Entrevista: Philip J. Klass

ENTREVISTA: PHILIP J. KLASS[1]

Por Oscar García y Héctor Escobar

Klass1En 1992 se celebró en la Universidad Complutense de Madrid un curso de verano dedicado al fenómeno ovni. En esa ocasión Oscar García pudo entrevistar a renombradas personalidades del medio ufológico; entre ellos el famoso y prestigiado investigador norteamericano Philip J. Klass.

La entrevista se pudo ampliar en un plática posterior sostenida en Estados Unidos con ocasión del Encuentro ovni de la MUFON, la primera semana de julio. Finalmente, Héctor Escobar sostuvo una serie de entrevistas telefónicas con el Sr. Klass. De estas tres fuentes ofrecemos al lector un resumen de las principales posturas de este reconocido investigador.

Philip Klass fue durante más de treinta años editor de la prestigiosa revista norteamericana Aviation Week and Space Technology, dadas su experiencia y conocimiento sobre naves aéreas, se interesó profundamente en el fenómeno ovni. La principal tarea del Sr. Klass ha sido ofrecer explicaciones racionales y convincentes a las observaciones de supuestos ovnis; pero la labor de Klass ha ido aún más allá, ha investigado personalmente cientos de reportes ovni que van desde simples observaciones, pasando por aterrizajes y más recientemente el fenómeno abducción.

El grueso de la obra ufológica de Klass se encuentra en:

LibrosKlass· UFO Abductions, A Dangerous Game (Abducciones ovni, un juego peligroso)

· UFOs: The Public Deceived (Ovnis, el publico engañado)

· UFOs Explained (Ovnis explicados)

Además de estos libros existen numerosos artículos en gran cantidad de publicaciones. El Sr. Klass es siempre un invitado en los programas televisivos dedicados a los ovnis que se transmiten en los Estados Unidos. Klass publica bimestralmente el SUN (Skeptic UFO Newsletter) una publicación en la cual da a conocer sus puntos de vista sobre la actividad de los ovnis y de los ovnílogos, principalmente en los Estados Unidos.

En estos momentos, el equipo de Perspectivas está trabajando en una edición en español de “Abducciones, un juego peligroso”, novedad editorial necesaria en toda biblioteca, que pronto esperamos poder ofrecer a nuestros lectores.

P.U. ¿Cuál es la opinión general; qué puede decirnos Philip Klass acerca de los ovnis a lo largo de su amplia investigación? ¿Todos los reportes ovni son simples malinterpretaciones o fraudes intencionales, o existen casos interesantes?

P.K. Bien, durante 34 años fui uno de los editores de Aviation Week and Space Technology Magazine y durante los últimos años me retiré pero continúo colaborando con la revista. La razón por la que menciono esto es porque Aviation Week ha publicado más artículos relacionados con los viajes y la tecnología espacial que cualquier otra revista en el mundo. No puedo imaginar una historia más interesante para la revista, ni puedo imaginar algo más emocionante para mí mismo que una historia donde diga haber encontrado un verdadero caso ovni, es decir, un caso que no pueda explicar. Si pudiera encontrar tal caso esperaría ganarme el premio Pullitzer, u obtener un gran premio y convertirme en el mejor escritor de Aviation Week. Pero en más de 27 años de investigar reportes ovni no he podido encontrar ni siquiera uno solo, en el cual pudiera arriesgar mi reputación y decir éste es un caso que no tiene explicación racional.

Cuando yo era un niño en Iowa, había una expresión que puede resumir muy exactamente lo que ocurre en el terreno de la ufología, la expresión era: “hablar es barato, hay que poner el dinero en lo que se dice”, por ejemplo, si un chico decía: “yo puedo correr alrededor de la manzana en un minuto”, le apostábamos cinco centavos. Si él verdaderamente creía que podía, decía, “sí, muy bien, acepto, pongo mi dinero en mis palabras…” Yo he hecho esto en el terreno de los ovnis, en mis libros, en mis conferencias, siempre digo: Si en algún momento, durante mi vida, hay alguna prueba o evidencia científica irrefutable, en cualquier parte del mundo, por ejemplo, si una nave extraterrestre se estrella en la Ciudad de México, o en Washington, yo regresaré a cualquier persona que hubiera comprado alguno de mis libros, el importe total del mismo; no sólo el 10 porciento de regalías que me paga el editor, sino el precio total del mismo, pero siempre aclaro, háganlo rápido, pues pronto me quedaría en bancarrota. Obviamente no tengo pruebas de que no existan los ovnis, esto es indemostrable, pero así muestro la confianza que tengo en mí mismo cuando digo que no hay naves extraterrestres en nuestros cielos.

P.U. ¿Cuál es la opinión de Philip Klass acerca de la relación ovnis medios de comunicación, cómo ve el panorama actual de la ufología norteamericana?

