El ovni de la isla Trinidad (y 5)

EL REVUELO ENTRE LOS UFÓLOGOS AMERICANOS

Cuando la imagen fue televisada y apareció en los periódicos de los Estados Unidos, el Centro de Inteligencia Técnica Aérea (ATIC), encargado del Proyecto Libro Azul, afirmó que se trataba de una falsificación. El teniente coronel Lawrence J. Tacker, portavoz del Cuartel General, afirmó que la Armada de los Estados Unidos había dictaminado que era un engaño.

El ATIC recibió varias cartas de ufólogos estadounidenses que pedían que se enmendara las declaraciones ofensivas hacia el gobierno y las fuerzas armadas del brasil. Entre esas cartas se encuentra la de la señora Catherine Carter Golden (Carta 1):

«15 de agosto, 1960

«Honorable Gordon Scherer

«House Office Building

«Washington 25, D. C.

«Distinguido Sr. Scherer:

«Hace varias semanas se exhibió la fotografía de un objeto volante no identificado en la galería de arte de Dave Garroway. Se trataba del célebre OVNI brasileño. La fotografía había sido tomada a bordo del barco de la Armada Brasileña «IGY»[1] «¦

«»¦ Los brasileños saben muy bien a qué atenerse en cuanto a sus OVNIs. Tengo varios ejemplares de la revista «O truzeiro»[2], en la que se exponen numerosos fenómenos notables observados, en una forma franca y abierta. Recientemente recibí un informe de siete páginas acerca de la censura en Brasil, del Dr. Olavo Fontes, el ufólogo mejor conocido del país. El grado de censura existente en Brasil es cuestión de opiniones, principalmente, y a las autoridades no les agrada mucho nuestra insistencia al respecto. Se han realizado, por término medio, de 6 a 8 observaciones por mes durante más de cuatro años, efectuándose hasta treinta en dos horas, algunas veces. ¿Cómo reaccionarán estas personas bien informadas al enterarse de que se acusa de falsedad a su presidente y a varios altos oficiales de la Armada?…

«Atentamente,

«Catherine Carter Golden

«334 Tarall St., dpt. 3

«Cincinnati, Ohio».

En realidad la señora Golden exageraba un poco, pues el ATIC nunca atacó directamente de falsedad al presidente del Brasil. El ATIC envió la siguiente respuesta a la señora Golden (Carta 2).

«AFOI-3d/Teniente Coronel Tacker/mhb/72291

«29.8.1960

«Distinguida Sra. Golden:

«»¦ Para su información, la Armada de los EE. UU. Ha calificado de falsa la fotografía, y los antecedentes que obran en nuestro archivo indican que se trata de una fotografía trucada (o un fotomontaje). No hubo ningún testigo presente en el momento en que el fotógrafo revelaba el negativo.

«Atentamente

«Lawrence J. Tacker

«Teniente Coronel, USAF

«División de Información Pública

«Oficina de Información

«Sra. Catherine Carter Golden

«334 Thrall Street

«Cincinnati 20, Ohio

«Respuesta OI/3d

«Lector OI-1».

A su vez el señor P. G. Strong, de la CIA, envió una carta (Carta 3) al señor G. L. Cary, Director Adjunto de Recopilación (CIA), el 31 de agosto de 1960, en donde decía: «La fotografía fue tomada por un fotógrafo «freelance» destacado por sus fotografías trucadas. No fue, como dice la Sra. Golden, revelada en la presencia de nadie»[3].

Sin embargo la polémica continuó y los miembros del NICAP (National Investigation Committee for Aerial Phenomena, Comité de Investigación Nacional para los Fenómenos Aéreos) fueron los que más duramente atacaron esta política del ATIC.

Tacker, en un tono un tanto hostil y prepotente, contestaba las cartas sin dar mayores explicaciones (Carta 4).

