Beta Dominion Xenophilia: La secta de los gatos extraterrestres (Final)

BETA DOMINION XENOPHILIA: LA SECTA DE LOS GATOS EXTRATERRESTRES

OPERACIÓN RESCATE

Caruthers En el otoño de 1998, Dashielle Lashra hizo algo que no había hecho en 13 años. Se puso en contacto con su familia. Su padre, al que ella había acusado de abusar sexualmente de ella, había muerto años antes. Le dijo a su madre que había estado fuera de contacto durante tanto tiempo debido a su labor secreta para el gobierno. A continuación, invitó a su madre, hermanos, primos, sobrinos y sobrinas a una reunión el domingo después de la cena de Acción de Gracias.

Tres miembros de la familia Dzambo describen el evento. Y una factura de M & B Limousine Service confirmó varios detalles. Caruthers pagó $ 605 por dos limusinas para transportar a 16 personas del restaurante Rudys en el 900 de Finksburg el 29 de noviembre.

Cuando los parientes de Lashra se reunieron en Glen Burnie a la espera de las limusinas, algunos temían por su seguridad, asustados por la conversación de la labor secreta. Llegaron a Rudys y se reunieron con sus anfitriones en un comedor privado. La madre de Lashra la abrazó, y luego Caruthers decretó: No más abrazos, por favor.

La cena fue elegante, Caruthers escogió el menú. Un fotógrafo contratado tomó imágenes mientras la familia se sentaba en una mesa cuadrada con tarjetas en cada lugar, escucharon historias de misiones peligrosas. La pareja dijo que había trabajado para los presidentes de EU y que Caruthers había volado un Stealth Fighter. Le habían disparado en la cabeza, y Lashra le había salvado la vida.

Cuando alguien le preguntaba a Lashra, Caruthers casi siempre respondía en primer lugar. Tampoco mencionó que trabajaba en una novela de ciencia ficción, que más tarde Caruthers afirmó que era el tema central de las actividades del grupo en Scott Drive. Al final de la noche, Caruthers permitió unos abrazos. Luego, las largas limusinas negras llevaron a todos a casa.

Para entonces, los familiares de los otros miembros del grupo de Caruthers estaban tratando de llegar al fondo de lo que estaba sucediendo en Scott Drive. En agosto de 1998, Martin Tulkoff, vástago del imperio Tulkoff Horseradish, pidió ayuda a una organización en Pikesville conocida como Jews for Judaism, que se especializa en la recuperación de judíos de sectas. Tulkoff y su esposa estaban especialmente preocupados por su sobrina, Elaine Gershberg, y sus hijos.

Los Tulkoffs también contrataron a un detective privado, y a principios de 1999 encontró, en la basura de Caruthers, el cartucho de la máquina de fax que contenía las impresiones de siete meses de las entradas de diarios y otra correspondencia.

A partir de 1998 Caruthers comenzó a exigir a sus seguidores que escribieran bitácoras con sus pensamientos diarios, que debían faxear a Caruthers, expresando su intensa devoción a él y a su organización espacial llamada BDX (Beta Dominion Xenophilia).

El grupo de entradas de los diarios abarca siete meses y llena más de 2000 páginas. Como ejemplo está este escrito por Elaine Gershberg el 4 de julio de 1998:

«En primer lugar yo no quería salir de mi vida convencional. Era cómoda y divertida… Lo que comenzó para mí como culpabilidad, tristeza y dolor por algo especial que se perdió, ahora es algo que sabemos que es necesario e incluso se agradece, porque ahora vivo de la Verdad. Lo más importante es que no habrá matrimonio o familia como unidad de lo que existe actualmente… Solía sentirme mal por mis hijos porque no estaban llevando una vida «normal» como sus amigos, a pesar de que todavía podían divertirse y disfrutar en su mayor parte. No estoy segura de lo que piensan de mi relación con su padre, pero he llegado a comprender que ellos lo apreciaran y comprenderán en el momento oportuno. Después de todo, es para su supervivencia y la mía propia y eso es de lo que se trata. Les estoy enseñando y usted me está enseñando a seguir las Leyes, y el deber».

