La desclasificación es un fraude

La desclasificación es un fraude

Manuel Borraz

He ido a ver la película porque anunciaban una historia fantástica basada en hechos reales, con Willy Smith en el reparto (no confundir con el Will Smith de «Men in Black»). Pero es la típica historia de cómo una amistad se ve echada a perder por la fe, un drama psicológico. El argumento no es muy original y la película se hace algo pesada, por reiterativa. Es un continuo intercambio de cartas que acaba aburriendo a cualquiera.

Cuento el argumento, por encima.

Resulta que los fieles de la Iglesia del Santísimo Platillo veneran unos pergaminos secretos que guardan celosamente bajo siete candados los Custodios de las Escrituras Sagradas. Smith recibe carta de un amigo de ultramar que ha conseguido que los custodios accedan, por fin, a entregar los pergaminos. Ya le han mostrado algunos y se ha dado cuenta de que las Escrituras no son tan sagradas como las pintaban. Smith promete ayudarle a aclarar el misterio. Pero su amigo acaba poniendo en cuestión algunos de los pergaminos más venerados. Encuentra indicios y pruebas de que no son de origen divino, sino que son obra de autores terrenales como Abimael Globocnes o Jeremías Venus…, autores que la Iglesia del Santísimo Platillo ha considerado siempre como encarnaciones del Maligno.

Smith piensa que su amigo está comenzando a perder la fe y, a lo largo de la película, intentará por todos los medios que vuelva a recobrarla. Con el tiempo, ve en él síntomas de posesión que achaca al influjo de sectas satánicas. Finalmente, en vista de que todos sus esfuerzos son inútiles, decide que si no puede salvarlo se dedicará a destruirlo. Así, acaba denunciando a su amigo ante los sumos sacerdotes, que llevan tiempo ocupados en una caza de brujas contra los herejes que profanaron las Escrituras Sagradas antes de ser entregadas por los custodios.

Parece que los sumos sacerdotes de la Iglesia del Santísimo Platillo estaban enfurecidos porque los custodios, muchos de ellos infieles, cometieron el sacrilegio de librar algunos de los pergaminos sagrados con una nota grapada donde se tomaban la libertad de poner en duda el origen divino de los escritos.

Dejo lo peor para el final: nos amenazan con más secuelas…

Manuel

«Cahiers du Cinéma»

 

Para un mejor entendimient de la crítica de Manolo, veamos la nota original:

 

Benítez dice que la desclasificación del archivo OVNI fue un «fraude» en el que participaron civiles
Pamplona, 14 feb (EFE).- El periodista navarro Juan José Benítez asegura que el proceso de desclasificación del archivo OVNI del Ejército del Aire español, realizado desde 1992, ha sido un «fraude», ya que, según afirma, en los expedientes se incluyeron conclusiones de un grupo de civiles «escépticos» con el fenómeno.
Benítez asevera en un comunicado, que remite a un informe más amplio de su página web (www.jjbenitez.com), que un grupo de siete civiles -seis españoles y un estadounidense- colaboraron con el Servicio de Inteligencia Militar del Ejército del Aire en la desclasificación de los expedientes, pero con el objetivo de «refutar» los avistamientos.
Este grupo de civiles, señala Benítez, estuvo encabezado por Vicente Juan Ballester Olmos, director de investigaciones de la Fundación Anomalía, entidad escéptica con el fenómeno OVNI,y compuesta asimismo por Manuel Borraz, Juan Antonio Fernández Peris, Miguel Guasp, Joan Plana, Willy Smith y Javier Armentia, director del Planetario de Pamplona.
Los nombres de estas personas y su trabajo «secreto» en la desclasificación OVNI figura, según indica Benítez, en un total de 58 cartas confidenciales que entregó en 2004 Willy Smith, doctor en Física de la Universidad de Michigan (Estados Unidos), experto en energía atómica e investigador ufológico, fallecido en 2006.
Benítez afirma que las conclusiones de estas personas eran remitidas al Ejército del Aire y éste, si lo consideraba oportuno, las incluía en los informes desclasificados.
Entre 1992 y 1998 fueron desclasificados ochenta y tres expedientes OVNI, con algo más de mil ochocientos folios, un proceso que, en opinión de Benítez, fue «un fraude», ya que los documentos deberían haber sido liberados «sin ningún tipo de manipulación».
El investigador navarro ha comentado a Efe que, en estas cartas, «se ve con claridad que lo que interesaba era refutar como fuera el fenómeno» por parte de este llamado «consejo de consultores», que explicaron los casos OVNI «afirmando que se trataba de un globo sonda o del planeta Venus».
Por ejemplo, ha resaltado Benítez, uno de los casos más conocidos del fenómeno OVNI, el que tuvo lugar en 1975 en el polígono de tiro de las Bardenas Reales, en Navarra, es explicado en el expediente como el avistamiento de un helicóptero.
Benítez ha destacado que los expedientes originales no tienen ninguna conclusión, sino que son «informes desnudos, que es como se deberían haber desclasificado», por lo que a su juicio «es un proceso nulo, porque está viciado, porque se pone en manos de civiles, lo cual sería ya totalmente ilegal».
Además, el investigador ha señalado que «los documentos en sí mismos están manipulados, censurados, faltan folios» y también «faltan expedientes», sobre «los casos grandes, los graves, los más espectaculares; esos no han salido nunca a la luz ni saldrán, probablemente».
Por su parte, el astrofísico y el director del Planetario de Pamplona, Javier Armentia, ha indicado a Efe que colaboró en este proceso de desclasificación de expedientes, pero ha resaltado que Benítez «mezcla los datos con sus opiniones y además con ánimo injurioso».
Ballester Olmos, ha indicado Armentia, se puso en contacto con él para pedirle su opinión personal sobre algunos casos recogidos en los informes, «con la petición de que los tratara con discreción, cosa que me parece perfectamente normal y lícita».
Tras recibir el encargo, ha explicado, «yo hice lo que sé», que es estudiar los datos y «comprobar si había alguna explicación astronómica para ese avistamiento» con el fin de elaborar «una hipótesis plausible».
«Era el trabajo normal y lógico que tiene que hacer cualquier persona ante el análisis de un caso de estos», ha afirmado Armentia, quien ha subrayado que «yo tengo mis opiniones, pero nunca las antepongo a los hechos».
En este sentido, Armentia, miembro de la Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico, ha asegurado que Ballester Olmos «se puso en contacto conmigo en mi condición de astrofísico, no por mi opinión, que siempre ha sido pública, sobre el fenómeno de los platillos volantes»,
Benítez «necesita crear esa historia de la conspiración», ha declarado Armentia, quien ha aseverado que lo único que existió es «un análisis por parte de una serie de expertos totalmente independientes, con los que no tuve ninguna relación».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.