El misterio de las centellas (865)

El misterio de las centellas (865)

Esto ocurrió a finales de los años setenta. Habíamos dejado el esquí acuático en el Lago Sammamish porque se acercaba una tormenta, y un relámpago golpeó el agua cerca de un cuarto de milla de nosotros en la dirección en la que yo estaba mirando. Después de que el rayo golpeó el agua, por un instante vi que se había formado lo que parecía una columna de luz del diámetro de una pelota de baloncesto. Era por lo menos de 50 pies de altura y un color blanco gris azul brillante. Se comportó como un líquido y en un segundo se había disuelto en más de diez centellas gotas del tamaño de una pelota de baloncesto. Al cabo de unos segundos cada bola se hundió lentamente hacia abajo, bajo la superficie del agua, y poco después de que se hundieron se podía oír las explosiones. Sonaba como palos de un cuarto de dinamita estallando bajo el agua. Fue sin duda una de las cosas más extrañas que he visto en mi vida.

Tony Rusi

Issaquah, WA USA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.