La combustión espontánea es un mito, dice forense

La combustión espontánea es un mito, dice médico forense

11 de noviembre 2011

dfe84f8376c4a67bea295434674ca425 Un juez de instrucción de Donegal describe la combustión humana espontánea como “probablemente un mito urbano” en la investigación sobre la muerte de una mujer de 50 años de edad en Carndonagh, el 31 de diciembre de 2010.

El Médico forense Dr. John Madden dijo que cuando vio los restos de Elizabeth McLaughlin, de 42 Close Padraig, Carndonagh, la combustión humana espontánea se le vino a la mente.

Un guardia describe el hallazgo de los restos carbonizados en el suelo de la sala de estar con daños que sólo se limitaban a los restos y en las inmediaciones.

HarryMasterson La indagación escuchó a Harry Masterson, esposo de la Sra. McLaughlin durante los últimos 12 años.

Él se había quedado con ella en Navidad y luego regresó a su casa en Moville el 30 de diciembre para recoger unas medicinas.

Normalmente, la Sra. McLaughlin le había llamado alrededor de las 7 todos los días, pero no había sucedido y él se preocupó y tomó el autobús para Carndonagh el 31 de diciembre a las 9:30 horas.

Dolores Loftus, una sobrina de la Sra. McLaughlin, había tratado de entrar en la casa cuando escuchó la alarma de humo a las 10:20 pero no había podido entrar.

El Sr. Masterson finalmente accedió a la casa con la ayuda de un sobrino que pasó a través de una ventana del piso superior.

Kevin Loftus describe a la investigación la forma en que olía a humo y vio a un gato muerto tirado en el piso.

“Me quedé buscando a mi tía y descubrí otros dos gatos muertos en el suelo”, dijo Loftus.

“Vi lo que yo pensé que era un árbol de Navidad quemado que yacía en el suelo de la sala de estar y seguí buscándola y me sentí aliviado de que no estaba en la casa. Dejé a los demás en la puerta.

“Dolores dijo en el salón ‘ahí está su zapato’. Fue entonces cuando me di cuenta que era una pierna -. Yo no podía creer lo que estaba viendo y saqué a todo el mundo. Me llevó un par de minutos para controlarme y luego llamé al 999”.

La Guardia y los bomberos asistieron y la escena se conservó y se tomó un video de los restos in situ antes de moverlos para una autopsia.

Los registros dentales y se solicitó el ADN del cepillo de la Sra. McLaughlin para identificar formalmente el cuerpo, dijo el sargento John McLaughlin a la investigación.

“Dentro de la sala sentada en el suelo estaban los restos calcinados de una persona. Un aspecto raro fue que los daños reales del fuego se limitaron a los restos humanos en el suelo y a las inmediaciones”, dijo el sargento McLaughlin.

“La habitación estaba dañada por el homo. Vi una botella de vodka vacía cerca de los restos y vi dos gatos muertos cerca de los restos”.

El Oficial Patólogo del Estado, el Dr. Michael Curtis, llevó a cabo la autopsia de la Sra. McLaughlin sin embargo, el forense Madden no lo leyó, y lo describió como “muy gráfico”.

“Había un alto nivel de cianuro en la sangre y monóxido de carbono en la atmósfera, que normalmente no está allí. No se produjeron daños anti-mortem. La muerte fue causada por el fuego.

“Se habló de combustión humana espontánea en ese momento. Hice un poco de investigación y eso probablemente es un mito urbano, pero cuando vi los restos, me vino a la mente.

“Hubo pocos daños en los alrededores creo que la ropa actuó como la mecha de una vela –había una destrucción total del cuerpo, pero el fuego no se propagó”, dijo el forense.

Ofreció sus condolencias al señor Masterson.

Tras la indagatoria el señor Masterson dijo que creía que la Sra. McLaughlin había muerto como resultado de una combustión espontánea y citó una investigación reciente en Galway que hizo esta constatación.

“A mí me parece una combustión humana espontánea, que sé que es rara. Fue terrible. Yo no sé lo deseo a nadie”, añadió el Sr. Masterson.

http://www.rte.ie/news/2011/1111/mclaughline.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *