Las fotografías Rhodes (36)

Kenneth Arnold, William Rhodes y Maury Island

Continua»¦

—–

David Rudiak dijo…

Don y yo hemos tratado de verificar algunas de las varias afirmaciones de Rhodes (Don más que yo). Entramos en esto en el blog de Kevin en octubre de 2010. El punto es que, si se pueden verificar algunas de sus otras afirmaciones, entonces es más probable que la afirmación del doctorado sea cierta.

http://kevinrandle.blogspot.com/2010/10/william-rhodes-and-his-phd.html

De lo que pude determinar de forma limitada de las búsquedas electrónicas en red (resumidas en el blog), Rhodes decía la verdad en lo que se refiere a las habilidades inventivas. En 1948 construyó un telescopio y un sistema de imágenes de televisión avanzado y bien reconocido, (por ejemplo, mencionado en los documentos del astrónomo Clyde Tombaugh).

Unos años más tarde fue el coinventor del pionero de la electrónica Lee de Forest de un amplificador de luz de TV. Esto estableció que Rhodes sí conocía a De Forest, quien según él era parte de su doctorado honorario. No prueba que recibió tal título, pero le da cierta credibilidad a la historia.

Observo varios otros inventos de Rhodes, algunos de ellos patentados. Obviamente él era un tipo inteligente, sin duda lo suficientemente astuto como para falsificar las fotos, pero eso no significa que falsificó las fotos. Actualmente no estamos llegando a ningún lado con argumentos sobre la historia del doctorado, ya que nada se puede verificar de una forma u otra. Su colega que se niega a confirmar o negar la historia tampoco nos dice mucho. Decir que no quería avergonzar a Rhodes es pura conjetura.

Ahí es donde se encuentra actualmente. El CIC y la inteligencia aérea obviamente tomaron las fotos muy en serio en ese momento. Ellos confiscaron los negativos y las impresiones. No fueron completamente honestos con él sobre su identidad al lograr que aceptara renunciar a ellos. Eso está todo documentado. Rhodes nunca las recuperó, aunque lo intentó. En cambio, los negativos desaparecieron en el agujero negro habitual de las fotos ovni tomadas por los militares.

Un ejemplo similar fue una película tomada por el fotógrafo de Louisville Times, Al Hixenbaugh, el 27 de junio de 1950. El periódico imprimió varios fotogramas de la película en su página principal al día siguiente. Los periódicos dijeron que la inteligencia militar estaba interesada en examinar la película. Luego comenzaron las investigaciones clandestinas por parte de la inteligencia y la investigación y el desarrollo de la USAF. Los documentos muestran que también querían ocultar su interés en la película y sus identidades. Hablé con Hixenbaugh hace unos diez años y era el testigo más reacio que jamás haya conocido. Finalmente, muy a regañadientes, me dijo que finalmente se había encontrado con la inteligencia militar y que tenía la película hasta ese momento, pero se negó a decir más sobre lo que le sucedió a la película.

Curiosamente, unos segundos de la película aparecieron en un documental ovni unos años despues. El objeto se ve exactamente como lo describió Kenneth Arnold. Cuando le pregunté a Hixenbaugh si conocía a Kenneth Arnold, su comentario fue «¿Quién?» Realmente no creo que él supiera nada sobre Arnold o su historia.

—–

KRandle dijo…

David «“

Usted escribió: «Su colega que se niega a confirmar o negar la historia tampoco nos dice mucho. Decir que no quería avergonzar a Rhodes es pura conjetura».

Sí, lo es, pero me parece que, si la historia fuera cierta, la habría confirmado. Si no recordaba, lo habría dicho. Que él esquivó la pregunta, dos veces, parece sugerir que la historia no era cierta.

Y tenemos dos versiones de cómo Rhodes dijo que le otorgaron su Ph.D. Una tiene un poco de sentido y la otra, no tanto. Pero el verdadero punto es que hay dos versiones de Rhodes…

Sí, el tipo era genio basado en las patentes que le otorgaron. Sí, tenía una personalidad abrasiva que podría explicar algunos de sus problemas en la década de 1950. Pero el hecho es que probablemente embelleció su formación académica…

Por supuesto, el hecho también es que la Fuerza Aérea intentó mancharlo con sus comentarios sarcásticos y su afirmación de que sus vecinos dijeron que era un buen vecino que aparentemente disparó a los gatos y perros que se desviaron hacia su propiedad, lo cual no hace que suene como un buen vecino.