El 15 de junio, los Tulkoffs, Tim Hackerman y los familiares de los Dardicks habían tomado medidas, armados con las conclusiones del detective privado.

Tim Hackerman recogió a su hija por su visita semanal, e inmediatamente llenó una custodia de emergencia en el Tribunal de Circuito del Condado de Carroll. Lewis Dardick, aprovechó su oportunidad de romper los lazos con el grupo, también se declaró en custodia de emergencia de sus tres hijos. El Juez de Circuito del Condado de Carroll, Luke K Burns Jr. las concedió en ambos casos. Un investigador de la Policía del Estado de Maryland comenzó a examinar la cuestión.

Los Tulkoffs habían sumado fuerzas con Tim Hackerman y los familiares de los Dardicks, y el 17 de mayo, se reunieron con la creciente organización de los ex inversionistas de Strongput.

El acta de la reunión muestra que la estrategia que acordaron fue: «Colocar a los lideres (Caruthers, Gable, Pearl, Gershberg y otros) bajo tal control que pueda producir el efecto deseado para «rescatar» los hijos menores bajo la influencia del culto de Scott. «Esas vidas que están en juego son lo más importante de la agenda».

Finalmente, la. U.S. Securities and Exchange Commission se sumó a la refriega, al abrir una investigación de Carnegie International Corp., una empresa co-fundada por Caruthers en 1996.

CIBERARTE

Poco antes de esto, el 30 de julio de 1998, Caruthers incorporó a Lightspear Corp. y Quantum Financial Corp. para pagar su camino como ciberartista de dibujos generados por computadora de naves espaciales y extraterrestres. Luego comenzó a buscar conexiones de negocios para hacer que su trabajo fuera notado. Él quería atención, pero finalmente atrajo más atención de la que quería. En enero de 1999, Rick Latham y Peter Jovanovich de Creative Color Graphics de Westminster llegaron de Nueva Jersey a los suburbios de Filadelfia a mirar el trabajo de Caruthers – pinturas de naves espaciales y extraterrestres de caras grises. Dulsa Naedek registró el día en una entrada de su diario. Describió a Caruthers mostrando su trabajo y presentando a cinco de sus siete gatos a sus visitantes. También les dijo de los «cambios en la Tierra» y de su capacidad de ver hacia el futuro a través de «visión remota». Latham confirmó en una entrevista que la entrada del diario era un relato preciso de la reunión, contradiciendo una afirmación que posteriormente hizo Caruthers de que esas entradas eran obras de ficción o falsificaciones elaborados por sus enemigos.

Latham encontró un foro para el debut de Caruthers en la Galería Arthur Ross en la Universidad de Pennsylvania. Dilys Winegrad su director dijo que la galería normalmente organiza sus propias exposiciones, pero «acordaron con el anfitrión – una palabra que no uso a menudo – acoger la exposición… Las personas me preguntaron si era una auto-promoción del artista, y eso era lo que daba vueltas en mi mente».

La exposición abrió 18 de junio con una fiesta pródiga en el Museo de Arqueología y Antropología de la universidad. Caruthers pagó por esculturas de hielo y elaborados ajustes del lugar para 307 huéspedes. Una orquesta tocaba mientras cenaban langosta, caviar y filete miñón.

Caruthers llegó en una limusina con una mujer en cada brazo «“ su esposa Dashielle Lashra, en un lado y Dulsa Naedek por el otro. También estaba su amigo y abogado David Pearl. La fiesta costó más de quinientos mil dólares.

