El misterio de las centellas (446)

El misterio de las centellas (446)

Vi una centella cuando tenía unos siete u ocho años de edad. Ahora tengo 22. Yo vivo en la Florida, que tiene una gran cantidad de tormentas de verano. Un día de verano, yo estaba en casa con mi mamá y llovía y había rayos. Yo estaba en mi habitación descansando en mi cama y ella estaba en su cuarto leyendo un libro en el sofá de la sala.

Cayó un rayo cerca de la casa y recuerdo haber visto esta bola de color blanco azulado viniendo flotando hacia mí en el lado izquierdo de la cama. Era del tamaño de una pelota de softball. Recuerdo haberme bajado de la cama y corrido a la puerta, que estaba cerrada, y tratando de abrir la puerta tan pronto como podía porque podría haber jurado que esa cosa me estaba persiguiendo.

Abrí la puerta y corrí hacia mi mamá y literalmente salté sobre su regazo. Ella me dijo que también había visto esa bola brillante y me dijo que era una centella. Creo que leyó sobre esto en el periódico. De todos modos, recuerdo que me asusté, temblando, y le pregunté a mi mamá por qué esto entró en mi habitación.

Recuerdo que hubo un silbido de la bola y no siguió un camino recto. En cierto modo se desvió mientras viajaba. Recuerdo que estaba solo en mi cuarto un segundo y luego tenía esta cosa moviéndose hacia mí. Nuestra casa no tuvo ningún daño, no fu necesario sustituir ningún aparato eléctrico.

Ha pasado un tiempo desde que esto sucedió. Estoy viviendo en una casa diferente. Siempre le digo a los amigos acerca de esta historia, pero nunca han oído hablar de centellas. Anoche hubo una tormenta fuerte y me desperté pensando en este acontecimiento que sucedió hace años. Decidí ver si podía encontrar algo en Internet acerca de ello y me alegro de haber encontrado este sitio para saber que no soy el único al que le ha ocurrido.

Lauren Holzwart

St. Petersburg, FL USA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.