El monstruo de la Howick Fall una ilustración de libro infantil

El monstruo de las Howick Fall; una ilustración de libro infantil

Inkanyamba1 En África, como en el resto del mundo, existen diversas leyendas sobre monstruos lacustres.

Está, por ejemplo, el Ninki-Nanka de Gambia, una serpiente gigante con cresta, asociada con la lluvia que, supuestamente es capaz de matar a un hombre con sólo mirarlo.

En el lago Kariba tenemos al Nyaminyami, un dragón en forma de serpiente que se cree que habita ese lago de Rodesia y Zambia.

Y el Inkanyamba de Sudáfrica. Esta criatura Inkanyamba2 tiene la cabeza como un caballo y un cuerpo largo de serpiente. Las leyendas dicen que cuando están enojados pueden crear tormentas muy similares a los dragones asiáticos. Hay incluso pinturas rupestres de serpientes con cabeza de caballo que los arqueólogos han apodado «˜animales de la lluvia»™. Tiene cuernos sobre su cabeza y una cresta en su espalda. A menudo se describen como arrojando agua de su boca.

La única fotografía conocida que muestra al supuesto Inkanyamba fue tomada por Bob Teeny en septiembre de 1995. Mientras Inkanyamba3 estaba en una plataforma al lado de las cascadas dijo haber visto una cabeza de serpiente y un cuello que sobresalía del agua. En ese momento no tenía cámara, pero ofreció una recompensa para cualquier persona que pudiera tomar una foto del monstruo. Luego consiguió una foto que mostraba un animal de cuello largo, al parecer sobresaliendo del agua. Parece tener hierba en su boca y tiene la piel anillada.

El criptozoólogo Richard Freeman se dio cuenta que se trataba de un fraude. El «˜monstruo»™ es una  ilustración de un Apatosaurus de un libro para niños de dinosaurios publicado en la década de 1970.

Inkanyamba4

El libro en cuestión se llama «˜Know Our World; Prehistoric Life»™ publicado por Holywell House Press en 1977 e impreso y encuadernado en Italia por New Interlitho, Milán. La imagen en cuestión aparece en la parte inferior de la página 14 y muestra al dinosaurio (entonces conocido erróneamente como brontosauros) revolcándose en el agua y comiendo maleza de agua (también erróneo ya que estas criaturas vivían en la tierra).

Arriba hay dos versiones de la foto Howick Fall. Una oscura, una clara. Y a la izquierda está la ilustración del libro. Aunque la situación se ha invertido se puede ver claramente que es la misma imagen. La cabeza y el cuello se han superpuesto en el agua. Al mirar de cerca se ve la hierba en la boca del «˜monstruo»™ y las bandas en el cuello (que son anillos en el cuello, en la ilustración).

http://forteanzoology.blogspot.com/2009/04/richard-freeman-howick-falls-monster.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.