Financiando charlatanes

Financiando Charlatanes

Chris Williams explica por qué está tan feliz por el reciente anuncio de que una quinta parte de los fideicomisos de los hospitales de NHS han reducido o cancelado la financiación de la homeopatía.

Chris Williams

14 de Febrero de 2008

En un informe publicado la semana pasada por The Guardian, se reveló que más de una quinta parte de los Hospital NHS Trusts han reducido o eliminado la financiación de los servicios homeopáticos en los últimos dos años. Este cambio marca el primer éxito de una campaña emprendida por muchos eminentes científicos para poner fin a la práctica por completo.

¿Por qué el NHS nunca consideró necesario o aceptable financiar estas prácticas ridículas está más allá del saber de muchas personas? A pesar de que el uso de sanguijuelas, y hacer sangrías han quedado en el pasado, la teoría de la homeopatía, ha prevalecido. Lo que hoy parece sostener la homeopatía son tres factores importantes. En primer lugar la homeopatía no hace daño – nadie murió a causa de tomar un poco de agua. Era justo este ideal en el que Hahnemann está trabajando con miras a formular su nuevo tipo de tratamiento que podría evitar los monstruosos efectos secundarios de los medicamentos de su época. Los efectos secundarios siguen desempeñando un lamentable papel en la medicina hoy en día y muchas personas quieren asegurarse de que ellos no sufran de ninguno de ellos.

Tal vez la principal razón por la cual las personas no son razonables acerca de la homeopatía es la falta total de reconocimiento entre muchos miembros del público de la diferencia entre esta farsa y la herbolaria. Ese simple malentendido a menudo permite que la homeopatía escape al escrutinio. La homeopatía es una pseudosciencia basada en los principios descritos por Hahnemann; la herbolaria es el uso de hierbas tradicionales como la Hierba de San Juan y la Echinacea para tratar dolencias comunes. Mientras que las farmacias herbolarias no son recomendadas por los médicos como un primer puerto de escala para los pacientes, debido a la incapacidad de los herbolarios para evaluar los síntomas en el contexto de las enfermedades más graves que pueden estar subyacentes en los mismos -el ejemplo de la constipación como un síntoma del cáncer de colon es un buen caso- muchos remedios a base de hierbas han demostrado eficacia. De hecho, muchas de las drogas se basan en el principio activo de los extractos de estos medicamentos originales.

La última razón para la supervivencia de la homeopatía en contra de todos los pronósticos es algo que la mayoría de los médicos en el siglo XX no reconocen: el deseo muy humano de pensar que, cuando todos los tratamientos convencionales sugieren el fracaso, debe haber algo más, alguna cura «natural» que podría resolver el problema. Esta falta de comprensión de los pacientes como personas y el consiguiente tratamiento de sus dolencias de forma aislada – en lugar de los más modernos enfoques holísticos – ha sido el principal contribuyente al torbellino del cinismo y sospecha que está siendo cosechada por la ciencia.

Continúe leyendo en

http://www.journal-online.co.uk/articles/show/2814

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.