El misterio de las centellas (31)

El misterio de las centellas (31)

Mi esposo y yo vivimos en el campo y tenemos varios campos abiertos que rodean nuestra propiedad.

Una noche estábamos sentados en nuestra camioneta, viendo los relámpagos de una tormenta en la distancia.

Los rayos eran impresionantes y habíamos estado sentados sólo unos minutos cuando vimos unas centellas.

Al principio no sabíamos lo que eran, salvo que recuerdo haber leído alguna vez sobre ellas.

Había treinta o más bolas «flotando» a través del campo abierto a unos diez pies del suelo.

Una llegó a nuestra camioneta y pudimos ver que tenía el tamaño aproximado de una pelota de voleibol y tenía una cola de luz por detrás de ella.

Se movió constantemente en una dirección, no hizo ningún sonido y desapareció en pocos segundos. Todo el evento duró sólo unos minutos, pero yo nunca lo olvidaré mientras viva.

Me encantaría verlo otra vez.

Linda E. Johnson

Box Springs, GA USA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.