Twinkle Diwedi, la niña que "suda sangre"

Chica que sangra sin que se corte confunde a los médicos

Una niña que sangra espontáneamente de sus poros está desconcertando a los médicos.

30 Sep 2008

Diwedi1 Twinkle Diwedi, de 13 años, tiene un extraño trastorno que hace que pierde sangre a través de su piel sin ser cortada o rayada.

Incluso ha tenido que someterse a transfusiones después de perder sangre que filtra a través de sus ojos, nariz, cabello, cuello y las plantas de sus pies.

A veces, su condición es tan mala que se despierta con todo el cuerpo cubierto de sangre seca.

Los aldeanos cerca de su casa en Uttar Pradesh, India, creen que debe estar maldita y cruelmente le gritan cosas en la calle.

Sus familiares frenéticamente han buscado la ayuda de numerosos médicos, así como predicadores de diferentes religiones, sin éxito.

«Estoy desesperada por ayudar a mi hija», dijo su madre Nandani Diwedi, de 42 años.

«Nosotros no somos gente supersticiosa, pero he llegado a estar tan desesperada.

Diwedi2«Hemos estado en templos, mezquitas, iglesias y con los santos sufíes, pero nada la ha curado».

Los médicos de la India ahora creen que su condición es una versión extrema de un raro trastorno de las plaquetas de la sangre para el que no pueden encontrar una cura.

Sin embargo, un rayo de esperanza ha sido ofrecido por un especialista británico, que cree que Twinkle pueden tener un trastorno de coagulación, para lo cual hay tratamiento.

El año pasado, Twinkle era una niña normal de 12 años de edad que gozaba de la escuela, la pintura y jugar con sus amigos – pero entonces de repente comenzó a sangrar entre cinco y 20 veces al día.

«Estaba tan asustada», dijo.

«No duele. Pero fue aterrador y desordenado, y mis amigos pensaron que era repugnante.

«La blusa de mi escuela se hizo toda de color rojo. Nadie se acercaba o jugaba conmigo.

«Yo solía llorar cada vez que sucedía. Pero ahora sólo me quedo callada».

Diwedi3Twinkle fue expulsada de una escuela y otra se negó a inscribirla su debido a su extraña condición.

Ahora ella estudia en su casa y rara vez ve a otros niños.

Su madre dijo: «Estoy muy preocupada por ella. Está muy débil y pálida por la pérdida de sangre.

«Ella está muy aislada y deprimida. Se quiere aliviar para regresar a la escuela.

«Ahora creo que los médicos en la India son incompetentes. No creo que puedan ayudarle».

La primera vez el sangrado ocurrió de la boca de Valentín en julio de 2007, sus padres la llevaron a su médico de cabecera quien sugirió una úlcera.

Pero entonces, un par de semanas más tarde, el sangrado también comenzó a partir de su nariz, ojos, pies y cabello.

Los padres de Twinkle la llevaron a ver docenas de diferentes médicos que no pudieron encontrar una razón a la pérdida de sangre.

Diwedi4Su papá Aditya Kumar Diwedi, de 47 años, un trabajador ferroviario, dijo: «Ellos nos dijeron que no habían visto nunca un caso como este antes.

«Incluso un médico nos acusó de hacerlo. ¿Pero, por qué lo haríamos?»

Por último los médicos en All India Institute of Medical Sciences en Nueva Delhi decidieron que tenía un Trastorno de plaquetas Tipo 2, una enfermedad poco frecuente, en el que la sangre tiene una cantidad peligrosamente baja de partículas coagulantes.

Dicen que su sangre es acuosa y tiene el color rojo del vino – pero no pueden encontrar un tratamiento para hacerla más gruesa.

Sin embargo, un especialista en sangre en Gran Bretaña llegó a un diagnóstico diferente y cree que puede haber esperanza.

El consultor hematólogo Dr Drew Provan, del Barts Hospital de Londres, dijo:

«Ella puede tener la enfermedad de von Willebrand de tipo II y debería ver un médico de coagulación para el tratamiento».

