Jesús es la opción más “asequible”

Somkul Village, Camboya: Finalmente, una victoria para el cristianismo en estos tiempos modernos: Los pueblos indígenas Jarai han renunciado adorar a los espíritus y se volvieron hacia Jesús. La razón: Los espíritus exigen demasiadas vacas, búfalos, y baratijas. Phnom Penh Post

Minorías étnicas recurren a Jesús como la opción más “asequible”

Martes, 12 de junio 2012

May Titthara y David Boyle

Aldeanos de la etnia Jarai llevan una vaca para ser masacrada en la provincia Ratanakkiri del distrito O’Yadav la semana pasada. Fotografía: David Boyle / Phnom Penh Post

Más de 500 dólares americanos es el costo del sacrificio de un búfalo para revivir un pariente condenado a la enfermedad por los espíritus, lo que ha empujado a las minorías indígenas jarai, residentes de de la aldea de Somkul, en Ratanakkiri, a una opción religiosa más asequible: el cristianismo.

En la aldea en la comuna O’Yadav del distrito Som Thom, alrededor del 80 por ciento de la comunidad han renunciado a espíritus y fantasmas en favor del domingo de sermones y la medicina moderna.

Sev Chel, de 38 años, dijo que hizo el cambio porque cuando ella se enfermaba, podría costar cientos de dólares apaciguar a los dioses con un paquete de sacrificio que pedía incluir una vaca o un búfalo, un pollo, plátanos, incienso y vino de arroz.

“Así que si vendo el búfalo y llevó el dinero para pagar por la medicina, son unos 30,000 a 40,000 riel (para) aliviarme, por lo que creo firmemente en Jesús”, dijo. “Si yo no creyera en Jesús, tal vez en este momento yo seguiría siendo pobre y no sabría nada fuera de mi comunidad”.

Una pequeña iglesia de madera ha emergido en la comuna de Somkul donde la palabra de Jesucristo, o “Yesu Yang” para los Jarai, se predica en lugar de la mezcla de animismo y budismo Theravada que han seguido tradicionalmente.

Kralan Don, de 60 años, dijo que él y los otros cuatro miembros de su familia comenzaron a asistir a la iglesia hace unos cinco años debido a su bajo nivel de vida.

“Creemos en el cristianismo porque somos pobres, no tenemos dinero para comprar búfalos, gallinas y cerdos para orar a los espíritus de los dioses de la tierra o el dios del agua, cuando los dioses nos hacen enfermar”, dijo.

Klan Ly, de 56 años, dijo que había abandonado por completo sus temores de la magia negra después de hacer la conversión.

“Cuando mi familia creyó en el cristianismo, mi viejo Buda ya no pudo usar la magia negra en nosotros, porque Jesús nos protegió”, dijo.

Jarai2Con el dinero que ha ahorrado con la medicina occidental en lugar de realizar sacrificios, Klan Ly dijo que había sido capaz de construir una casa.

El cristianismo no es la única religión externa que tiene proselitismo en el pueblo de Somkul.

A poca distancia de la iglesia se encuentra un testimonio de un intento anterior que no pudo ganar la fe de los jarai – una mezquita a la que los aldeanos dicen que ya no se asiste.

La construcción de la mezquita y la iglesia coincide con la tala rápida y a gran escala de la mayor parte de los bosques Ratanakkiri, donde se cree que residen los espíritus peligrosos y salvajes temidos por los Jarai.

Mientras se abre Ratanakkiri a través de la carretera nacional pavimentada 78, mejorando las telecomunicaciones y la afluencia cada vez mayor de los no indígenas camboyanos, de las tierras bajas, a la provincia, grupos como los Jarai están dispuestos a considerar diferentes maneras espirituales para entender los cambios.

En un artículo de 2009, Ian Baird, profesor de geografía en la Universidad de Wisconsin-Madison, encontró que una de las razones de que las minorías indígenas Prao de Ratanakkiri habían sido más receptivas a hacer proselitismo católico que el tipo de cristianismo evangélico protestante aprobado por los Jarai fue debido a su actitud laxa de beber y fumar.

Mientras los misioneros cristianos evangélicos protestantes son relativamente nuevos en el noreste de Camboya, estableciéndose en la década de 1990, han tenido una presencia entre los Jarai en Vietnam desde la década de 1970.

“Los Jarai se están convirtiendo mucho más rápidamente que otros grupos. Esto es así porque la mayor parte de los jarai en Vietnam se han convertido al cristianismo, y los familiares han estado convirtiendo a otros jarai en Camboya desde el otro lado de la frontera, cuando visitan a sus familiares, etc”, dijo Ian Baird por correo electrónico.

En la aldea de Somkul, los conversos dijeron que estaban felices de que las estrictas normas protestantes habían prohibido a sus hijos beber y fumar en favor de ir a la escuela, donde estaban aprendiendo Khmer e inglés.

Chil Braing, de 55 años, no recuerda cuántos litros de vino de arroz utilizaba para pasar cada día, pero está segura de una cosa, que no ha tocado una gota desde que se convirtió.

“Ahora, mi salud es mejor que antes porque no me emborracho temprano en la mañana como lo hacía antes”, dijo.

Pen Bunna, coordinador provincial del grupo de derechos Adhoc y experto en la cultura de las minorías indígenas Ratanakkiri, dijo que la aldea comenzó a abandonar sus creencias tradicionales en algún momento entre 1996 y 1997, después de que llegó un misionero norteamericano al pueblo de Somkul.

“El cristianismo los hace inteligentes y también evita que tangan problemas con los demás”, dijo.

Tradicionalmente, los Jarai han hibridado creencias animistas con aspectos del Budismo Theravada, pero su nueva religión es estrictamente monoteísta, en la que no hay espacio para la competencia de las nociones de Dios y la espiritualidad.

David Manfred, director de campo de la Alianza Cristiana y Misionera de Camboya, dijo, sin embargo, que los cristianos evangélicos estaban preocupados por el mantenimiento de los aspectos útiles de la cultura jarai como el lenguaje y la música, fomentando al mismo tiempo a abandonar otras.

“Hablamos de nuevas carreteras, o teléfonos o escuelas, hay presiones sobre la cultura ya cambiada de diferentes maneras”, dijo.

El temor tradicional de los Jarai a los espíritus malignos era costoso e inútil, dijo, añadiendo que los aldeanos en Somkul habían reconocido que Jesucristo era más poderoso.

Pero no todos en Somkul han aceptado esa afirmación del todo y Chhil Dan, de 33 años, dijo que ahora que había renunciado a todas las religiones, no se preocupa por la pérdida de las creencias jarai y era feliz sólo de sentirse libre.

“Recientemente yo ya no creo en ninguna religión. Sólo estoy esperando a envejecer, pero algunos de mis familiares ya creen en la iglesia. Sólo yo no voy a la iglesia”, dijo. “Todas las religiones son buenas”.

http://www.phnompenhpost.com/index.php/2012061256749/National-news/the-power-of-faith-and-medicine.html

Un pensamiento en “Jesús es la opción más “asequible””

  1. Pingback: Religión 2012

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.