Experiencias cercanas a la muerte explicadas por la ciencia

Experiencias Cercanas a la Muerte explicadas por la ciencia

Charles Q. Choi, ScientificAmerican.com

12 de septiembre 2011

Scientific American

Tunel Las personas que tienen experiencias cercanas a la muerte a veces informan de la visión de una luz al final de un túnel oscuro, pero los estudios sugieren que la vista puede ser el resultado de la falta de oxígeno.

Las Experiencias Cercanas a la Muerte son a menudo consideradas como fenómenos místicos, pero la investigación está revelando ahora explicaciones científicas para prácticamente la totalidad de sus características comunes. Los detalles de lo que sucede en las experiencias cercanas a la muerte son ahora ampliamente conocidos, una sensación de estar muerto, la sensación de que un «alma» ha dejado el cuerpo, un viaje hacia una luz brillante, y una partida a otra realidad donde el amor y la felicidad lo abarcan todo.

Aproximadamente el 3 por ciento de la población de EU dice que han tenido una experiencia cercana a la muerte, de acuerdo con una encuesta de Gallup. Las Experiencias Cercanas a la Muerte se presentan en todas las culturas, con registros escritos que se remontan a la antigua Grecia. No todas estas experiencias realmente coinciden con roces con la muerte –un estudio de 58 pacientes que relataron experiencias cercanas a la muerte encontró que 30 no estaban realmente en peligro de muerte, aunque la mayoría de ellos pensaban que lo estaban.

Recientemente, una serie de estudios ha puesto de manifiesto los posibles fundamentos para todos los elementos de tales experiencias. «Muchos de los fenómenos asociados con experiencias cercanas a la muerte pueden ser biológicamente explicados», dice el neurocientífico Dean Mobbs, de la Medical Research Council Cognition and Brain Sciences Unit de la Universidad de Cambridge. Mobbs y Caroline Watt de la Universidad de Edimburgo, detallan su investigación en línea el 17 de agosto en Trends in Cognitive Sciences.

Por ejemplo, la sensación de estar muerto no se limita a las experiencias cercanas a la muerte, los pacientes » con Cotard o síndrome del «cadáver ambulante» mantienen la creencia delirante de que han muerto. Este trastorno se ha producido después de un trauma, por ejemplo, durante las etapas avanzadas de la fiebre tifoidea y la esclerosis múltiple, y se ha relacionado con regiones del cerebro como la corteza parietal y la corteza prefrontal «“»la corteza parietal está típicamente involucrada en los procesos de atención, y la corteza prefrontal está implicada en los delirios observados en enfermedades psiquiátricas como la esquizofrenia», explica Mobbs. Aunque el mecanismo detrás de este síndrome se desconoce, una posible explicación es que los pacientes están tratando de hacer sentido de las extrañas experiencias que están teniendo.

Ahora se sabe que las Experiencias Fuera del Cuerpo también son comunes durante los patrones de sueño interrumpido que preceden inmediatamente al dormir o al despertar. Por ejemplo, la parálisis del sueño, o la experiencia de sentirse paralizado al mismo tiempo de estar consciente del mundo exterior, son informadas en un 40 por ciento de todas las personas y están relacionados con alucinaciones vívidas similares a sueños que pueden dar lugar a la sensación de flotar por encima de su cuerpo. Un estudio en 2005 encontró que las experiencias fuera del cuerpo pueden ser provocadas artificialmente mediante la estimulación de la unión temporoparietal derecha en el cerebro, lo que sugiere que la confusión respecto a la información sensorial puede alterar radicalmente la forma que uno experimenta su propio cuerpo.

Una variedad de explicaciones también podrían explicar los informes de los que mueren en reuniones de fallecidos. Pacientes con enfermedad de Parkinson, por ejemplo, han informado de visiones de fantasmas, incluso de monstruos. ¿La explicación? El Parkinson implica un funcionamiento anormal de la dopamina, un neurotransmisor que puede provocar alucinaciones. Y cuando se trata de la experiencia común de revivir momentos de la vida, uno de los culpables podría ser el locus coeruleus, una región del cerebro medio que libera noradrenalina, una hormona del estrés que uno esperaría que se libere en altos niveles durante el trauma. El locus coeruleus está muy conectado con las regiones del cerebro que controlan las emociones y la memoria, como la amígdala y el hipotálamo.

Además, la investigación ahora demuestra que varias drogas medicinales y recreativas pueden reflejar la euforia que se siente a menudo en las experiencias cercanas a la muerte, como la ketamina, que también pueden desencadenar las experiencias fuera del cuerpo y las alucinaciones. La ketamina afecta el sistema opioide del cerebro, que, naturalmente, puede llegar a ser activo, incluso sin medicamentos cuando los animales están bajo ataque, lo que sugiere que un traumatismo pondría en marcha este aspecto de las experiencias cercanas a la muerte, explica Mobbs.

Finalmente, uno de los aspectos más famosos de las alucinaciones cercanas a la muerte de estarse moviendo a través de un túnel hacia una luz brillante. Aunque las causas específicas de esta parte de las experiencias cercanas a la muerte no están claras, la visión de túnel puede ocurrir cuando el flujo sanguíneo y el oxígeno se agotan en el ojo, como puede suceder con el temor y la pérdida de oxígeno que son comunes a la muerte.

En conjunto, la evidencia científica sugiere que todas las características de las experiencias cercanas a la muerte tienen alguna base en la función normal del cerebro que salió mal. Por otra parte, el mismo conocimiento de la tradición con respecto a los episodios cercanos de la muerte podrían desempeñar un papel crucial en experimentarlos, -una profecía auto cumplida. Estos hallazgos «proporcionan evidencia científica de algo que siempre ha estado en el ámbito de la paranormalidad», dice Mobbs. «Personalmente creo que la comprensión del proceso de la muerte nos puede ayudar a llegar a un acuerdo con esta parte inevitable de la vida».

Un posible obstáculo a la investigación sobre las experiencias cercanas a la muerte será analizarlas experimentalmente, dice el neurocientífico cognitivo Olaf Blanke del Instituto Federal Suizo de Tecnología en Lausana, en Suiza, que ha investigado las experiencias fuera del cuerpo. Sin embargo, «nuestro trabajo ha demostrado que esto se puede hacer para una experiencia fuera del cuerpo, así que ¿por qué no para sensaciones asociadas a experiencias cercanas a la muerte?

Este artículo fue publicado originalmente en ScientificAmerican.com. © 1905 ScientificAmerican.com. Todos los derechos reservados.

http://www.livescience.com/16019-death-experiences-explained.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.