«DEPARTAMENTO DE LA FUERZA AÉREA

«WASHINGTON

«OFICINA DEL SECRETARIO

«8 DE JULIO DE 1960

«Estimado Sr. may:

«Esta es en respuesta a su carta del 29 de junio de 1960 en relación al avistamiento de un OVNI en la isla Trinidad y a las afirmaciones de la APRO de poseer muestras metálicas de un OVNI.

«La Marina de los E. U. evaluó el avistamiento de la isla Trinidad y reportó a la Fuerza Aérea sus conclusiones. Se determinó que el avistamiento de la isla Trinidad fue un fraude.

«En un telegrama de la Western Union a este oficial, la Sra. Coral Lorensen de la APRO declinó enviar a la Fuerza Aérea para su evaluación, los residuos de un OVNI que afirma están en su poder.

«Sinceramente,

«Lawrence J. Tacker

«Teniente Coronel de la USAF

«División de Información Pública

«Oficina de Información

«Sr. Richard Hall

«NICAP

«1536 Connecticut Ave., N.W.

«Washington 6, D.C.»

La poca sensibilidad de Tacker fue una de las razones que le dieron a la Fuerza Aérea su imagen de intransigente y de que intentaba ocultar algo (Carta 5). Este filón fue explotado eficazmente por el Mayor Donald Keyhoe[4], quien era el poder tras el trono de la NICAP, y que las más de las veces dejaban que fueran sus subordinados quienes presentaran frente o atacaran directamente a la Fuerza Aérea, mientras que él se conformaba en publicar bestsellers y llevarse el crédito.

«NATIONAL INVESTIGATION COMMITTEE ON AERIAL PHENOMENA

«WASHINGTON 6, D.C.

«Teléfono NORTH 7-9434 julio 12, 1959

«DIRECCIÓN DE CABLE

«SKYLIGHT

«MAYOR DONALD E. KEYHOE

USMC (RET.) DIRECTOR

Teniente Coronel Lawrence J. Tacker

«División de Información Pública

«Oficina de Información

«Departamento de la Fuerza Aérea

«Pentágono,

«Washington 25, D.C.

«Estimado Coronel Tacker:

«Gracias por su carta del 8 de julio en la que establece que el caso del OVNI de la isla de Trinidad de enero de 1958, que involucra fotografías del supuesto OVNI «es un fraude». Si interpreto su carta correctamente ¿es esta la determinación de la Fuerza Aérea basada en una evaluación de la Marina?

«Es inconcebible para nosotros que la Fuerza Aérea no se sienta obligada a dar una explicación más detallada de sus razones para considerar este caso como un fraude, particularmente en vista del hecho de que el avistamiento y las fotografías fueron completamente autentificadas por las autoridades brasileñas y enviadas a la prensa por el Presidente del Brasil. ¿Se puede acusar de tratar de perpetrar un fraude a estas autoridades, incluyendo el Presidente y oficiales de alto rango en la Marina Brasileña, que respaldaron las fotografías sólo después de haberlas estudiado cuidadosamente? Si no, ¿qué razones hay para considerar que el caso es un fraude?

«Las fotografías fueron evaluadas cuidadosamente y dadas como auténticas por varios laboratorios en Brasil, incluyendo el Laboratorio Aerofotográfico Cruzeiro do Sul en Rio de Janeiro. ¿Los laboratorios de la Marina de los E.U., u otros expertos fotógrafos de este país, han conducido evaluaciones comparables de las fotos para dar base a las conclusiones de la Fuerza Aérea de los E.U.?

«En vista de la naturaleza comprometedora de acusar de «fraude», y de la evidencia factual detallada por las fuentes brasileñas en este caso, que permanece inexplicable y sin resolver para la Fuerza Aérea de E. U. creemos que una declaración tan pobre como la que recibimos falla en tomar en cuenta los hechos de manera racional y científica ya que la implicación es que no hubo ningún «desconocido», por lo que solicitamos una copia del reporte de evaluación como lo autoriza la AFR 200-2 en los casos clasificados como «explicados».

«Atentamente,

«Richard Hall

«Secretario del NICAP».

