Queman viva a una "bruja" en Nueva Guinea (2)

Mujer sospechosa de brujería quemada viva

Mujer sospechosa de ser una bruja quemada viva en Papua Nueva Guinea

La muerte se suma a la creciente lista de personas acusadas de brujería torturadas o asesinadas

Las víctimas suelen ser chivos expiatorios de la muerte inexplicable de alguna otra persona

Por Saeed Ahmed

(CNN) – Una mujer de la zona rural de Papua Nueva Guinea fue atada y amordazada, la amarraron a un tronco e incendiaron una pila de llantas, en esta semana, posiblemente porque los aldeanos sospechaban que era una bruja, dijo la policía el jueves.

Su muerte se suma a una lista creciente de hombres y mujeres que han sido acusados de brujería y luego torturados o muertos en la nación insular del Pacífico Sur, donde las creencias tradicionales tienen influencia en muchas regiones.

Las víctimas suelen ser chivos expiatorios de la muerte inexplicable de alguien más, y bandas de tribus se juntan para hacer justicia por si mismos, por sus supuestos poderes mágicos, dijo la policía.

“Hemos tenido dificultades, en una serie de incidentes anteriores, de convencer a la gente a que presente la información”, dijo Simon Kauba, comisionado adjunto de la policía y comandante de las regiones altas, donde se produjo el asesinato.

“Estamos tratando de persuadirlos a ayudar. Alguien perdido a su madre o hermana o hija el martes por la mañana”.

A principios del martes, un grupo de personas arrastraron a la mujer, que se cree que era una adolescente de poco más de 20 años, a un vertedero fuera de la ciudad de Mount Hagen. La desnudaron, ataron sus manos y piernas, rellenaron su boca con un paño, la ataron a un tronco y se le prendieron fuego, dijo Kauba.

“Cuando las personas que viven cerca del vertedero fueron al sitio a investigar las causas del incendio, se encontraron con un ser humano que ardía en llamas”, dijo. “Fue horrible”.

El diario del país Post Courier informó el jueves que más de 50 personas fueron asesinadas en dos provincias año pasado por la presunta práctica de brujería.

En un caso bien publicitado el año pasado, una mujer embarazada dio a luz a una niña mientras luchaba por liberarse de un árbol. Los aldeanos habían arrastrado a la mujer de su casa y la colgaron del árbol, acusándola de brujería después de que su vecino murió de repente.

Ella y el bebé sobrevivieron, de acuerdo con los informes de los medios.

La matanza de brujas, o sangumas, no es un fenómeno nuevo en las zonas rurales del país.

El profesor de antropología de la Universidad de Emory, Bruce Knauft, que vivió en una aldea en la provincia occidental de Papua Nueva Guinea en la década de 1980, rastreó antecedentes familiares durante 42 años y encontró que una de cada tres muertes fueron homicidios de adultos – “la mayor parte de estos son asesinatos colectivos de presuntos brujos”, escribió en su libro, From Primitive to Postcolonial in Melanesia and Anthropology.

En los últimos años, como el SIDA se ha diseminado en la nación de 6,7 millones de personas, los aldeanos han culpado a las supuestas brujas – y no al virus – por las muertes.

Según las Naciones Unidas, Papua Nueva Guinea representa el 90 por ciento de los casos de VIH en la región del Pacífico y es uno de los cuatro países de Asia y el Pacífico con una epidemia.

“Hemos tenido una serie de casos en que personas fueron asesinadas debido a que fueron acusados de propagar el VIH o el SIDA”, dijo Kauba.

Si bien hay mucha especulación del por qué fue asesinada la víctima del martes, la policía dijo que se centran más en quién cometió el crimen.

“Si se trata de fobias sobre presunto VIH/SIDA o acusaciones de un affaire sexual, debemos instar a la policía y al poder judicial para atrapar a los delincuentes”, escribió el Post Courier en una editorial.

“Hay remedios mucho mejores que la tortura y la inmolación de una joven antes que ella pueda ser juzgada por un sistema legal”.

http://www.cnn.com/2009/WORLD/asiapcf/01/08/png.witchcraft/index.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.