La defensa

EXTRATERRESTRES ANTE LAS CÁMARAS, VOL 4[1]

CAPÍTULO 1

LA DEFENSA

MariaAparecidaPateloLa defensa presentó cinco entrevistados: la profesora Maria do Socorro Patello, el delegado Brivaldo Soares Filho, Mônica Barbel, el policía José Carlos de Souza Machado y el argentino Guillermo Gibbon, que requirió el trabajo de un traductor jurado.

ClaudioDaledone1En cuanto a José Carlos de Souza Machado, inscrito como informante para la defensa, y no como testigo, Claudio Dalledone Jr., dijo que el ex agente de la PF hizo las primeras investigaciones en el caso de Altamira y fue la primera autoridad policial que involucró el nombre de Valentina con las castraciones.

«Queremos conocer las razones que llevaron a José Carlos a sospechar de Valentina», dijo Dalledone Jr. «Me extraño mucho el esfuerzo de la acusación para que él no sea escuchado por este Tribunal», dijo el abogado. «Atribuimos su actitud al recelo y temor, pues los intereses que lo movían no lo mueven más».

El argumento de la defensa era que la policía tenía algún propósito oculto de culpar Valentina.

JoseCarlosJose Carlos de Souza Machado fue el agente que acompañó al testigo Agostinho Silva – el vendedor de frutas que dijo haber visto al médico Cesio Brandão salir de la maleza con un cuchillo manchado de sangre y una bolsa de plástico en el lugar donde se encontró cerca, el cuerpo de una víctima fatal. Machado dijo que estuvo en Altamira, en los años 93, 94 y 95, donde permaneció, respectivamente, por uno, dos y tres meses.

ClodomirAraujoEl ex agente tuvo que ser presentado ante el jurado, por negarse a testificar. Carlos fue admitido como informante porque, legalmente, estaba imposibilitado de ser testigo porque faltó anteriormente a la declaración pública (o «sesión»), que formalizó los testigos de la fiscalía y la defensa en el juicio, y sin embargo no quedó en régimen de incomunicación durante la sesión, conforme era exigido. El juez Ronaldo Valle, dijo que la ley considera la admisión tardía de un testigo que no asistió a ningún acto del juicio, pero en la práctica, no podía hacerlo hablar, y por eso, decidió poner a votación del jurado, para que ellos decidieran si querían escuchar a Carlos. «Si él (Carlos) no abre la boca, no pasa nada, porque es informante», dijo el asistente del fiscal, Clodomir Araújo Junior. La defensa insistió en que su testimonio era «esencial», se discutió con la parte de la fiscalía y el jurado decidió por cuatro votos contra tres, que el ex funcionario tenía que declarar.

La asistencia de José Carlos sorprendió a la audiencia porque estaba inscrito como testigo de la defensa desde hace mucho tiempo y había faltado en todas las ocasiones en que se aplazó el juicio. Él explicó al juez que estaba fuera de Belém.

La ausencia de Carlos había hecho que la defensa pidiera la nulidad del juicio, entre una lista de 16 artículos que tenían la misma finalidad. Pero con la aparición del testigo, el juez requirió a la defensa que reconsiderará la solicitud de nulidad en cuanto al ex agente.

Enfáticamente, Carlos dijo que no quería testificar en favor de Valentina, porque participó en las investigaciones y, por eso, se sentía sospechoso para comentar el asunto.

Preguntado por la defensa si alguna vez se reunió con el juez Ernani Malato, cuando presidió el juicio de los niños castrados, y otro abogado que había dicho que no había pruebas suficientes en contra de Valentina, Machado explicó que él había comentado que nunca podría decirse que la acusada estaba o no involucrada físicamente en las emasculaciones de Altamira, y agregó que no había pruebas para incluirla o excluirla del proceso.

«Pero en cuanto a su autoría intelectual, mi convicción personal es que sí».

Más tarde, Carlos pidió ser dispensado para resolver problemas personales, regresando más tarde a declarar. La fiscalía y la defensa estuvieron de acuerdo en ponerlo en libertad temporalmente. El juez, le preocupó que la situación pudiera ser utilizada en el futuro para pedir la anulación del juicio, y pidió que se formalizara el acuerdo.

