El misterio de las centellas (1348)

El misterio de las centellas (1348)

Función planetofísica de dominios de vacío

Por AN Dmitriev, VL Dyatlov, AV Tetenov

(Instituto de geología UIGGM, instituto de matemáticas SB RAS, Universidad estatal de Gorno-Altaisk).

1. INTRODUCCIÓN

Los autores han desarrollado un modelo de electrogravidinámica unida basado en la electrodinámica de Maxwell y la gravidinámica de Heaviside (Minkovski, Poincaré). El modelo introduce un nuevo objeto de estudio — un dominio de vacío (VD) que se está considerando, en el modelo general del vacío físico (PV) como su no homogeneidad o una modificación local donde se acoplan la electrodinámica y la gravidinámica; mientras que fuera de VD no existe tal acoplamiento en absoluto. Los dominios de vacío en el modelo poseen un conjunto de características específicas que incluyen la penetración a través de cualquier tipo de materia, donde los VD introducen los campos eléctrico, magnético, gravitacional, de espín y el momento angular distribuido. Dentro de los VD, las ondas gravispinas penetrantes (gravitones) se transforman en ondas electromagnéticas (fotones). A todas las capas de la Tierra, desde la magnetosfera al manto, los VD traen circuitos eléctricos y descargas, variaciones y pulsos magnéticos, tensiones mecánicas y cambios en la velocidad e intensidad de reacciones químicas en la atmósfera, heliosfera y litosfera: todos estos fenómenos son inexplicables por las teorías clásicas. Los VD se localizan en la litosfera en los medios conductores y elásticos, donde pueden producir una liberación de calor pulsado (como “explosiones de calor de contacto” formando tubos de kimberlita) y producen una enorme tensión de torsión que afecta la naturaleza de los procesos tectonofísicos y el régimen sísmico de la Tierra.

Los VD se identifican con múltiples objetos autoluminosos naturales de diferentes tipos, como centellas, “plasmoides”, poltergeist, tornados, “ángeles”, “pequeños cometas o agujeros atmosféricos”, explosiones ionosféricas y atmosféricas, tubos de explosión de la litosfera, “sprites”, los resplandores relacionados con los terremotos y las erupciones volcánicas. Es por eso que el estudio de formaciones naturales autoluminosas proporciona la base experimental para el desarrollo de modelos físicos y matemáticos de vacío físico no homogéneo y dominios de vacío.

2. PRINCIPALES PROPIEDADES FÍSICAS DE LOS DOMINIOS DE VACÍO.

El estudio fenomenológico de los objetos autoluminosos naturales y otros fenómenos anómalos relacionados con ellos permitió establecer las principales propiedades físicas de los VD que se muestran en la Tabla 1. Estas propiedades son las siguientes: penetración a través de la materia, autoemisión y absorción de luz y otras radiaciones electromagnéticas en el amplio rango de frecuencias, el campo eléctrico dentro y fuera de VD que conduce a averías eléctricas, campo magnético, la distorsión del campo gravitacional (levitación, ponderación), rotación del aire y el polvo dentro de VD, explosiones (que a menudo no cambian la forma y el tamaño de VD). A estas propiedades le sumamos las dos siguientes:

primero, que VD posee una forma geométrica definida, como una bola, elipsoide, etc., y segundo, que la frecuencia de encuentros con VD crece varias veces en los años de sol activo.

Propiedades físicas de los dominios del vacío Tabla 1

PROPIEDADES / FENÓMENOS Penetración a través de la materia Geometría: esfera, elipsoide, etc. Autoluminiscencia, absorción de luz Electroemisión magnética Campo eléctrico Campo magnético Levitación Rotación del aire, polvo, etc. Explosiones Conexión con el sol activo
Dominios de vacío + + + + + + + + + +
Centella + + + + + + + + +
Objetos autoluminosos naturales + + + + + + + + + +
Duende + + + + +
Tornado + + + + + + +
«Ángeles» + + +
«Pequeños cometas o agujeros atmosféricos» + + +
Explosiones ionosféricas y atmosféricas + + + +
Tubos de explosión litosféricos + + + + +
«Sprites, elfos» + + + +
Resplandores relacionados con los terremotos y erupciones volcánicas. + + + + + + +

La Tabla 1 muestra los siguientes fenómenos anómalos:

1. Centellas. El fenómeno anómalo más conocido y estudiado [1, 2]. Muestran todas las propiedades físicas mencionadas en la Tabla 1. Los artículos no mencionan la levitación, pero es difícil de observar debido a la relativa pequeñez de la centella (el diámetro es igual a 10-30 cm).

