Dick Miller, contacto vía onda corta (4)

Dick Miller, contacto vía onda corta (4)

Extraído del AFSCA UFO International No. 17 septiembre-octubre de 1962, páginas 2-7 y 10-12.

imageLa historia de Dick Miller – Parte IV

(Nota del editor: Esta es la cuarta parte de la Historia de Dick Miller. Las primeras tres partes de esta asombrosa historia verdadera aparecieron en los números 10, 11 y 12 respectivamente).

La Gente del Espacio ha dicho muchas veces que ningún gobierno aquí en la Tierra está actualmente funcionando de acuerdo con las Leyes Universales. Por lo tanto nuestros líderes, todavía, son incapaces de guiarnos por los caminos de la paz duradera… y hacia la existencia utópica que actualmente es una realidad para nuestros amigos del Espacio. Sin embargo nuestros Hermanos (como consideramos a la Gente del Espacio) son prevenidos por las leyes kármicas de intervenir en nuestro nombre más allá de ciertos límites, excepto en el evento de un cataclismo que pueda afectar todo el planeta y el sistema galáctico. Las decisiones y opciones son enteramente de nosotros. Obviamente eso implica que cualquier cambio para mejorar en nuestra forma de vida puede provenir principalmente como resultado de nuestras propias acciones. Mientras tanto los Hermanos continuarán observándonos y ocasionalmente contactando algunos de los seres humanos que esperan que tratarán de poner la información que reciben para un uso constructivo en beneficio de toda la humanidad.

El siguiente mensaje que recibimos fue tal vez el más raro e importante. Fue una formula técnica y científica y se relaciona al proceso de levitación y teleportación, que está controlado por completo por la mente de los individuos. La fecha fue el 7 de octubre de 1954. Hora 10:30 P.M. 11 metros – Voz.

“Hermanos, lo siguiente es de gran importancia. Resuélvanlo para su conocimiento. Gr = (2KR/TA)2. Entiendan un momento magnético como el que se describe aquí, el producto del campo magnético y la distancia entre sus polos representativos. R = Momentum Magnético. A = Momentum Angular. Gr = Constante Gravitacional. K = Velocidad de la luz. T = Factor de corrección de 0.250. Recuerden que cada electrón es un electroimán. Al resolverla, la respuesta no es tan importante como la habilidad de entender la relación entre los varios factores”.

Esta formula ha sido enviada a una organización de investigación privada que esperamos pueda proporcionarnos con la respuesta correcta. Se ofrece al publico con la esperanza de que alguien la resuelva y entonces presente a la humanidad las respuestas a la levitación y la antigravedad.

Cuatro días más tarde recibimos otra comunicación de radio. 11 de octubre de 1954. 11:45 P.M. 11 metros – Voz.

“Saludos, Hermanos – Zo en Khem 4. Transmisión interrumpida para el martes en la noche. Haga que todos nuestros amigos estén presentes cuando se les informe del próximo mensaje. George Williamson recibirá iluminación sobre ciertos detalles. Preséntense en su reunión y envíen una cinta de grabación de este contenido de nosotros vía haz de luz, domingo a las 9:45 P.M., posición Masar. Están para informarle de nuestra respuesta. Hablaremos después de que se coloque la cinta”. Firmado SOL – TEC Centaurus (Centaurus es un planeta de la Estrella Sol, Alpha Centauro, que está a 4 ½ años luz de la Tierra).

Varios días después le conté sobre esto al Sr. Williamson y lo invité a unírsenos en el momento en que acordamos enviar su conferencia grabada vía haz-luz. El 17 de octubre de 1954 en presencia del Sr. Williamson y otros ocho testigos, tocamos la cinta como nos solicitaron nuestros amigos del espacio. Hubo muchas dificultades técnicas con el equipo, y llegó la hora de contacto señalada, y luego pasó. Finalmente alrededor de media noche tuve todo trabajando adecuadamente. El cuarto estaba oscuro así que ningún reflejo de luz sería lanzado sobre las ventanas de vidrio. Después de transmitir la cinta grabada colocamos el equipo en la posición de receptor, y entonces encendimos la grabadora. Varios minutos más tarde, miramos fuera de la ventana y vimos un objeto en la distancia alrededor del tamaño de una naranja sostenida con el brazo extendido, descendiendo muy rápidamente hasta ligeramente por encima del nivel de las copas de los árboles. Parecía estar alrededor de media milla de nosotros. ¡Pueden imaginar nuestra emoción cuando la reconocimos como una nave espacial! Destellaba con un color naranja brillante que pulsaba y palpitaba, y frecuentemente cambiaba a otros colores. Flotó por unos pocos segundos y entonces comenzó a ondular de un lado a otro y arriba y abajo. Al principio estábamos perplejos sobre el significado de estas maniobras extrañas, pero pronto nos dimos cuenta de que la nave se estaba centrando en nuestros receptor haz-luz, que era un pequeño tubo de cuatro pulgadas de largo y media pulgada de diámetro. En el momento en que se centró, nuestro grabador de luz comenzó a parpadear, mostrando que el receptor estaba captando la luz de la nave. Notamos que la Gente del Espacio estaba imprimiendo sus voces sobre este campo de fuerza destellante que rodeaba su nave, causando que la luz pulsara aún más rápidamente que antes. Varias personas en el grupo salieron disparados para tener una mejor visión. Ellos vieron por varios minutos y, cuando terminó el mensaje, la nave repentinamente se hizo mucho más brillante y entonces se disparó hacia arriba hasta que se perdió de nuestra vista.

