Dunas de arena cantarinas explicadas

Dunas de arena cantarinas explicadas

El tamaño de los granos de arena dictan la forma en que silban las dunas, encuentra un estudio.

Shannon Fischer

National Geographic News

31 de octubre de 2012

Cuando Marco Polo las escuchó en China, sospechó de los malos espíritus. Cuando los residentes en Copiapo, Chile, oyeron que emanaba de una colina de arena, denominaron al pico El Bramador, por sus rugidos y bramidos.

Los científicos hoy las llaman “arenas cantarinas”, pero se están refiriendo a lo mismo: cuando granos de arena se deslizan hacia abajo de las laderas de algunas dunas de arena, producen un gemido o zumbido profundo que reverbera por millas.

Pero cómo producen esta “música” estas dunas sigue siendo un misterio muy debatido. ¿Otra pregunta enojosa es por qué diferentes dunas cantan melodías diferentes — y cómo pueden algunas incluso cantar más de una nota a la vez?

A trío de biofísicos parisinos creen que saben la respuesta. No es necesariamente el movimiento del océano arenoso lo que determina el tono de la nota — es el tamaño de los granos, aunque todavía se desconoce por qué importa el tamaño.

Los investigadores localizaron primero un par de dunas cantarinas, una en Marruecos y otra en Omán. Trabajando literalmente sentados en sus pantalones, deslizando sus pies primero hacia abajo de las colinas para desencadenar las avalanchas. Encontraron que, mientras la colina marroquí gimió en un constante 105 Hz — o un G bajo fuerte — las dunas omaníes cantaban un fragor de nueve notas que van desde 90 a 150 Hz.

Escuchando a las dunas cantar

Con los sonidos identificados, el equipo lleno sus maletas con 110 libras (50 kilos) de arena marroquí y 220 libras (100 kilos) de arena omaní y corrió hacia su laboratorio en la Universidad de Paris Diderot. “Si quiere hacerlas cantar, se necesita mucha”,, señaló el líder del estudio Simon Dagois-Bohy.

Haciendo Mini-avalanchas

En el laboratorio, el equipo recreó las avalanchas en miniatura, analizando la velocidad, la profundidad y la forma de las cascadas. Como resultado, los granos de arena de Marruecos, de una nota, son del mismo tamaño casi en su totalidad — 160 millonésimas de metro o micras de grosor — pero las ruidosas arenas omaníes van en el rango de 150 a 300 micras.

Pero cuando las arenas desordenadas se tamizaron hasta tener sólo partículas de 200 a 250 micrones, el tono se limpió a un solo tono. “El tamaño del grano controla el sonido real”, concluyó Dagois-Bohy.

Por qué sucede esto exactamente, y cómo se crea el sonido en sí mismo, es aún incierto. Sin embargo, el grupo parisino sospecha que, durante una avalancha, los granos de arena bajan juntos la duna — cada grano choca con y rueda alrededor de sus vecinos, creando un flujo constante de colisiones. Grandes granos de arena se mueven uno alrededor del otro en un ritmo más lento y viceversa para granos más pequeños.

Cada golpe hace un choque que, por sí solo, sería casi inaudible. Pero sumado en las condiciones adecuadas, dijo el coautor del estudio Stéphane Douady — y el equipo está trabajando todavía en cuáles realmente son esas condiciones precisas — y obtienes “el sonido de millones de pequeños choques”.

El estudio de las dunas cantarinas fue publicado el 26 de octubre en la revista Geophysical Research Letters.

http://news.nationalgeographic.com/news/2012/10/121031-singing-sand-dunes-physics-science-whistling/

Ver: http://www.anomalia.org/perspectivas/ci/arenas_cantarinas.htm

http://micromegas.webcindario.com/ruiz01.pdf

Hay un canal dedicado a las arenas cantarinas

http://www.youtube.com/channel/HCqkPv6g1HKvU?feature=relchannel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.