Klass2P.K. En mis más de 27 años de investigar, he hablado con muchas personas que dicen haber visto ovnis. La mayor parte de estos reportes son avistamientos nocturnos. En mi opinión, un 98% de estas personas son básicamente personas honestas e inteligentes que han visto algo poco usual o extraño y que no pueden explicarse. Ahora bien, yo no soy médico, pero supongamos que mañana tengo un dolor de estómago y si no sé qué es, no necesariamente concluyo que se trata de un espíritu maligno en mi estómago. Lo que si hago es ir con un experto, un médico, y espero que él pueda decirme cuál es el problema. Igualmente, si mi computadora falla, y aunque no se mucho de computadoras, tampoco diré Dios mío, hay un espíritu maligno en mi computadora, sino que llamo a un técnico especializado. Ahora bien, una gran ironía es que desde que la Fuerza Aérea de los Estados Unidos inició sus proyectos sobre ovnis, hace cerca ya de medio siglo, CASI, y deseo subrayar este casi, los únicos que han investigado el fenómeno ovni, son personas que desean creer que hay naves extraterrestres en nuestros cielos. Además, muchos de ellos creen que si no pueden hallar una explicación, entonces esto es una prueba de que el ovni es una nave extraterrestre. Lo que es aún peor, supongamos que tenemos un escuadrón de policía destinado a investigar asesinatos, y que el jefe de ese escuadrón dice: Cualquiera que NO PUEDA EXPLICAR un asesinato, recibirá un premio; y cualquier detective que resuelva un crimen, tendrá un descuento en su sueldo. Si se hiciera algo así, habría muy pocos casos de crímenes que se resolverían. En el caso de los ovnis también tenemos esta situación de incentivos negativos para la mayor parte de las investigaciones ovni. Toma mucho tiempo llegar a un explicación final, y no se premia… No se pueden publicar artículos ni vender comercialmente un caso explicado. En algunos casos he tenido que investigar durante varias semanas antes de llegar a una explicación. Siempre he sostenido que en el caso de los ovnis hay que llegar hasta el final. Por ejemplo, Ud. me dice que viajó al planeta Venus la noche anterior a bordo de un platillo volador. Y el investigador dice que no tiene explicación alguna. La explicación en este caso es que eso no es verdad. El investigador debe decir: yo prefiero creer que es verdad, pero no debe decir que no hay explicación. Si la hay: la persona no está diciendo la verdad. El trabajo del investigador no termina hasta que haya una explicación. Si él prefiere, puede creer que fue así, que en realidad una persona viajó a venus, pero no debe decir que no hay explicación.

Por otro lado, yo no estoy familiarizado con la televisión mexicana, pero supongo que al igual que en los Estados Unidos debe haber comerciales que le dicen que tome Coca-Cola o fume tales cigarrillos. Los publicistas creen, y estoy de acuerdo, que la televisión puede influir enormemente en lo que comemos, lo que bebemos, incluso en qué tipo de coches compramos; así que gastan miles de dólares en comerciales tratando de influir en la opinión de la gente. Yo he ido a muchos programas de radio y televisión sobre el tema ovni durante muchos años e invariablemente, en un programa con seis invitados, estoy yo solo contra cinco personas que promueven la idea de que los ovnis son naves extraterrestres. Tenemos además programas como Unsolved Mysteries, en un caso se trataba de un incidente ocurrido en una base aérea hace algunos años. Yo vi la transcripción de la entrevista con uno de los testigos principales. En ella, el testigo decía que no sabía de qué se trataba, pero esa parte fue suprimida del programa. También había una entrevista con un ex-oficial de la fuerza aérea, un escéptico, apellidado Mc Gaha, que en esa ocasión estaba destacado en dicha base en Inglaterra. Él ofreció una muy buena explicación de lo sucedido, pero cuando se armó el programa, sus comentarios recibieron tan sólo unos pocos segundos. Otro ejemplo, en 1974, la NBC hizo un documental de una hora acerca de los ovni. En ese documental aparecimos brevemente el Dr. Carl Sagan y yo, quienes éramos los únicos escépticos y durante el programa hablamos tan sólo dos minutos; en tanto que la gente que promovía la creencia en los ovnis tuvo todo el resto del tiempo. De hecho, cuando la NBC me quiso entrevistar yo les revelé detalles exclusivos de la llamada abducción de Pascagoula. Dije ante las cámaras que la prueba con el detector de mentiras a la que se habla sometido Charles Hickson, había sido aplicada por un joven sin experiencia, que de hecho aún no había terminado su entrenamiento. Les di esa información como exclusiva y no la incluyeron en el programa, de hecho le dieron más de 10 minutos a Hickson para que relatara su historia. Por eso opino que en los Estados Unidos, y supongo que en México también, la televisión dedica gran parte de su tiempo a promover la creencia del público, de modo que no es sorprendente que muchas gentes estén influenciadas para creer en los ovnis, al igual que la gente que ve los comerciales y toma coca cola, etc.

P.U. ¿Qué puede decimos acerca de la reciente iniciativa planteada en el congreso norteamericano de llevar a cabo una investigación acerca del incidente Roswell?