Cuando todo se calmó tocamos la cinta grabada. La Gente del espacio había hablado directamente a varios de nosotros que estábamos presentes. (Esto nos demostró de nuevo que los Hermanos pueden vernos y pueden leer nuestras mentes). 17 de octubre de 1954. 11:45 P.M. Vía haz-luz, en voz:

“Grabamos el mensaje. George (Williamson), vigila el estrés; la dieta es lo más importante. La mente universal de los hermanos se estresará en todas las pláticas futuras. De lo contrario, contenido satisfactorio. Observen la Falla de San Andrés. En siete días Palomar (Monte Palomar) será sacudido. La actividad de rayos (rayos cósmicos) en esa vecindad se acerca a diez megatrones. La absorción cercana a su capacidad. Henry (Mayday), tu nos veras pronto en una luz de verdad. Sus esfuerzos en ayudar a nuestros hermanos, Dick y Don, son dignos de elogio. Alabo su esfuerzo y estrés continuo. Dick, felicitamos la terminación exitosa del Equipo Rayo (haz-luz). Nuestros planos ( haz de luz) han probado ser utilizables. George ayudará a propagar su experiencia. Pronto se reunirán con los Hermanos amigos. Adonai”.

Probablemente el argumento sobresaliente fue su predicción del disturbio a lo largo de la Falla de San Andrés, que es la mayor zona de terremotos en la costa oeste. Dijeron que un temblor sacudiría Monte Palomar “dentro de siete días”. Naturalmente compraríamos cada periódico de Los Ángeles disponible que pudiéramos encontrar en la semana siguiente. Cuando un temblor mediano sacudió la vecindad de Monte Palomar exactamente siete días más tarde, y el cual fue informado en el L. A. Times, no estábamos sorprendidos. Además, nuestra creencia de nuevo fue justificada de que nuestros amigos del Espacio, de hecho, tienen algunas habilidades inusuales. No solo parecen poseer inteligencia superior sino, a través del uso de instrumentos que miden los niveles de intensidad de los rayos cósmicos en “megatrones”, pueden, entre otras cosas, predecir un terremoto al menos con una semana de anticipación. Más tarde nos contaron que los rayos cósmicos afectan las zonas de falla magnética de la Tierra y producen un desbalance en la condición magnética.

Nos preguntamos si debíamos notificar a George Adamski sobre el terremoto venidero, ya que el vive en el Monte Palomar. La Gente del Espacio evidentemente estaban al tanto de nuestra preocupación ya que, el martes, recibimos el siguiente mensaje por radio. 24 de octubre de 1954. 1:00 P.M. banda de 16 metros – código de radio.:

“Hermano, tenemos la necesidad de hablar contigo. Encuéntranos solo en el sitio donde frecuentemente has experimentado contacto con nosotros. Informa a otros de tu grupo que estén en el mismo lugar a las 2:00 A.M. para una comunicación por radio. Ahora es esencial el contacto y entendimiento personal”.

Yo estaba solo cuando se recibió este mensaje. Fue muy emocionante anticipar un contacto personal con esta gente a quienes habíamos escuchado por varios meses. Según sus instrucciones, dejé una nota para Don y los otros de nuestro grupo para reunirnos en el momento adecuado para el mensaje de radio.

La historia de Dick Miller (continua)

Después de una hora de conducir, finalmente llegamos al lugar especificado que es una zona aislada cerca de Ann Arbor, Michigan. Me estacioné en un camino lateral, así que nadie podía notar el auto, y caminamos a la zona designada. Había un barranco entre dos colinas y esperé ahí donde no podía ver la autopista.

Era una tarde brillante de domingo y todo estaba muy silencioso. Estuve ahí por al menos 15 minutos cuando repentinamente un flash de luz por encima captó mi atención. Ahí, descendiendo rápidamente, estaba un objeto que parecía redondo, de color plata que yo estaba seguro era un Platillo Volador. En unos segundo la nave estaba flotando sobre la colina al lado mío. Noté su forma y tamaño aproximado y entonces subí la colina para reunirme con ella. Su apariencia era la de un metal color luz, similar al aluminio o al magnesio. Parecía ser de alrededor de 150 pies de diámetro. Había 3 aberturas rectangulares a la mitad de los lados de la nave que parecían como ventanas. La nave estaba flotando a unos 12 pies sobre el terreno, y no se podía escuchar ningún sonido de sea lo que fuese su fuente de poder. Recuerdo pensar cuan silencioso había descendido sin siquiera un silbido de aire.

Cuando me aproximé a la nave y esperé para que algo sucediera, mi piel hormigueaba como si estuviera recibiendo un choque eléctrico. (Más tarde supe que este efecto era causado por mi entrada al campo de fuerza que rodea la parte externa de la nave). Entonces apareció una abertura rectangular en el fondo de la nave. La abertura parecía ser causada por dos puertas deslizantes que se abrían desde el centro y se retiraban dentro del fondo de la nave. Mientras observaba, descendió una escalera del interior de la nave. Se parecía mucho a una escalera móvil que usamos para abordar los aviones modernos. La escalera bajo a un pie sobre el terreno. Yo me moví hacia ella y miré al interior de la nave que estaba brillando con una tenue luz blanca.