2. Los objetos autoluminosos naturales, es decir, “plasmoides”. Estas formaciones son grandes (10 m y más), y definitivamente son autoluminosas (fig. 1, 2). La mayoría de las veces aparecen cerca de fallas de la corteza (en las zonas energéticamente activas de la Tierra). Sus propiedades físicas son similares a las de las centellas [3]. Al mismo tiempo, la “levitación” es más claramente observable, como, por ejemplo, en el caso de las “explosiones de Sasovo” descritas por A. Yu. Olhovatov [4].

3. Poltergeist. El fenómeno anómalo relacionado con un objeto en forma de bola ligeramente brillante que puede penetrar a través de las paredes del edificio, provoca campos eléctricos y magnéticos y puede causar daños a las personas [5].

4. Tornado. Un movimiento violento de rotación del aire bien conocido, que evidentemente está asociado con formaciones autoluminosas naturales (grandes centellas dentro de la columna del tornado) y “enjambres de centellas”. [6,7].

5. “Ángeles”. Un tipo especial de interferencia de radar [8]. El radar ha aprendido desde hace mucho tiempo a distinguir “ángeles” de los “objetivos”, por ejemplo, aviones y misiles. Debemos notar que los “ángeles” se detectan algunos kilómetros por encima de las fallas tectónicas, mientras que las “formaciones naturales autoluminosas” se encuentran justo encima de las fallas. Por tanto, no es difícil suponer que son iguales.

6. “Pequeños cometas o agujeros atmosféricos”. Cuerpos desconocidos que caen a la Tierra desde el espacio. (Aproximadamente 20 por minuto, creando “agujeros negros” en la ionosfera superior que tienen un tamaño de aproximadamente 30 millas). Fueron descubiertos en imágenes ultravioleta de la Tierra obtenidas a gran altura. Los descubridores supusieron que estos objetos consisten en nieve y hielo, pero esta hipótesis fue puesta en duda, particularmente, por el hecho de que no se habían detectado los temblores en la superficie lunar que corresponden a la colisión con tales objetos. Posiblemente, estos objetos también sean dominios de vacío [9,10].

7. Explosiones ionosféricas y atmosféricas. Estas son las explosiones naturales en la atmósfera superior y en la ionosfera de la tierra [5,11].

8. Explosiones de tubos litosféricos Estos tubos de kimberlita son el gran misterio de la geología moderna [12].

9. “Sprites”, elfos, chorros. Breves destellos gigantes en la atmósfera por encima de una nube de tormenta que alcanza los 100 km de altura [13] a menudo asociados con los grupos más intensos de relámpagos de nube a tierra

10. Las luminiscencias asociadas con los terremotos y erupciones volcánicas. Formaciones luminosas que tienen una intrincada relación temporal con los eventos principales: pueden aparecer antes, después y en el curso de terremotos y erupciones volcánicas [14]. Sin embargo, estos objetos luminosos acompañan a casi todos estos eventos.

Así, en varios procesos naturales de la Tierra nos encontramos con estas extrañas “formaciones naturales autoluminosas” o “centellas”. Resumiendo las principales propiedades físicas de estos fenómenos anómalos obtenemos una lista completa de sus propiedades físicas en la que reconocemos las principales propiedades físicas de los dominios del vacío. Por tanto, suponemos que todos los fenómenos descritos aparecen como consecuencias de los procesos físicos en los dominios del vacío.

DVA_SHARA_3Imagen 1. NSLF a gran escala sobre la cresta de la montaña Katun.

La imagen fue tomada a bordo de un helicóptero el 19 de agosto de 1972 a las 11, hora local. La atención de los observadores fue atraída por “puntos blanquecinos y brillantes en la dirección de las cumbres del monte Belukha”. Las formas de disco y ovaladas, tan claramente visibles en la foto, no se observaron visualmente. Una estimación de los objetos realizados utilizando mapas topográficos de la región, da más de 1.5 km.

BELYI_STOLB2Imagen 2. “Llama Belokurikha” (autor desconocido) según la descripción de los observadores “la llama surgió de la Tierra, luego se rodó en una bola brillante, voló rápidamente y desapareció en el cielo”. El evento ocurrió en el área de concentración neta de fallas de la parte sureste del macizo de Belokurikha.

