Diez razones por las que los platillos volantes no son reales

Las diez principales razones por las que los platillos volantes no son reales

Varias de mis entradas del blog han especulado sobre la falta de pruebas de vida inteligente más allá de la Tierra. Cuando esto aparece en la conversación con los amigos, invariablemente, la discusión deriva a los objetos voladores no identificados, ovnis. ¿No nos están visitando los extraterrestres? Todos los avistamientos de ovnis no puede ser simplemente una interpretación errónea de Venus, aves, globos meteorológicos, gas de pantano, y así sucesivamente. ¿El gobierno nos está ocultando algo?

Verter agua fría sobre ideas «divertidas» como los ovnis es seguro que te convertirá en un aguafiestas. Normalmente soy tomado como uno de esos científicos que no son «creyentes».

Tener pruebas físicas de vida inteligente fuera de la Tierra sería el descubrimiento más extraordinario en la historia. Se trata de un verdadero cambiador de civilización. Al menos, sin duda, ¡impulsaría el presupuesto de la NASA!

Sesenta y un años atrás el mes pasado se uso por primera vez el término «platillo volante» que inició la era moderna de la paranoia ovni.

El 24 de junio de 1947, el piloto privado Kenneth Arnold informó haber visto nueve objetos misteriosos moviéndose a alta velocidad «como un platillo lanzado al agua», a lo largo de las crestas de Cascade Range, en el estado de Washington. Su historia se hizo internacional y los titulares de inmediato provocaron cientos de relatos similares de platillos volantes a nivel local y en toda la nación.

Lo que me aburre a muerte sobre todo el fenómeno ovni es que a pesar de haber pasado seis décadas de avistamientos de platos voladores, absolutamente nada de valor científico se ha aprendido. No nos ha dicho nada sobre la abundancia de vida en el espacio, la distribución de los exoplanetas en nuestro vecindario galáctico, o la naturaleza de la exobiología. Estas respuestas se están tratando diariamente a través de la ardua labor y perseverancia de los científicos.

Los ovnis no son nada más que un mito generado por nuestra una era tecnológica.

Por lo tanto, tomando prestadas las listas del Top Ten del David Letterman’s Late Show, aquí están las Diez Razones de Ray por las cuales los platillos voladores no existen. Guardenlas para su próxima conversación en fiestas:

1.No hay evidencia de que vengan del espacio

Incluso si aceptamos la creencia de que los extraordinarios vehículos que transportan seres de aspecto humanoide están volando alrededor de nuestro cielo, entonces ¿por qué vienen de otras estrellas? Hay varias otras respuestas igualmente especulativas, como viajeros del tiempo y visitantes de universos paralelos.

2. No hay fotos bien documentadas

Eventos raros como los trágicos ataques terroristas del 9/11 fueron grabados por numerosos cámaras y observado por centenares de testigos. En los últimos 61 años nunca ha habido un solo avistamiento diurno de una máquina exótica claramente no terrestre (como los grandes platos en la película de 1996 Día de la Independencia) y volando sobre una zona poblada donde se hayan tomado varias fotos por una serie de testigos independientes. Hay un bote lleno de fotos ovni falsas pre-Photoshop tomadas por cámaras individuales. Mi favorita (ver imagen superior) es un modelo fabricado con partes de una aspiradora e 1930.

3. Número desproporcionado de avistamientos nocturnos

La mayoría de los avistamientos de ovnis son eventos nocturnos donde los testigos informan de luces inusuales en el cielo pero no vehículos físicos. A menos que una versión extraterrestre de Drácula se encuentre tras los controles, durante el día los avistamientos de vehículos extraterrestres deberían ser igualmente comunes, pero no lo son.

4. No hay justificación de una Armada Espacial

¿Por qué los extraterrestres no envían una sola nave de exploración en lugar de una armada de vehículos a nuestro sistema solar? Se ha informado de ovnis de diversas formas y tamaños desde hace décadas. Los extraterrestres deberían tener su propio sistema de control aéreo en la Tierra. Cabe suponer que tiene que haber una base o una nave nodriza en algún otro lugar del sistema solar. Sin embargo, 40 años de explorar la Luna y otros planetas con nuestro sondas espaciales no han descubierto ninguna prueba de naves espaciales extraterrestres.