Ahí, parado en la parte superior de la escalera, estaba un hombre joven vestido en un traje café de una sola pieza. Me hizo señas para entrar a la nave, lo que hice. Estaba parado en un gran vestíbulo circular que parecía circundar toda la nave. También estaba hecha del mismo material color de luz como el exterior de la nave. La rampa por la que había entrado se deslizó lentamente dentro de la nave, como un cajón de archivador empujado hacia atrás dentro del gabinete. Aunque nada se había dicho todavía, el joven radio un tipo de amistad que me puso a gusto. Directamente ante mi estaba un vestíbulo dirigiéndose hacia el centro de la nave. Estaba iluminado alrededor del mismo grado que el resto de la nave, y estaba cerrado en el otro extremo por algún tipo de puerta o panel. Tan pronto como la escalera estuvo por completo dentro de la nave se cerró la escotilla en el piso. El hombre me dijo que lo siguiera a través del vestíbulo. El silencio me avergonzó pero todavía no hacía ningún intento de hablar. Nos paramos enfrente de la puerta y se deslizó sin ninguna causa aparente.

Estaba sorprendido de encontrarme en un gran cuarto que estimé era de alrededor de 90 pies de diámetro. A medio camino del cuarto estaba un escritorio de alrededor de 6 pies de ancho. Sentado con su espalda hacia mi estaba un hombre vestido con un traje enterizo blanco que parecía estar operando la nave. Ya que estaba ocupado, miré alrededor del cuarto. Había varias secciones curvas o bancos de equipos, difíciles de describir. Parecían de 8 pies de alto y 20 a 25 pies de largo. Estaban arreglados en un círculo de aproximadamente 8 pies de la pared interna de este cuarto de control. Había pasillos que dividían el círculo en secciones. Las dos secciones directamente opuestas a mi parecían contener algún tipo de equipo de comunicación. También había seis grandes pantallas que tenían una apariencia escarchada, similar a nuestras pantallas de televisión. Cada una de las tres secciones curvas de equipo tenía su silla giratoria, algo como la de un mecanógrafo, pero completamente sin acolchado. Las sillas estaban hechas de la misma substancia de apariencia metálica que el resto de la nave.

No sentí ninguna sensación de movimiento en ningún momento mientras estuve a bordo de la nave, aunque en un periodo muy corto de tiempo habíamos viajado muchas millas sobre la superficie de la Tierra. El aire y la gravedad parecía ser normal. Las paredes a mi alrededor eran de un material que parecía como madre perla rosa. La iluminación era indirecta y de tal naturaleza que no producía sombras. Directamente detrás de los estantes de los equipos había unas puertas que daban a otras secciones de la nave que no tuve oportunidad de explorar.

El hombre sentado en el escritorio circular en el centro del cuarto pareció terminar sus deberes particulares, y entonces se levantó y caminó hacia mí. Levantó su brazo derecho y pensé que me iba a saludar. Pero colocó su palma abierta sobre mi hombro izquierdo, que evidentemente era su forma de saludar. Me sentí bastante tonto con mi mano estirada frente a mi para saludar la suya, pero él notó mi desconcierto y dijo en un inglés perfecto, “Por favor no te sientas abochornado, porque tenemos un gran trato a discutir”. Entonces me llevó hacia una de las sillas.

Me dijo que su nombre era Sol-Tec y que era el comandante de la nave. Sin embargo, no noté ninguna insignia militar en ninguno de los hombres que conocí en la nave. Uno con los que hablé era un ingeniero eléctrico llamado Meck-Tau. La ortografía de sus nombres solo puede ser aproximada y solo está de acuerdo con mi entendimiento de su pronunciación.

Sol-Tec explicó su tipo de ropa, ya que le pregunté porqué todos los miembros de la tripulación vestían ropas de diferente color. Dijo que cada color denotaba una ocupación diferente. El traje blanco que él vestía indicaba que era un filósofo. El purpura significaba un ingeniero electrónico o de un campo relacionado, mientras que el naranja significaba un astrofísico. Un azul claro pálido significaba un entrenador físico. El café era para un ingeniero geo-planetario. Los trajes eran abrochados con botones y se veían muy confortables así como funcionales.

Sol-Tec era un hombre bastante distinguido, con las sienes un poco grises, que se parecía a nuestro finado actor, Clark Gable. Varias veces cuando miré directamente a sus ojos, fue grandemente impresionado por su inteligencia obvia. Nos sentamos y pregunté si me podía responder algunas preguntas. “Señor”, pregunté, “¿Por qué están visitando nuestro planeta?”

Hizo una pausa como si estuviera un poco perturbado por mi pregunta y entonces respondió. “Por favor no creas que es necesario llamarme señor, a menos que sea más confortable para ti”. Sonrió y entonces continuó. “Hemos visitado tu planeta muchas veces en el pasado. En sus estándares de tiempo, nos aproximamos por primera vez a los habitantes de su superficie hace más de catorce mil años. Antes de ese tiempo, periódicamente habíamos observado el progreso de su gente, de tiempo en tiempo. En ese momento había dos razas que eran dominantes en su superficie. Son mencionadas vagamente en sus relatos de historia como las razas atlantes y lemurianas”.

Debió haber notado la mirada de asombro en mi cara ya que preguntó, “¿Encuentras esto tan difícil de creer?”

