Chiles Redux

Chiles Redux

Luke Ford

28 de abril 2013

chilesview

Reconstrucción de la vista real del objeto como se ve desde la cabina del DC-3

Lo que se conoce como el encuentro ovni Chiles-Whitted involucra un avistamiento nocturno de un DC-3 de un objeto con forma de cigarro en 1948. Este caso ha sido considerado como una de las «incógnitas clásicas» de la historia ovni. Sin embargo, un análisis detallado de las observaciones, junto con otros avistamientos de esa misma noche, muestran claramente que era una bola de fuego earth-grazing[1]. No era un objeto cercano viajando a 700 mph a media milla de distancia y 500 pies por encima del avión de Chiles, sino un meteorito que se desintegraba, pasando a 80 millas de distancia a 90,000 pies a una velocidad de 18 millas/segundo. Si nos remontamos a los informes originales de la Air Force Office of Special Investigations (AFOSI) (disponibles en el Project Blue Book Archive) y trazamos las trayectorias y las altitudes de los objetos avistados en esa noche, se puede llegar a otra conclusión.

En 1948, las bolas de fuego earth-grazing no eran reconocidas por la ciencia. Los investigadores de AFOSI no recibieron la información en los términos que más adelante fueron el estándar para el análisis científico. Pidieron a los testigos estimar la distancia, el tamaño, y la velocidad de un objeto luminoso avistado en la noche. Esto requiere el supuesto implícito de que era del tamaño de los objetos hechos por el hombre y volaba a velocidades y altitudes que los aviones contemporáneos podrían lograr. Posteriormente los formatos estándar Blue Book pedían a los observadores que estimaran el tamaño aparente (en comparación con la luna), la elevación sobre el horizonte, la dirección y la duración de un avistamiento. Este tipo de información podría entonces ser analizado para determinar si coincidía con un objeto pequeño, lento, cercano o un objeto más grande mucho más rápido y más lejos.

Con base en los supuestos de que las velocidades mundanas y las distancias reportadas eran correctas y el «hecho» que se repite una y otra vez de que «no podía ser un meteorito porque los meteoritos no vuelan horizontalmente» AFOSI se convenció de que era un objeto extraterrestre.

Los avistamientos de esa noche fueron:

Piloto Feldvary, de Eastern Air Lines, vuelo 573, informó el avistamiento de un objeto desde su DC-3, que volaba de Washington DC a Raleigh, Carolina del Norte. Fue algún tiempo después de que él se había registrado con el control de Blackstone a las 0219. Se estima el tiempo en alrededor de las 0230. El objeto se desplazaba aproximadamente a 20 grados sobre el horizonte occidental, dirigiéndose alrededor de 230 grados (e.d., ligeramente al oeste de su dirección de 215 grados), y viajó a través de un arco de 80 grados. Aunque no se cronometró, parecía tener una «velocidad increíble».

Piloto Mansfield, de Eastern Air Lines, vuelo 571/23, informó el avistamiento de un objeto desde su DC-3, que volaba de Waypoint Blackstone a Greensboro, Carolina del Norte. También fue un tiempo después de que se registró con Blackstone. También calcula el tiempo como 0230 (puede ser que discutió el avistamiento con Feldvary y supone al mismo tiempo). El objeto viajaba «en una dirección horizontal, ligeramente por encima del horizonte, dirigiéndose alrededor de 210 grados (e.d., ligeramente al este de dirección de 240 grados). Él no reportó el recorrido en arco, pero dijo que sólo lo tuvo a la vista durante 3 segundos. Esto era probablemente una buena estimación de la duración de la observación, ya que el objeto «…era más brillante que cualquiera que he visto antes…» y él no pudo evitar verlo de inmediato, ya que comenzó a estallar en el lado derecho grande de la ventana de la cabina de un DC-3.

En el momento de estas dos observaciones, Feldvary volaba a unos 60 millas al Este de Mansfield. Así que claramente el objeto tenía que estar a una distancia considerable al Oeste de las dos aeronaves a estar bajo en el horizonte occidental para los dos. Si promediamos las dos trayectorias reportadas, el objeto tendría un rumbo de 220 grados, lo que es consistente con una trayectoria de Feldvary al Oeste y al Este de Mansfield.

La tripulación de Eastern Air Lines Chiles y Whitted, vuelo 576, estaban en camino de Houston a Atlanta, a 25 millas al Suroeste de Montgomery, Alabama, en un rumbo de 50 grados cuando se produjo el famoso avistamiento. Un extraño objeto fue avistado «venía hacia nosotros a una velocidad alta». Estaba volando recto y nivelado, y no creo ningún ruido o turbulencia. Pasó al lado derecho del DC-3, en lo que estimaron como una distancia de media milla, una velocidad de 700 millas por hora, a una altitud de 500 pies sobre su nivel del 5,000 pies. El objeto parecía ser de 100 pies de largo, en forma de cigarro, con hileras de ojos de buey brillantemente iluminadas, con un chorro de fuego de color rojo a la zaga. Lo que esto se traduce en términos objetivos era un objeto que se aproxima a un rumbo de 230 grados, a una altura de 12 grados sobre el horizonte, con un tamaño aparente en su máxima aproximación de 3.4 grados (cerca de siete veces más grande que la luna llena). El objeto estuvo a la vista durante al menos 5 y no más de 10 segundos. Por supuesto, la vista cercana en la que se observaron los detalles fue sólo por un instante en que el objeto brilló. La vista real desde la cabina en su máxima aproximación, tal como se muestra más arriba, era más bien mundana comparado con los típicos conceptos artísticos del encuentro.