Tacker nunca se dio cuenta del daño que sus cartas le hicieron a la Fuerza Aérea y continuaba respondiendo con su acostumbrado estilo, por demás desagradable (Carta 6).

«DEPARTAMENTO DE LA FUERZA AÉREA

«WASHINGTON

«OFICINA DEL SECRATARIO 14 de julio de 1960

«Estimado Sr.Hall:

«Esta es en respuesta a su carta del 12 de julio de 1960 sobre el caso del OVNI de Brasil, de la isla Trinidad.

«Ha malinterpretado mi carta del 8 de julio de 1960. Los resultados y evaluaciones de ese avistamiento fueron hechos por la Marina de los E.U. y se puede obtener de ellos una copia del reporte de evaluación.

«Sinceramente,

«Lawrence J. Tacker

«Teniente Coronel USAF

«División de Información Pública

«Oficinal de Información

«Sr. Richard Hall

«NICAP

«1536 Connecticut Ave., N.W.

«Washington 6, D.C.»

EL DOCTOR MENZEL

Los ufólogos de ese entonces, parecían tener un caso perfecto (otro más de la larga lista). Múltiples testigos, detección en radar, efecto electromagnético y principalmente, las fotografías. Fotografías que, por otra parte habían sido autentificadas por un laboratorio fotográfico pero, lo mejor, por el mismísimo Presidente del Brasil. Respaldados en lo anterior quisieron restregárselo a Menzel, que en ese entonces era el único científico, civil, que enfrentaba los desatinos de los ufólogos. Richard Hall, del NICAP, le escribió narrándole los sucesos, pidiéndole su opinión. Menzel escribió (Carta 7):

«Octubre 26, 1958

«Sr. Richard Hall

«National Investigations Committee on Aerial Phenomena

«1536 Connecticut Ave., N.W.

«Washington 6, D.C.

«Querido Sr. Hall:

«»¦ He leído con interés el caso que reporta, del Brasil, el avistamiento del 22 de febrero de 1958.

«Como la mayoría de los reportes de OVNIs, se omiten muchos datos significativos, tales como el soporte aparente del OVNI. No me impresiona la «etiqueta» que usualmente se añade a cada avistamiento OVNI para hacerlo más impresionante al público. Es un viejo cliché que alguien declare un film «auténtico». Quisiera saber por qué medio o pruebas lo declararon auténtico. ¿Se probó la misma cámara? ¿Se determinó que las reflexiones internas en los lentes no producen una imagen fuera de foco de una fuente brillante reflejada y multiplicada fuera del campo visual?

«Ni el hecho de que el Presidente del Brasil se haya interesado en él tiene algún peso particular.¿El objeto en la fotografía realmente se asemeja al objeto visto? En muchas ocasiones una persona intenta fotografiar algo que esta viendo y obtiene un defecto de la lente más espectacular que lo que intentó reportar. ¿Qué tipo de lentes usó? ¿Qué clase de ampliación? ¿Qué longitud focal? ¡Estaba el Sol brillando?

«Con referencia a lo último puedo decir que el Sol estaba brillando, aunque tal vez esas motas oscuras en el cielo sean nubes. ¿Cuándo reportan «luz fosforescente» y «brillo» se refieren a la reflexión solar? ¿Están implicando que era un destello debido a una clase de motor o escape? Si es así, ¿cómo lo pudieron distinguir? ¿Qué significa «maniobrando alrededor del área a velocidades variables»? Frecuentemente, la gente juzga la velocidad de un OVNI por su cambio aparente en el brillo. Esto puede deberse, por ejemplo a áreas de diferentes materiales en un objeto, que presentan diferentes áreas reflejantes al Sol, lo que produce cambios en su forma aparente. Algunos reflejan brillantemente, como un espejo. Luego repentinamente el plano puede cambiar y el objeto puede desaparecer repentinamente. La gente puede pensar que el objeto aceleró. ¿Fue el movimiento tangencial siguiendo un mismo radio? ¿Siempre apareció dando la misma posición? ¿Si se movió tangencial, pudo alguien estimar cuantos grados por segundo o por minuto se movió?

