Un platillo volador de 1955

Mechanix Illustrated

Maravillas increíbles del mañana

¡Platillos voladores para todo el mundo!

Dentro de 10 años podrá desplazarse en un platillo de plástico, volando desde su patio trasero

Por Frank Tinsley

150Platillo se eleva verticalmente, vuela convencionalmente

Es una mañana brillante de 1965. Exactamente a las ocho a. m. Joe Lees sale de su puerta trasera de su casa de campo lacustre, a sólo 75 millas de su trabajo en la ciudad. En el centro pavimentado de su patio trasero su garboso nuevo platillo de plástico descansa ligeramente sobre tres pequeñas llantas de globo.

Saludando a su vecino que viaja con él, Joe eleva su aleta al ras en la nariz redondeada del platillo. Gira una manija de bloqueo empotrada y echa hacia atrás el parabrisas como burbuja. Muelles, como los de los autos de hoy, elevan la carcasa fácilmente. Mientras lo hace los conos interrelacionados de la nariz giran hacia abajo para formar un práctico escalón.

El vecino de Joe sobre el pedestal de instrumentos y luego a través del asiento plegado del piloto a su asiento en la parte trasera. Joe sigue, cierra el parabrisas y gira la llave de encendido. Los dos hombres se ajustan el cinturón de seguridad mientras el motor vuelve a la vida.

Cuando el inductor parecido a un ventilador comienza a girar con un gemido agudo, las servo aletas se abren automáticamente y un torrente de aire baja internamente sobre las alas circulares. Fluye cada vez más rápido, construyendo el patrón de elevación de un despegue de ala fija de carreras. Por un momento, el platillo temblando permanece estacionario. Luego, lenta y suavemente, se eleva verticalmente al aire como un elevador ascendiendo en un eje invisible.

318A 450 pies por minuto, el platillo se eleva al carril de tráfico hacia el sur y el torque pulsante del motor es cambiado a una hélice en la cola de la máquina. Mientras se afianza la hélice, el inductor del ventilador se frena gradualmente hasta detenerse y las servo aletas se cierran en pinza. Funcionando ahora como un aeroplano de ala fija, nuestro platillo gira alrededor y se dirige hacia el Sur a una confortable velocidad de crucero de 165 mph.

Cuando se dirige hacia la ciudad, otros platillos se unen al desfile y se forma una gran corriente de tráfico aéreo. Pronto las torres del centro de la metrópolis se asoman sobre el horizonte y un completo complejo de distantes pistas de tráfico convergen de las cuatro esquinas de los suburbios. Sobre el distrito de negocios, Joe sale de la corriente principal y se dirige al edificio de su compañía. Él regula de nuevo su hélice, cambia de nuevo al inductor de aire y desciende lentamente a la plancha de aterrizaje. Ahora son las 8:30 a. m. El vuelo de 75 millas sólo tomó 30 minutos.

El platillo de MI fue concebido por Peter Nofi, un oficial de la Marina Mercante. Nofi, un estudiante dedicado de aerodinámica, ha combinado el empuje de jet hacia abajo del ventilador canalizado con el principio probado de perfil de ala de alta elevación. Sabemos que el ventilador trabajará porque usándolo, hombres y máquinas han estado elevando cuerpos dentro del aire con la potencia modesta de motores fuera de borda.

El arreglo de Nofi es inherentemente simple. Él simplemente ha tomado el ala de un aeroplano y ha jalado sus extremos alrededor para formar un círculo con el borde de ataque hacia afuera. En el centro del orificio de esta superficie sustentadora en forma de dona, ha montado un ventilador canalizado que chupa una corriente de aire a gran velocidad sobre las alas, y en la forma de un chorro de aire comprimido, lo sopla a través del fondo del orificio.

Según Nofi, la presión negativa (hacia arriba) creada por el paso de aire sobre la parte superior del ala, más la reacción (hacia arriba) de la presión del chorro de aire, añade una suficiente elevación total para vuelo vertical.

La otra característica única del platillo de Nofi es el par de servo aletas semicirculares articuladas en la parte superior de la raíz del ala a cada lado del fuselaje. Estas abren automáticamente permitiendo el ingreso del flujo de aire cuando el ventilador canalizado está en operación, entonces se cierran para formar la parte superior curva de una gran superficie de sustentación de proa a popa cuando la máquina está en un vuelo hacia adelante como un aeroplano de ala fija.

Se emplea un sistema de control gemelo para las diferentes condiciones de vuelo vertical o hacia adelante. Para despegue o aterrizaje vertical, aire comprimido del inductor es conducido al alerón y las zonas de aletas y expelido a través de boquillas jet operadas diferencialmente. Estas están construidas dentro de las superficies de control convencionales usadas en el vuelo hacia adelante y son operadas por la misma columna de rueda.

224En línea con su filosofía de bajo costo, Nofi planea tener las superficies superior e inferior de su platillo estampadas en una prensa, usando material plástico reforzado con “flock” de vidrio. Esta técnica, actualmente usada exitosamente por constructores de botes pequeños, también será usada en las servo aletas, fuselaje y otros componentes. Unidas con el tanque de gas interno, mástil, tuberías, etc., el ala hueca se llenará con espuma de un compuesto plástico que cura en una esponja rígida llena de aire. Esto reemplaza la cara estructura interior y convierte el ala en un salvavidas insumergible para aterrizajes de emergencia en el agua.

Producido en masa, el platillo de plástico podría costar no más que un automóvil de precio medio de hoy. Podría ser que para 1965 usted también podría tener uno volando en su patio.

La simplicidad del raro platillo de Peter Nofi, de bajo costo se muestra en el diagrama a la izquierda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.