Los niños salvajes (21)

DÉCADA DE LOS SETENTA

En 1970 una niña llamada Elmira Godayatova, se perdió en los bosques de Azerbaijan cuando seguía a su madre que se dirigía a la casa de su abuela, en la aldea de Milgam. La madre, en lugar de llevar a la niña a la casa, le ordenó que se regresara y la niña se perdió. Durante mucho tiempo, parientes, amigos. Vecinos y la policía buscaron en el bosque, pero todo fue inútil. Veintitrés días más tarde la encontró un guardabosques sentada debajo de un árbol. Según el Daily Mirror del 4 de julio de 1970, un periódico local informó: «Al parecer la niña fue encontrada por una familia de lobos, y se sabe que los lobos nunca atacan cerca de su hogar. Ella comió bayas y hierba, bebió agua de los ríos, y jugó con los cachorros». Elmira fue llevada al hospital para recuperarse.

El mismo Daily Mirror, en su edición del 15 de agosto de 1973, informa que unos pastores italianos encontraron a un niño desnudo de cerca de cinco años en 1971, refugiado en una cueva en los montes Abruzzi de Italia central. Los doctores creían que lo habían abandonado de bebé y que había sido criado por cabras o lobos de la montaña. Lo llamaron Rocco. Varias familias intentaron «domesticarlo» sin éxito, después de lo cual lo colocaron en un hospital psiquiátrico cerca de Milán. No había aprendido hablar y todavía comía con sus manos. Caminaba en cuatro patas y le gustaba que lo acariciaran – pero gruñía y se retiraba a las esquinas cuando tenía miedo.

En 1971, Goranka Cuculic, de cinco años de edad, se perdió en el bosque cerca de su aldea en Vranje, Yugoslavia. Tres días más tarde un granjero la encontró y contó que estaba con una osa y dos oseznos. La osa le lamía la cara, y ella jugaba con los oseznos y dormía sobre ellos en la noche en una cueva.

Sultanpur, una ciudad en Punjab, India, es una región con gran cantidad de casos de niños ferales. Fue ahí en donde se encontraron los cinco niños lobo que menciona Sleeman. En mayo de 1972, descubrieron otro niño, de cerca de cuatro años de edad, en el bosque de Musafirkhana, a unos 32 kilómetros de Sultanpur. El muchacho jugaba con cuatro o cinco lobeznos. Tenía la piel muy oscura, uñas largas y retorcidas, el pelo largo y callos en sus palmas, codos y rodillas. Tenía dientes afilados, comía en el suelo, cazaba pollos, le gustaba la oscuridad y la compañía de los perros y los chacales. Lo llamaron Shamdeo y fue llevado a la aldea de Narayanpur y de ahí a la misión católica en Sultanpur. Según el padre José de Souza, Shamdeo aprendió a estar parado verticalmente en cinco meses, y en el plazo de dos años él hacía tareas sencillas en la misión. Aunque dejó de comer carne cruda, todavía lo alteraba el olor de la sangre. Nunca aprendió a hablar, pero aprendió una cierto lenguaje de signos.

Al principio el jefe del pueblo, Narsing Bahaduyr Singh, se hizo cargo del niño durante cinco meses. Luego escapó pero fue nuevamente atrapado. En 1978 lo admitieron en la casa para indigentes de la madre Teresa, en donde una de las lavanderas lo reconoció como su hijo. Ahí lo encontró Bruce Chatwin en 1978. Murió en febrero de 1978 en Lucknow, donde le dieron otro nombre: Pascal (también fue conocido como Baloo). Nunca se pudo comprobar que Shamdeo haya vivido realmente con los lobos.

En el año 1973 en los alrededores de Tissamaharrama, un villorrio al sur de Sri Lanka, Pemawathie, una leñadora de 42 años, capturó un niño desnudo, de cabellos largos que caminaba a cuatro patas en compañía de monos y se alimentaba de frutos de los árboles. Tenía unos 11 años de edad. Ella lo llamó Tissa por la aldea. Era muy agresivo y gritaba como los monos. Parecía más un animal que un ser humano. El niño fue entregado a la policía y trasladado a un centro privado, a unos 16 kilómetros de la capital Colombo, administrado por la señorita L. P. Morawake.