«Usted debería tener respuesta a preguntas como estas.

¿Cuál era la velocidad angular, si se estaba moviendo de lado? ¿Cuál era la distancia a las montañas? ¿Cuál era el tiempo de exposición y el tipo de film usado? ¿Estoy en lo cierto en asumir que el Sol estaba brillando y que la escena es de día? Si es así, entonces probablemente el Sol estaba detrás del observador y un poco a su izquierda.

«De la calidad de la fotografía y del hecho de que probablemente fue tomada desde el barco, juzgo que fue tomada con telefoto o representa una gran ampliación de la fotografía original[5]. Si es lo último, ¿ cual es el poder de resolución aparente de los lentes originales? ¿Cómo aparecería una luz distante tomada con un lente y amplificada en la misma magnitud?

«En vista del hecho de que no tengo todas estas respuestas, y si voy a hacer alguna evaluación se debe hacer algunas suposiciones razonables sobre estas preguntas. Si después encuentro que mis suposiciones estaban equivocadas, entonces podré corregir mis respuestas.

«Existen varias posibilidades. Puede ser simplemente un jet a la distancia, la peculiar apariencia puede ser un efecto de las alas y la cauda del jet. Tengo en mi poder una fotografía de un avión en vuelo, envuelto en una nube de la cauda del jet cercana al fuselaje y con las alas proyectándose. Usted se sorprendería de que fuera un avión, excepto por el hecho de que la fotografía es inusualmente clara. Pero a la distancia parecería el duplicado de la fotografía de Brasil. Además de esto la reflexión de un plano que esta maniobrando ligeramente, y creo que usted tendría una explicación a su caso, con los datos suministrados.

«No hay, sin embargo, evidencia que sustente que el OVNI estaba gran distancia. Podría estar mucho más cerca, a pesar de que otros residentes hayan visto el OVNI. Es una suposición de que sea el mismo OVNI. Existen muchos objetos materiales que dan un efecto similar, cuando se les ve en el aire. No sabemos nada de la condición del viento. ¿Hubo algún intento de ver el objeto a través de un telescopio? No estamos hablando de que los testigos vieron o pensaron ver una forma peculiar de Saturno en la fotografía. ¿O sólo recordaron esto después de haber visto la fotografía? Hay muchos ejemplos de lo anterior en la historia, cuando alguien, después de haber visto una fotografía, suministra detalles que ciertamente no fueron observados inicialmente. No estamos seguros en ninguno de estos hechos. ¿Y todas estas son la clase de preguntas que un investigador científico, cuidadoso y honesto debe hacerse. El hecho de que los archivos de la Fuerza Aérea contienen muchos casos incompletos y no evaluados se debe, en gran parte, al hecho de que los investigadores fueron incompetentes y no científicos.

«También podría hacer un buen caso, dentro de los límites de la observación, de un globo, aunque tendría que fabricar alguna clase de hipótesis ad hoc para explicar la línea oscura a lo largo de la bolsa.

«Algo más factible es la posibilidad de que este no fuese el objeto que la persona estaba tratando de fotografiar, sino una reflexión múltiple del Sol en los lentes de la cámara. He tomado muchas fotografías, aún con lentes buenos, en las cuales aparece una distorsión peculiar de la imagen del Sol como si fuera un platillo volador. Y los libros sobre platillos voladores están llenos de tales ilustraciones.

«Notará que supongo, igual que usted, que este reporte no es un fraude. Pero hasta que no tengamos una buena evaluación del fotógrafo, no podemos desechar la posibilidad de que él haya hecho un fraude. Hay diversas maneras de hacerlo y no conozco prueba alguna que pruebe la «autenticidad» del film. Este reporte que me ha enviado es como la mayoría que he investigado. Tan incompleto que la única conclusión a la que se puede llegar es la incertidumbre. El problema con los chicos de los OVNIs es que se inclinan por los platillos voladores de otros mundos y le dan la espalda a los científicos y dicen «prueben que esto no es un OVNI del espacio exterior».O, si sobre la base de la evidencia, y el presente es un buen ejemplo de esto, concluimos que el OVNI es un objeto «desconocido», ellos claman que la estadística prueba su argumento de que hay un altamente importante dos porciento (o cualquier porcentaje que diga) de objetos sin explicar, que forman la base de la creencia real en los OVNIs.

