El fenómeno aterrizaje en México

EL FENÓMENO ATERRIZAJE EN MÉXICO[1]

Héctor Escobar Sotomayor

Dentro de la investigación científica del fenómeno ovni, siempre ha sido una prioridad el contar con la mayor cantidad de evidencia que demuestre la existencia objetiva del mismo. Aquellos informes referentes a luces en el cielo y a gran distancia, poco o nada tienen que hacer en el terreno de las pruebas. Planteando esta línea de investigación se han hecho esfuerzos verdaderamente loables en la búsqueda de evidencia (1). Desgraciadamente, en México la cantidad y calidad de los reportes e investigaciones al respecto es muy pobre. Ya que el país jamás ha contado con un grupo ufológico medianamente activo y serio, por lo tanto, no se han hecho más de dos o tres investigaciones que valgan la pena. La información referente a aterrizajes se ha dado fundamentalmente a través de medios de prensa, impregnados de LugoFranciscoAniceto-MisteriosTerrestresYExtraterrestres amarillismo o, al menos, exageraciones. El catálogo MEXCAT, entre sus 577 informes, reúne sólo un muy pequeño conjunto de casos de aterrizaje, los cuales examinaremos en este trabajo. Como notará el lector, gran parte de los informes aparecen recogidos fundamentalmente en libros y revistas.

Examinemos el conjunto de reportes:

Caso 1. Fecha desconocida (siglo XVI)], lugar desconocido.

Este informe, se refiere a una breve nota publicada por Francisco Aniceto Lugo (2), la cual no ofrece mayores referencia que el Archivo Simancas -según se me ha informado, gigantesco-. Es imposible pues considerar al caso como algo interesante, se trata de aquello que W. Smith ha llamado “reportes fantasma” (3). El relato se refiere a un objeto que bajo del cielo siendo recibido por las autoridades de la ciudad; en el mismo venían tres seres vestidos con “mucha pedrería” (sic).

MoscaDorada Caso 2. 15/08/1950, Texcoco, Edo. de México.

Este caso es en realidad un fraude montado por el periódico La Prensa referente a la Mosca Dorada, del cual hablaremos en un número futuro. En resumen diremos que se trata de un objeto volador “lunave” que, según la referencia de prensa, aterrizo en el lecho del lago de Texcoco y del cual salió un extraño ser dorado con el cuerpo envuelto en una esfera de vidrio.

Caso 3. 19/08/1950, Distrito Federal.

El primer informe de 1965, se refiere, a los jóvenes Yago y Payo Rodríguez, quienes informaron haber entrado en contacto con seres de otros mundos, a bordo de una nave que aterrizo en las inmediaciones del Instituto Politécnico Nacional, al norte de la ciudad. Este reporte se da en medio de una fiebre platillista que difícilmente ha tenido parangón en México. Como prueba del presunto aterrizaje se mostraba un terreno quemado, el cual se podía ver -que no examinar- previa cuota. Finalmente el fraude se descubrió cuando se encontraron rastros de gasolina en el presunto lugar de la huella ovni[2].

Caso 4. 17/09/1965, Salamanca, Guanajuato.

El caso aparece reportado en varios periódicos de la época como son Novedades y El Nacional. Se dice que un ovni aterrizó en un cerro cercano a la ciudad de Salamanca, Guanajuato. No se sabe de nadie que lo haya visto de cerca. Al parecer, numerosos curiosos buscaron huellas o restos, un día después sin encontrar absolutamente nada. No hay mayores detalles.

Caso 5. 22/09/1965, Oluta, Veracruz.

El informe aparece en el periódico Excélsior y se refiere a un grupo de campesinos que vieron un objeto luminoso aterrizar durante la noche el cual dejó una huella de pasto quemado. No hay mayores detalles ni se sabe que se haya realizado investigación alguna.

JaspersenLuisAndres-LosOvniYEvidenciasExtraterrestres Caso 6. 0/0/1970, Pinotepa Nacional, Oaxaca.