ClaudioDaledone2El abogado defensor, Claudio Dalledone Jr., alegó 16 motivos de nulidad del proceso. En resumen, se quejó de no haber sido enterado de algunas decisiones del juez, como la sustitución de los testigos y la inclusión en el proceso de pruebas de cargo. También acusó de la supuesta «utilización indebida de los medios de comunicación» para convencer a los miembros del jurado con antelación, la nulidad del auto de procesamiento (resumen de la acusación del MP) que no especifica el contenido de la participación del acusado en los delitos, la «producción unilateral» e «ilegal» de pruebas, sin el conocimiento de la defensa. Inclusive la agenda de Cesio «“ en la cual se indica la «castración de seis novillos» – que se adjuntó al proceso, sin ser periciada.

La razón más importante, que enumeraba varios puntos de la solicitud de nulidad, fue la pericia hecha en dos cintas de vídeo en los que Valentina aparece en varios eventos de LUS. El defensor alegó que la defensa no tenía conocimiento del contenido de las cintas, no fue notificada de la realización del examen, los asistentes técnicos de la defensa no tuvieron acceso al informe oficial y no tuvieron tiempo de comentar el documento. También se quejó de que el examen no se hizo en las cintas originales «“ hechas en el sistema NTSC, incompatible con el sistema habitual de Brasil, PAL-M, por lo que las imágenes se pasaron a otras cintas para ser analizadas.

El juez se quejó de que Dalledone no fue enterado de las decisiones porque no iba a la oficina para averiguar las órdenes e, incluso, leyó un certificado del personal de la Secretaría del 15º Circuito Penal que indicaba que, recientemente, el abogado había eludido recibir algunas órdenes, entre ellas, el informe de la pericia de las cintas. Valle dijo que la agenda había sido retirada del proceso y dijo que la lista de nulidad debería ser anexada al proceso para posiblemente ser utilizada en un posterior recurso.

Dalledone informó al juez que todo el proceso estaba siendo filmado y grabado por la defensa para que en el futuro, pudieran ser tomadas providencias sobre «las posibles limitaciones en la defensa». Arnaldo Faivro Busato Filho, otro abogado de Paraná que defendía las causas Valentina desde hace algunos años, también estaba trabajando en el gran jurado, junto con los abogados Caio de Mateus y Eduardo Caldas.

El día sexto del juicio se caracterizó por una nueva solicitud de dispensa de testigo, esta vez de la maestra jubilada Maria do Socorro Patello, y de otra solicitud de anulación del juicio, hecha por la defensa, sobre la base de violación del confinamiento de la testigo.

Claudio Dalledone Junior, se quejó de que María Patello, matriculada como testigo de la defensa, quebró su incomunicación, causando la nulidad del juicio porque los testigos no podían tener ninguna información sobre los debates y las respuestas que se producían durante el juicio, o acceso a periódicos, televisión, teléfono, o recibir alguna información de fuera de la sala en que se encuentran para garantizar la incomunicación prevista en el artículo 454 del Código de Procedimiento Penal (CPP).

Libro1Según Dalledone, ella dejó claro en su solicitud de dispensa al juez (por escrito), que estaba teniendo acceso a información sobre el juicio, puesto que afirmó que su opinión (su análisis del libro de Valentina, «Deus: A grande farça«), fue leído en la última sesión del día 23.

«¿Cómo podía saber que su opinión fue leída en el plenario, si está en régimen de incomunicación? ¿Cómo es que la profesora Socorro sabía que el informe fue leído el domingo? ¿Ella es adivina?».

La testigo María Patello afirmó estar experimentando problemas de salud y que sus gastos (comida, hotel, médicos, medicinas, etc.) eran «costosos para el Estado» para justificar su solicitud de exención.

«Mi salud es frágil. A duras penas soporto todo el estrés, y mis pies se han mantenido hinchados y necesito descansar».

 

Después de consultar con la defensa y la acusación, el juez Ronaldo Valle decidió no desestimar el testimonio de la maestra.

María Patello alegó, además, que hasta este juicio:

«No conocía a la autora (del libro), las víctimas y sus familias, así como la ciudad de Altamira, que sólo fue un fin de semana como parte de un concurso bancario».