«En los escritos del Mayor Keyhoe, cualquiera que esté de acuerdo con él es «una autoridad», un «científico distinguido» etcétera. Y aquellos que no compartan sus ideas, como yo mismo, no son importantes están equivocados, o aún son deshonestos. Y el ha puesto en duda mi honestidad, implicando que puedo ser una herramienta de la Fuerza Aérea, suprimiendo todas las noticias significativas que el gobierno esta tratando de ocultar a toda costa del mundo, de que existen cosas tales como los platillos voladores de otros mundos.

«Sobre la base de la evidencia que me ha presentado, no veo nada que garantice su declaración de que «este caso es una fuerte evidencia circunstancial». Sin embargo, estoy de acuerdo en que el tipo de OVNI representado ha sido reportado por buenos observadores. Y si usted me puede aclarar las cosas sobre los puntos que le he preguntado, me ayudará en afinar los detalles y le agradeceré sobremanera. Podría quedarme con las fotografías, al menos hasta que vuelva a oír de usted de nuevo, para poder hacer algunas medidas adicionales si me proporciona con datos importantes. En particular, quisiera tener cualquier información que me pueda dar sobre el diámetro angular aparente del supuesto OVNI.

«Y, en el futuro, si desea enviarme cualquier información sobre OVNIs, por favor proporcióneme todos los datos disponibles, buenos y malos, de tal forma que no gaste mi tiempo tratando de figurar las preguntas adicionales que se deben responder.

«Atentamente,

Donald H. Menzel

«Director

«DHM/db».

Un mes después, luego de cavilar sobre el asunto de las fotos de Trinidad, Menzel volvió a escribir a Hall. Esta vez hacía otras consideraciones y puntualizaciones (Carta 8).

«Noviembre 27, 1958

«Sr. Richard Hall

«Comité Nacional de Investigaciones sobre Fenómenos Aéreos

«1536 Connecticut Ave., N.W.

«Washington 6, D.C.

«Estimado Sr. Hall:

«He analizado cuidadosamente las fotografías y los reportes del avistamiento brasileño. Y he llegado al menos a dos conclusiones tentativas, que paso a comentarle. Al menos mi explicación toma en cuenta todos los hechos que tengo en mi poder. Si aparecen nuevos datos tendré que alterar mi conclusión, ya que llegué a ella después de desechar varias alternativas.

«Tengo en mi poder un caso de un objeto con forma de Saturno bien autentificado, cuya naturaleza es conocida y claramente distinguible en primera instancia. Un avión, volando en una atmósfera húmeda pero aparentemente subenfriada, completamente envuelto en niebla, de tal forma que todo lo que uno podría ver es una división en donde las líneas de vapor fluyen hacia arriba y abajo respectivamente sobre y bajo las alas. La cabina central produce el efecto de una mancha parecida a Saturno, lo anterior junto con las alas recuerdan cercanamente la apariencia de las fotografías de Brasil.

«Además, probablemente existe una reflexión especular de la brillante luz del Sol, desde el mismo avión. La intensidad de esta reflexión frecuentemente da la falsa impresión de la velocidad del avión. Cuando brilla, uno puede suponer que el avión se está acercando. Cuando se apaga, creeríamos que el avión se está alejando. Todo esto se puede enfatizar cuando se tiene el efecto de una estela de vapor que rodea por completo el avión.

«Por supuesto no tengo un reporte meteorológico detallado que me permita evaluar si el aire estaba supersaturado. Sin embargo, las condiciones en una atmósfera tropical son más proclives a este fenómeno que en una zona más templada.

