Los aldeanos dijeron que mi madre era una bruja…

Asesinatos por «brujería» en Odisha: Los aldeanos dijeron que mi madre era una bruja… nadie nos escuchó

Un día después de los asesinatos, hubo un silencio sepulcral en el pueblo situado al lado de algunas de las minas de mineral de hierro más grandes del estado.

witch(Izquierda) la casa de Gura Munda, donde se produjo el ataque; (derecha) su hijo Ganita Munda en un centro de salud de la comunidad. (Express Photo by: Debabrata Mohanty)

Dentro de la habitación, un ventilador de mesa zumbaba. Las luces LED rojas de dos cargadores de celulares parpadeaban en un estante de madera clavado en la pared. Las moscas pululaban alrededor de los vasos de acero y aluminio sin lavar que la familia utilizó para su última comida en la noche del domingo. Una mancha de sangre seca en el interior de la habitación – casi tan grande como Namita Munda, de tres años de edad, que presuntamente fue asesinado a puñaladas por cinco hombres tribales – sirvió como un recordatorio sombrío de la muerte de la familia en la aldea de Mundasahi de Keonjhar por denuncias de brujería.

El ataque del domingo por la noche en la casa de Gura Munda (de 40 años) lo dejó a él, su esposa Budhini, sus hijas Sambari y Namita y sus hijos Sunil y Kushanath, muertos en un lapso de 30 minutos. Sambhunath Munda (de 9 años) sigue luchando por su vida en SCB Colegio Médico y Hospital en Cuttack.

Un día después de los asesinatos, hubo un silencio sepulcral en el pueblo situado al lado de algunas de las minas de mineral de hierro más grandes del estado.

Mientras que los familiares de las víctimas comenzaron a llegar esta mañana, otros aldeanos se alejaron por miedo a ser detenidos por la policía. Los aldeanos se negaron a hablar sobre los acontecimientos que llevaron a los asesinatos.

La policía ya ha detenido al acusado principal, Tumba Munda, el hermano mayor de Gura Munda y su vecino. La identidad del otro hombre detenido por la policía aún no se conoce.

«Los aldeanos realmente creían que la esposa de Munda practicaba la brujería y estaba echando hechizos sobre los niños de los vecinos. La creencia era tan fuerte que incluso después del asesinato, ningún aldeano vino a ver los cuerpos, incluso después de que llegara la policía en el lugar. Ningún aldeano estaba dispuesto a tocar los cuerpos pensando que algún hechizo maligno podría hacerles daño», dijo un agente de policía del puesto policial Bileipada en Joda.

El hijo de Guru Munda, Ganita Munda (de 18 años), quien sobrevivió al ataque a pesar de que le clavaron una barra en el abdomen, relató cómo él junto con sus padres y su hermano fueron llamados por Tumba Munda y otros aldeanos en la mañana del domingo y acusado de practicar la brujería.

«La reunión se prolongó durante cinco horas. Los aldeanos dijeron que mi madre era una bruja que estaba lanzando un hechizo sobre su propio hijo. Mi hermano Kushanath no estaba sano por algún tiempo. Incluso la acusaron de lanzar un hechizo sobre el hijo de mi tío Tumba. Nos advirtieron de graves consecuencias. Protestamos, pero nadie estaba dispuesto a escucharnos», dijo Ganita, quien se recupera en el centro de salud comunitario Basudevpur que está custodiado por un agente de policía.

«Los habitantes del pueblo estaban particularmente molestos porque mi padre llevó a uno de mis hermanos enfermos a un hospital local antes de consultar a un Rawadia (brujo)», dijo Ganita.

La noche del domingo – 4 horas después de que la familia se había ido a la cama – Mansing Munda, hijo del principal acusado Tumba Munda, supuestamente llamó a su puerta pidiendo khaini (tabaco de mascar). Unos minutos más tarde, según las fuentes, los asesinos irrumpieron y comenzaron a apuñalar a la familia dormida.

Ganita huyó del lugar y permaneció oculto durante toda la noche.

«Podía oír los gritos de mi hermana tratando de salvar a mi padre. Los asaltantes estaban buscándome frenéticamente y llamaron por mi nombre. Me quedé así hasta la mañana siguiente, cuando me encontré con el puesto policial. Yo tenía demasiado miedo de ir a casa», dijo.

Aunque está casi a 4 km de la ciudad de Joda, aldeanos en Mundasahi no tienen mucha fe en la medicina moderna. «Tenemos que hacer una puja con el médico brujo antes de que podamos llevar a nuestros hijos enfermos al hospital más cercano. Nuestra creencia es que nos puede curar», dijo Gasna Munda, una muchacha tribal de 17 años de edad, quien es la madre de un niño.

Nirmal Mohanta, secretario de Maa Basanti Youth Club, dijo que el nivel de confianza que las tribus Munda tienen en el médico brujo es «alarmante». «Para un parto seguro confían en la Diosa Malibanga y para otros fines confían en Marangburu (Dios de la selva)», dijo Mohanta.

http://indianexpress.com/article/india/india-others/the-villagers-said-my-mother-was-a-witch-nobody-listened-to-us/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.