“Señor, perdón, pero encuentro más fácil de dirigirme a usted como señor, francamente estoy asombrado de lo que dice. Sepa que estas dos razas son consideradas como leyendas por nuestra gente. ¿Qué tiene que ver eso con que ahora ustedes estén aquí?”

“Mi hijo”, dijo, “por favor no seas impaciente. Cuando te diga más, todo quedará claro. Creo que no objetarás que comience desde el principio, para que puedas estar al día, y esa es la única forma en que puedes evaluar lo que te debo relatar más tarde”.

“Oh no”, dije, “por favor continúe. Todo esto es nuevo e interesante para mí”.

“En ese momento decidimos contactar con las dos razas”, dijo. “Comenzamos a comerciar bienes y varios objetos con los atlantes y lemurianos. La mayoría del comercio fue con el planeta que tu conoces como Venus. La razón para esto fue que desde un punto de vista social y cultural ambas civilizaciones eran muy similares en ese momento. También, ambas tenían avances significativos en ciencia.”.

Sin embargo, nuestra gente en Venus tenía una ciencia más avanzada, y por lo tanto tenía viajes espaciales. Eran los únicos que considerábamos más adecuados para el contacto. Los científicos brillantes de sus dos razas antiguas habían descubierto el método natural de la antigravedad y por lo tanto tenían aparatos capaces de explorar su superficie. Aun no poseían el campo de fuerza por lo que no eran capaces de dejar su atmósfera superior”.

“La información que éramos capaces de intercambiar con su gente benefició a todos ellos. Cuando pasó el tiempo notamos que los atlantes se comenzaron a hacer arrogantes y orgullosos. Ya que las únicas relaciones que manteníamos eran estrictamente comerciales, nos comenzamos a sentir cada vez más alarmados cuando ambas razas saltaron adelante en la trayectoria del conocimiento”.

“Los lemurianos eran gente humilde y calladamente devota, interesada principalmente en elevar los estándares de vida para toda su gente. Por el otro lado los atlantes crecieron envidiando la hermosa forma de vida que poseían los lemurianos. Como la Atlántida era la reina orgullosa de los mares, y Lemuria el noble rey de la tierra, las dos gentes se apartaron gradualmente. Las relaciones entre ellos se hizo intolerable y finalmente se tensaron hasta un punto de quiebre”. Hizo una pausa aquí y dijo, “No procedo demasiado rápido para que me sigas, ¿verdad?”

“Oh no”, dije. “Aunque tengo una pregunta, que quiero hacerle si me permite”.

“Creo que se cual es?, respondió. “Se refiere a mi declaración sobre los aparatos antigravedad que esas razas habían desarrollado”.

“Sí, eso es”, respondí. “¿Pero cómo lo sabe?” Entonces recordé que en los mensajes de radio y de haz de luz, que esa gente podía leer nuestros pensamientos. Incluso entonces como si él supiera lo que estaba pensando, Sol-Tec sonrió calurosamente y luego prosiguió.

“Los atlantes y lemurianos”, dijo, “habían aprendido que al utilizar el poder contenido en los campos magnéticos de su planeta, y hacer que esos campos se deformaran de sus noventa grados normales uno del otro, que una nueva forma de energía se producía podría oponerse a la polaridad normal de su Tierra. Debido a la ley universal de causa y

La historia de Dick Miller (Continua)

Efecto la única forma en que un objeto conteniendo este aparato se podría mover era alejándose de su superficie. Al controlar la cantidad de deformación entre estos campos se lograba un medio de maniobra”. Hizo una pausa y luego añadió, “¿Pero tal vez te confundo?”

“Bueno”, dije “será necesario pensarlo mucho antes de comprender completamente lo que acaba de decir. Pero por favor prosiga. ¿Qué le ocurrió finalmente a esta gente?”

Me miró bastante extraño y luego siguió con una nota triste en su voz. “Mucho me temo, la misma cosa que le está ocurriendo a la gente en tu planeta hoy”.

“¿Qué quiere decir?”, pregunté.

“Los atlantes tenía un pequeño grupo controlando su gobierno que comenzaron a intrigar en tomar la tierra de los lemurianos. Dejaron que las ideas de salud y poder se convirtieran en su meta principal. Y en cada civilización en donde ocurre esto, sus ambiciones los hacen declarar la guerra. Al principio los lemurianos no podían creer que sus vecinos marineros realmente dijeran lo que decían. No fue hasta que los atlantes comenzaron a usar armas nucleares que finalmente se dieron cuenta de que tenían que defenderse”.

“Un momento”, dije, “acaba de decir que los atlantes tenían poder atómico. ¿Cómo pudo ser? Lo acabamos de descubrir nosotros hace pocos años”.