«En las fotografías tomadas del objeto a las que me refiero, las hélices son claramente visibles. Sin embargo, estas, también, podrían cubrirse con la niebla en un momento dado. O, tal vez, el avión fuese un jet. El problema es que el ruido del aparato es tan poco común que podríamos descartar esta suposición. Además, no tenemos ninguna información sobre el nivel de ruido en decibeles sobre el barco.

«Continúo sin tener información significativa sobre el tamaño de los lentes, la longitud focal, la ampliación de la fotografía, etcétera, para que pueda hacer una evaluación relevante. No sabemos que tan alejado de la costa estaba el barco, etcétera. Sin embargo, le envío mi mejor explicación disponible.

«Con afecto,

«Donald H. Menzel

«Director

«DHM/mg

Richard Hall le responde a Menzel el 7 de diciembre y se compromete a tratar de indagar más sobre el asunto, en particular sobre las condiciones atmosféricas del día del avistamiento en la isla de Trinidad (Carta 9).

«Comité Nacional de Investigaciones sobre Fenómenos Aéreos

«Telephone NORTH 7-9434 Diciembre 7, 1959

«DIRECCIÖN DE CABLE:

«MAYOR DONALD E. KEYHOE

«USMC (RET.) DIRECTOR

«Dr. Donald H. Menzel

«Harvard College Observatory

«Cambridge 38, Mass.

«Estimado Dr. Menzel:

«Perdone mi tardanza en responder su carta del 27 de noviembre de 1959. Su conclusión tentativa de que el OVNI era un avión cubierto por una estela de vapor es interesante «“noto que usted concluye que es un objeto real y sólido el que estaba presente- sin embargo, esto tendría que haberse comprobado por las autoridades brasileñas quienes debieron verificar esta posibilidad, y no se ha hecho ninguna declaración al respecto.

«La prueba crucial para probar su hipótesis, por supuesto, sería la obtención de los datos meteorológicos de aquel día. Si usted desea retener la fotografía y otros materiales y preguntar a los oficiales brasileños, no hay ningún problema. También, estoy en contacto con un físico atmosférico que aparentemente tiene registros del tipo necesario. Tal vez él podría tener registros similares a los del área de la isla Trinidad, pero tendré que preguntarle.

«Parece que tendremos que hacer un esfuerzo extra para tratar de colectar los hechos de este caso, ya que dista mucho de ser un «buen» reporte de OVNIs. Si fuera posible confirmar su hipótesis, podría poner en duda otros casos aparentemente sólidos «“particularmente los de tipo Saturno-, si las autoridades brasileñas checan el tráfico aéreo, y las condiciones atmosféricas nos conducen a la presencia de vapor, tendremos que decir que dejará de ser un caso OVNI bien establecido.

«También creo que su explicación es típica, dentro de las alternativas que usted tiene, en la que queda una legítima sombra de duda sobre la identificación del objeto. Es obvia la necesidad de obtener mejores datos y una investigación más completa del caso. Tomado como otros muchos casos de extraños objetos reportados por gente responsable, este objeto podría haber sido un «aparato» de origen no determinado.

«De cualquier forma gracias por su interés en este caso y por su tiempo.

«Sinceramente

«Richard Hall

El compromiso de Hall no fue de dientes para fuera. Contactó con otro ufólogo, el geofísico James E. McDonald, y le solicitó la información que le pedía Menzel. McDonald respondió lo siguiente (Carta 10):

Diciembre 12, 1959

«Sr. Richard Hall,

«Secretario del NICAP

«Washington, D.C.

«Estimado Sr. Hall

«En respuesta a su carta del 7 de diciembre, le tengo que decir que no poseo el acceso a ningún tipo de datos meteorológicos del área ecuatorial dentro de la cual, se reportó, fue tomada la foto brasileña de enero de 1958. Los datos de superficie y de la atmósfera superior sólo se reportan para latitudes medias del Hemisferio Norte.

