Los fiscales

EXTRATERRESTRES ANTE LAS CÁMARAS, VOL 4[1]

CAPÍTULO 1

LOS FISCALES

ClodomirAraujoAntes del juicio Clodomir Araújo dijo que esperaba un juicio tumultuoso por los intereses de la defensa. Y el riesgo de que el defensor Claudio Dalledone Junior no actuara solo en el juicio. Esperaba que el ex ministro de la Corte Superior de Justicia, Luiz Vicente Cernicchiaro también actuara en la defensa.

EdmilsonFrazãoLa fiscalía llevó a juicio, por primera vez, al testigo Edmilson Frazão.

RosaPessoa2La acusación también trajo de nueva cuenta, como informantes, a los dos sobrevivientes de la castración, Otoniel Bastos Costa y Wandicley Oliveira Pinheiro. También como informantes estuvieron el padre y la hermana de dos de las víctimas mortales, Juarez Pessoa y Lúcia Chipaia. Otro testigo fue el agricultor Eli Pacheco, quien había residido en Altamira por 20 años y trabajó en el hotel donde Valentina se quedó con un grupo de personas en 1986[2], cuando se iniciaron los crímenes en Altamira. Eli Pacheco, habría visto a Valentina en Altamira en diferentes momentos, lo que echaría por la tierra la afirmación de Valentina de Andrade acerca de las veces que estuvo en Altamira. La acusada aseguraba que siempre se quedó en el Hotel Xingu, propiedad de su entonces esposo, Duilio Nolasco.

Según Eli, entre el 86 y 88 (no pudo especificar el año) Valentina y una caravana de ocho personas estuvieron en Altamira en el Hotel Paulista, y no sólo en el Xingu. El grupo que estaba con Valentina, dijo Eli, vino de Londrina. Entre los presentes, el agricultor dijo que había una persona que hablaba español, «El marido de Valentina».

El agricultor detalló que en el período en que Valentina se quedó en el Hotel Paulista, trabajó como gerente del hotel. «Yo coordinaba las cosas cuando los dueños estaban de viaje» dijo. Un detalle, recordó Eli, llamó la atención sobre el comportamiento del grupo dirigido por Valentina:

«Se quedaron hasta la madrugada en la acera, conversando. La forma en que ella era respetada también llamó la atención. Valentina era llamada Mamá, mamá por todos».

JoseCarlosSe leyeron otras declaraciones, como la del delegado Brivaldo Soares Filho, y del agente de la Policía Federal, José Carlos Machado, que investigó el caso, y la del mismo Duilio Nolasco quien dijo que los crímenes en Altamira comenzaron después de la visita de Valentina con un grupo de personas a esa ciudad en 1987.

Durante la lectura del testimonio de una criada del Hotel Vila Real, en Londrina, donde Valentina se alojaba en el apartamento 304, la acusada no soportó el relato y, llorando, tuvo que ser apoyada por los médicos y sus abogados.

Luego se hizo hincapié en el testimonio de Jaime Luíz Wendhausen, gerente del Hotel Vila Real, en la delegación de Guaratuba, del 15 de julio de 1992, en la investigación iniciada para investigar la desaparición de Leandro Bossi. El gerente describió el período en que Valentina estuvo en el hotel, incluyendo el día de la desaparición de Leandro, que habría sido visto hablando con Valentina el día del crimen, y también habla de los rituales de LUS y de la líder, a quien llamaban «mamá» los argentinos.

RosanaCordovilLa fiscal Rosana Cordovil puso de relieve la «coincidencia» de que Valentina estaba hospedada justamente en el hotel en el que la madre de Leandro trabajaba, el día de la desaparición del niño (7 de abril de 92), que, alrededor de las 12 pm, había sido llevado al local para visitar a su madre, como siempre.

Evandro2Clodomir Araújo, dijo que Valentina fue investigada por la muerte de Evandro y otros niños en Guaratuba y Umuarama y también en Goiás y Maranhão.

«Si ella (Valentina), no fue acusada formalmente (en otros lugares) es porque, lamentablemente, no se investigó bien. Hay pruebas suficientes, tanto que se está creando una fuerza especial para retomar estas investigaciones».

Clodomir Araújo consideraba extraños los caminos que libraron a Valentina Andrade de todos los procesos involucrados en las muertes y emasculaciones de los niños en otros estados, como São Paulo y Paraná. Dijo que el abogado paranaense Arnaldo Busato Filho trabajaba para Valentina desde hace 20 años y durante ese tiempo vino acompañando los procesos y los testimonios que involucraban a Valentina.

«Ninguna parte de la acusación fue creada. Todo es real y en vivo. Son pruebas comprometedoras e irrefutables en cualquier parte del mundo».

ClaudioDaledone2El abogado defensor de Valentina, Claudio Dalledone Junior, dijo que «Las acusaciones de la defensa están vacías». Según él, hay sólo una «coincidencia» de la presencia del paso de Valentina en estos lugares en el momento en que ocurrieron los crímenes.

«La fiscalía no tiene pruebas, sólo indicios y coincidencias».

 

Sin embargo, la fiscalía dijo lo contrario:

«Hay pruebas de que Valentina estuvo en Pará y fundó una célula y acondicionó a los miembros de la secta LUS. Todos los implicados son conscientes de ello».

 

JaenesDaSilvaPessoa1La fiscalía leyó el testimonio dado por Amadeu Gomes, el padre de Amaílton, que llegó a ser investigado por la policía en los años 90. Clodomir hizo hincapié en que en este informe, Amadeu cuenta que su hijo viajó en bicicleta a la Argentina «“ donde estaba la sede de Lineamiento Universal Superior (LUS) – un día después de la desaparición del niño Jaenes Pessoa, el primero de octubre de 1992, pasando por Paraná – Estado en que residía Valentina.

En total, la Fiscalía llevó al jurado a seis entrevistados.


[1] http://www.lulu.com/product/tapa-dura/extraterrestres-ante-las-c%C3%A1maras-volumen-4/10799590

http://www.lulu.com/product/tapa-blanda/extraterrestres-ante-las-c%C3%A1maras-volumen-iv/10799633

[2] Vi fotos de ese viaje y sé quiénes fueron algunos de los acompañantes (Nota de Clomro).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.