Este es uno en el que el juicio todavía está fuera y realmente depende del lado de la valla ovni en el que se encuentre. Si acepta la idea de las visitas extraterrestres, entonces este es un caso que no se basa únicamente en la palabra del observador porque tiene imágenes, y si cree que no ha habido visitas, entonces su embellecimiento en su formación académica es suficiente. para rechazar las imágenes como falsas.

—–

David Rudiak dijo…

Kevin,

La credibilidad está en el ojo del espectador. Un buen ejemplo de un testigo terrible con poca o ninguna credibilidad, pero un caso aún no explicado, fue el caso del Jefe Scout de Florida descrito por Ruppelt. La afirmación de héroe de guerra del tipo no se levantó, de hecho, recibió una descarga deshonrosa. Quienes lo conocieron lo consideraron un mentiroso patológico.

Con un testigo tan obviamente inestable, Ruppelt estaba a punto de escribir todo como un posible engaño, excepto cuando examinaron las muestras de hierba que habían recogido del área y descubrieron que las raíces estaban carbonizadas. Lo mejor que podrían entender los técnicos es que se había producido una gran corriente de inducción en el área. Nadie podría imaginar cómo alguien podría haber fingido eso.

Entonces el caso permanece sin explicación, a pesar de un mentiroso patológico para un testigo principal.

Otro testigo importante cuyas afirmaciones de un título (que de alguna manera eran ambiguas para empezar) son quizás inestables fue Jesse Marcel. Sin embargo, a diferencia de Rhodes, Marcel tuvo una gran cantidad de respaldo para su historia de escombros altamente anómalos y un encubrimiento, incluidos dos generales, Dubose y Exon. Y no cabe duda de que fue el jefe de Inteligencia en Roswell, fue enviado al campo de escombros y posteriormente voló a Fort Worth con escombros para ver al General Ramey, el tipo que finalmente desacreditó todo como un globo meteorológico. Además, no cabe duda de que recibió grandes elogios de los oficiales superiores después, incluidos Ramey y Dubose.

Por lo general, mucha ambigüedad acerca de si un testigo dice la verdad sobre sus credenciales tiene que ver con los registros que ahora son muy antiguos y difíciles de localizar, si es que existen. Marcel, por ejemplo, pasó de Teniente a Capitán a Mayor mientras estaba estacionado en el Pacífico Sur durante 18 meses, pero no hay constancia de su ascenso a Capitán, sin embargo, es poco probable que haya saltado directamente de Teniente a Mayor. Y que aparte de su dicho de que recibió la Estrella de Bronce, tampoco hay papeleo ni una citación real para esto en su registro.

—–

KRandle dijo…

David escribió: «La credibilidad está en el ojo del espectador».

Pensé que eso fue lo que dije, más o menos.

Usted escribe sobre Jesse Marcel y sugiere que un salto de primer teniente a mayor es improbable… y si bien es cierto, no sería sin precedencia.

George Custer saltó de capitán a general de brigada. Por supuesto, se mudó del Ejército regular a un regimiento estatal de Michigan, pero era general. Después de la guerra y su comisión expiró, se convirtió en teniente coronel, sin haber sido mayor.

Jimmy Doolittle, después de la incursión de moral en Tokio saltó de teniente coronel a general de brigada…

Sin embargo, Jesse Marcel, basado en la documentación que tengo, fue ascendido a capitán en el párrafo 1, Orden Especial n° 62 del 4 de marzo de 1944. Por lo tanto, el registro parece completo y sus promociones aparecen en otros documentos.

Y sí, tengo una copia de su cédula de la Medalla de Bronce. Tuve que ir a la historia de la unidad, pero lo encontré. Por cierto, las fechas en el historial de la unidad y la notación en su archivo no concuerdan.

—–

Don dijo…

Brumac, el informe que vio fue un original del «Analysis Of Flying Object Incidents In The US» del 10 de diciembre de 1948, preparado por la inteligencia de la Fuerza Aérea y la Marina, originalmente clasificado como Top Secret.

Gracias por la información que llegaron los originales con cuatro impresiones fotográficas pegadas.

Mi enfoque en el caso ha sido solo eso, un enfoque en los documentos en BB, en lugar del objeto fotografiado, o el personaje de Rhodes.

Este caso abarca Sign, Grudge y BB, y durante el proceso las cosas se perdieron, quedaron incompletas o fueron ilegibles, intencionalmente o no.