Él cree que su condición no está relacionada con el número de partículas coagulantes, sino a algo llamado el factor de von Willebrand, que ayuda a que las plaquetas se adhieran a los vasos sanguíneos y la sangre se coagule.

Pero la familia de Twinkle es pobre y a menos que un diagnóstico real se pueda encontrar en breve, seguirá haciéndose más débil.

Diwedi5Ella ya ha sufrido varias transfusiones de sangre y se teme que un día pueda perder demasiada sangre demasiado rápido.

«Cuando sangró de la cabeza, mi cabeza se siente muy pesada», dice Twinkle.

«Cuando sangran mis ojos se hacen realmente rojos y duelen. También me duele cuando me lavo después de la hemorragia».

Twinkle tiene hermanas mayores que también están muy preocupados por su futuro.

Su hermana mayor Parul, de 21 años, que trabaja en un centro de llamadas de Delhi dijo: «Oramos todos los días para que los médicos encuentren una cura para mi hermana».

Su madre añadió: «Mi familia hará todo lo que pueda para ayudarle a mejorar».

http://www.telegraph.co.uk/news/worldnews/asia/india/3107900/Girl-who-bleeds-without-being-cut-baffles-doctors.html

Suponiendo que esto no sea un fraude de la familia Diwedi, o de los periódicos ingleses, el caso me recordó la así llamada «Hematidrosis» (Del gr. haima, sangre, e idros, sudor.) f. Sudación sanguínea debida a una hemorragia en las glándulas sudoríparas. Es una supuesta condición que, de ser auténtica, explicaría no sólo este caso sino, también, el de algunos estigmatizados e incluso uno de los «milagros» de Cristo.

El término clínico es «Hematohidrosis» y conozco sólo dos referencias en la literatura científica[1]. Según el doctor Frederick Zugibe (Jefe Examinador Médico del Condado de Rockland, Nueva York) es bien conocida, y ha habido muchos casos de la misma. Zugibe la explica así:

GetsemaniPannunzio «Alrededor de las glándulas sudoríparas, hay múltiples vasos sanguíneos en forma de red. Bajo la presión de un gran estrés los vasos se rompen. Luego, cuando pasa la ansiedad los vasos sanguíneos se dilatan hasta el punto de ruptura. La sangre entra a las glándulas sudoríparas. Como las glándulas sudoríparas producen una gran cantidad de sudor, éste empuja la sangre a la superficie – que sale como gotas de sangre mezclada con el sudor».

Varios autores, desde el siglo XVIII[2], han atribuido esta condición al milagro ocurrido en Getsemaní, del que da cuenta San Lucas (que por cierto es el único que menciona esta escena):

«Y su sudor vino a ser como gotas de sangre que caían sobre la tierra» (Lucas 22:44).

El doctor Gargantilla Madera afirma[3]: «Esta descripción concuerda con un proceso de hemohidrosis (sudar sangre), el cual puede ser producido por trastornos de la coagulación o fragilidad a nivel de los capilares de las glándulas sudoríparas, en relación con estrés emocional. Es posible que esta última etiología fuera la responsable en este caso, pues Jesús era consciente de que su muerte estaba próxima».

«El sudor de sangre, o hematohidrosis, es un raro fenómeno, extraordinario, que consiste en el derrame más o menos abundante y duradero de verdaderas gotas de sangre por los poros de la piel, y particularmente por los de la cara. El único ejemplo auténtico e indiscutible que de ello refiere la historia es el de Nuestro Señor Jesucristo en el Monte de los Olivos. Torturado por la angustia, previendo los últimos dolores del Sacrificio y la agonía del Calvario, el Redentor del mundo, retirado a las miradas de sus discípulos, derramó un profuso sudor de sangre. Et factus est sudor ejus, sicut guttae sanguinis decurrentis in terram, nos dice san Lucas en su Evangelio (XXII, 44). El derrame de sangre tuvo que ser copioso y abundante para inundar el rostro y el cuerpo del Divino Maestro y gotear hasta la tierra.