3. MODELO FÍSICO Y MATEMÁTICO DE DOMINIOS DE VACÍO.

El modelo de los dominios del vacío [15, 16] se desarrolla partiendo del supuesto de que el vacío físico es simultáneamente un medio de polarización eléctrico, magnético y gravitacional. De hecho, este modelo de PV apareció en el siglo XIX, en las ecuaciones de vacío de la electrodinámica de Maxwell [17] y las ecuaciones de vacío de la gravidinámica de Heaviside [18] (Poincaré [19], Minkovski [20]). Las cuatro “inducciones” deben considerarse como las cuatro polarizaciones de PV, a saber, eléctrica, magnética, gravitacional y de espín.

Las ecuaciones de vacío de Maxwell se pueden presentar de la siguiente manera:

IMG00003donde E es el campo eléctrico; D = PE– inducción eléctrica y al mismo tiempo polarización eléctrica de PV, H’ = m0 H– campo magnético (según el vocabulario moderno H– campo magnético); e0 = 8.855 × 10-12 m-3 kg-1 s4 A2; m0 = 1257 × 10-6 mkgs-2 A-2; B’ = PM– relación de inducción magnética B/m0 y simultáneamente polarización magnética de PV; r— densidad de carga eléctrica; J = r v- densidad de corriente eléctrica; v— velocidad media de los portadores de corriente eléctrica.

Las ecuaciones de vacío de Heaviside se pueden presentar de la siguiente manera:

(falta la ecuación. Nota de LRN)

Donde EG— campo gravitacional; DG = PG— inducción gravitacional y al mismo tiempo polarización gravitacional de PV; HG = m0G HG– campo de giro; e0G = ¼ p G = 1.193 × 109 m-3 kgs2; G = 6.672 × 10-11 m3 kg-1 s-2– constante gravitacional; m0G = 1/e0G c2 = 0.9329 × 10-26 mkg-1; c = 2998 × 108ms-1— la velocidad de la luz (se supone que la velocidad de las ondas gravitacionales es igual a la velocidad de la luz) BG = PS— inducción de espín BG/m0G relación y polarización de espín de PV; rG— la densidad de la masa; JG = rG v-la densidad de la corriente gravitacional; v— la velocidad de los portadores de corriente gravitacional. Así PV se caracteriza por cuatro polarizaciones: PE— la densidad de los dipolos eléctricos de PV; PM IMG00005— la densidad de los momentos magnéticos de PV; PG– (falta la ecuación. Nota de LRN) -la densidad de los dipolos gravitacionales de PV; PS– (falta la ecuación. Nota de LRN) – la densidad de los momentos de giro (espines) de PV o la densidad del momento angular de PV.

Según (1–4) las polarizaciones PE y PM están relacionadas, así como las polarizaciones PG y PS, pero los dos pares de polarizaciones PE PM y PG PS son completamente independientes entre sí.

Durante el siglo del desarrollo de la física se han producido cambios importantes en los conceptos de las propiedades de polarización de la materia y PV. Se establece la conexión entre el imán y la polarización de espín en la materia. Primero se descubrió en los ferromagnéticos clásicos y paramagnetos en los efectos giromagnéticos de Barnett (1909) y los efectos de Einstein-de-Gaaz (1911). Luego, esta conexión se confirmó en los otros materiales utilizando técnicas de resonancia paramagnética y nuclear. En la física moderna, el PV se considera un medio de quark (“el vacío no es el vacío”) en el que s-quarks y s-antiquarks están conectados en dipolos [21]. Aparentemente, PV es el medio neutro [22]. Este medio no puede ser más que el medio de polarización.

Dado que los quarks PV tienen cargas eléctricas y momentos de masa, magnéticos y de espín, las polarizaciones eléctricas y gravitacionales pueden estar relacionadas en PV, así como las polarizaciones de imán y espín. Esta conexión entre las polarizaciones PV se puede introducir en las ecuaciones de vacío de Maxwell (2) y las ecuaciones de vacío de Heaviside (4).

Pero, por otro lado, la corrección de las ecuaciones de Maxwell probadas experimentalmente y las ecuaciones de la electrodinámica cuántica (basadas en las ecuaciones de Maxwell) conducirán necesariamente a los fenómenos físicos no observados.

Los autores han encontrado una solución a este problema [16]: se supuso que la conexión entre polarización eléctrica y gravitacional, magnética y de espín existía sólo en las áreas locales. Entonces, en la teoría fotovoltaica ha aparecido un objeto que se llamó VD.