Me miró gravemente y luego prosiguió. “La energía atómica no es algo nuevo. Los atlantes la habían usado por varios años para impulsar sus naves a través del océano. Sin embargo, utilizaban la energía del átomo de tal forma que no había radiación presente. Tus científicos, mi hijo, se están aproximando al borde del conocimiento desde el lado lejano. Si hace mucho tiempo hubieran re-examinado sus teorías fundamentales sobre el magnetismo y la electricidad hubieran avanzado más allá de sus alcances recientes. También no tendrían los peligros de la radiación contenida. Hay una forma mucho más segura de utilizar el poder del átomo que tratar de separarlo o romperlo. ¿No se dan cuenta de que al destruir la materia, se están oponiendo a los deseos del Creador? La destrucción no es la maneta adecuada; solo causa más destrucción. Puedes revisar en tu propia mente si el poder del universo que se está desatando por tu gente ha contribuido o no en su beneficio. Puedo ver de tus pensamientos que estoy en lo correcto. El átomo no ha llevado a una vida más rica y completa para tu gente. En su lugar viven en constante pavor por eso. En efecto, incluso tratan de no pensar en eso. Aunque colocan su fe en los que lo usan sólo para la destrucción. En lugar de beneficiarse del poder que puede usarse para calentar sus hogares, darles luz, y transportarlos de un lugar a otro, ¿qué pasa? Se les pide que sean pacientes, porque en unos pocos años se les permitirá el privilegio de pagar a la compañía de luz local por el resultado de su transformación en energía eléctrica. En los tiempos futuros verán a sus hijos crecer para convertirse en monstruosidades y freaks debido a que la radiación residual en su atmósfera está afectando a los genes de su raza”.

“No, mi hijo, la perspectiva está muy lejos de ser brillante para tu gente. Se ha vuelto tan fácil para ellos recostarse y dejar que otros hagan sus pensamientos, mientras que otros manipulan cada descubrimiento científico que vale la pena en términos de cuánto dinero pondrá en sus bolsillos. Esta es la razón de regresarme en el tiempo y contarte cómo el poder del átomo destruyó dos razas en su superficie que, habían tenido la oportunidad de evolucionar sin poder del átomo, habrían tenido a los hijos de sus hijos poblando muchos de los planetas de nuestro universo. Es mi triste desdicha ser un testigo en tu tiempo presente, de prácticamente el mismo evento histórico que ocurrió en tu hermoso planeta en el pasado remoto. Veo que estas conmocionado por lo que digo”.

“Si sólo el resto de tu gente también pudiera impactarse, no tendríamos que interferir en sus vidas. Pero el panorama desde ese punto de vista no es alentador, ¿o sí? Han sido arrullados hasta el coma por aquellos que piensan por ellos y que se benefician de ello. De hecho es afortunado de que estemos aquí para prevenir que vuelva a ocurrir lo que les ocurrió a la Atlántida y a Lemuria. También, no podemos soportar el pensar en los efectos que la desintegración de su planeta pueda causar a su sistema solar y sus habitantes. No dejaremos que esto ocurra de nuevo (con el planeta Maldek). Amamos a su gente, aunque sabemos que no están conscientes de nuestra existencia”.

“Perdóname por dejar que mis sentimientos se apoderen de mí. Tengo mucho más que decirte mientras aun haya tiempo”.

“Nuestras visitas a tu planeta han sido por varias razones. Estamos muy interesados en su desarrollo en el campo de la propulsión de cohetes y en sus intentos en el vuelo espacial. Creo que puedo ver que sus científicos se llevarán una gran sorpresa. Será posible para ellos hacer un viaje a su luna e incluso establecer una base ahí. Sin embargo, cuando intente alcanzar y seguir a Marte o Venus, nunca regresarán”.

“¿Por qué es esto?”, pregunté.

“Al dejar la Luna y seguir mucho más allá, tendrán que cruzar a través de su propio campo magnético planetario dentro del de otro. Con su actual tipo de motores de propulsión, un viaje dentro de su propio campo magnético es enteramente posible. Pero cruzar a través de él a otro diferente es otro problema. Su nave se desintegrará al entrar en esta zona del espacio, debido a la tremenda agitación molecular que se creará en la misma nave. La única forma posible de cruzar es usando un campo resonante de polaridad variable que rodee la nave”.

“Habrá muchos de nuestros ingenieros que cuestionarán tus comentarios, Sol-Tec”.

Sonrió calurosamente por un momento y entonces dijo, “Serán capaces de encontrar esto examinando varias de nuestras naves. Es un motor a reacción, sin importar que tan desarrollado, puede usarse para un viaje interplanetario, ¿no parecería extraño que ninguna de nuestras naves es impulsada de esa forma?”

“Bueno, espero que nuestros ingenieros revisen bien ese tema. Pero un momento, ¿quieres decir por tu comentario que nuestro gobierno tiene una de tus naves?”.

“Ellos tienen varias de nuestras naves. Algunas se dejaron deliberadamente para que las encontraran, y algunas fueron capturadas en vórtices magnéticos de su superficie. Estas ultimas naves llegaron a sus manos accidentalmente”.

“¿Qué quieres decir?”

“Al maniobrar cerca de su superficie nuestros aparatos encuentran frecuentemente un remolino magnético desconocido o vórtice. Si en ese momento están en control de vuelo automático, frecuentemente caerán a su superficie antes de que el piloto sea capaz de recuperar el control. Cuando esto ocurre, la planta de energía del aparato puede tener un corto circuito, como dicen ustedes, a menos de que el piloto tenga la oportunidad de hacer ciertos ajustes que nulifiquen la polaridad de la superficie en la vecindad inmediata del aparato. Esa es la razón por la cual ahora hacemos vuelos regulares de mapeo sobre zonas de fallas y anomalías magnéticas”.

“Me preguntaba sobre eso. Me parece recordar haber escuchado que sus naves se avistaban frecuentemente sobre la Falla de San Andrés en California”.