La lista de invitados incluyó al columnista Jack Anderson, quien escribió una elogiosa introducción a la exposición, los banqueros de Bahamas, un hombre portugués que había tratado de organizar la oficina consular para Caruthers, un representante de Black and Decker, y el CEO de Carnegie, Lowell Farkas. Anderson, quien dirigía el programa de jóvenes astronautas de la NASA, organizado por el ex astronauta Gordon Cooper y un cosmonauta de Ucrania participó en la reunión. La gala salpicó lo suficiente para atraer una proclama del Alcalde de Filadelfia Ed Rendell, quien declaró los siguientes 30 días como el mes del CyberArte. Junto con las obras de arte se dio a conocer un libro titulado «Truth Notes», una publicación vanidosa de imágenes acompañadas con poemas de Caruthers.

Uno de ellos, titulado «Beta Dominion Xenophilia», habla de los «guardianes del secreto, desconocidos para el ciudadano medio. Una camarilla silenciosa, preparada para reconocer tergiversaciones y falsedades, comprometidos por un juramento sagrado a defender la libertad a toda costa… incluso desde el desconocimiento de sus cargos».

Sin embargo, una sombra de preocupación cruzó las festividades de Filadelfia.

Anderson El caso de Caruthers se hizo público por primera vez en junio, cuando se iniciaron los juicios de custodia por sus hijos y se dieron a conocer los embarazosos detalles de su vida. Él solicitó la ayuda de Jack Anderson, contrató una limusina para transportar a Anderson de su hogar de Bethesda a un almuerzo en la Taberna Cockey en Westminster, el 25 de junio. Entonces el columnista firmó una declaración jurada ridiculizando la idea de que Caruthers dirigiera una secta. Anderson, de 74 años, dice en el documento que él y Caruthers estaban «colaborando en una novela de ciencia ficción». La declaración comienza así:

«Mi nombre es Jack Anderson y soy residente de Bethesda, Maryland. Soy periodista ganador del premio Pulitzer. He sido reportero durante 55 años y he conocido a Caruthers Scott, quien es un residente de Westminster, Maryland, durante más de diez (10) años…»

Caruthers también invitó a un senador del estado, al jefe del Carroll County Economic Development Council y a un reportero del Carroll County Times a un almuerzo, donde comenzó a contar su versión de la vida en Scott Drive para el consumo público.

Al día siguiente El Times informó que Caruthers era un ciberartista local que estaba trabajando con Anderson para desarrollar una serie de televisión llamada «Futureman». Más tarde, Anderson dijo que siempre había pensado que «Futureman» fue una idea para un video juego de ciencia ficción que incorporaba imágenes del ciberarte de Caruthers.

En una entrevista posterior dijo que en el almuerzo fue la primera vez que recuerda que Caruthers discutió una posible novela de ciencia ficción. Anderson dice que él no escribió la declaración jurada sino que sólo echó un vistazo e hizo algunas correcciones al texto. «Probablemente no debería haberlo hecho, porque no lo conocía lo suficientemente bien», admite Anderson. «Él me convenció».

Se suponía que Futureman iba a ser publicado por St. Martin»™s Press y posteriormente Lucasfilm haría una película. «No he oído hablar de él», dijo Lynn Hale, director de comunicaciones de Lucasfilm. Y un portavoz de St. Martin’s Press dijo que no pudo encontrar ningún contrato relativo a este tipo de proyecto de libro.

«ES UN GRAN IMPOSTOR»

Caruthers accedió a dar una entrevista y respondió a las preguntas durante tres horas. Cuando se le preguntó por qué tanta gente dijo que él les aseguró que era un agente de la CIA, un piloto de pruebas, un astronauta, un héroe de guerra, un clarividente o un extraterrestre del espacio que había venido a salvar al mundo, Caruthers se burló, diciendo: «Cuando era un poco menos sofisticado y mucho más joven, me gustaba compartir mis opiniones sobre lo que estaba escribiendo con las personas para obtener su reacción y su opinión».

