El misterio de las centellas (864)

El misterio de las centellas (864)

En alrededor de 1968, cuando tenía 7 años de edad, mi hermano menor y yo nos sentamos en la mesa junto a la ventana que daba a la calle. Una tormenta muy pesada y opresiva estaba en su apogeo. Cuando nos sentamos, 2 bolas brillantes del tamaño de un durazno entraron por la ventana y flotaron sobre la mesa durante unos 20 segundos más o menos. Mi padre para ese entonces había visto lo que estaba pasando y corrió hacia nosotros y nos tiró al suelo. Ambas esferas crujieron y hicieron un ruido silbante y mostraron una gran cantidad de colores similares a cuando se sopla una burbuja de un niño. Con 2 truenos fuertes ambas esferas explotaron sin causar daños ni heridos. Lo extraño era que ellas habían venido a través de la ventana, y el vidrio no se rompió, sino que habían pasado desde el exterior. Un vecino del otro lado de la calle las había visto rodar por el techo, caer sobre el arroyo y llegar abajo de la pared hasta llegar a la ventana. Corrió atropelladamente para asegurarse de que todos estaban bien y decirle a mi padre lo que había visto. Recuerdo esta tan claro como el día, ya que era algo tan extraño y aterrador de ver.

Paul Reed

UK

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.