Pursuing The Addenda: Supernatural Reports From the Natural World

PursuingTheAddendaPursuing The Addenda: Supernatural Reports From the Natural World

De John A. Keel, Ivan T. Sanderson

Libros de John A. Keel

Jadoo!

Operation Trojan Horse

Strange Creatures From Time And Space

Our Haunted Planet

The Mothman Prophecies

The Eighth Tower

Strange Mutants From the 21st Century

Disneyland of the Gods

The Complete Guide to Mysterious Beings

Flying Saucer To the Center of Your Mind

The Outer Limits of the Twilight Zone

Searching For The String

The Great Phonograph In The Sky

The Passionate Percipient: Illusions I Have Known and Loved

The Perspicacious Percipient: How to Investigate UFOs and Other Insane Urges

The Book of Mothman: Everything You Wanted to Know About Reality Distortion But Were Afraid to Ask

I Never Would Have Slept With You If I Had Known You Were A Giant Birdman From Outer Space: Ancient Aliens and Other Mysterires of the Modern Mind

The Invisible Diet: Top-Secret Techniques For Turning Your Miserable Life Completely Around

NOTA DEL EDITOR

Este libro redondea una triple trilogía de libros de Keel, nueve de los cuales fue un placer editar. La primera trilogía, Flying Saucer To the Center of Your Mind, The Outer Limits of the Twilight Zone, y Searching For The String, es una vision general de lo forteano y ufología, que da al lector una perspectiva fresca sobre la historia y progreso de la investigación en esas áreas.

The Great Phonograph In The Sky, The Passionate Percipient: Illusions I Have Known and Loved, y The Perspicacious Percipient: How to Investigate UFOs and Other Insane Urges, el Segundo grupo, va más al detalle, examinando cómo las ciencias físicas (física, ingeniería, medicina, etc.) pueden ayudar a explicar los fenómenos inusuales, o al menos señalar el camino a un mejor entendimiento.

La tercer trilogía, The Book of Mothman: Everything You Wanted to Know About Reality Distortion But Were Afraid to Ask, I Never Would Have Slept With You If I Had Known You Were A Giant Birdman From Outer Space: Ancient Aliens and Other Mysterires of the Modern Mind, y Pursuing the Addenda: Supernatural Reports From the Natural World lleva al lector al círculo completo, proporcionando una amplia vision “cósmica”, explicando cuantos eventos forteanos pueden estar relacionados – una relación que es tan vieja como e planeta y tal vez el universe.

Keel escribió muchos de los artículos para la revista Pursuit, el journal trimestral de la Society Fort he Investigation of the Unexplained (SITU), una organización de investigación sin fines de lucro fundada por Ivan Sanderson, el notable zoólogo británico, el 25 de agosto de 1965.

La sociedad fue registrada en los condados de Warren, New Jersey, Clerk y en el estado de New Jersey, y fue orientada a los científicos de ambos lados del Atlántico, para “la adquisición, investigación y diseminación de información sobre informes de todos los asuntos tangibles en los campos de la química, astronomía, geología, biología y antropología que no son fácilmente explicados”.

Por mucho más de tres décadas fue la organización líder investigando los fenómenos anómalos del tipo normalmente asociados con Charles Fort. Alentaba el trabajo de campo y la investigación en sitio ofreciendo consejo, ayuda a conseguir fondos y arreglando contactos para los miembros que planeaban viajes de campo y expediciones. El trabajo de campo y la investigación fueron revisadas por pares por un panel de veinte científicos acreditados.

La sociedad mantenía archivos de información de material original, una colección de mapas y una biblioteca especializada. Sanderson construyó un bunker de concreto en su propiedad para almacenar estos materiales, que eran tan vastos que comenzaron a convertirse como el “santo grial” forteano.

Desdichadamente, cuando Sanderson estaba muriendo de cáncer en 1973, el bunker fue asaltado por un grupo de personas desconocidas, quienes después pretendieron navegar, llenaron varios autos y camiones con los archivos y se alejaron, para no ser vistos jamás.

De acuerdo con el investigador Loren Coleman, “los libros y archivos ‘prestados’ jamás regresaron. El edificio de concreto de Ivan Sanderson que había construido en su terreno, específicamente para albergar sus décadas de materiales, fue legendario. Estaba lleno hasta desbordar de su preciada biblioteca”.

Tal fue el estado de las cosas hasta el 20 de marzo del 2011, cuando Michael D. Swords, en su blog The Big Story, anunció que ¡estaba en posesión de los archivos perdidos de Sanderson!