En algún momento de 1948, el AF, o más bien AFOSI, ya no necesitaba a Rhodes o a sus fotos. Tenían mejor información sobre el proyecto u objeto; esta información no parece haber sido conocida por Hynek, Grudge o BB. No estaba en los archivos entonces y no está allí ahora, de hecho. Pero hay un leve reflejo de ello en un detalle trivial en un archivo existente, o eso creo yo.

Lance escribió: «Estoy deseando que escribas sobre el caso Rhodes, Don, si eso es lo que planeas hacer».

En esta parte del caso, lo haré y pronto porque creo que las probabilidades de que encuentre el documento «pistola humeante» son nulas, porque no era el tipo de documento que se archivaría. Era civil y nada oficial. No sería nada más que pura suerte si lo encontrara.

No va a identificar el objeto, ni va a cambiar la opinión de nadie sobre el personaje de Rhodes. Espero que aliente a otros a seguir el ejemplo.

Saludos,

Don

—–

cda dijo…

Brumac se refiere a la «Estimación de la situación», el famoso documento no oficial producido por algunos miembros de Project Sign en 1948.

Me pregunto por qué este documento, con su designación TOP SECRET, se produjo alguna vez. Ruppelt indica que emanó del incidente Chiles-Whitted, y que este fue el desencadenante, por así decirlo. Incluía informes de «científicos, pilotos y otros observadores igualmente creíbles, y cada uno era un desconocido».

Sí, desconocido en 1947 y 48. ¿Pero hoy? ¿Se podría producir tal documento hoy? El caso Chiles-Whitted parecía una historia de «monstruo del cielo desde el espacio exterior» en 1948, pero hoy sería rápidamente demolida y, por lo tanto, no crearía los titulares y el asombro que recibió en ese momento. Por lo tanto, el documento EOS no habría tenido el ímpetu que tenía entonces.

Es muy posible que las fotos de Rhodes estuvieran dentro de sus páginas. Nunca lo sabremos, pero supongo que se incluyeron algunas fotografías de ovnis para darle más fuerza al documento, y las de Rhodes fueron las más obvias (¿alguien sabe de alguna otra foto similar durante 47-48 de la misma calidad?)

Tampoco sabemos realmente si fue debido exclusivamente al General Vandenberg que el documento se encontró con su desaparición, o si otros en la jerarquía lo habían visto brevemente, no se han comprometido o han sido escépticos, pero decidieron dejar que se proceda a lo más alto.

La idea de que Roswell estaba en él, pero fue eliminado por Vandenberg, solo surgió décadas después, y como parte de la tesis de la conspiración.

—–

Don dijo…

El «Análisis» del 12/10/48 (no el «Estimado» en disputa) señala que los casos que resume incluyen informes de «fuentes posiblemente menos confiables» que no pueden «ignorarse por completo».

El «Análisis» es un buen ejemplo de un documento oficial Top Secret con errores. Por ejemplo, el avistamiento de Arnold. El informe transfiere su avistamiento el 24 de junio al 29 de julio (donde uno esperaría el avistamiento de discos ámbar) y a Tacoma.

De especial interés para mí es el error de «Análisis» de «Rhodes» como «Rhoads». El informe original sobre Rhodes fue hecho por CIC SA Lynn Aldrich, en el que se refiere a «Rhoads». Este error de ortografía reaparece en BB con Fournet y Ruppelt, y esto indica que lo que tenían era el informe original de Aldrich y, debido a su extravagancia, nada más. Este también parece ser el caso del «Análisis». La pregunta aquí para mí es por qué no tenían la ortografía correcta que, a excepción de una instancia («Rhoades» de Gust), aparece en todos los archivos. Es importante buscar BB en este caso para obtener copias no dañadas.

Todo esto me sugiere que, en algún momento de 1948, muchos de los archivos de Rhodes no estaban disponibles para los autores del «Análisis» y más tarde para Ruppelt.

Esto debería ser una cuestión de interés para quienes confían en la investigación del Dr. McDonald en Columbia. ¿Les escribió, los llamó por teléfono y se reunió con ellos cara a cara? ¿Comprueba Columbia los errores ortográficos de «Rhodes»? No creo, el Dr. McDonald tenía los archivos BB para analizar.

Saludos,

Don

—–

Departament 47 dijo…

Entonces, ¿nadie entrevistó a Robert Snieder sobre EOS?

