Cuando la “cosa” de Warminster aterrorizó a un pequeño pueblo inglés

Cuando la «cosa» de Warminster aterrorizó a un pequeño pueblo inglés

Por Beth Colman

8 de diciembre de 2020

imageEventos espeluznantes plagaron Warminster, una ciudad ubicada a solo 15 millas de Stonehenge. THEDIGITALARTIST, PIXABAY

A la 1:25 a.m. de la Navidad de 1964, la residente Mildred Head se despertó sobresaltada. Su techo, le dijo más tarde al periodista local Arthur Shuttlewood, había «[cobrado] vida con extraños sonidos azotando [el] techo». Sonaba como ramitas rozando las baldosas, y se hizo más y más fuerte hasta que reverberó como granizo gigante. Head se levantó de la cama para mirar por la ventana, pero no encontró nada allí. Sin embargo, escuchó otro ruido, un zumbido que se hizo más fuerte antes de desvanecerse hasta convertirse en «un leve susurro».

Fue solo el comienzo de lo que se convertiría en un misterio de décadas y una serie de avistamientos de ovnis conocidos en todo el mundo como la «Cosa» de Warminster. Unas horas más tarde, los soldados de la cercana base del ejército de Knook Camp se despertaron con lo que sonó como «una enorme chimenea del bloque principal … arrancada de la azotea y luego esparcida … por todo el campo». A las 6:30 a.m., Roger Rump y su esposa se sintieron conmovidos por un ruido similar. Lo describieron como si «las 5000 tejas de nuestro techo se arrancaran y luego se volvieran a colocar con un ruido enorme». Aproximadamente al mismo tiempo, Marjorie Bye caminaba hacia la iglesia cuando fue arrojada al suelo por la fuerza de «ondas sonoras salvajes». En total, más de 30 personas informaron haber escuchado ruidos misteriosos esa mañana de Navidad, y había más por venir.

Durante el año nuevo siguieron sucediendo cosas extrañas en Warminster, una ciudad a poco más de 15 millas de Stonehenge. En febrero de 1965, una bandada entera de palomas murió repentinamente. Al mes siguiente, tres familias escucharon ruidos fuertes provenientes de arriba de sus casas, sus techos y ventanas temblando con la fuerza. Y en junio, los residentes de Warminster comenzaron a ver objetos no identificados volando por el cielo.

Las descripciones de los ovnis varían de persona a persona, con una que describe lo que vieron como «en forma de cigarro y cubierto con luces brillantes parpadeantes», y otra como «atizadores gemelos al rojo vivo colgando hacia abajo, uno encima del otro, con un espacio negro en el medio».

Los eventos inusuales comenzaron a recibir atención nacional, y la gente acudió en masa a Warminster con la esperanza de echar un vistazo a la «Cosa». Durante el feriado bancario de agosto de 1965, se estima que 8,000 personas llegaron a la pequeña ciudad. El mes siguiente, cuando el residente Gordon Faulkner afirmó haber captado una foto del ovni, The Daily Mirror publicó la imagen, obteniendo aún más publicidad para Warminster. En ese momento, la noticia incluso se había abierto camino en Estados Unidos, con periódicos hasta California informando sobre los espeluznantes eventos en la tranquila ciudad comercial.

Los avistamientos y los ruidos inexplicables continuaron de forma intermitente durante los próximos años, desde «una bola de luz carmesí» en el cielo hasta un «terrible zumbido» que hizo temblar el suelo y la cama del testigo. El interés por el misterioso fenómeno se mantuvo fuerte. En 1966, la BBC filmó Pie in the Sky, un documental sobre los hechos. Shuttlewood escribió varios libros sobre el tema, mientras que un entusiasta de los ovnis local llamado Ken Rogers comenzó a publicar el boletín de noticias sobre ovnis de Warminster.

Pero a principios de la década de 1970, los avistamientos de la «Cosa» de Warminster comenzaron a disminuir, y con ellos la cantidad de visitantes curiosos que una vez habían invadido la ciudad. Incluso Shuttlewood, que se había convertido en una figura decorativa del fenómeno, se había retirado de la observación del cielo debido a problemas de salud. Con pocos avistamientos, sin libros nuevos y sin nadie que guiara a los posibles observadores de ovnis, el interés en la «Cosa» de Warminster pronto desapareció.

Hoy en día, la ciudad todavía es considerada por algunos como la «capital ovni» del Reino Unido, con avistamientos de ovnis reportados en 2017. Aunque han pasado más de 50 años desde que comenzaron estos extraños eventos, todavía no existe una teoría que explique el origen. de la «Cosa» de Warminster.

https://www.mentalfloss.com/article/638338/warminster-thing-ufo

En el libro «La invasión británica. El día que aterrizaron los platos voladores en Inglaterra«, se desentraña y explica el «misterio» de «The Thing». El libro se puede comprar en Lulu: https://www.lulu.com/shop/luis-ruiz-noguez/la-invasi%C3%B3n-brit%C3%A1nica-el-d%C3%ADa-que-aterrizaron-los-platos-voladores-en-inglaterra/ebook/product-23914235.html?page=1&pageSize=4

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.