El negocio Mon-Ka en Los Ángeles

Este artículo apareció en el APRO Bulletin, el órgano de difusión del grupo APRO, del matrimonio Lorenzen, de noviembre de 1956 y curiosamente muestra unos Lorenzen un tanto escépticos, atacando el supuesto mensaje extraterrestre recibido por Dick Miller y John Otto y a otro engaño que Otto intentó filtrar entre los aficionados a los platos voladores, en el que involucró a los editores de la Flying Saucer Review inglesa. A todo este embrollo el matrimonio de ufólogos de Arizona lo llamó “El negocio de Mon-Ka en Los Ángeles”[1].

Antes: ¿Cómo probó John Otto que Menger era genuino?

Sigue: Satélites

El negocio Mon-Ka en Los Ángeles

JohnOtto1Justo antes de que el APRO Bulletin fuera la imprenta en septiembre los cables de prensa se cargaron con otra historia “contacto” platillo, fomentada por el contingente de charlatanes platillo de Los Ángeles y perpetuada por lo que puede denominarse lógicamente una prensa graciosa. En ese momento declaramos nuestra duda y que cualquier cosa resultaría ser todo un fiasco y otra vez estábamos en lo cierto.

Sin embargo, cabe señalar que algunas luces interesantes fueron llevadas a la atención de los entusiastas de los ovnis. Una de ellas fue el hecho de que John Otto, entusiasta de los platillos voladores y auto llamado investigador consiguió un buen trozo de publicidad cuando reveló que había sido llevado por Dick Miller, autor de la grabación de la cinta, hace unos años, en Michigan. Parece que Miller usa un transmisor de radio en un camión antiguo para “cortar en” la radio del coche.

MaxMiller1Al no haber oído mucho acerca de Otto en los últimos años, este incidente recuerda la conversación del Director, el Sr. Lorenzen y otro miembro de APRO tuvieron con el Sr. Otto en Sturgeon Bay, Wisconsin en el invierno de 1952-53. Un fan muy ávido en ese momento y rebosante de entusiasmo, el Sr. Otto decepcionó a su audiencia al mencionar el aspecto “espiritual” de la situación platillo, habló de los contenidos de las cartas entre él y Max Miller, de Flying Saucer International habiendo cambiado sin ser abiertas.

A pesar del hecho de que las estaciones de radio en el área general de Los Ángeles estaban en estado de alerta e incluso Paul Coates tenía un ojo y un oído abierto para las posibilidades que se pudieran desarrollar, no sucedió nada desfavorable.

BrinsleyLePoerTrenchRecibimos una negación de que todo el asunto no tenía nada que ver con Flying Saucer Review de Gran Bretaña, como se había implicado en el comunicado de prensa original. Brinsley Le Poer Trench se molestó mucho como uno podría imaginar, ya que era uno de sus miembros que ayudaron a añadir credibilidad a toda la metedura de pata. Gray Barker de “The Saucerian” comenzó a especular, insinuó que el representante de Flying Saucer review, Michael Trench, mencionado en el comunicado, era el mismo Brinsley Le Poer Trench.

Nosotros, en la sede de APRO ni siquiera podemos admitir un poco de emoción porque estábamos ciertos de que era otra de “esas cosas”. Nuestra correspondencia original con Le Poer Trench, después de enterarnos del contacto programado, no fue más que una formalidad para una negación rápida, lo que esperábamos y tenemos.

Somos los escépticos originales en el negocio platillo, desde el principio hemos sido los primeros en buscar, y los últimos en aceptar. En este campo de acción esta actitud no sólo es loable, sino necesaria.

Anonimo, The Mon-Ka Business in los Angeles, The APRO Bulletin, Alamogordo, New Mexico, November 1956.


[1] Ver nuestra serie http://marcianitosverdes.haaan.com/2009/04/mon-ka-la-hermandad-blanca-y-otros-comandantes-de-luz-primera-parte/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2009/04/mon-ka-la-hermandad-blanca-y-otros-comandantes-de-luz-final/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.