Caruthers negó que él dirigiera una secta. Dijo que los escritos en los diarios eran intentos que le ayudaban a escribir ciencia ficción. Dijo que todo lo demás eran mentiras de sus enemigos, que él nunca había dicho que trabajara para el gobierno, ni nunca había reclamado ser un astronauta, un agente de la CIA o un extraterrestre del espacio. Asimismo, afirmó que sólo ha estado casado dos veces, aunque cuando se le enfrentó con pruebas de los otros tres matrimonios, dijo que simplemente se había olvidado de los demás, y que era incapaz de recordar sucesos «que no tienen importancia».

«Ahora que algunas de esas personas han perdido dinero o sus familias», dijo, «lo han elegido a él como chivo expiatorio y han retorcido los hechos en su contra». Ocho semanas después de la entrevista, Caruthers dijo que había decidido hacer «una revelación completa», Pearl dio a The Baltimore Sun 518 páginas de documentos. La mayor parte era material de Strongput. Pero en una carta de 16 páginas, Pearl llamó la atención sobre una copia de un fax que envió Caruthers a la CIA el 31 de enero, 1996.

Además, tres personas han verificado que las entradas del diario describen acontecimientos reales. Uno de ellos es un hombre que rompió el contacto con el grupo el verano pasado, Lewis Dardick. Dijo que Caruthers alentaba a sus seguidores a poner sus pensamientos en un diario y faxearlos a su casa. Pero la información que contradice la mayoría de lo que dice Caruthers proviene de más de 40 personas que lo conocen, algunos desde la infancia. Sus descripciones mapean un extraño y tortuoso el camino que llevó Caruthers a su situación, mostrándolo como un hombre encantador de mente ágil y amplia imaginación; alguien que manipula halagando por un segundo y amenaza al siguiente, y cuyas historias acerca de sí mismo crecen cada vez más fabulosas.

«Es un gran impostor, eso es lo que es», dijo su segunda esposa, Una Crothers, que sólo recientemente se enteró de que Caruthers estaba casado con otras mujeres, mientras estuvo casado con ella.

«Él podría conseguir que bebieras jugo de naranja con arsénico. Sabía la forma de presionar los botones de la gente», dijo David Squier inversionista, a quien Caruthers persuadió a invertir casi 200,000 dólares en una empresa que quebró. «Muy intenso y muy controlador», dijo el promotor de Hollywood Bob Williams, que una vez fue cliente de Caruthers y que llegó a perder $ 950,000. «Tendrías un nuevo Jim Jones si le dieras la oportunidad».

El exceso también marcó su vida personal. Contrataba limusinas para transportar a sus gatos enfermos con un veterinario de Filadelfia. Se casó dos veces al mismo tiempo con dos mujeres, sin que ellas lo supieran. Según las notas de su diario conseguido supuestamente en su basura por un detective privado, tenía cinco mujeres dedicadas a cada una de sus necesidades. Ellas eran parte de un grupo de ocho adultos y cuatro adolescentes que pertenecían a un culto dirigido por él. Tres de los adultos vivían con él en una casa colonial de ladrillo de dos pisos en un callejón sin salida al norte de Westminster y los otros vivían cerca, y todos menos dos se le unieron a través de sus relaciones con un bufete de abogados de Owings Mills, Gershberg y Asociados.

En el otoño, estaba claro que la interrupción en el comercio de acciones de Carnegie estaba presionando económicamente a Caruthers. El restaurante que apoyó en la fiesta de Filadelfia de repente dejó de recibir su pago después de tener un cheque por casi $ 300,000. Aún le adeudaban $ 246,641.49 por el servicio de buffet, un fotógrafo y un publicista. En noviembre, los acreedores presentaron una demanda al Capítulo 7 del Tribunal de Quiebras de EU en Baltimore contra Lightspear Corp. de Caruthers.

Con los acreedores, críticos y autoridades cerrándose a su alrededor, Caruthers y sus amigos dieron vuelta. En una entrevista con The Baltimore Sun a finales de 1999, Caruthers y Pearl sugirieron que algunos de sus detractores eran homosexuales en secreto, o habían estado en problemas con la ley. Pearl faxeó una nota al Sun el 25 de enero de 2000, en la que dijo que Dulsa Naedek y Amy Dardick pronto demandarían a los Tulkoffs, «así como a Tim Hackerman, Lewis Dardick y otros que han ayudado en la difamación y nos han dañado».