El contratista de la Air Force Massey avistó un objeto con forma de cigarro con una estela de llamas, desde la rampa de aviones en Robins AFB, cerca de Macon Georgia. Por desgracia, no se le pidió la elevación de lo que vio en el horizonte. Lo vio por primera vez «arriba». Aparentemente esto significaba en el cielo al Oeste de su posición, ya que si bien afirmó que estaba orientado al Norte, él no lo vio venir «del Norte» y la gente ve las cosas en su campo de visión, y no directamente por encima de ellos. A continuación viajó en dirección Suroeste, hasta desaparecer en la distancia. Estima que el objeto estaba viajando recto y nivelado a 700 mph, una altitud de 3,000 pies, y que tenía el «tamaño de un B-29». Calcula la duración como 20 segundos y la hora de la observación como 0140 o 0150 sobre la base de la hora de salida de un avión que se estaba preparando (esta diferencia de una hora a partir de los otros avistamientos no es comentada por AFOSI, a pesar de que consideran este la misma observación de Chiles). A Massey se le preguntó si era un meteoro, y dijo que no, porque «una estrella fugaz cae perpendicular. Este objeto estaba en un plano recto y nivelado». Massey dijo haber visto un V-1 en vuelo e incluso un V-2 lanzado en la Segunda Guerra Mundial, este último durante la Batalla de las Ardenas. Esto quizás fue posible. El V-2 Gruppe Sued operaba a 50 millas de las líneas del frente cerca de las Ardenas al sur en noviembre-diciembre de 1944, antes de ser trasladado detrás del Rhin.

Colocando las posiciones y las trayectorias de la aeronave y los objetos avistados, y las ubicaciones de los observadores, se obtiene el siguiente resultado consistente:

chilesmaporiginalTrazado de las cuatro observaciones muestran una conducta consecuente para el objeto

Lo cual es claramente el seguimiento de lo que la ciencia sabe ahora como un bólido earth-grazing. Tales eventos raros sólo fueron aceptados por la ciencia en 1972, cuando uno fue fotografiado y filmado mientras volaba sobre Utah.

La evaluación de AFOSI fue que los dos primeros avistamientos eran de un evento diferente – porque el objeto era «como un meteoro», viajaba a «velocidad increíble», y voló «paralelo al horizonte», que fue visto como diferente de los otros dos (que fueron reportados como volando a 700 mph por «observadores entrenados»). Ellos no parecen darse cuenta de que la trayectoria del objeto avistado en los dos primeros avistamientos fue la misma que la observada por Chiles y Massey, o que las estimaciones del tamaño y la distancia de un objeto en la noche se basarían en que era un objeto convencional, no algo desconocido para la ciencia o la cultura popular de la época.

El avistamiento fue tratado de forma sensacionalista por la prensa y en los libros, incluyendo el escritor fantasma del Proyecto Libro Azul comandante Ruppelt. El avistamiento fue posteriormente embellecido, con el objeto llegando «a 700 pies», la aeronave siendo «sacudida por la turbulencia», Chiles teniendo que «desviarse para evitar la colisión». Nada de eso estaba en el informe original…

De hecho, el informe de avistamiento original es bastante mundano. El objeto estuvo a la vista por tal vez sólo 5 segundos, se vio de alrededor de siete veces el tamaño de la luna llena (pero sólo por un segundo en su máxima aproximación), parecía venir de frente, pero luego pasó el avión a la derecha, se estima su aproximación en menos de una milla, y no causó ningún ruido o turbulencia. A partir de este breve vistazo, Chiles y Whitted produjeron estos dibujos (considerablemente más informativos que las versiones posteriores «limpiadas»):

whittedactualHoy, después de muchas películas acerca de los impactos de asteroides, y en especial del evento de Chelyabinsk, los observadores o investigadores habrían llegado a otra conclusión, de que se trataba de un meteorito. La forma de cigarro (oscuro, invisible) fue definida por las «ventanas» brillante en el objeto, que eran, sin duda, fragmentos brillantes del objeto desintegrándose en a su paso por la atmósfera.

http://ufodna.blogspot.co.at/2013/04/chiles-redux-reconstruction-of-actual.html


[1] Meteoritos que vuelan horizontalmente sobre la tierra, sin caer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.