El modelo matemático de los dominios del vacío basado en las nociones discutidas se puede presentar de la siguiente manera:

(Falta la ecuación. Nota de LRN)

IMG00009donde coeficientes “cruzados” e1 = 0; m1 = 0 fuera del área V del dominio de vacío y e1¼ 0, m1¼ 0 dentro del área V del dominio de vacío; e, m, s— las permeabilidades eléctricas y magnéticas relativas y la conductividad de la materia respectivamente; eG, mG, sG— las permeabilidades relativas gravitacional y de espín y la conductividad gravitacional de la materia respectivamente (eG, mG son aproximadamente iguales a 1, sG es pequeño [15]); s1— conductividad electrogravitacional de la materia (s1 es pequeña); J0 = r0 v; J0G = r0G v; r0, r0G— cargas y masas eléctricas móviles, respectivamente.

Fuera de VD se observa el grupo de transformadas de Lorentz, ya que las ecuaciones (5-8) — son relativistas. En la aproximación no relativista (v << c)

E‘ = E + [vB];

EG = EG + [vBG], (9)

Donde E‘, EG— campos eléctricos y gravitacionales en las bases móviles.

Dentro de los dominios se observan la ley de conservación de energía, la ley de conservación de la cantidad de movimiento y la ley de conservación del impulso.

La investigación de las propiedades físicas de VD se puede reducir a la solución de los problemas de contorno con las condiciones terminales en los límites del área dada V de VD y en el infinito (como las condiciones de contorno en los problemas de electrodinámica).

Aunque las ecuaciones básicas (5), (7) del modelo son invariables en cualquier problema, las ecuaciones adicionales (6) y (8) pueden cambiarse y modificarse en problemas particulares de acuerdo con la teoría eléctrica de la materia y la mecánica del continuo.

En el modelo físico y matemático de VD surgen muchos problemas. Algunos de ellos ya están resueltos [15,16]. Todas las propiedades físicas de los fenómenos anómalos que se muestran en la tabla 1 pueden explicarse fácilmente (excepto las dificultades técnicas de la solución de problemas de campo). Por tanto, se confirma la suposición de que todos estos fenómenos son consecuencia de las propiedades físicas de VD. Según el modelo, todas las propiedades físicas mencionadas de VD se pueden expresar simultáneamente. En lo que respecta a este hecho, el presente modelo es esencialmente diferente del modelo conocido de la centella [1], en el que se ignoran algunas propiedades físicas de la centella como la rotación.

No podemos presentar todos los resultados del análisis de las propiedades físicas de los fenómenos anómalos basados en el modelo VD, ya que llevará demasiado tiempo, pero consideraremos algunos resultados.

La “autoluminiscencia” de los dominios del vacío tiene lugar porque la energía de las ondas gravispinas se transforma en energía de las ondas electromagnéticas. Este efecto se estudia en la publicación que data de 1995 [15]. La conversión completa de la energía de un tipo de ondas en otro tiene lugar dentro de VD a la distancia

IMG00010donde l— longitud de onda; ae = e1/(e0 e0G)-1/2; am = m1/(m0 m0G)-1/2 (ae, am£1).

Las descargas eléctricas y la rotación del gas dentro de VD, una de las formas de explosiones, la levitación y el campo magnético de los dominios están conectados con la polarización de VD que surgen como resultado del efecto de los campos terrestres. Por ejemplo, para el dominio esférico, estas polarizaciones se expresan de la siguiente manera:

· polarización eléctrica del dominio

IMG00011

· polarización gravitacional del dominio

Falta la ecuación. Nota de LRN)

· polarización magnética del dominio

IMG00013

· polarización de espín de los dominios

IMG00014donde E0— campo eléctrico (130 V/m); E0G— campo gravitacional (9.83 m/s2); H0— campo magnético (19.5 A/m); H0S— campo de espín (1013 kg/m×) de la Tierra

IMG00015

La polarización de VD permite calcular la energía potencial de VD

W = WE + WG + WM + WS, (15)

donde WE = –E0(PEV); WG = –E0G (PGV); WM = –H0 (PMV); WS = –H0S (PSV); V — el volumen del dominio esférico.

La energía potencial permite determinar la fuerza que actúa sobre VD

F = -‹W. (16)

Por tanto, si conocemos la masa virtual obtenemos la fórmula para determinar la ley del movimiento VD. Cabe destacar que esta fórmula es válida en cualquier medio.

