Contacto con el bando equivocado: Albert K. Bender (53)

Albert K. Bender y los hombres de negro en español

La mayor parte de la información sobre Albert K. Bender y el origen de los hombres de negro se encuentra en inglés pero hay por lo menos cuatro artículos recientes interesantes en nuestro idioma.

El primero es de José Antonio Caravaca[1], quien se refiere a un descubrimiento del ufólogo americano Rich Reynolds que, al parecer, descubrió el origen en el que se basó Bender para pergeñar su historia.

La película de Men in Black de 1997, en donde aparecen Will Smith y Tommy Lee Jones se basó en los libros de Gray Barker y Albert Bender, y al parecer la figura de estos supuestos seres extraterrestres a su vez está basada en personajes de otra película.

imageReynolds vio una película filmada en 1934 por Fritz Lang llamada Liliom. La película cuenta la historia de un hombre que es conducido al cielo por dos «hombres de negro». Se sabe que Bender, además de los ovnis, estaba interesado en el séptimo arte. De hecho luego de su retiro del mundo de los platos voladores fundó un club de admiradores del compositor cinematográfico Max Steiner (la Max Steiner Music Society, en Bridgeport, Connecticut), al que se unieron personajes como John Wayne, Fred Astaire, Vivien Leight y Vincent Price.

imageFranz Waxman musicalizó la película de Lang. Otros trabajos de este compositor incluyen La novia de Frankenstein (1935) y La ventana indiscreta (1954). Resulta que Waxman trabajaba con Steiner para la Warner Brothers en la década de 1940. Según el ufólogo inglés afincado en los Estados Unidos, Nick Redfern: «Ahí también hay (en forma indirecta) una conexión de Bender. Puesto que Bender ya estaba trabajando sobre Steiner en la década de los cuarentas y Franz Waxman (quien hizo la música para la película HDN; «˜Liliom»™) y Steiner trabajaron con Waxman, lo que hace bastante probable que Bender viera la película».

Un segundo artículo es el de Alan Flores Soto[2] que hace un buen resumen sobre el tema.

Chris Aubeck[3] se ocupa de otra de las piezas claves para el nacimiento del mito de los Hombres de negro: Gray Barker. Explica cómo Barker era un tramposo que se aprovechó del tema ovni durante muchos años fabricando casos, inventando otros y publicando mentiras en sus libros y revistas

Finalmente está el artículo del escéptico español Luis Alfonso Gámez[4] quien nos aclara que las sigla MIB fueron utilizadas por primera vez por John A. Keel en un artículo para la revista Saga de 1967. Al principio para Keel los Hombres de Negro eran los propios ocupantes de los platillos voladores que trataban de ocultar sus actividades en la Tierra amenazando a los testigos. Finalmente cambió de opinión y propuso que los MIB eran en realidad «seres de otras realidades que en otras culturas y épocas se identificaban como demonios y hadas». Gámez concluye:

«Todos los ufólogos que se han presentado alguna vez como víctimas de los MIB tienen una cosa en común: mienten. Todo fue una trola desde el principio. Bender cerró Space Review por razones económicas -la revista había perdido el apoyo de un grupo editorial-, y los hombres de negro le fueron de perlas para enmascarar su fracaso. Barker era un pícaro que se ganaba la vida con misterios inventados y vio potencial en toda la historia de los MIB. Después, llegaron otros ufólogos a los que ser amenazados por seres misteriosos les sirvió para darse importancia ante los aficionados».


[1] http://caravaca.blogspot.com/2014/04/los-hombres-de-negro-que-surgieron-del.html

[2] https://www.bicaalu.com/atico/2019/cultura_popular_20190102.php

[3] https://codigobetelgeuse.blogspot.com/2017/08/el-mito-de-la-censura-ovni-en-el-siglo.html?m=1

[4] https://magonia.com/2012/06/14/los-hombres-de-negro-no-son-los-malos/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.