«Sin embargo, no creo que este tipo de datos sea relevante para la cuestión de si el fotógrafo pudo haber fotografiado sin saberlo una nave «envuelta en una estela de vapor». La foto que me envió es de baja calidad, por supuesto, pero revela un diámetro angular tan grande del «objeto» que el fotógrafo difícilmente podría haber tenido duda de su identidad[6]. Además, no hay semejanza, en mi opinión, entre el tipo de estelas de condensación que un avión puede formar a grandes alturas, en caso de que vuele a baja altitud en el trópico. En el último caso, las estelas de condensación son físicamente imposibles por razones que no trataré de explicar aquí. Sin embargo, dadas las extremadamente altas humedades relativas, y teniendo un avión con una gran carga alar (e.d. un avión caza), haciendo un corte en el aire, se pueden formar estelas de condensación en los dos vórtices de las puntas de las alas, que se extenderán hacia atrás a partir de esos puntos. Además, la verificación del aire en las puntas de las hélices, bajo la hipótesis de una alta humedad, puede formar estelas helicoidales perceptibles. En la literatura existen fotografías de ambos tipos de dinámicas que producen estelas de condensación. El primer tipo no es tan común que se reproduzca en las fotografías, por lo que si usted está interesado en examinar un hermoso ejemplo de ello lo puede encontrar en Ludlam and Scorer»™s «Cloud Study», p. 77. Es una foto de un bombardero inglés en aire húmedo, y muestra dos tubos estrechos de corrientes de vapor detrás de cada punta de las alas.

«Las naves no se pueden «recubrir» por ninguno de los dos tipos de dinámicas que producen estelas de condensación (ni se pueden cubrir en la más común estela peculiar a bajos ambientes de temperatura).

«Le regreso la foto porque supongo que es la única copia en su archivo. Si me puede enviar una más brillante (esto es, más clara), podría hacer algunos otros comentarios sobre la base de un examen de esa copia.

«Sinceramente

«J. E. McDonald»

Para Richard Hall y todos los miembros del NICAP no había duda, el objeto avistado en la isla Trinidad era un real OVNI y las fotografías eran auténticas, así lo expresó en la Sección VIII de su UFO Evidence[7]:

«Evaluando todos los datos, concluimos que las fotografías parecen ser auténticas. Son definitivamente la serie de fotografías OVNI potencialmente más significativas en nuestros archivos, por lo que es muy deseable aclarar el incidente y hacer un análisis adicional. En aras de la investigación científica urgimos que se levante el secreto sobre el caso por parte de los Estados Unidos y del Brasil y se publique un franco reporte para el público. En particular, los reportes y análisis de los laboratorios brasileños deben ser puestos a disposición de los científicos. También se debe disponer de la correspondencia intercambiada por la Fuerza Aérea a través de la Embajada Americana en Rio de Janeiro».

Así estaban las cosas cuando la revista americana Look trataba de enviar al doctor Donald H. Menzel, astrónomo y astrofísico, Director del Observatorio de Harvard y gran «enemigo» de los OVNIs. El doctor Menzel debería viajar al Brasil para recabar información, pero luego de que la Oficina de Inteligencia Americana en Río de Janeiro declaró que las fotografías eran un fraude, se canceló el proyecto.

Antes de que su viaje se cancelara Menzel[8] había llegado a otra conclusión. Afirmaba que el OVNI no era otra cosa que «la gran gaviota en el cielo» apuntada por Vieira. Lo que no tomó en cuenta fue que Viegas vio al supuesto OVNI por encima de la gaviota.

El doctor Menzel se basó para su análisis en los datos presentados por el Proyecto libro Azul, es decir:

«El capitán Bacellar no entró al cuarto de revelado y el único que estuvo presente fue Viegas.

«Cuando el barco llegó a Río, los cinco miembros del Club Icaria desembarcaron y siguieron su camino en autobus[9]. No fue sino hasta dos días después[10] que el capitán Bacellar llamó a Baraúna para que le permitiera mostrar las fotografías a la Marina.

