Robert Sheaffer recordando a James Moseley

Robert Sheaffer recordando a James Moseley

KeelMoseleyMuchos de los ufólogos «serios» estaban irritados por Moseley, quien no dudaba en expresar su opinión sobre un importante caso ovni. El irascible John Keel una vez lo castigó: «Tú eres un grano en el culo de la ufología». Moseley orgullosamente colocaba este tributo en la parte superior de numerosos números de Saucer Smear. Don Berliner fue aún más gráfico: Saucer Smear es «Como un pedazo de mierda en el piso de la sala».

Jerome ClarkEl pomposo «ufólogo serio» Jerome Clark, cuyo ego es más grande que muchas galaxias, escribió «Moseley, a quien conocí bien y con quien tuve correspondencia hasta el final, no era un escéptico de acuerdo con ninguna definición. Pensaba que los ovnis eran algún tipo del fenómeno extradimensional, y no le gustaba los escépticos, a quien consideraba como huecos y, peor aún, casi nada… Todavía estoy tratando de procesar la noticia, sin embargo tristemente esperada, de la muerte de Jim. Tendré más que decir sobre su vida y su carrera en algún momento. Por ahora, solo llorar la pérdida de un amigo». ¡Perdónenme mientras vomito! La noción de Clark sentado en su escritorio demasiado emocional para escribir, por la desgracia del dolor de su querido amigo Moseley, positivamente rezuma mierda de cada orificio. Sólo unos pocos años antes, Clark había menospreciado a Moseley en su UFO Encyclopedia escribiendo que se ocupó «de forma entretenida de casi todos los puntos de vista que es posible tener acerca de los ovnis, sin llegar a decir nada especialmente interesante o memorable acerca de ninguno de ellos». Todo lector habitual de Saucer Smear sabía que a Moseley le disgustaba intensamente Jerome Clark. Las razones no son difíciles de ver. Sin embargo, como Curt Collins, «Contributing Editor» de Saucer Smear, señala en un comentario, Moseley y Clark se reconciliaron en los últimos años.

Moseley a punto de ser «levitado» en una conferencia de ovnis

SaucerSmearFleissEs muy cierto que Moseley no era un «escéptico». Sin embargo, él era un «creyente escéptico», y no tenía miedo de decir «Bullshit» dondequiera que él creía necesario, no importa lo sagrado de la vaca (incluido el accidente de Roswell y el famoso caso británico que él siempre escribía como «Rendle-SHAM» «“Rendle-falso). En cuanto a la afirmación de Clark de que a Moseley «no le gustaban los escépticos», es nueva para mí. Conocí a Moseley en una convención Forteana en Washington, DC en los1970s. Me visitó en varias ocasiones durante sus viajes a California, y nos encontramos en numerosas ocasiones en varias conferencias. Tengo docenas de postales de él (su medio de comunicación favorito, muchas de ellas marcadas como top secret» en la parte frontal). Estuvimos en contacto frecuente hasta su muerte. Moseley también estaba en términos amistosos con Philip J. Klass, James Oberg, Gary Posner, Lance Moody, Tim Printy y Michael Dennett, por nombrar algunos escépticos. Es cierto que en los últimos años Moseley había llegado a rechazar a James «the Amusing» «“el divertido- Randi (como típicamente lo llamaba Moseley), de quien era amigo originalmente. Moseley apareció como un invitado frecuente en el programa de radio nocturno de Randi en Nueva York durante la década de 1960. (¿Randi un precursor del talk show de radio de rarezas paranormales de la tarde-noche de Art Bell? ¡Increíble, pero cierto!) «A la vez, Randi era relativamente open-minded acerca de los platillos y otras rarezas. Nos hicimos amigos» (Shockingly, p. 189). Pero Moseley se irritó por lo que él consideraba el inflexible escepticismo de Randi acerca de las afirmaciones paranormales, en parte porque Moseley había experimentado varios incidentes que él sentía podrían ser paranormales.

MoseleyLastPostcardMoseley fue uno de los últimos supervivientes de los inicios de la era de los platillos, para quien el avistamiento de Arnold y el choque de Mantell no eran acontecimientos históricos, sino recuerdos personales. También perteneció a la era de la máquina de escribir, nunca uso una computadora. Hasta su muerte, cada número de Saucer Smear constaba de ocho páginas de texto escrito, intercaladas con algunas historietas humorísticas, titulares de noticias o fotos fuera de lo común. Los «editores colaboradores» de Moseley, así como otros, le enviaban de última hora material impreso de lo que Moseley siempre llamó la «maldita internet».

http://badufos.blogspot.mx/2012/11/james-w-moseley-1931-2012.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.