Se dice que en ese centro ya se habían domesticado a otros dos «niños animales»: uno de ellos bebía leche directamente de la ubre de una vaca. Tres meses después de su admisión, Tissa todavía no aprendía a caminar verticalmente y todavía no hablaba, aunque podía comer alimento de un plato con su mano.

¿HISTORIAS FANTÁSTICAS O FANTASIOSAS?

The Jhoannesburg Times informó que en 1973 fue encontrado otro niño en Burundi, África, por misioneros o cazadores. El niño, de unos seis años de edad, jugaba con un grupo de monos y se comportaba como uno de ellos. Corría a cuatro patas o andaba contoneando el cuerpo. Comía con gran fruición frutas y legumbres, metiéndoselas a puñados en la boca. La antropóloga americana Diane Skelly dijo que estaba cubierto por una capa fina de pelo, que desapareció cuando comenzó a usar ropas. Intentó varias veces evadirse, pero al fin terminó humanizándose. Después de ser capturado tardó varios años para integrarse a la sociedad.

La historia llegó a oídos del doctor Harlan Lane quien había escrito un libro sobre Victor, el niño salvaje de Aveyron. Lane vio que esta era una oportunidad inmejorable de estudiar un caso de niños ferales en vivo. Se puso en contacto con el doctor Richard Pillard, un psiquiatra de la Universidad de Boston, y ambos fueron a Sudáfrica en busca del muchacho. Después de estudiarlo intensivamente, dijeron que había sufrido una «enfermedad desastrosa» a la edad de dos años, dando por resultado el retraso orgánico. Demostraron que él nunca estuvo en la selva y pudieron rastrear cada año de su vida. Su investigación fue trasladada al libro The Wild Boy of Burundi,

También en los setenta fue descubierta una mujer llamada María de Jesús en una aldea de Minas Gerais, Brasil. Los rasgos simiescos que presentaba se debían a una alteración de la formación genética. Tenía un problema de hirsutismo o hipertricosis. Pero en otro lado nos ocuparemos con mayor atención de María de Jesús.

Otra historia que suena fantasiosa ocurrió ese mismo 1973 (en febrero). Una tarde en febrero, el sacerdote local caminaba a través de la presa próxima a través del río Kuano, en el distrito Basti de Uttar Pradesh en el norte de la India, cerca de la frontera con Nepal, cuando vio un muchacho desnudo que corría a medio galope hacia el agua. Parecía dirigirse hacia la corriente principal. Se zambulló repentinamente y emergió un minuto más tarde con un pescado grande que comió, antes de flotar río abajo. El sacerdote contó a los aldeanos su avistamiento, y cuando describió al niño y estimó que tenía cerca de 15 años, una vieja mujer llamada Somni dijo que era su hijo Ramchandra que había sido llevado por el río cuando tenía un año.

Otro aldeano lo vio algunos días más tarde, y durante algún tiempo hubo un considerable interés local, y la gente se reunió en el río para verlo; pero no fue encontrado. Entonces en mayo de 1979, Somni lo vio descansando en un campo. Se acercó silenciosamente y reconoció una marca de nacimiento en su espalda. Él se despertó y huyó. Se montó una vigilancia estricta, lo atraparon y fue llevado a la aldea de Baragdava está cerca del pequeño río Kuano.

Era virtualmente lampiño y su piel negro ébano tenía un tinte verdoso. Se escapó de nuevo al río, pero su experiencia en la sociedad humana lo hizo tener menos miedo a los humanos, y venía a comer los tazones de espinacas puestos fuera del agua para él. Centenares de aldeanos, policías, funcionarios del departamento de irrigación, y periodistas lo vieron caminar, correr, o descansar en el agua, y permanecer sumergido por más tiempo de lo que los seres humanos ordinarios podrían aguantar. Entre los testigos estaba Nazir Malik, que preparó la historia para la revista Probe, de Allahabad, India.