«La foto 3 es la única que muestra la forma de Saturno. Pero, mientras que las montañas parecen bastante claras, el OVNI se ve borroso y difuminado, sin consistencia sólida.

«La lámina 2 presenta al OVNI con una forma invertida respecto a la imagen que aparece en las fotos 1 y 3.

Lo nuevo que agrega el doctor Menzel a estos datos es:

«La foto número 3 presenta un OVNI ligeramente mayor de ¼ de pulgada, en longitud, y menos de 1/8 de pulgada de grosor. Suponiendo un factor de ampliación de 3, encontramos que el OVNI del negativo debería aparecer sólo como una débil mancha de cerca de 1/16 de pulgada de longitud y no más grueso que una fina línea de lápiz. Se requerirían unos ojos fantásticos para distinguir algo parecido a Saturno o cualquier otra forma.

«Los tres testigos habían enfatizado la brillantez del OVNI y sin embargo en las fotografías se ve opaco».

Es decir, la conclusión de Menzel[11]> es que las fotografías del OVNI de la Isla Trinidad son un fotomontaje.

Emblemas del Almirante Saldhana

Medalla del 25 aniversario de la expedición a la isla Trinidad.

El almirante Paulo de Castro Moreira Da Silva.

Varias fotografías de los miembros del club Icaraí.

El grupo completo del Cub Icaraí. De izquierda a derecha: Amilar Vieira, Mauro Andrade, José Viegas, Aloysio y Almiro Baraúna, en una foto tomada sobre el Almirante Saldanha a su llegada a la isla Trinidad.

Amilar con un arpón de pesca.

Viegas con el mismo arpón, snorquel y visera.

Almiro Barauna en una foto de la época del avistamiento.

Varias fotografías de Almiro Barauna, hasta una reciente poco antes de su muerte.

El Doctor Olavo T. Fontes.

Joao Martins y Eduardo Keffel «analizando» los negativos de las fotos de Barra da Tijuca, las que finalmente se demostró que eran fraudulentas.

El doctor Fontes fue uno de los ufólogos brasileños más activos de los cincuenta y sesenta. En esta foto aparece tomando los signos vitales del famoso Antonio Vilas Boas.

Los esposos Jim y Coral Lorenzen.

El mayor Donald Keyhoe.

El mayor Keyhoe y Richard Hall.

Oficina del NICAP. Al centro Richard Hall.

El doctor Menzel.

El doctor James McDonald.

El doctor Hynek.

Irene Granchi.

Rachel.

Todd Zechel y William Spaulding.


[1] La señora Golden confundió el nombre del navío con las siglas del Año Geofísico Internacional.

[2] La señora Golden escribe mal el nombre del periódico O Cruzeiro.

[3] Kaiser Faber Andreas, OVNIs: El archivo de la CIA. Documentación y memorandos, Editorial A.T.E., Barcelona, España, 1989.

[4] Keyhoe E. Donald, Los desconocidos del espacio, Editorial Pomaire, Barcelona, España, 1974.

[5] Por estas palabras supongo que Hall le envió a Menzel una ampliación de la foto de Baraúna.

[6] Nuevamente Hall debió haber usado la ampliación a la que hacemos referencia.

[7] Hall H. Richard, ed. The UFO Evidence. Section VIII, National Investigations Committee on Aerial Phenomena, Washington, D.C., 1964. p. 90-91.

[8] Menzel H. Donald, & Boyd G. Lyle, The world of Flying Saucers. A scientific examination of a mayor myth of the space age, Doubleday & Company Inc., New York, 1963.

[9] En este punto se equivoca pues Baraúna y sus amigos desembarcaron en Vitoria, y de ahí partieron en autobús a Río de Janeiro.

[10] El subrayado es mío.

[11] Menzel H. Donald & Taves H. Ernest, The UFO enigma. The definitive explanation of the UFO phenomenon, Doubleday & Company Inc., New York, 1977.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.