Extraterrestres disfrazados

EXTRATERRESTRES DISFRAZADOS

Si fotografiar extraterrestres no fuera algo ya de por sí extraño, fotografiar extraterrestres con máscaras o máscaras de extraterrestres alcanza las más altas cotas de lo improbable. Este es seguramente el caso más ridículo de todos los que conocemos en el ambiente de la fotografía de extraterrestres. Bueno, no; hay muchos otros casos igual de ridículos.

Todo comenzó el primero de noviembre de 1978. La mañana de aquel día, el reverendo Harrison E. Bailey se despertó por el ruido que hacían dos seres extrañísimos, que posteriormente supo eran extraterrestres. Estaban fuera de la ventana de su departamento en Pasadera, California. Los entes lo observaban con atención. Sólo eran cabezas sin cuerpo.

Pensando que se trataba de una pesadilla, el reverendo se dirigió al baño. Se echó agua en la cara y regresó a su recámara. Ahí, sobre la ventana, continuaban los «extraterrestres». Bailey tomó su cámara Polaroid, pero antes de poder sacar una foto, sintió en la cabeza que las «caras» trataban de comunicarse con él. Se trataba, sin duda, de un mensaje. El clérigo tomó un cuaderno y un lápiz y comenzó a anotar en taquigrafía. El mensaje era la típica jerga de los contactados: ecología rebozante de buenos deseos, cristianismo tergiversado y amor, mucho amor. Al final repitieron en diez ocasiones «Te amo», en chino, lo que resulta por demás extraño, ya que el reverendo dijo desconocer esa lengua.

Claro que eso no convencería ni siquiera a Maussan, ¿o sí?, (pensándolo bien, me temo que sí), por lo que Harrison les pidió que posaran para la foto. Los extraterrestres fueron magnánimos. No sólo una sino cinco fotos dejaron que sacara el sacerdote. Incluso accedieron ponerse unas máscaras de Halloween que el reverendo usaría aquella noche. Pero unas máscaras de Halloween no darían un gran efecto. Por eso comenzaron a producir una sustancia que formó unas largas extremidades blancas.

Harrison Bailey tomó cinco fotos de estas máscaras. También tomó otras de los mismos extraterrestres cuando adoptaron una forma humanoide. Sólo conozco la foto que publicamos. Bailey informó a los periodistas que:

De pronto, los alienígenas se fueron hacia el baño, pero para entonces su forma ya había cambiado y se mostraban como humanoides de poco más de un metro de altura.

Antes de desaparecer, los «extraterrestres» se volvieron a transformar, esta vez en globos luminosos que atravesaron el techo.

El religioso regresó a la cama y trató de olvidar el asunto. Pero después de dos meses de sufrir constantes pesadillas en las que los seres de las estrellas le decían que tenía que difundir su mensaje, Harrison se decidió hablar con la ufóloga Ann Druffel, quien era su amiga. Bailey le aseguró que no había utilizado flash, pero «las fotos con las máscaras parecen haber sido tomadas con flash», dijo Druffel, aunque admitió que «la luz pudo provenir de alguna fuente paranormal» ¿?.

Ann Druffel.

La señora Druffel llevó las fotos con algunos expertos. Cyril Permutt, de la Oficina para la Investigación de Fotografías Paranormales, de Londres, aseguró que las fotos eran auténticas. Pero un ufólogo de Los Angeles, de quien no se dio el nombre, dijo que «las fotos son vergonzosas; es probable que los extraterrestres fueran fabricados con medias de mujer».

Para comprobar la veracidad de la historia del reverendo, Druffel decidió invocar a los extraterrestres con la ayuda de una médium: Anita Furdeck. Justo un año después, el 1 de noviembre de 1979 llamaron a los extraterrestres, pero estos no se presentaron.

REFERENCIAS

Anónimo, Extraterrestres con máscaras, en DUDA, Lo increíble es la verdad, No. 625, 22 de junio de 1983, Pág. 23.

Luna Nubia, Reverendo norteamericano fotografió extraterrestres disfrazados, en Fama, México, 1985.

3 pensamientos en “Extraterrestres disfrazados”

  1. Supongo que se trata de los grises, ellos son los que suelen hacer estas cosas, se comportan como niños.
    Aunque otras razas tambien se materializan en las alcobas no son tan infantiles como estos grises.
    Desearia saber más sobre el contactado.

  2. Yo tengo un implante en medio de los ojos, por dentro de la cabeza y escucho voces, tengo sueños profeticos, veo seres etc. Una noche desperte y escuche como una radio estaba siendo sintonizada dentro de mi cabeza y supe que era un aparato, sentí un terror espantoso, supongo que fueron los extraterrestres, pero no tengo ni idea con qué fin.
    Me gustaria que alguien me ayudara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.