Una venusina en Monte Palomar

UNA VENUSINA EN MONTE PALOMAR

Uno de los congresos ufológicos más curiosos de todos los tiempos se llevó a efecto los días 7 y 8 de agosto de 1954. Esa reunión se celebró en la cumbre del Monte Palomar, a más de 2,000 metros de altura, frente a la rústica hospedería denominada Skyline Lodge.

El congreso había sido convocado por tres de los contactados más famosos: George Adamski, Truman Bethurum y Daniel Fry. A esta reunión asistieron más de mil personas, entre periodistas americanos y extranjeros, policías, agentes del FBI, pilotos aviadores, testigos de apariciones de discos y simples curiosos.

Cada uno de los contactados relató su propia experiencia y aprovechó para vender sus libros autografiados.

Cuando tocó el turno de Adamski, el “profesor” explicó que los venusinos eran muy parecidos a los seres humanos. Tanto así que se habían infiltrado y ahora estaban viviendo en las grandes ciudades. Además presentó un cuadro que era la representación artística de un venusino.

Al atardecer del primer día se produjo un gran revuelo cuando entre el público se señaló la presencia de dos hombres y una mujer de aspecto extraño. Comenzó a correr el rumor de que eran venusinos disfrazados. Los infiltrados de los que había hablado Adamski hacía algunas horas.

Uno de ellos usaba lentes. Los tres eran de tez blanca y la mujer mostraba cabellos largos y rubios, pero lo más extraño eran sus ojos negros.

Uno de los asistentes al congreso les preguntó a bocajarro:

“Ustedes, son o no son venusinos?”

La mujer, sonriendo, respondió tranquilamente:

-No.

– ¿Por qué están aquí?

Porque estamos interesados en el asunto.

-¿Creen en los discos voladores?

Sí.

-¿Es cierto que como dice el señor Adamski, ellos son de Venus?

Sí. Ellos son de Venus.

En esta reunión se encontraba el periodista brasileño Joao Martins, quien también los entrevistó y consiguió los siguientes datos:

Ella se llamaba Dolores Barrios y era modista diseñadora; los nombres de sus acompañantes eran Donald Morand y Bill Jarmarkt. Todos eran residentes de Manhattan Beach, California.

Martins les pidió que se dejaran fotografiar, pero ellos se negaron, molestos. Estaban cansados de que se les llamara venusinos.

Según Martins, Dolores Barrios se parecía mucho a la pintura del venusino que había mostrado Adamski.

El resto de la convención se la pasaron aislados y sin hablar con los otros congresistas.

Al día siguiente, una vez terminado el congreso, los extraños visitantes se dejaron fotografiar.

Actualmente se dice que Martins la fotografió utilizando un flash, tomándola desprevenida. Dolores se asustó y corrió hacia el bosque. Al poco tiempo, del bosque se elevó un platillo volador, pero nadie fue capaz de sacarle una foto. También se dice que el ufólogo Fernando Cleto Nunes Pereira vio a Dolores, tiempo después, en un cine de Río de Janeiro.

Pero en el libro de Nunes Pereira no aparece este relato, ni la historia del OVNI que salió del bosque.

En otro lugar se afirma que la mujer que aparece en la foto fue la venusina que contactó con Howard Menger en 1956, lo que también es mentira.

REFERENCIAS

Anónimo, PHOTOS-ALIENS: 1950-1960, artículo en Internet, http://www.geocities.com/donald_ufo/aliens-photos.html

Martins Joao, A extraña mulher de Monte Palomar, en O Cruzeiro, 30 de octubre de 1954.

Martins Joao, As chaves de mistério, Biblioteca OVNI Documento, No. 2, Editorial Hunos, Río de Janeiro 1979, pags. 34-38.

Nunes Pereira Fernando Cleto, Sinais estranhos, Biblioteca OVNI Documento, No. 1, Editorial Hunos, Río de Janeiro, 1979, pags. 45-54.

Ribera Antonio, El gran enigma de los platillos volantes, Plaza & Janes, España, 1973.

Ruiz Noguez Luis, La convención de Monte Palomar, en Contactados, especial No. 4 de Contacto OVNI, México, 1996.

7 pensamientos en “Una venusina en Monte Palomar”

  1. Dear Luis, I enjoyed reading your story on the ET Dolores Barrios and her associates, as a long time UFO researcher I am flabbergasted that this person could likely have been an real ET after all. At the time of Admaski contacts many things were still very new for all the military services investigating this phenomena, the unit known as the interplanetry phenomena unit was charged with making first hand contact with these emissaries from the stars. I would like to commend you for your work on this article. May I contact you by airmail as I would like to send you some of my UFO related artwork. I look forward to your reply.
    Sincerely,
    Thomas Finley
    USAF Ret.
    Essex, England

  2. Hola Luis,

    Favor de enviarme tu dirección actual. Traté de enviarte dos artíclos sobre la reunión del Monte Palomar, pero ya no sirve tu dirección de hace 3 años.

    Rich

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.