EL COMPLOT

La demanda nunca se presentó. Pero según la policía estatal, dos meses después, Caruthers comenzó a discutir una forma de represalia más severa, al parecer hizo una oferta a un recién contratado guardaespaldas, Amir Tabassi. Lashra, Pearl y Naedek se unieron a la discusión, dice la policía, y Tabassi decidió contárselo a Bradley Bauhof, un abogado de Westminster, que había representado a Caruthers en acciones de apoyo a niños tomadas por una ex-esposa.

Tabassi informó que le habían pedido matar al co-fundador y entonces director ejecutivo de Carnegie, David E. Gable, de 51 años, quien sus conocidos decían que estaba bien posicionado para dañar la reputación de Caruthers, no sólo con la investigación de la SEC, sino en una demanda de Carnegie contra su antigua firma de contadores. Además, Gable y Lashra eran adversarios en una demanda civil presentada en el Condado de Baltimore – una disputa sobre la titularidad de un bar.

Además estaban otros tres presuntos objetivos de asesinato – Timothy Hackerman, de 41 años, Lewis Dardick, de 42, y Michael Tulkoff, de 38.

Tabassi organizó una reunión el martes, 25 de septiembre, en el restaurante Harriman House en Reisterstown Road. Bauhof también fue, y después de que llegara Gable llamaron al abogado Christopher Ohly, que representaba a Carnegie en un juicio en curso, para unirse a ellos.

Ohly informó al FBI, que alertó a la policía estatal, y el miércoles a las 2 am, los vehículos de la policía estatal convergieron en la casa de Caruthers mientras que un helicóptero voló en los alrededores. Los miembros de BDX fueron detenidos

Los abogados de los acusados dijeron que era ridículo pensar que ellos quisieran asesinar a Gable, porque eso perjudicaría el valor de las acciones de Carnegie que ellos poseen. Sus abogados dijeron que era un complot, una conspiración en su contra.

Después de su detención las autoridades ordenaron buscar en la casa de Caruthers computadoras, revistas y otros objetos – aunque no enlista específicamente grabaciones de audio. Los registros de la Corte muestran que fueron tomados un arma de fuego, fotografías y escritos, junto con cintas de audio.

En las más de 150 horas de cintas de audio se escucha a Caruthers diciendo a su esposa que un amigo y un seguidor deben ser asesinados por cuestionar sus decisiones.

El abogado del líder de culto, George Psoras Jr., sostuvo que las grabaciones que supuestamente captan a su cliente ofreciendo razones para matar a un hombre no debían ser usadas como prueba en el juicio de Caruthers, porque fueron obtenidas de forma ilegal en virtud de la orden de allanamiento. Pero Gary Bernstein, el abogado de Pearl, quiso que las cintas fueran oídas, porque, dijo, muestran a Caruthers diciendo que Pearl debe ser asesinado por ser desleal.

«Estas conversaciones grabadas parecen indicar el estado de ánimo del señor Caruthers y Lashra, y que el señor Pearl no era lo suficientemente confiable como para ser incluido en la conspiración criminal, si es que existe», dijo Bernstein. «Si hubo tal complot, él estaba fuera de eso».

«Me encantan estas cintas», dijo Bernstein, ya que al parecer no fueron grabaciones clandestinas, sino fueron dictadas por Caruthers.

Las revistas y otros documentos confiscados describen una existencia dominada por temas que lo han caracterizado a largo de su vida – control del comportamiento, gastos extravagantes, mujeriego, una fascinación por los gatos y, sobre todo, un espléndido manto de mitología. Es un mundo de fantasía en el que Caruthers es el apuesto galán, manteniendo un estricto control sobre sus seguidores, mientras recluta otros prospectos a través de Internet. Los registros también decían que uno de los preceptos del culto incluía la sumisión de las mujeres a las exigencias sexuales de Caruthers.