Swords, un profesor retirado de Ciencias Naturales de la Western Michigan University, explicó que los archivos habían caído por primera vez en la “propiedad/administración de un maravilloso amigo, absolutamente dedicado a la preservación de métodos de archivo anomalístico, el Dr. John Reed de la Society For Scientific Exploration (SSE)”.

Cuando Reed comenzó a hacerse demasiado viejo para cuidar la colección, Sword se apresuró al rescate y “salvó” los materiales, que aparentemente llenaban un tráiler de U-haul de 26 pies, y estaban actualmente localizados en el 818 South Park St., Kalamazoo, Michigan. Según Sword, uno puede “solicitar buscar en los archivos en cualquier momento”, simplemente enviándole un mail.

Uno se pregunta qué tan bien trabaja ese sistema, especialmente si uno es fan de John Keel. Swords desde hace mucho ha sido miembro del grupo ufológico “conservador” o “escéptico”, propenso a promover los escritos de oráculos “oficiales” como Keyhoe, Hynek, Ruppelt, Jacobs, Randle, etc. – a quien rutinariamente pinchaba Keel. (Keel acusó varias veces al grupo SSE, CSICOP, MUFON/CUFOS – al que pertenece Swords – , por suprimir información y “participar en una batalla con las ideas nuevas”).

Habría sido del interés del SSE, un grupo rival que también afirma ser “científico”, suprimir los archivos Sanderson, que habría aumentado debido a la solicitud de Keel de más “datos, datos, datos”. Sin datos, la tesis interdimensional o de la cuarta dimensión de Keel podría ser anulada, dejando el campo antigravitatorio libre de ser explotado, lejos de miradas indiscretas y de la conciencia pública, por contratistas de defensa – los “amigos” de los escépticos.

Afortunadamente, después de la muerte de Ivan, su esposa reunió lo que había dejado de sus artículos personales (que se habían mantenido en un lugar seguro) y los donó a la American Philosophical Society Library en Filadelfia. Hasta que los archivos “perdidos” de Sanderson, ahora en las manos de Michael Swords, sean donados a una universidad o biblioteca con horas normales de trabajo, asegurando el acceso público, no podemos decir todavía que los archivos no fueron completamente robados.

John Keel tomó el liderazgo de la sociedad y la revista, después de la muerte de Sanderson. Antes de eso, Keel había trabajado con Sabina Sanderson, la esposa de Ivan, para editar, corregir y organizar los archivos voluminosos que más tarde serían apropiados por el SSE.

Después de las experiencias traumáticas de Keel con los Hombres de Negro, ovnis y varias entidades en West Virginia y Nueva York durante los años de 1966 a 1968, básicamente se escondió en la granja de Sanderson, en las pendientes de las Allegheny Mountains cerca de Blairstown, Nueva Jersey. Él escribió mucho de su libro, Operation Trojan Horse, en la granja y fue un inquilino frecuente hasta 1973 cuando comenzó a escribir The Mothman Prophecies y The Eight Tower, considerados por algunos como sus mejores libros.

A pesar de la opinión de uno sobre esa clasificación de esos trabajos, son ciertamente un poco diferentes a los libros previos de Keel, en que ellos no fueron tomados directamente de los primeros artículos de Keel, escritos para revistas como Fate, True y Saga (la última siendo la base de muchas de las compilaciones que hemos hecho). Mientras sus últimos trabajos examinan mucho del mismo material que ya antes había cubierto, las ideas vienen de los ángulos más inesperados, y generalmente parecen más maduros y abiertos.

Pursuing the Addenda, bien como si lo hiciera en los talones de Mothman, entonces puede ser considerado como un puente entre dos eras de la vida de Keel – antes de Mothman (cuando estaba ideando una “teoría unificada” para explicar el fenómeno, basada en informes), y después de Mothman (cuando fue capaz de incorporar muchas realizaciones nuevas, duramente ganadas, basadas en experiencia y reflexiones personales).

No hay respuestas fáciles en este campo, así que frecuentemente es mejor decir que usted simplemente “no sabe”. Keel admitiría esto, pero también tenía una mente enciclopédica, y ciertamente podría argüir una “solución” mejor que la mayoría de los otros. Él obviamente era considerado una amenaza por algunos (por lo regular los de una religión, de la derecha, o “ex militares” torcidos), particularmente durante su fase “transicional”, así que es probable que haya algo en estas páginas que “ellos” no quieren que usted sepa.

Andy Colvin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.