Los empeines y los dedos del pie del muchacho eran muy duros y caminaba con un paso torpe, corría a medio galope, frecuentemente ponía una mano en su frente. No podía hablar (u oír, según algunos testigos). Comía pescados, ranas y otras criaturas marinas, carne cruda, vegetales frondosos, calabazas y chiles rojos. Alcanzaba los alimentos directamente con su boca. En los meses de verano cuando el Kuano se secaba, él se molestaba; pero cuando el río estaba lleno, se zambullía y gozaba en la corriente. Era un misterio cómo evitaba las quijadas de los muchos cocodrilos.

Somni tenía un extraño cuento de cómo fue concebido Ramchandra. En una tarde tempestuosa durante la estación del monzón, ella volvía de reparar una cerca alrededor del campo de la familia, porque su marido tenía fiebre. Ella tenía 40 años, y era madre de tres niños. Su camino fue bloqueado por un ser enorme que parecía más bien un espíritu en lugar de un hombre. Él la lanzó a la tierra y la violó bajo la lluvia. Tan repentinamente como apareció, desapareció.

Se creía localmente que hacía mucho tiempo un hombre santo se internó en el área. Luego descendió de las montañas para invocar a la diosa del agua, pero se ahogó cuando el pozo se llenó rápidamente. Algunos de los aldeanos creían que era el espíritu de este hombre el que poseyó Somni y después tomó al niño bajo su cuidado.

En 1985, Hubert Adamson, agente de estado en Hampstead con un interés en los niños salvajes, visitó Baragdava para descubrir más sobre el niño del río. Del lider de la aldea supo que el niño estaba muerto. Una tarde en 1982, a la edad de unos 24 años, él se había acercado a una tienda de chai en la aldea de Sanrigar, a unos 300 metros del río. Una mujer, asustada por su aspecto o rechazando posiblemente un torpe avance sexual, le lanzó agua hirviendo. Deslumbrado y adolorido, corrió de nuevo al río, para nunca emerger otra vez. Su cuerpo, ampollado y mutilado gravemente por las mordidas de los peces, fue encontrado más tarde en el río. La policía consideraba levantar cargos contra la mujer, pero éstos fueron desestimados.

En realidad, esos casos de niños lobo, niños mono, niños gacela o incluso niños avestruz, son en su mayoría puras fabulaciones. Incluso se ha puesto en duda la veracidad del caso de Kamala y Amala. Se ha dicho que posiblemente eran en realidad hijas de prostitutas rescatadas para evitarles la misma suerte, lo cual entroncaría con Rómulo y Remo, a los que, según una tradición evermerista, la que los amamantó no fue una loba-loba, sino una lupa humana (una puta).

ContinuarỦ

5 pensamientos en “Los niños salvajes (21)”

  1. HELLO!!! OYE ME QUEDE SORPRENDIDA POR HABER VISTO ESOS VEINTIUN NIÑO LOBOS ENCERIO ESTOY ASOMBRADA Q LOBOS NO!!! Y ME PREGUNTARE SERA REALIDAD ESOS NIÑOS LOBOS O SERA PUROS MITOS.BUENO LO UNICO QUE PUEDO DECIR ES QUE ME ASOMBRARON TODOS ESOS CHIK!!! BUENO CON MAS NADA QUE DECIRLE UN CHAO!!! BESOS MUAKKK!!!! ATT:KARLA

  2. Bueno me parece muy penosos lo que nos muestras en estas imagenes y nos dan a conocer que no todos nacemos con la misma suerte de nacer bien formados fisicamente bien

  3. Wow esta xvr pero kisiera ver mas imagenes k den miedo xD jajajajaja ase 1 año k no escriben facil ya no kreen en esto pero si tienen imagenes escalofriantes ponganlas px Kiero jedar paranoico O.o!!! Yeah =D

  4. ES complicado ?? pero esos nenes son salvajes y son comos demonios en vida por eso como lo abandonaron ..!!!
    Prodias Publicaar La Historia de la Zorra que
    amanto a los bebes ..!!!
    Graxias …!! esa es una gran historia ..!! XD Besos ..!! ANONIMO..!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.