Las centellas se burlan de los físicos

Las centellas se burlan de los físicos

Jueves, 20 de marzo de 2008

Anna Salleh, ABC

Teorías y experimentos científicos no han logrado convencer a un físico de qué está detrás del misterioso fenómeno natural de las centellas.

Esta semana Bob Crompton, profesor Emérito de la Universidad Nacional de Australia, dio una presentación en Canberra sobre las últimas investigaciones científicas sobre las centellas, algo que una vez se consideró parecido a los ovnis.

«Yo no creo que exista ninguna explicación satisfactoria hasta el momento», dice Crompton para estas pequeñas luces brillantes que se presentan después de un rayo.

«(Las teorías) no me satisfacen y no creo que satisfagan a nadie que busque evidencias objetivamente».

Crompton, un experto en física atómica y molecular y descargas eléctricas en gases, durante décadas se ha interesado en la ciencia que hay detrás de las centellas.

Ha recogido 30-40 avistamientos australianos en un período de unos 10 años, con la ayuda de los servicios meteorológicos de Australia.

«En los primeros días yo habría tenido suficiente para llenar una carpeta de dos pulgadas», dice.

Crompton dice que la centella es una luz brillante, de tamaños desde una pelota de golf, a más grande que un balón de fútbol.

Flota sobre la tierra, moviendo lentamente, a través de las paredes, hasta que se desvanece minutos más tarde.

Informes de los testigos

Crompton dice que él empezó a interesarse en las centellas después de leer el informe de un testigo en el Canberra Times de Canberra en 1970.

La testigo era la esposa de un colega y Crompton piensa que era un testigo fidedigno.

La mujer se despertó en las primeras horas una mañana después de que cayó un fuerte rayo en un poste de energía cerca de su casa, dice.

Cuando ella iba a ver a sus hijos, vio una bola de luz dorada sentada en el dintel encima de la puerta de entrada al cuarto de baño.

«Era una bola de aproximadamente el tamaño de una naranja o un poco más grande», dice Crompton. «Entonces, en su momento, simplemente desapareció. Todo esto duró alrededor de 5-10 segundos».

Explicaciones científicas

Crompton dice que se han propuesto dos principales teorías para explicar las centellas.

Una teoría, basada en la física de las descargas eléctricas, dice que los rayos viajan lentamente a través de los canales conductores hacia el terreno.

En el aire se crea un campo eléctrico de alta intensidad cuando el rayo se mueve a través del suelo. Y la centella se forma de la descarga de electricidad en este campo.

La otra teoría, que es puramente química, dice que el relámpago golpea una superficie que contiene sílice y carbono en una proporción de 1:2.

El calor extremo de los relámpagos convierte estos productos químicos en dióxido de carbono y nanopartículas de silicio, que se inflan en la forma de un balón.

La bola brilla cuando el silicio se oxida en el aire, generando calor y luz.

Crompton dice que esta segunda teoría recibió un impulso gracias a un experimento llevado a cabo por científicos franceses que recrearon nanopartículas de silicio en el laboratorio utilizando electricidad.

Un sincrotrón confirmó la presencia de las nanopartículas, dice.

Misterio

Aunque Crompton dice que esta segunda teoría es la explicación más probable para las centellas, dice que en realidad no explican cómo se meten las centellas en una casa.

La primera teoría si lo explica, dice, pero no explica otros casos, como un informe en la revista Nature de un científico británico que viajaba en un avión durante una tormenta eléctrica sobre la ciudad de Nueva York en la década de 1960.

Roger Jennison Profesor de la Universidad de Kent, informó que vio una esfera brillante salir de una de las paredes, caminar por el pasillo, un metro por encima del suelo, y desaparecer en la parte trasera de la aeronave.

«Encuentro difícil de explicar lo del avión», dice Crompton. «(Pero) creo que es fascinante aunque no pueda explicarlo».

Análisis forense

El equipo del laboratorio forense de la Policía Federal de Australia también ha analizado supuestas evidencias de centellas.

Crompton una vez les llevó un trozo de madera que fue marcado por una centella según informó un testigo fiable.

La madera tenía una marca circular, con polvo negro por fuera y blanco por dentro.

Sin embargo, el análisis de fluorescencia de rayos x no apoya claramente ninguna de las teorías, según Crompton.

http://www.abc.net.au/science/articles/2008/03/20/2194630.htm?site=science&topic=latest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.