«El sudor de sangre del Salvador, que parece de los más singulares y que se ha considerado como milagroso, no es, sin duda, más que un fenómeno natural. Los antiguos autores no dudaban en declararlo así: sus razones no se basaban siempre sobre una ciencia fisiológica exacta, pero procedían al menos de un sentir teológico bien fundado.

CatalinaEmmerich Como decíamos arriba, de ser cierta esta condición[4], explicaría algunos casos de estigmatizadas, como el de Catalina Emmerich, santa Catalina de Sena, santa Ludgarda, etc.

Hay un caso de un estigmatizado estudiado por el doctor Ferrand, médico del hospital de san Esteban. El hombre tenía pequeñas hemorragias por casi toda la superficie cutánea. Ferrand especifica:

«Aparte de las regiones pilosas, como el cuero cabelludo y el pubis, hay pocos puntos del cuerpo que no hayan dejado, en un momento dado, trasudar algunas gotas de sangre. Tuvo epistaxis, hematemesis, metrorragias. La sangre salía especialmente por las conjuntivas, los pezones, la palma y dorso de las manos, conductos auditivos externos, pómulos y nariz. Algunos dolores sordos aparecían localizados, seguidos de pequeñas vesículas que se rompían y daban lugar a una trasudación lenta y continua de sangre».

Habrá que esperar más noticias sobre esta niña para saber si en realidad presenta esa extraña condición o es un engaño. También hará que esperar más investigaciones al respecto de la hematidrosis, que despejen las dudas sobre su existencia.


[1] Goria C., Cutaneous hemorrhage (hematohidrosis) and fever of psychogenic origin; pathogenetic mechanism, Minerva medica, Vol. 43, No. 29, 8 de abril de 1952, Pags. 762-763.

Panconesi Emiliano & Hautmann Giuseppe, The spectrum of plasminogen activator-dependent fibrinolysis-altered psychoinduced vasopermeability syndrome, Clinics in Dermatology, Vol. 17, No. 5, sep-oct 1999, Pags. 609-613.

[2] Ver por ejemplo Surbled Jorge, La moral en sus relaciones con la medicina y la higiene, capítulo XXIII, Libro III, (traducción del doctor Antonio de Soroa), Sucesores de Juan Gili, Barcelona, 1937, Págs. 613 y ss.

[3] Gargantilla Madera Pedro, La muerte de Jesucristo desde un punto de vista médico, Semergen Hoy (Órgano de Difusión de la Sociedad Española de Medicina Rural y Generalista), mayo 2004, Pags. 36-40.

[4] Aunque Zugibe habla que ha habido muchos casos, no los menciona. Yo sólo conozco uno mecionado por Maldonado quien escuchó de otras personas que «vieron o supieron» de un hombre robusto de Paris, que al oir pronunciar contra él una sentencia de muerte, se cubrió súbitamente de sudor de sangre. Pero esta parece una historia muy al estilo de las leyendas urbanas.

7 pensamientos en “Twinkle Diwedi, la niña que "suda sangre"”

  1. pienzo igual que paolo es muy chica para sufrir tanto ojala que encuentren la cura rapido cuando me entere no lo podia creer ahi niñas en mi clace que no lo cren y eso es malo porque una niña asi no puede estar imbentando esta enfermedad que es tan grabe

  2. Yo tambien pienso igual que paolo esa pobre niña no merese sufrir tanto ojala que Diosito la cuide para que se mejore ademas me iento muy mal por ella porque sus amigas no tienen porque tratarla asi.

    chao para todos incluyendo la niña

  3. ola espero que encuentres un doctor tratare de resar por ti todos los días cuidadate y ojala llo te conosca algún día, y si tú vindrieras algún día a México llo también tengo tú misma edad .
    Que dios te vendiga,cuidate mucho .
    besos y abrazos.

  4. ojala que encuentre una cura rapido x q pobresita ella no merece esto io tambn voy a orar x la niña todos los dias y ademas sus amiguitos no tenian q decirles cosas deberian apollarla si es q son amigos de verdad. espero q se recupere.ojala q cuando encuentren la cura lo publiquen
    chauu
    *********saludos a todos**********

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.