El caso aparece relatado, y parecer fue investigado por Luis Andrés Jaspersen (4) y se refiere al aterrizaje de un objeto desconocido en las faldas del cerro Yutandoco. Según se informa, numerosos vecinos de los alrededores, entre ellos Mariano González, vieron el paso y el posterior aterrizaje del objeto, pero no se acercaron al lugar sino hasta el día siguiente. En el supuesto lugar del aterrizaje se encontraron plantas quemadas y unas huellas consistentes en cuatro cortes similares a los de las huellas de un tractor de 3 m. de ancho y 50 cm. de profundidad los cuales forman una especie de H. Curiosamente, Jaspersen no incluye ninguna fotografía de esta huella y si una marca de resequedad en la tierra, al parecer producida por el ovni. No hay mayores datos.

Caso 7. 4?/0/1972, Lugar desconocido.

Este caso apareció relatado en un artículo de Kenia Velázquez (5). El testigo, Leopoldo N. se encontraba a cargo de una torre de telecomunicaciones. Cuando pudo ver el aterrizaje de un objeto del cual bajaron varios humanoides de pequeña estatura que se comunicaron con el telepáticamente. Desgraciadamente, el caso se dio a conocer varios años después de ocurrido, dado lo cual no se pudo realizar ninguna investigación “in situ”.

Caso 8. 13/4?/1974, Cocula, Jalisco.

El caso apareció relatado por vez primera por Pablo Latapi (6), y se refiere al aterrizaje de un objeto en el patio de una escuela. El objeto dejó tres marcas en el piso de tierra. Dado el tiempo transcurrido desde el supuesto hecho hasta la fecha de la investigación, sólo hay versiones de segunda mano.

Caso 9. 25/05/1975, Armeria, Colima.

El caso aparece relatado en el N° 1 de la revista OVNI (7) y consiste en un relato tipo abducción-contacto, del cual fue testigo el Sr. Francisco Guizar, quien informa haber ayudado a unos extraterrestres a buscar muestras y luego fue conducido al interior de su nave, en donde se le hicieron pruebas médicas. Los seres le informaron venir de Magonia (sic). El caso no tuvo mayores repercusiones y tampoco aporta la menor prueba en su favor.

Coahuila Caso 10. 24/01/1976, San Pedro de las Colonias, Coahuila.

El caso aparece investigado por Santiago García (8) y hace referencia a un joven que vio aterrizar un plato volador del cual bajaron dos seres que le dieron poderes telepáticos. El caso no tuvo mayor repercusión, ni se continuó la investigación. Dadas las características del informe es muy probable que se tratara de problemas psiquiátricos.

Caso 11. 16/02/1977, Cocula, Jalisco.

Este caso aparece citado por Pablo Latapi (6) y se refiere a tres maestros que rumbo a sus hogares, provenientes de una fiesta, vieron un objeto a la vera del camino, tras una loma y cerca de él un pequeño ser que excavaba en el terreno.

Stendek36 Caso 12. 26/03/1978, Toluca. Edo. de México.

Este caso fue ampliamente investigado y, a la fecha se mantiene como uno de los casos mexicanos con mayor extrañeza. El caso fue ampliamente investigado en ese entonces por colaboradores de la desparecida revista Contactos Extraterrestres (9). Igualmente se publicó un artículo en la desaparecida publicación española Stendek (10). Se tomaron muestras de terreno que se enviaron a la APRO para su análisis. Se desconocen los resultados de los mismos. Para mayor información, véase en este mismo número “Aterrizaje en Toluca”.

Caso 13. 4?/12/1979, Tijuana, Baja California.

El caso de Tijuana, fue una broma del día de los inocentes en la cual se habla de un ovni que bajaba todos los días en un rio y al día siguiente se descubre gran cantidad de peces muertos.

MartínezJoseLuis-ElMaravillosoMundoDeLosOvnis Caso 14. 3/04/1987, Mesa Ibarrilla, Guanajuato.

