Bolas de fuego vs globos oculares

Bolas de fuego vs globos oculares

8 abril 2014

Steinar Midtskogen

steinEl 17 de junio 2012 Anders Helstrup estaba haciendo paracaidismo usando su traje de alas. En uno de los saltos sucedió algo muy inesperado, y sus dos cámaras montadas en el casco lo confirmaron: Una roca cayó del cielo, justo tras de Anders hacia el suelo. No había nadie ni nada por encima que la pudiera haber dejado caer. Entró en contacto con algunos geólogos y expertos en meteoritos, y se generó una investigación. Se analizaron los vídeos y el área fue rastreada, pero la única prueba concluyente de un meteorito, el meteorito mismo, no se ha encontrado. Sabemos que los meteoritos caen sobre áreas pobladas de la Tierra todos los días, a menudo desapercibidos. Las bolas de fuego relativamente lentas pueden ser más débiles que la luna llena y que los meteoritos que caen, y pueden ser muy difíciles de ver bajo la luz del sol o detrás de las nubes. Un estampido sónico podría ser confundido con un trueno o actividad humana. Considerado los muchos millones de cámaras que se utilizan actualmente en todo el mundo, uno está obligado en ocasiones a captar algo muy poco probable. Así que el poco probable golpe de un meteorito es, sin duda es una posibilidad. Debido a su extrema baja probabilidad, es, naturalmente, la última selección de todas las posibilidades reales imaginables. Se consideró una serie de escenarios, pero todos aparentemente no explicaban lo que se ve en el video. Nos quedamos con escenarios en los que no hemos podido encontrar posibles soluciones para algo que se ajuste, pero es extremadamente improbable, aunque posible. Parecíamos no llegar más lejos, y decidimos publicar lo que teníamos, y al mismo tiempo invitar a cualquiera a unirse en el rompecabezas. La historia fue anunciada aquí en las páginas web de la Red de Meteoros de Noruega, donde expresamos nuestra esperanza de que se haga viral y se escudriñe algo que podríamos haber perdido, y el resultado fue más allá de nuestras expectativas.

Vamos a ir directamente a la conclusión. La buena noticia: La convocatoria fue un éxito. La mala noticia: No hay meteorito. Era una piedra accidentalmente empacada en el paracaídas. Pero, ¿cómo? Era un escenario considerado desde el principio y nos mantuvo rondando hasta el momento en que se hizo público, cuando Anders lo dijo en la entrevista de TV. A pesar de tanto esfuerzo, no vimos ninguna manera de reconciliar este escenario con los videos. La roca caía claramente de muy por encima del paracaídas. No parecía acelerar como si se liberara del paracaídas. Cayó varios segundos después de que el paracaídas se había desplegado completamente. Así que ¿de qué nos hemos perdido? El enigma rápidamente se fracturó bajo la presión de los numerosos nuevos ojos ahora mirando el problema. Varias personas fueron capaces de señalar la importante pista que hicieron que las piezas cayeran en su lugar.

Creemos que podemos reconstruir lo que sucedió: Un guijarro, de pocos centímetros de tamaño como máximo, fue capturado accidentalmente en el interior del paracaídas en el lugar de aterrizaje después del salto anterior. Entonces el paracaídas fue empacado en un piso limpio y no se dieron cuenta de la piedra. Entonces Anders dio el salto con el polizón. Este es un traje con alas y se dedica a viajar rápido hacia el norte en un ángulo descendente de aproximadamente 40 grados. Cuando se suelta el paracaídas, el viento lo captura y sale disparado hacia el sur de él. El paracaídas se ve limitado por las cuerdas, pero la piedra no lo está. El guijarro va ahora cada vez más al sur y más arriba de Anders. Sin embargo, el paracaídas desacelera la caída de Anders, hace un giro a la derecha de 250 grados y en este momento la piedra pasa adelantándolo. Ahora había estado cayendo durante unos segundos y ya no se acelera mucho.

Los detalles exactos son poco claros, pero no importa. Se ha demostrado que una piedra traída por el paracaídas puede aparecer en descenso, no acelerar mucho, por encima del paracaídas unos segundos más tarde. No importa que se requiera una larga cadena de eventos que normalmente no ocurren cuando la hipótesis alternativa es un meteorito que pasa. Todos estos eventos son órdenes de magnitud más probables y la presencia de Occam se siente rápidamente. La gravilla se disparó y luego Anders fue superado por la misma. Se trata de la posibilidad que nos habíamos perdido por completo todo este tiempo. Se aplica una adaptación de la ley de Linus, llamada así por el creador de Linux: Dados suficientes ojos, todos los misterios son superficiales.

¿Estamos decepcionados? El premio final sería un meteorito, pero francamente, nos habíamos enfrentado a un misterio durante casi dos años, lo hicimos público, y gracias a un increíble esfuerzo crowdsourcing el misterio fue resuelto fuera de toda duda razonable, en tan sólo unos días. Eso es increíble.

Estamos muy agradecidos a todos aquellos que se dedicaron a esto. La creatividad ha sido excelente y muy apreciada.

http://norskmeteornettverk.no/wordpress/?p=1497

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.