P .K. Bueno gran parte de lo que se al respecto ya lo he publicado en el Skeptical Ufo Newsletter. Mi opinión con respecto al incidente Roswell es que se trató de un globo, y que posteriormente la noticia fue explotada por la moda de los platos voladores y se le relacionó con el supuesto Proyecto Majestic 12, que como todos sabemos es un fraude. Recientemente Kevin Randle y Don Smith han anunciado una conferencia de prensa en la cual darán a conocer todos los pormenores del incidente Roswell. Yo pretendo asistir a esa conferencia. En ella intentan dar a conocer ciertos informes de personas que afirman haber visto a dos extraterrestres vivos en una base de la fuerza aérea. Desgraciadamente no es mucho lo nuevo que pueda decir al respecto pero espero pronto tener mayores detalles y publicarlos en el próximo número del SUN que aparecerá el próximo mayo. Hace un par de años empecé a trabajar en un libro referente al supuesto incidente Roswell, pero no he podido continuar con él debido a la gran cantidad de compromisos que he tenido últimamente.

P.U. En México un caso de finales de los setenta, el caso Billy Meier, ha tenido gran relevancia a últimas fechas, ¿cuál es su opinión acerca del mismo?

P.K: Bueno, yo no lo he investigado ampliamente, pero hay claros indicios de que las fotos son trucadas. Mi filosofía es que si algunas fotos son trucadas, entonces todas las fotografías son altamente sospechosas; puesto que si alguien tiene la oportunidad de fotografiar un ovni real, ¿por qué tendría que ponerse a falsificar fotografías? Tenemos por otro lado una película en la cual se ve un ovni cerca de una carretera. En esa carretera se ven automóviles circulando. Siempre que en las cercanías de una carretera hay un accidente o algún evento similar, todo mundo se detiene a mirar… En la película aparece un gigantesco platillo al lado de la carretera y ningún automóvil se detiene ¡ni siquiera disminuye su marcha! Esto es ilógico. La explicación objetiva radica en que en las cercanías de la carretera no hay ningún platillo volador, sino que se trata de un pequeño objeto, una maqueta colgando de un hilo que está a bastante distancia de la carretera, por eso nadie le pone la menor atención. En otra de estas películas se ve otro gigantesco platillo que -tambaleándose- pasa entre las ramas de un pino… ¿Cómo una tecnología tan avanzada no puede estabilizar su nave? Todo esto nos indica que las fotografías y películas de Billy Meier son un fraude.

Como recordarás, Billy Meier también afirma haber viajado en el tiempo a bordo de estos platillos y dice haber visto un futuro terremoto de San Francisco, del cual presenta una fotografía. Un investigador escéptico descubrió que esta fotografía era idéntica a una reconstrucción artística hecha y publicada en la revista GEOPor todo esto creo que nadie puede creerse esta historia.

P.U: ¿Cuál es su opinión acerca de la historia de Whitley Strieber y sus libros Comunión y Transformación?

En mi opinión Whitley Strieber es sincero, es decir no está mintiendo. Incluso, creo que últimamente él sospecha que padece una enfermedad conocida como epilepsia del lóbulo temporal, la cual es una enfermedad orgánica bastante rara, que cuando afecta a las personas, éstas padecen alucinaciones muy extrañas, Hay un psiquiatra el Dr. Donald Klein quien se puso en contacto con Strieber, me parece que en julio de 1986, desde ese entonces, el Sr. Strieber ha sido sometido al menos a dos pruebas con electroencefalograma, cuyos resultados indican que es muy probable que sufra de una epilepsia del lóbulo temporal. Sin embargo, el diagnóstico es muy difícil ya que hoy puedo tener un ataque y mañana cuando vaya al médico someterme una prueba cuyos resultados sean totalmente normales. No obstante, en opinión del Dr. Klein esto no se puede demostrar con certeza. Por eso mi opinión es que Strieber dice la verdad acerca de sus experiencias, pero que estas experiencias son resultado de su enfermedad…


[1] Publicado originalmente como García Oscar y Escobar Héctor, Entrevista: Philip J. Klass, Perspectivas Ufológicas, Año 1, No. 2, México, abril de 1994. Págs. 4-6.

Un pensamiento en “Entrevista: Philip J. Klass”

  1. Es necesario que existan investigadores escépticos , porque hacen la labor que la ciencia oficial no hace. Cuestionar cada caso ovni es imprescindible, pero el escepticismo tiene un límite, nunca un investigador puede ser rotundo en sus exposiciones, Klass se sobre pasa al decir “no hay extraterrestres en nuestros cielos”. Creo que un fenómeno inverosimil no puede ser explicado con argumentos igualmente increíbles. Ejemplo si un piloto de aviación dice que ha visto una luz que ha estado a punto de impactar con su avión, el escéptico después de investigar y no encontrar motivo de engaño en las declaraciones del piloto no puede decir “esto que has visto es Venus”. Una cosa es ser receloso y otra simplemente no creer y es lo que a mi parecer le ocurre a Klass. Es tan peligroso un investigador que se crea todo por tal de vender sus libros a un investigador que considere que está investigando un fenómeno que a priori no existe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.