El misterio de las centellas (99)

El misterio de las centellas (99)

Yo tenía 4 años cuando fui con mi mamá a visitar la casa de mi bisabuela, en 1983. Ella vivía sola, pero ese día mi tía también estaba en su casa. De todas formas, mientras que mi madre estaba dentro de visita con mi familia, salí a la calle y jugaba en el jardín delante de la casa. Había una tormenta acercándose, y mi mamá se sentó junto a la puerta de la pantalla para echarme un ojo y ver el tiempo.

De pronto, el ruido fuerte de un trueno retumbó en el cielo. Lo único que pensé fue ir con mamá, así que me volví y corrí hacia la puerta de la pantalla. Sentí calor en mi espalda cuando mi mamá empezó a gritar constantemente que corriera. Recuerdo como mi madre asustada abrió la puerta, me jaló a la casa y me abrazó llorando.

En ese momento pensé hice algo mal, pero no fue sino hasta que fui mayor que mi mamá me dijo que una bola de fuego, del tamaño de un globo terráqueo había aparecido en el jardín después del trueno y me persiguió por la acera , y desapareció después de que tocó la puerta de la pantalla. Pero mi mamá no fue el único testigo de esto, mi tía abuela y bisabuela también vieron la bola de fuego.

Jeremy

Harvest, Al USA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.