La tensión mecánica inicial que actúa sobre el gas y el sólido se puede determinar a partir de la teoría del continuo de LISedov [23], según la cual

IMG00017donde t — la tensión tangencial del tensor de tensión asimétrica.

La tensión tangencial puede ser tan grande como cientos de atmósferas cuando VD se mueve rápidamente en la dirección del cambio en el campo magnético y de giro de la Tierra (por ejemplo, en un tornado).

Cuando VD penetra en la materia, adquiere la monocarga eléctrica

IMG00018

Cuando VD penetra en la materia con esta monocarga provoca la corriente eléctrica de las cargas eléctricas libres que apuntan a la neutralización de la monocarga. Esta corriente es responsable de la liberación de la energía térmica.

(Falta la ecuación . Nota de LRN)

Donde r’ = -ae × h0-1 rG; R — radio de dominio.

La energía térmica está relacionada con las explosiones de contacto de VD. La densidad de la energía térmica puede ser tan alta como WT/V@106 J/m3 con un diámetro VD de 1 km y más.

4. BROTES DE TORNADO COMO EJEMPLO DE ACTIVACIÓN DE LAS FUNCIONES DE LOS DOMINIOS DE VACÍO.

Las soluciones de problemas particulares del modelo VD muestran que los VD juegan un papel importante en los procesos geofísicos y en el cambio geológico de la Tierra. Además, la consideración de las hipótesis implícitas en el modelo nos permite proponer que la influencia de los dominios del vacío sobre la formación de la Tierra e incluso del Sistema Solar es aún mayor.

Podemos suponer que los VD se forman en el Sol como resultado de la descomposición del vacío físico absoluto, que se caracteriza en nuestro modelo por los coeficientes e1 = 0, m1 = 0, en el par de modificaciones de PV caracterizadas por los coeficientes +e1¼ 0, + m1¼ 0, y -e1¼ 0, -m1¼ 0 o -e1¼ 0, \ + m1¼ 0 y +e1¼ 0, -m1¼ 0 (esta afirmación surge si asumimos que la cuadriga de partículas y antipartículas de Terletsky es una unidad básica del vacío físico absoluto. También podemos suponer que estas modificaciones llevan una parte de la energía de síntesis termonuclear lejos del Sol, haciendo así el curso continuo de esta reacción es posible. Una combinación de las dos modificaciones fotovoltaicas fuera del Sol, produciendo un vacío físico absoluto, debe resultar en la emisión de la Energía Solar capturada en una “explosión de fotones”. Posiblemente, la explosión del “meteorito Tunguska” en 1908 es un ejemplo de tal evento.

De acuerdo con la esencia física del modelo, tales explosiones pueden tener lugar en cualquier medio de la Tierra, incluida la atmósfera, el agua, la litosfera, etc., y sirven como una forma de afluencia adicional de energía solar a la Tierra.

Los campos eléctricos y magnéticos, así como el momento angular adicional de la Tierra, también pueden tener conexión con el VD que penetra profundamente en la Tierra. El momento angular adicional puede, a su vez, contribuir al campo de rotación de la Tierra. Ciertamente, tales procesos deben tener lugar en los otros planetas del sistema solar. Basándose en el modelo (es decir, en las ecuaciones de Heaviside), uno simplemente muestra que el campo de giro sirve como uno de los factores de interacción del Sol y los planetas (lo que hace que los planetas orbitan alrededor del Sol en el plano de la eclíptica del Sol, causando los primeros siete planetas para girar en la misma dirección, etc.)

Analicemos en detalle el papel de los VD en el proceso de aumento brusco del número y la potencia de los tornados. El aumento de dos veces el número anual de tornados en la segunda parte de nuestro siglo debe considerarse como parte del reordenamiento general de la máquina climática de la Tierra. La relación entre las formaciones autoluminosas y las no homogeneidades locales del vacío físico, descubierta por los autores [16], permitió proponer un nuevo modelo de procesos físicos y suministro de energía de los tornados. Este modelo contribuyó a establecer una relación, hasta ahora desconocida, entre la calidad geológico-geofísica del territorio y la tasa de ocurrencia de tornados [24]. Los nuevos enfoques para el estudio de tornados [25] también apuntan a la relación entre las discontinuidades energéticas en la litosfera (como la formación y renovación de fallas tectónicas) y la iniciación de tornados. Proponemos así un nuevo enfoque no meteorológico para el estudio de estos procesos violentos, ahora cada vez más fuerte.

