La secta rusa del fin del mundo (actualización)

Culto apocalíptico

29 marzo 2008

El sábado funcionarios rusos dijeron que han redoblado esfuerzos para persuadir a los 28 miembros de una secta apocalíptica que se han encerrado en una cueva, después de que otras siete personas terminaron sus cinco meses de confinamiento.

Oleg Melnichenko, el gobernador adjunto de la región de Penza, dijo que los siete habían salido después de que se deterioraron las condiciones de la cueva, donde había vivido desde principios de noviembre.

«El estado de la cueva es bastante malo, ya que se comenzó a llenar con hielo derretido. Parte de ella se ha derrumbado», dijo Melnichenko.

«En aras de la seguridad de la gente, tenemos que negociar con ellos de tal manera que confíen en nosotros. No hay planes para engañarlos», dijo.

Otro oficial regional, Alexander Yelatontsev, dijo que las siete que habían salido se encontraban en buen estado de salud y han dado garantías sobre el estado de los que quedan dentro, entre ellos una niña de un año ocho meses de edad.

Miembros femeninos de la secta, con pañuelos en la cabeza hablaron con los de la cueva a través de una fisura en la ladera.

Los miembros de la secta, incluidos ciudadanos de Rusia y Bielorrusia, levantaron barricadas en la cueva cerca de la aldea de Nikolskoye en noviembre a la espera del Apocalipsis, que calculaban inicialmente que ocurriría en mayo de 2008.

El líder de la secta Penza, Pyotr Kuznetsov, no se ha unido a sus seguidores en la cueva y se encuentra detenido en un hospital psiquiátrico, a veces sale para unirse a las negociaciones.

Pyotr Kuznetsov fue uno de los que acudieron a la cueva para hablar con los miembros de la secta.

http://www.eurovision.net/nms/Logs/ITM/HTML/ITM375997.htm

Ver http://marcianitosverdes.haaan.com/2007/11/la-secta-rusa-del-fin-del-mundo/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.