“Sí, esa es una de las razones por las cuales somos vistos frecuentemente por tu gente. Sin estas cartas, que muestran la densidad y dirección del flujo de corriente magnética, no somos capaces de acercarnos a su superficie de ninguna forma. ¿Recuerdas que, en su año de 1947, nuestros aparatos fueron observados por todos lados alrededor de su superficie?”

“Sí, lo recuerdo bien. Sin embargo, no sé por qué”.

“Otra razón de nuestra venida, mi hijo, es para decirte esto. Como sabes, el universo se está expandiendo. Al hacer esto, todos los sistemas estelares se alejan de un punto central. También sabes que este sistema solar, del cual la Tierra es miembro, se dirige en la dirección del Sol Vega”.

“Sí, estoy familiarizado con esa teoría”.

“Directamente en su trayectoria de movimiento, hay una nube intensa de radiación cósmica. Esta es una ocurrencia que a menudo confronta numerosos sistemas solares a través de la galaxia. Normalmente, esta condición no plantea un problema serio pero, debido a que tu planeta no ha progresado tanto como otros en este sistema solar, su tecnología no ha sido capaz de proporcionar campos de fuerza capaces de escudar por completo su planeta de estas nubes de desechos cósmicos ocasionales. Esta acumulación de desechos está directamente delante de este sistema en su trayectoria de movimiento, y es la nube más grande de su tipo que este sistema ha encontrado. Todos los otros planetas habitados en su sistema solar tienen suficiente desarrollo tecnológico para escudarse adecuadamente por si mismos de esta intensa concentración de rayos cósmicos. Su planeta no. Por lo tanto hemos completado un anillo de 10 millones de nuestras naves sobre la Tierra para actuar como un escudo. Los campos de fuerza combinados de estas naves son capaces de proteger, o deflectar, la mayor parte de estos rayos cósmicos. Aun así, algunos de estos rayos se las arreglarán para alcanzar su superficie. El efecto es muy serio”.

“¿Qué tan serio”

“Está afectando el balance del campo magnético de sus polos norte y sur. Puede causar que su planeta invierta por completo los polos actuales. Tal desviación de su eje puede significar la destrucción completa de prácticamente todo en su superficie. Pero creemos que podemos evitar que esto ocurra usando nuestra nave para cribar la mayor parte de esta radiación como sea posible”.

Esto era de hecho un pensamiento aleccionador. Luciendo muy serio, Sol-Tec continuó. “Eso no es todo lo que puede ocurrir. Cuando estas partículas de radiación alcancen la superficie de su planeta, producirán un gran incremento en casos de locura. También habrá más problemas cardiacos y muchas muertes debidas a ataques del corazón”. (¿Han estado leyendo sus periódicos últimamente amigos? – Nota del editor).

“¿No hay protección para nosotros?! Pregunté.

“Sólo empleando campos de fuerza, que ustedes no tienen”, respondió. “Estamos haciendo todo lo que podemos para salvar a tu gente. Sólo podemos esperar y ver que tan exitosos somos.

La historia de Dick Miller (continúa)

De nuestras estimaciones ustedes pasarán por el centro de esta nube en su año de 1956. Entonces tomará alrededor de seis meses suyos para dejarla atrás. El efecto de la radiación en la gente de la Tierra durará hasta los siguientes 70 años. Habrá muchos terremotos enormes, maremotos, clima escabroso y otras catástrofes naturales debidos a los efectos de la radiación en la estructura central de la Tierra”.

Entonces hice una pregunta que ha sido la más importante en las mentes de muchos de nuestros ingenieros. “Sol-Tec, me podrías contar sobre esta nave, su velocidad, planta de energía, etc.?”

“Hay mucho que te puedo decir, mi hermano. Sin embargo, no creo que puedas entender todos los principios”.

“¿Entonces te puedo preguntar qué tan rápido puede viajar tu nave?”

“Podemos viajar a varias velocidades. Desde muy lento a lo que llamas velocidad de la luz, y entonces podemos acelerar en múltiplos de la velocidad de la luz. A estas altas velocidades podemos viajar a varias otras galaxias y sistemas solares en una longitud de tiempo más práctica. Nuestro viaje de Centauro, el segundo planeta de Alfa Centauro, requiere de sólo cuatro horas de tu tiempo para que esta nave alcance tu sistema solar. En algún momento es posible que quieras imaginar a qué múltiplo de la velocidad de la luz viajamos para llegar a tu planeta, recordando tu distancia estelar como 4.5 años luz”.

“¿Qué tipo de planta de energía o motor pueden usar en una nave de este tamaño que pueda ser capaz de producir tan tremenda cantidad de energía?”

“La respuesta a eso, mi hermano, muestra una de las falacias en su actual pensamiento científico. Tu gente cree que sólo por generar enormes cantidades de energía pueden completar grandes tareas. Parece extraño que no se den cuenta que pueden tocar y usar la energía que impulsa los planetas alrededor de los soles, y que causa que tu planeta gire en su eje. No generamos gran cantidad de energía en este aparato, pero convertimos y usamos la energía universal que permea el universo, y que es ilimitada. Nuestros convertidores están gobernados en tamaño por la cantidad de esta energía universal que deseamos usar. Sugiero que tus científicos den un paso atrás y reexaminen sus teorías sobre el magnetismo e imanes. Tal vez encuentren esclarecedor esto”.

“Supongo que eso responde mi pregunta, Sol-Tec”.

“Sí”, dijo. “puedes llamar a esto campo magnético resonante”.

“¿Cómo es que ustedes a bordo de una de estas naves pueden soportar giros en ángulo recto repentinos a velocidades fantásticas?”

“Al convertir la fuerza de la luz primaria para impulsar nuestra nave, desarrollamos un campo de fuerza alrededor de nuestra nave. Cuando se aplica una aceleración o se desea un cambio de dirección, toda la materia dentro de este campo actúa de forma simultánea. Por lo tanto no sentimos ningún cambio. La inercia dentro de este campo es nula”.

“¿Cuántos planetas están habitados en nuestro sistema solar?”, pregunté.

“Siete están habitados. Júpiter, Saturno, Venus, Tierra, Marte, Neptuno y Urano. La vida está presente en Mercurio, tu Luna, los dos satélites de Marte, y muchas otras lunas planetarias, pero sólo en la forma de bases o instalaciones de la Confederación”.

“¿Cómo es posible esto? Nuestros científicos nos dicen que las condiciones en esos planetas son muy desfavorables para la vida humana como la conocemos”.

“¿Sabes cómo llegó tu ciencia a estas conclusiones?”

“Sí, por pruebas espectrográficas”.

“Sugiero que tus científicos especulen sobre la presencia en un estado gaseoso de muchos elementos en su atmósfera superior, por los que debe pasar la luz que llega de estos cuerpos observados. Estoy bastante seguro de que encontrarán que su propia atmósfera contribuye a la calidad de toda la luz que pasa a través de ella, lo que hace de sus pruebas de dudoso valor. Además, si consideras el hecho de que la luz de tu Sol raras veces se refleja de la superficie de un planeta sino más bien de su atmósfera, ahí tienen dos condiciones que distorsionan que hacen sus pruebas completamente inválidas. Por ejemplo, observando tu planeta a través de un espectroscopio en Marte mostrará que la Tierra tiene una atmósfera de casi gas hidrógeno puro, porque hay grandes cantidades de él en la atmósfera superior. Por lo tanto, para un científico marciano, la vida en la Tierra sería imposible, ya que ¿qué criatura humana podría existir en una atmósfera de hidrógeno? Señalo esto, mi hermano, para ilustrar qué tan inexactos son muchos conceptos en tu ciencia actual”.

“Esa ciertamente es una buena ilustración. Noté, Sol-Tec, que dijiste “Nosotros” y también te referiste a una “Confederación”. ¿A quienes te referías y qué es esta Confederación?”

“Hay un grupo organizado de más de 680 planetas que se han ganado el derecho de ser miembros por su progreso evolutivo. Este grupo hace lo que llamamos la Federación Universal. Estos planetas son de etapas o grados de evolución ampliamente diferentes, aunque todos viven y traban juntos para el bienestar de todos. Tu planeta, mi hermano, alguna vez fue prospecto de miembro de la Hermandad. Con la caída de la civilización después del periodo atlante, tuvimos que esperar hasta que de nuevo hubiera una cultura comparable para intentar contactar y ofrecer la membresía a tu gente. Ahora se acerca el tiempo rápidamente cuando podemos extender esta invitación. Antes de que esto pueda suceder, tendrá que haber un intento concertado de sus varias naciones de vivir juntos como hermanos. A medida que se ponga en práctica un esfuerzo sincero, habrá un despertar de valores espirituales más elevados que conducirán a su gente a una era de mucha belleza y propósito, de modo que ningún esplendor de su historia pasada será comparable. Mi hijo, anhelamos ver nacer esta era para que podamos traer hermandad y amor a todos ustedes. Cuando se establezca el amor de tus amigos hombres, entonces aparecerán los Hijos de la Luz y el Reino de tu Dios reinará sobre la Tierra”.

“¿Los Hijos de la Luz? No sé lo que quieres decir”.

“Son llamados en tus trabajos sagrados los Anfitriones, o Ángeles”.

“Ya veo. Eso lo explica. Sol-Tec, ¿piensas que un estado de amor fraterno existirá alguna vez en nuestro planeta? Pienso que la mayoría de nosotros lo deseamos mucho, pero cada vez que hay un intento en esa dirección, algo siempre lo bloquea”.

“Creo que esto se puede llamar dolor creciente evolutivo. Sin embargo, se han hecho progreso y no siempre tendrás un momento tan problemático para establecer la verdad”.

“¿Hay algún planeta en nuestro sistema solar que sea la autoridad, o que gobierne esta sección?”

“Sí, la aparición más majestuosa de tus planetas, el que ustedes llaman Saturno. Este es el lugar del Tribunal Solar, o el cuerpo administrativo de la ley, para este sistema solar. Aquellos de tu gente que estudian una ciencia llamada Astrología, notarán el significado de que Saturno sea la fuente de la ley planetaria para este sistema”.

“Sol-Tec han contactado tu o tus amigos con nuestras autoridades gubernamentales o con nuestros científicos, o para el caso con cualquiera otra nación de la Tierra?”