 

Para la acusación, la incomunicación no se rompió porque María Patello no era testigo comprometido, sino informativo. El juez Ronaldo Valle rechazó la petición de la defensa.

Posteriormente se proyectó el documental «Crímenes y rituales», de cerca de una hora, y la lectura de las partes del proceso solicitado por la fiscalía. La cinta de vídeo informaba de la desaparición de un niño del interior de Sao Paulo, asociado con la secta Lineamiento Universal Superior (LUS). La película también mostraba la historia de la formación de las sectas, citando ejemplos de la reunión de personas en los 60, 70, 80 y 90, que se tradujeron en suicidios y homicidios.

De acuerdo con el documental, LUS es «una secta que práctica rituales con el sacrificio de niños en Brasil». En el video se dice que los miembros de la «secta» creen que la primera raza humana fue negra, y que los extraterrestres llegaron a la tierra para ayudar a los humanos, y, cuando se mezclaron, resultaron 26 razas[2], una de ellas, de energía negativa, está en el Triángulo de las Bermudas y come gente. El documental también indica que los sacrificios de LUS estaban vinculados a lograr el éxito en la vida política, con la participación de umbandistas.

Evandro3Dalledone no ocultó su irritación con la asociación que hace el documental entre el nombre de Valentina y la muerte del niño Evandro Ramos Caetano.

«Todo esto ya está hecho. Ya tienen a las personas culpables en prisión, han sido juzgadas. El juicio fue anulado y están siendo sometidos a juicio. Realmente es la prueba de un crimen, un delito de difamación en contra de Valentina, no tiene nada que ver con la muerte del pequeño Evandro».

A su vez la defensa mostró un reportaje del «Programa do Ratinho» (SBT) sobre rituales de magia negra en Rio Grande do Norte.

«Vamos a demostrar más tarde a los presuntos autores de estos rituales. Eso nunca lo mostró la fiscalía, pues el chivo expiatorio (Valentina) ya había sido elegido».

El reportaje menciona el asesinato de un niño de 10 años en una especie de rito de magia negra. El crimen ocurrió en Río Grande do Norte, después del asesinato del niño Leandro, en Paraná. Uno de los sospechosos dijo que fue torturado para acusar al alcalde. El mismo tipo de denuncia a la policía es hecha por otros sospechosos arrestados, entre ellos un «pai-santo».

Después fue leído otro acto procesal que registraba la actividad de una secta en Maranhão. El informe dice que un hombre llamado Donato Brandão fundó una entidad supuestamente filantrópica que encubría una «secta». Para atraer a la gente se hacían anuncios donde se ofrecían puestos de trabajo y la posibilidad de un post-grado en la universidad.

«El Brandonismo», dijo Dalledone, «es una conocida secta, que incluso opera aquí en su estado, en Pará, que tiene como doctrina la castración como un acto de purificación».

 

La defensa también mencionó en la sesión plenaria las denuncias formuladas en contra de dos personas, entre ellas Rotilio Mendonça, señalado y reconocido por los sobrevivientes como uno de los implicados en el crimen.

CarlosAlbertoDosSantosDalledone dijo que fue golpeado y asesinado en la cárcel. Rotilio fue conocido como «El Monstruo de Altamira», pero después se descubrió que no tenía nada que ver con el caso. En la sesión plenaria, uno de los sobrevivientes dijo que señaló a Rotilio como autor de los crímenes, para escapar de las amenazas del ex policía Carlos Alberto Santos. Todavía en el plenario el superviviente retiró la culpa atribuida a Rotilio y señaló a Santos como el hombre que lo secuestró, llevándolo al bosque, donde fue castrado.


[1] http://www.lulu.com/product/tapa-dura/extraterrestres-ante-las-c%C3%A1maras-volumen-4/10799590

http://www.lulu.com/product/tapa-blanda/extraterrestres-ante-las-c%C3%A1maras-volumen-iv/10799633

[2] 22 razas extraterrestres puras que llegaron, y no como producto de ninguna mezcla, ese dato es erróneo (Nota de Clomro).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.