El niño y el globo en forma de plato volador

El niño y el globo en forma de plato volador

El niño está a salvo. Nunca abordó el globo en forma de plato volador

PlatoGlobo1 Richard Heene, un hombre que vive con sus tres hijos y su esposa, Mayumi Heene, en la localidad de Fossil Ridge Road en Fort Collins, estaba construyendo un globo de mylar en forma de «plato volador». La «nave experimental» estaba atada fuera de su garaje.

El día de hoy (15/10/09), poco después del medio día, el más pequeño de sus hijos, Falcon Heene, de 6 años de edad, se encontraba jugando alrededor del globo cuando éste se soltó de sus amarras. Su hermano mayor dijo que vio a Falcon entrar en el globo antes de que se elevara el aire.

FalconHeene Rápidamente se dio aviso a las autoridades y los servicios de emergencia pusieron en acción. Ahí estaba la policía, la Guardia Nacional, la Administración Federal de Aviación, la Warren Air Force Base y los medios de comunicación locales.

La FAA siguió la aeronave a través del radar y lo notificó al Aeropuerto Internacional de Denver. El globo se elevó a cerca de 11.000 pies. La prensa local también estaba siguiendo el globo y mostró escenas en vivo.

Los expertos en aviación, dijeron que el niño podría sobrevivir al vuelo, pero estaría frío y posiblemente desorientado a gran altura.

PlatoGlobo2 Finalmente el globo logró aterrizar cerca de Denver, pero el niño no se encontraba en su interior. Algunos dijeron que podría haber caído desde el globo.

Una portavoz del Sheriff del Condado de Larimer, James Alderden, describió la nave como «un globo de helio de fabricación casera hecho para parecer un ovni». Ella dijo que el muchacho se subió al globo en la casa de su familia en Fort Collins, desató la soga y despegó. El globo tenía forma de plato volador de 20 pies de diámetro por 5 pies de altura y fue fabricado de mylar.

FamiliaHeene Al final en una conferencia de prensa, las autoridades revelaron que el niño nunca estuvo en el globo, ya que se había escondido, dentro de una caja de cartón, en el desván encima del garaje de la familia, presumiblemente para evitar que su padre lo reprendiera por jugar con la nave experimental y por los problemas que había ocasionado.

«Yo no podía ni siquiera caminar de una habitación a otra», dijo Richard Heene mientras abrazaba a su hijo antes de hablar con los periodistas. «Justo ahora mis piernas están débiles y quiero volver a sentarme. No tengo energía ahora y apenas puedo hablar».

PlatoGlobo3 La familia del niño había aparecido en el show televisivo de la ABC «Wife Swap«, un programa de televisión en el que se intercambian a las madres durante unas semanas y tratan de convivir y sacar adelante a sus nuevos hogares.

La familia Heene apareció dos veces en ese show, la primera en el pasado invierno y la segunda como una de las familias que fueron elegidas por el voto de los espectadores para estelarizar el programa número 100 de «Wife Swap».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.