La bola de fuego de Texas, probablemente un meteorito, no un ovni

La bola de fuego de Texas, probablemente un meteorito, no un ovni

Por Jeff Carlton escritor de Associated Press © 2009 The Associated Press

Feb. 16, 2009

Texas1 Dallas – La bola de fuego que cruzó todo el cielo de Texas y provocó numerosas llamadas a las autoridades el fin de semana fue probablemente un meteoro y no basura espacial de la colisión de satélites de la semana pasada, dijeron los oficiales el lunes.

La Administración Federal de Aviación dijo que la bola de fuego parece ser un fenómeno natural, y un astrónomo de la Universidad del Norte de Texas, dijo más específicamente que probablemente era un meteoro del tamaño de una camioneta con la consistencia del concreto.

El objeto fue visible la mañana del domingo desde Austin a Dallas y al este de Texas. En el centro de Texas, la oficina del alguacil del Condado de Williamson recibió tantas llamadas de emergencia que envió un helicóptero para buscar los restos de un accidente de avión.

La FAA hizo una declaración el fin de semana de que la bola de fuego, posiblemente fue causada por la caída de escombros de los satélites que chocaron. Esta afirmación fue rechazada el domingo, cuando un oficial del Comando Estratégico de EU dijo que no había conexión entre los avistamientos y la colisión de la semana pasada entre los satélites de los EU y Rusia.

La FAA envió un aviso de fin de semana a los pilotos para que buscaran restos de satélites, pero anuló la advertencia el domingo, dijo Roland Herwig portavoz de la FAA.

Herwig reconoció el lunes que «ya no estamos diciendo que podrían haber sido restos de satélites».

«Creemos que fue un fenómeno natural, pero no somos expertos en eso», dijo Herwig.

Texas2 Preston Starr, gerente del Observatorio de la Universidad del Norte de Texas, dijo que cree que el objeto era un meteorito de carbono «del tamaño de una camioneta. Se movía lentamente, y probablemente tenía la consistencia del concreto».

Tales objetos bombardean el planeta a diario. Objetos tan grandes como el visto el domingo entran en la atmósfera unas ocho o 10 veces al año, dijo Starr. Probablemente se movía entre 15.000 y 40.000 millas por hora y probablemente fue visible durante varios segundos.

Es poco probable que el objeto haya sido desechos de satélites, dijo Starr, porque la trayectoria no coincide y los desechos serían demasiado pequeños y demasiado lentos para que se pudieran ver durante el día.

«Hubieran parecido un destello, y nadie sería capaz de notarlos si entran de día», dijo Starr.

Starr describió el objeto como un bólido, un término usado por los astrónomos para describir un meteoro brillante. Esa es la descripción dada por los que vieron la bola de fuego, diciendo que era de color naranja rojizo y dejó un rastro de humo blanco.

Starr dijo que es probable que el meteoro haya golpeado la tierra en alguna parte. Duda de que hubiera dejado un cráter y supone que lo que quedó sería más pequeño que el tamaño de un puño.

Texas3 Los operadores de emergencia, en al menos seis condados de Texas Oriental, recibieron llamadas sobre el objeto. Varias personas en el área de Dallas informaron que habían visto el meteoro. En el Condado de Williamson, al norte de Austin, un helicóptero de la oficina del sheriff pasó 45 minutos en busca de un posible accidente de avión después de recibir numerosas llamadas de una bola de fuego.

«Es por eso que no tenemos ninguna duda de que lo que vieron es lo que vieron. Estamos bastante seguros de que lo que haya sido realmente ocurrió», dijo el detective John Foster, un portavoz del departamento del alguacil del Condado de Williamson. «Les creemos. Pero no hemos podido encontrarlo, aunque lo hemos intentado».

http://www.chron.com/disp/story.mpl/ap/tx/6265822.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.