertamente bizarras apariciones de Fugos, “olvidaran lo que habían visto”. Los grandes medios cooperaban con el encubrimiento, evitando publicar cualquier nota sobre los casos. Hipotéticamente: en caso de que no existiese una guerra en pleno desarrollo, los mitos de visitas extraterrestres e incontables Roswells podrían haber comenzado ya en 1945. Es una hipótesis bastante viable, así que buena parte del clima que llevó a la manía americana por los discos voladores a partir de 1947 fue estimulada por la mal contada historia de encubrimiento de los Fugos.

Toda la ingeniosidad implicada en el proyecto Fugo pudo no tener resultados equivalentes. El encubrimiento americano aparentemente funcionó: sin tener certeza de que los Fugos habían alcanzado su objetivo y con recursos cada vez más escasos (sumándose a eso los bombardeos, aunque un poco a ciegas, hechos por la USAF a las “fábricas” de Fugos), los japoneses cancelaron el proyecto en abril de 1945. Como si no bastase su fracaso en provocar el pánico, como los Fugos habían alcanzado los Estados Unidos durante el invierno la intención de causar incendios forestales no logró un éxito completo. Lanzar los Fugos en ese tiempo no fue una necedad, sino algo que se puede explicar debido a que el periodo de invierno es justamente la época del año en la cual las jet streams eran más apropiadas para llevar los globos.

A pesar de los más de 300 incidentes con Fugos registrados a lo largo del continente americano, no sólo en los Estados Unidos sino (como ya dijimos) en México y Canadá, se estima que fueron lanzados más de 9,000 Fugos. La gran mayoría de ellos debe haber caído en el Pacífico antes de alcanzar su objetivo. De los más de 300 incidentes, sólo uno, conforme a los registros, ocasionó muertes, y muertes particularmente trágicas: en un día de campo organizado por de iglesia en la ciudad de Bly, en Oregon, cinco niños y una mujer embarazada murieron al producirse una explosión por una bomba de Fugo no detonada. Ese incidente con muertes, el 5 de mayo de 1945, finalmente rompió parte de la censura (un mes después de que fuera cancelado el proyecto Fugo) y de ahí en adelante la desinformación pasaría a operar, lo mismo minimizando que ridiculizando la eficiencia del proyecto. Después de la guerra el The New York Times diría: “El primer premio por armas de guerra inútiles va para Japón, por sus globos-bomba de “origen único” pretendiendo esparcir fuego y terror”. Lejos de ser inútiles, los Fugos permanecerían como el único ataque al continente americano, y aún más, con bajas durante toda la guerra –y puede decirse, que hasta el 11 de septiembre del 2001. Documentos más relevantes sobre los globos-bomba sólo serían liberados en 1980, siendo que mucha de la información cosechada para el proyecto Fugo sería usada por los Estados Unidos en proyectos de globos experimentales en plena Guerra Fría. ¿Inútiles, no? Ironía de ironías, uno de estos proyectos llamado Mogul habría sido uno de los responsables de las historias de la caída de un disco volador en Roswell en 1947.

Los Fugos todavía tienen algunas ironías desconcertantes. Uno de ellos se enredó en las líneas de transmisión eléctrica que servían a una fábrica de enriquecimiento de uranio en Hanford, Washington. El uranio que sería usado en Nagasaki meses después, bajo la forma arrasadora de una bomba atómica. Como si no fuera suficiente, la forma en como los cables del globo se enroscaron en las líneas de transmisión, causaron un corto circuito que vendría a ser repetido en los años 90 por las avanzadísimas bombas americanas en Irak y en Kosovo, compuestas de tiras de carbono destinadas a enredarse en los cables de alta tensión. Otra: Los planes de ataques bacteriológicos lanzados por globos que fueron encontrados hace poco en Pakistán. Este era justamente el mayor temor del uso de los globos-bomba durante la Segunda Guerra, algo que nunca ocurrió. Debemos notar que, como el inusitado ataque de aviones suicidas del 11 de septiembre (que recuerda los ataques Kamikazes), un ataque terrorista utilizando “Fugos” es el peligro real más ampliamente desconocido

Lejos de ser meras curiosidades históricas. Como hemos visto los Fugos tienen innumerables implicaciones en el escenario actual. Ellos también enseñan que la historia se relaciona con las teorías ufológicas de conspiración, sacando los detalles más fantásticos, al mismo tiempo que la ufología, sin constreñir, se relaciona con la Historia, que tiene sí sus conspiraciones y encubrimientos gubernamentales. Que son algo bien terrestre, humano y concreto.

ANEXO:

Algunos Comentarios Sobre el Texto “De Fugos a UFOs” – Complementos esenciales al relevante tema, por Fernando Walter.


[1] También está el ataque de Pancho Villa a Columbus, Nuevo México.

3 pensamientos en “De Fugos a Ufos”

  1. Hola mi nombres Roy saldaña el dia viernes 22,l06,07 alas 2:00Am mas o menos vi algo en el spacio era de color verde oscuro lo note porq sobresalia un poco el color vi que bajava con direccion pal oeste y muy rapidoen ese momento tenia mi bicicleta yo venia la casa de un amigo despues de la Uivercidad bueno entonces segui el objeto como algo de 1.5km mas o menos bajo sobre una cancha esta cancha se encuentra en el barrio la morita,calle wenceslao hurtado, yo entrey lo observe de lejos de adentro salia un ruido bajo como boces en otro idioma por suerte lo tengo grabado en mi celular es un poco extraño pero e itentado desifrarlo por medio de amigos antropologos hi no eh podido desifrar mas que una palabra es un poco confusa pero creo que esta equibocada la palabra fue (ayugueytu ) todabia estamos buscando el significado no vi al extraterestre ni nada solo un poco de la nave tengo un foto que esta un poco erronea no se nota mucho pero un poco por lo que estaba oscuro
    la nave media mas o menos como al cabo de 2a3 metros de altura y de ancho 2.5mas o menos tenia forma mediaovalada no era redonda tengo un pequeña filmacion de 20segundos al elebar la nave al cielo y perderse sobre las nuves luego fuy y saque foto sobre la marca que dejo
    la nave
    pero tan solo dejo una marca con un signo medio raro sobre el piso mide como 1metros en total es un redondo no se nota mucho pero solo eh avisado a mis amigos y unos familiares peo cuando les conte no creian y se reian pero cuando fuimos a aver la marca y le mostre la filmacion y el sonido
    me creyeron bueno no mucho pero un poco por fabor si alguien importante que me ayude a desifrar estas palabras o sonidos por fabor contacteme vivo en santa cruz de la sierra ( bolivia) entre 3 y 4 anillo calle numero8 barrio la morita (preguntar por federicoo por Roy, ) por fabor nesecito desifrar estas palabras

  2. Un caza moderno puede derribar otro casa moderno , puede destruir bases y destruir vehiculos de tierra , sin embargo hay que preocuparnos por unos globos que son los que siempre son confundidos con los ovnis lo que prueba que son globos y no ovnis – alguien se dio cuenta de como maneje el sentido de la oracion para procurar demostrar algo?-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.