—–

cda dijo…

Cuando el comandante Dewey Fournet fue entrevistado una vez sobre EOS, su respuesta fue que el documento aún era MUY SECRETO cuando lo vio. Por lo tanto, no estaba en libertad de revelar su contenido.

Presumiblemente, Snieder diría lo mismo. Entonces, a menos que Snieder o alguien más lo haya visto y lo haya leído DESPUÉS de haber sido desclasificado, obtendrá la misma respuesta.

Pero incluso en esta etapa tardía, dudo seriamente que cualquier lector posterior a la desclasificación recordaría lo que habían leído. Tampoco creo que le darían ninguna importancia ahora.

—–

Don dijo…

Kevin escribió: «Es claro para mí, que esas fotos fueron las que tomó Rhodes ya que no hay otras fotografías tomadas en julio de 1947 en Phoenix, Arizona».

Pero esa es la pregunta sobre el Incidente # 40.

Kevin, he evitado la conexión de Arnold con el caso Rhodes porque no quería complicar mi trabajo con algo que es una barra lateral, en el mejor de los casos, al Incidente # 40. ¿Hay alguna evidencia de que el dibujo mostrado a Arnold se basó en una foto de Rhodes, o solo estamos glosándolo con su nombre por la razón que usted da?

¿Qué opina del relato de E. J. Smith de que Arnold dijo que la foto en la que se basaba el dibujo había sido tomada por una mujer en Phoenix?

Saludos,

Don

—–

Don dijo…

El agente a cargo del informe de Wilcox, con Smith como su fuente, tiene «(Arnold) se reunió con ellos en la puerta y parecía emocionado, explicando a (Smith) que el Capitán (Davidson) acababa de dibujar una reproducción de un disco anormal que supuestamente ha sido visto por una mujer en Arizona y que este dibujo es una reproducción exacta del disco volador que él, (Arnold), había visto varias semanas antes, cerca del Monte Ranier».

Nada sobre esto reproduciendo una fotografía aquí. Corrijo mi comentario anterior sobre la mujer que tomó una foto.

En 1952, Arnold dijo: «Me dirigí al teniente Brown para que lo verificara. Él asintió con la cabeza y dijo: «˜Eso es correcto. Vino de Phoenix, Arizona el otro día. Tenemos huellas de esto en Hamilton Field, pero los negativos originales fueron enviados a Washington, DC»™».

Saludos,

Don

—–

Don dijo…

«También es interesante observar que, aunque el propio Rhodes no tuvo suerte en recuperar sus fotografías, los oficiales de Hamilton Field voluntariamente le dieron copias a Arnold en un viaje posterior que hizo a esa base. Esas mismas fotos que Arnold le dio al Dr. McDonald fueron prestadas con el propósito de reproducción en este informe por el Dr. McDonald».

Report on the Wave of 1947 por Bloecher y McDonald

Hay más de esto en Alfred Loedding, y en Great Flying Saucer Wave of 1947 (Hall y Conners), además de su comentario de que Brown y Davidson habían entrevistado a Rhodes en julio de 1947.

Estas declaraciones, junto con la investigación del Dr. McDonald en Columbia, parecen ser fundamentales para la opinión sobre el caso de Rhodes entre los investigadores de ovnis, así como lo que comúnmente se publica en los blogs.

¿Cuáles son los documentos principales que respaldan estas afirmaciones?

Saludos,

Don

—–

Christopher Knowles dijo…

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

—–

Kurt Peters dijo…

En el libro suprimido UFO-Mutilation-Expose «Mute Evidence», vemos a Linda Moulton Howe explicando cómo se sentó en el regazo de Arnold cuando era niña mientras él contaba sus historias de ovnis… también vemos cómo Karl Pflock fue un engañador engañado…

—–

Kurt Peters dijo…

PD… Hubo una reseña competente del libro «Mute Evidence» en IUR (publicación CUFOS) hace décadas que exploró todo esto…

—–

Kurt Peters dijo…

Síndrome de abducción felina???

http://www.dailymail.co.uk/news/article-2130472/The-disease-turning-British-cats-living-robots–experts-say-theres-cure.html

—–

Tony Carabbia dijo…

Personalmente, no creo que Brown y Davidson hayan muerto alguna vez. Creo que saltaron antes del choque; y, creo que sus muertes falsas fueron solo una parte del plan de falsificación de ovnis planeado por los militares en la Isla Maury, que fue diseñado para desacreditar a Arnold y Palmer.

http://kevinrandle.blogspot.mx/2012/04/kenneth-arnold-william-rhodes-and-maury.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.