Mapinguary, el Bigfoot del Amazonas

Es apestoso, peludo y malo – pero ¿es verdadero el Bigfoot del Amazonas?

Por Larry Rohter

RÍO BRANCO, Brasil: Quizás no es más que una leyenda, como dicen los escépticos. O quizá es real, como afirman los que dicen haberlo visto. Pero la mera mención del Mapinguary, el monstruo gigante parecido a un perezoso del Amazonas, es suficiente para hacer temblar las espinas dorsales de casi todos los que viven en la selva tropical más grande del mundo.

Aquí el folklore está lleno de cuentos de encuentros cercanos con este pie grande del Amazonas, historias tan extendidas y tan constantes en sus detalles que en estos últimos años algunos científicos han organizado expediciones para intentar encontrar el Mapinguary. No han tenido éxito todavía.

“Está bastamente claro para mí que la leyenda del Mapinguary está basada en el contacto humano con el último de los perezosos de tierra”, dijo David Oren, antiguo director de investigaciones en el Instituto Goeldi en Belém, en la boca del río de Amazonas. “Sabemos que las especies extintas pueden sobrevivir como leyendas durante cientos de años. Pero si tal animal existe o no, sigue siendo otra pregunta, una que no podemos contestar”.

Oren dijo que él ha hablado con “un par de cientos de personas” que afirman haber visto el Mapinguary en las partes más remotas del Amazonas y un puñado que dice que han tenido contacto directo. Casi todas las tribus indias en el Amazonas, incluyendo los que no han tenido ningún contacto entre ellos, tiene una palabra para la criatura, que puede ser traducida generalmente como “el animal rugidor” o “el animal apestoso”.

En algunas áreas, dicen que la criatura tiene dos ojos, mientras que en otra se cuenta que tiene solamente uno, como los Cíclopes de la mitología griega. Algunas versiones hablan de una boca apestosa o hueco en el ombligo del monstruo, a través de el cual se come los seres humanos bastante desafortunados que se cruzan en su camino.

Pero todos los relatos convienen que las criaturas son altas -dos metros, o cerca de siete pies, cuando están parados en dos piernas- y que emite un fuerte olor, extremadamente desagradable, y que tienen una piel densamente cubierta con pelos que cubre una caparazón que los hace completamente impermeables a las balas y las flechas.

“La única forma en que puedes matar a un Mapinguary es disparando a su cabeza”, dijo Domingos Parintintin, líder tribal en el estado de Amazonas. “Pero eso es difícil de hacer porque tiene poderes que pueden hacerte sentir mareado o convertir el día en noche. Así que la mejor cosa que puedes hacer si ves uno es subir a un árbol y esconderte.

Geovaldo Karitiana, indio de 27 años, dice que no hay duda de que el Mapinguary es verdadero. Él afirma haber visto uno hace aproximadamente tres años, cuando estaba cazando en la selva cerca de un área que su tribu llama “la cueva del Mapinguary.”

Continúe leyendo el artículo original en el enlace de abajo

http://www.iht.com/articles/2007/06/28/news/amazon.php

Un pensamiento en “Mapinguary, el Bigfoot del Amazonas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *