El misterio de las centellas (531)

El misterio de las centellas (531)

Mi encuentro con las centellas se produjo durante la década de 1990. Yo vivía en Chicago en esa época, justo en una calle bastante transitada. Estábamos en una fiesta… era de noche, y estaba lloviendo ligeramente. De repente oímos un ruido. Sonaba como petardos o disparos, lo que era nuestra mayor preocupación. Sin embargo, yo era la única persona lo suficientemente valiente como para mirar por la ventana.

Literalmente, bajando por la calle había una bola de luz. Estaba flotando, yo diría que a unos 10-15 pies del suelo. Estábamos en el primer piso, y parece que iban justo hacia nosotros, tal vez un poco más abajo. Parecía que realmente seguía la calle. Estaba haciendo ruidos al saltar. Y flotaba por la calle.

Por supuesto, fue tan rápido, que al momento que dije: «Â¡Oye, mira eso!», se había movido por la calle y no se podía ver desde las ventanas cerradas. Por supuesto, cuando la describí, todo el mundo pensó que estaba loca.

Entonces… al día siguiente yo estaba viendo el clima en el Canal 9 de Chicago. Tom Skilling, el hombre del clima, dijo que había habido varios informes de centellas la noche anterior. ¡Ah! ¡Eso es lo que vi! Y yo no estaba sola. Gracias a Dios. Ahora no me parece tan loco. 🙂 Probablemente nunca volveré a ver una, pero estoy contenta de haberlo hecho.

Patricia Parra

Streamwood, IL USA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.