Pero luego de conocerse el contenido de las cintas, al abogado George Psoras Jr. No le quedó más remedio que apelar a una supuesta locura de Caruthers. «No es penalmente responsable en razón de su locura, porque en el momento del presunto delito carecía de la capacidad de apreciar lo criminal de su conducta o ajustar su comportamiento a la ley a causa de un trastorno mental».

El Juez ordenó se practicaran los análisis necesarios sobre Caruthers. Pero luego Dulsa Naedek admitió haber conspirado con él para tratar de que su ex marido fuera asesinado. También metió una petición de culpabilidad por un segundo cargo de conspiración de asesinato, ésta involucra a un ex socio de negocios de Caruthers.

Bajo un acuerdo de súplica, Naedek servirá 18 meses de un período de 15 años de prisión. Ella pagó 1 millón de dólares de fianza al Centro de Detención del Condado de Carroll desde su detención en octubre de 2001, lo que significa que ya ha servido el tiempo de su sentencia.

Caruthers fue liberado el 11 de mayo del 2003.

REFERENCIAS

Chansanchai Athima, Judge is asked to bar tape in death-plot trial. Recording said to capture alleged leader of cult giving reasons to kill man; Obtained in home search; Co-defendant requests recording be played to show he isn’t involved, Baltimore Sun, October 17, 2002

Chansanchai Athima, Woman pleads guilty in plot to kill ex-spouse. She receives probation; involved in reputed cult, SunSpot.net, July 10, 2003

Fesperman Dan & LoLordo Ann, Lives caught in orbit of devotion, deception, The Baltimore Sun, 5 de marzo de 2000.

Fesperman Dan, Cult’s inner circle in jail. Apocalyptic group known for lawsuits, retribution threats; 4 charged in death plot, Baltimore Sun, October 7, 2001

King Lauren, Most cults share similar attributes, Zwire, October 14, 2001

Lyons Sheridan, Alleged cult member pleads guilty in murder conspiracy. Woman to serve 18 months in plot to kill ex-husband, The Baltimore Sun, April 8, 2003

Lyons Sheridan, Caruthers’ plea session is scheduled for today; He’s accused of plotting 4 deaths. Westminster-based group believed he was an alien, The Baltimore Sun, May 12, 2003

Lyons Sheridan, Caruthers, 3 others can be tried separately. Murder-conspiracy alleged against each defendant, Baltimore Sun, October 24, 2002

Lyons Sheridan, Man accused in death plot to undergo mental tests. Reputed leader of cult of space aliens is ‘not criminally responsible’, Baltimore Sun, April 24, 2002

Lyons Sheridan, Man tied to reputed cult faces more charges of murder conspiracy. Caruthers is accused of plotting to kill 3 men, Baltimore Sun, September 8, 2002

Lyons Sheridan, Odd case takes more twists, turns in court. Odd case takes more twists, turns in court, Baltimore Sun, October 20, 2002

Lyons Sheridan, Space cult’ members charged in death plot, The Baltimore Sun, Oct. 4, 2001

Lyons Sheridan, Suspect in plot free on bond. Cult associate will be allowed to seek treatment; 4 others remain jailed, Baltimore Sun, October 23, 2001

Lyons Sheridan, Woman pleads guilty in death plot. Wife of reputed cult leader gets suspended sentence, probation and is released, Baltimore Sun, December 17, 2002

Silverman Elissa, You Don’t Know Jack. Jack Anderson has spent his journalistic career sniffing out scandal. But has he lost his sense of smell?, WashingtonCityPaper.com, October 2, 2001

Simmsa Jeff, Suspects charged in alleged murder plot remain jailed, Carroll County Times, December 29, 2001

Song Jason, Woman charged in death scheme. State police arrest their fifth suspect in space-cult plot; Investigation continues, Baltimore Sun, October 21, 2001

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.