5. Poco tiempo de intersección

La galaxia tiene 12 millones de años y la Tierra tiene 4,5 millones de años. Los seres humanos sólo han estado aquí una pequeña fracción de la edad de la Tierra. Es muy poco probable que una civilización espacial venga a la Tierra justo en estos momentos. Lo que es más, es muy poco probable que la Tierra sea visitada por una cultura que está a unos siglos de nosotros en su capacidad tecnológica. Sería improbable que dos personas se perdieran en un bosque y se encontraran y supieran que nacieron en el mismo año y con sólo un día de diferencia.

6. Apariencia física implausible

Dada la infinidad de vías en la evolución biológica es muy improbable que seres extraterrestres – sobre todo los primeros con los que entremos en contacto – se asemejan a los seres humanos, según han informado en numerosos casos de contactados.

7. No hay justificación para las visitas

A lo largo de la historia del fenómeno ovni nunca ha habido un motivo evidente de una inteligencia biológica para cruzar el inmenso espacio entre las estrellas para visitar la Tierra. Su comportamiento sigiloso como se propone en los caso de contactados está en contradicción con la lógica de los gastos y el esfuerzo de viajar hasta aquí, en primer lugar. Sería mucho más barato reconocer la Tierra con sondas espaciales artificialmente inteligentes.

8. No hay artefactos

A pesar de 61 años de supuestas visitas no hay artefactos de una tecnología extraterrestre. Evidencia irrefutable podría venir de encontrar una pieza de tecnología totalmente exótica que fuera imposible de fabricar en la Tierra (lo siento, no cuentan todos los trozos de papel de aluminio de una supuesta nave espacial). Tendría que ser un artefacto con una única composición isotópica. Esto sería evidencia irrefutable de que fue fabricado en otro sistema solar (que nació a partir de una nebulosa protoestelar con una mezcla de isótopos diferentes a nuestro Sol). Aún más absurdo es la afirmación de que la tecnología capturada a los extraterrestres ha sido sometida a «ingeniería inversa» para darnos las computadoras, los cohetes, los hornos de microondas, etc. Esto es tan imposible como darle un Apple IPhone a Thomas Edison y pedrile que lo replique.

9.No hay evidencia de Conspiración Mundial

La respuesta de los ufólogos a la falta de artefactos es que hay un gran encubrimiento del gobierno donde la tecnología e incluso restos biológicos extraterrestres son encerrados durante décadas. Esto tendría que ser una conspiración monolítica en todo el mundo porque los ovnis son reportados en todo el mundo.

10. Imitaciones de la Cultura Pop

Las historias de contactados son simplemente proyecciones de lo que la gente piensa que podría estar dentro de un plato volador – mucha luz, botones, planetario y efectos misteriosos. La idea de que estos vehículos están siendo dirigidos por pilotos espaciales de grandes cabezas, ojos de insecto es igualmente absurda. En los avistamientos ovni a finales de 1800 las personas describían los vehículos al estilo de las aeronaves de Julio Verne, con remos para propulsión.

Todo esto nos dice, que no es totalmente loco pensar que pueda haber artefactos en nuestro sistema solar, que una o más visitas de extraterrestres hayan sucedido durante el vasto tiempo geológico. Incluso el popular astrónomo Carl Sagan, una vez consideró esto en un artículo científico. No estoy hablando del legendario monolito negro de la película de 1968 ,2001: Una odisea del espacio. Podemos tropezar simplemente con un poco de material alterado o hecho artificialmente de los desechos de un asteroide, dejado por una sonda extraterrestre de visita.

Este sería el último golpe a nuestra presunción de pensar que los visitantes del espacio van a aterrizar en la Casa Blanca, elevarán su tentáculo derecho, y dirán algo así como «larga vida y prosperidad».

http://blogs.discovery.com/cosmic_ray/2008/07/top-ten-reasons.html

Un pensamiento en “Diez razones por las que los platillos volantes no son reales”

  1. si, es cierto…¿Pero que pasa si los aliens quieren hacer turismo?XD
    ya en serio, los ovnis pueden ser el perfecto ejemplo de por qué no son permitidas las bromas por radio…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.