Este caso aparece relatado por Luis Martínez J. (11). Al parecer durante la noche de un día indeterminado a principios de abril, numerosas personas pudieron ver extrañas luces en el cielo, lo cual desato una histeria colectiva. Al día siguiente, se informa que en un campo cercano se encontró un área quemada con dos círculos de entre 10 y 15 m. de diámetro. No hay mayores datos[3].

Caso 15. 22/05/1992, Poza Rica, Veracruz. (12).

Caso 16. 12/05/1993, San Marcos, Tula, Hidalgo, (12)

.Caso 17. 18/07/1993, Atitalaquia, Tula, Hidalgo. (12)

Análisis de los Informes

Como vemos, sólo cuatro casos se han investigado más o menos a fondo (12,15,16 y 17).En tres de ellos se han encontrado explicaciones alternas (Caso 15: Poza Rica , Caso 16: Tula y Caso 17: Tula), las cuales se incluyen en este número. El caso restante (Caso 12: Toluca), ofrece buenas posibilidades, pero hasta el momento no ha sido posible reencuestarlo. Podría ser interesante la reencuesta del Caso 6 (Pinotepa Nacional) y del Caso 11 (Cocula).

De un total de 17 casos encontramos que en 7 de ellos se informa de la presencia de seres asociados con el ovni (1, 2,3, 7, 9,10 y 11). De estos 7 casos, en 4 de ellos se informa de alguna especie de contacto entre los seres y el testigo. (3, 7,9 y 10).

Del total de informes, 3 casos (2, 3 y 13) se demostraron como absolutamente fraudulentos. Dos de ellos (9 y 10) tienen grandes probabilidades de ser fraudes o problemas psicopatológicos y 2 más (15 y 16) tienen una explicación alterna (anillo de hadas). Una gran mayoría de casos, dado el tiempo transcurrido, no ofrecen prácticamente ningún dato (4, 5, 6,7 y 8 y 11).De este modo, el total de informes de aterrizaje recogidos en el MEXCAT puede reducirse a solo un caso interesante (12, Toluca), ya que se investigó de primera mano.

Igualmente comprobamos que, contrariamente a una creencia generalizada, los reportes con gran cantidad de evidencia o con un alto nivel de extrañeza credibilidad son, al menos en México, bastante escasos.

Bibliografía y Notas

(1) Ballester O. V., OVNIS el Fenómeno del Aterrizaje, Plaza y Janes. 1978.

(2) Lugo, F. A., Misterios Terrestres y Extraterrestres, Posada, México.

(3) Smith, W., La Naturaleza de los Informes ovni; en Cuadernos de Ufología, 2ª época N° 4, 1988. Santander.

(4) Jaspersen, L., Los ovni y Evidencias Extraterrestres, Ed. Universo, 1980.

(5) Velázquez, K., Los pequeños seres del Xocotepetl; en Contactos Extraterrestres, N° 74, 1980, México.

(6) Latapi, P., ¿Que buscan los OVNI en Cocula?; en Contactos Extraterrestres, N° 37, 1978. México

(7) Ochoa, ¡Fui Secuestrado por los Tripulantes de un ovni!; en OVNI, N° 1, 1979, México.

(8) García, S., Estudiante Contactado por Extraterrestres; en Contactos Extraterrestres, N° 19, México, 1977.

(9) Latapi P., Aterrizaje en medio de una tolvanera, en Contactos Extraterrestres, N° 36, México, 1978

(10) Téllez F., Aterrizaje en Toluca: México, Stendek, N° 36, Barcelona, 1978.

(11) Martínez, L., El Maravilloso Mundo de los OVNI, Populibros La Prensa, México, 1992.

(12) Ver este mismo número: “Aterrizaje en Tula. Un cuento de Hadas” y “El ovni de Poza Rica”.


[1] Publicado originalmente en Perspectivas Ufológicas, Año 1, No. 1, México, diciembre de 1993. Págs. 5-10.

[2] En el futuro publicaremos un artículo sobre este caso.

[3] Los círculos eran, en realidad, hormigueros, según un ufólogo de la ciudad de León, Guanajuato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.