Una mirada de cansancio cruzó su cara. Entonces respondió. “Mi hermano, en los pasados años, contactamos con todos los varios líderes de tus naciones. En algunas instancias hemos hablado con sus científicos. Desafortunadamente, muchos de ellos no se atrevieron a creer o a actuar sobre la información que les revelamos. Les dijimos que dejaran sus actitudes hostiles hacia los otros y también de los avances tecnológicos que llevarían a su gente a un nuevo estándar de vida y a una nueva forma de vida. Es triste decir que aquellos con autoridad ni creyeron que su gente estaba lista para tal progreso o, por razones egoístas, no deseaban ejercitar una nueva libertad encontrada. Por supuesto, no podemos forzar a sus lideres a aceptar nuestras sugerencias u ofertas de ayuda. Esta es la razón por la que hemos contactado individuos y grupos de sus varias naciones, así que un publico una vez informado puede ejercer su influencia en sus lideres gubernamentales”.

“Ya veo. Me parece que nuestra gente tiene un largo camino difícil antes de que escuchen o crean que hay otros seres inteligentes en otra parte del Universo. Me temo que todos somos egoístas, Sol-Tec. Verás, muchos seres humanos parecen pensar que somos la única gente en el Universo. Enfrentarse repentinamente a la idea de que no lo somos, puede ser un concepto que muchos de nosotros no podemos aceptar todavía. ¿Hay alguna forma en que nosotros que conocemos su existencia podamos ayudar o dar servicio?”

“Estas características que mencionas como siendo comunes a tu gente frecuentemente nos han divertido. Afortunadamente, estamos prevenidos de ellas y tenemos medios de despertar a tu gente y causar que abran sus mentes y acepten conceptos más amplios. Y para ayudarnos, hay mucho que pueden hacer tu y otros que hemos contactado. Esperen su momento en el presente. Pronto sentirás una urgencia de hablar de tu experiencia a bordo de esta nave. Encontrarás muchos entre tu gente que escucharán y creerán tus declaraciones. Otros solo las ridiculizarán. No dejes que esto te moleste, ya que en los siguientes cinco años traeremos muchos eventos que confirmarán tus declaraciones. Pronto tomarás conciencia de un nuevo método de comunicación que no tiene ciertos defectos, como los de tu método de radio. Muchos de estos inventos en los siguientes años, mi hijo, te sorprenderán y asombrarán. Sin embargo, te advierto de usar estas ocurrencias sólo por el bien que pueden hacerte a ti y a tus amigos. Usarlas para beneficio o ganancias personales, o para causar problemas, solo resultará en daños severos para ti mismo. Marca bien mis palabras y aprovéchalas”.

“Me siento muy humilde, Sol-Tec, de que he tenido el privilegio de esta experiencia y siempre haré lo que concibo como correcto en cualquier situación a la que me enfrente. Espero demostrar ser digno de tu fe en mi”. Hice una pausa. “Mencionaste otros que han sido contactados por algunos de tus gentes. ¿Me podrías mencionar sus nombres? Me gustaría reunirme con ellos y

La historia de Dick Miller (continúa)

discutir todo esto con ellos”.

“Mi hijo, necesito mencionar solo uno, que te saludará como un hermano. Recientemente ha subido a bordo en una de nuestras naves controladas remotamente, y entonces viajó a tu ciudad de Nueva York, y de regreso a la zona del desierto desde la cual inició. Su viaje consumió 30 minutos de tu tiempo”.

“Sí, Sol-Tec. Creo que se lo que quieres decir”, respondí. (varios meses antes de que ocurriera esta experiencia, conocí al Sr. Daniel W. Fry, quien entonces vivía en El Monte, California y quien era un experto técnico sólo recientemente separado de la Guided Missile Base localizada en White Sands, Nuevo México. El Sr. Fry me ha proporcionado de todas formas la verdad de los comentarios de Sol-Tec. Su viaje a la ciudad de Nueva York y de regreso a White Sands Proving Grounds en Nuevo México, más la información recibida en ruta y comunicaciones subsecuentes con la Gente del Espacio, han provocado la autenticación de mucha información relacionada y experimentada por los dos. Considero un gran privilegio conocer al Sr. Fry y tenerlo como un buen amigo.)

En ese momento Sol-Tec fue llamado para realizar alguna función en la operación de la nave espacial. Miré alrededor del gran cuarto en el cual estaba sentado, y sentí que mi visita estaba a punto de terminar. Pronto regresaría a las cosas mundanas, pero siempre recordaré profundamente esta experiencia maravillosa. Sabía que esta nave era el producto de una raza de gente avanzada. Representaba un milagro de ingeniería y conocimiento técnico que algún día se compartiría con nuestra gente aquí en la Tierra. Si solo pudiéramos desarrollar la actitud y entendimiento necesarios, así que la paz pudiera venir a nuestro mundo dividido y desconcertado. Entonces podemos esperar esta gente avanzada, que me ha dado la bienvenida a bordo de una de sus naves, aterrizar abiertamente en nuestro planeta y compartir con nosotros el conocimiento obvio que poseen.

Tal oportunidad dirigirá nuestra experiencia a la mayor forma de vida que ha sido el sueño del hombre desde el comienzo de los tiempos. El pensamiento de esto hace que uno se sienta muy humilde. Un Creador infinito nos dio el Universo y las “muchas mansiones” en él, y entonces hizo necesario que nosotros aprendiéramos por experiencia algunas veces dolorosa que todo debemos vivir juntos pacíficamente.

Continúa el drama eterno de la evolución del hombre. Como siempre, esta sed innata de la verdad expandirá las fronteras de su conciencia hasta que finalmente se de cuenta de que es un nativo, no solo de un planeta, sino de todo el Universo — y un hermano de todos sus habitantes.

Fin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.