Las posibilidades de la física de los dominios del vacío, especialmente en su componente gravidinámico, proporcionan una base para el enfoque desarrollado [15, 26]. Como se desprende del modelo, las formaciones visible o invisibles que contienen energía, como centella, emisiones electromagnéticas pulsantes, bandas luminosas, etc., son los efectos de la transformación de energía dentro de los VD. Las relaciones cruzadas entre las ecuaciones de Maxwell y Heaviside, descritas anteriormente, para el volumen ocupado por una formación autoluminiscente natural, permiten obtener estimaciones cuantitativas de los efectos de la polarización gravitacional. Tal polarización crea, en cierto volumen, un dipolo de gravitación, positivo en su parte inferior y negativo en su parte superior. Por lo tanto, los VD inducen una variación local del campo de gravitación,

Al representar un embudo de tornado como un dominio de vacío “similar a una cuerda”, se puede obtener que la fuente de las fuerzas de rotación del aire se desarrolla debido a la polarización del giro de la formación autoluminiscente bajo la acción del campo magnético terrestre y sus anomalías regionales. Por lo tanto, los enormes procesos de vórtice atmosférico surgen como resultado de la polarización del espín (recuerde el efecto giromagnético de Einstein-de-Gaas), que tiene una suma vectorial igual a cero si el campo magnético está ausente. Como muestran nuestras estimaciones, el volumen ocupado por un dominio de vacío posee la propiedad giromagnética que excede al ferromagnético en varios órdenes de magnitud. Teniendo en cuenta la propiedad general de los dominios de vacío de ser un transformador de energía de cuatro campos, es decir, eléctrico, magnético, gravitacional, y campos de espín, uno encuentra la posibilidad de explicar una fenomenología rica pero hasta ahora inexplicable de los procesos físicos asociados con los tornados [6].

CALNEVImagen 3. Epicentros de terremotos y tornados en California y Nevada.

Pero como se señala en [24], [25], los brotes de tornados se ajustan a la localización y periodización de procesos en el entorno geológico-geofísico. El estudio de muchos años de las propiedades y la distribución espacio-temporal de las formaciones autoluminosas [3,5,11] reveló relaciones vigorosas entre el origen, la existencia y la desaparición de los dominios del vacío y las discontinuidades energéticas en la litosfera y la ionosfera. Particularmente, para la región montañosa de Altai, se estableció una incompatibilidad espacial para las frecuencias de los dominios del vacío y los epicentros de los terremotos; con los máximos de los encuentros de las formaciones autoluminosas naturales separadas espacialmente de las regiones cargadas sísmicamente [3], también se estableció una regularidad similar para los brotes de tornados y los epicentros de terremotos en California y Nevada [24]. Las franjas de densidad máxima de tornados (figura 3) están considerablemente distantes de la densidad de los epicentros del terremoto. Este efecto, que se estudiará más a fondo, evidencia (como en el caso del tornado de Vladivostok) el papel de las discontinuidades energéticas de la litosfera en la generación de tornados e indica la activación de transferencias de energía verticales en los cascos de la Tierra.

El modelo físico y matemático de VD no contradice la moderna teoría cuántica de campos. Por el contrario, con esta teoría se pueden derivar las consecuencias macroscópicas de esta teoría microscópica. De hecho, dentro de los alcances del modelo PV se considera un medio de polarización.

REFERENCIAS

1. B.M.Smirnov The physics of ball lightning. // Phys.Sci.Uspekhi, vol.160, 1990, No.4, pp.1–45. (in Russian).

2. Barry D. Ball and beaded lightnings. Plenum press.,NY,1980.

3. A.N. Dmitriev, Ju.P.Poholkov , E.T. Protasevic.V.P.Scavinsky . Plasma generation in energy-active zones (Russian) Novosibirsk, Rus.Acad.Sci.Sib.Branch Geol.Geophys.Inst. 1992. (in Russian)

4. Ol’khovatov A.Yu. Sasovo explosions in 1991 and 1992 // Earth physics , 1995, No.5,pp.88-94 (in Russian).

5. Non-periodic transient phenomena in environment: II interdisciplinary workshop transactions-Tomsk, Tomsk Polytech.Inst.,1990.

6. D.V.Nalivkin, Hurricanes, Storms ,Tornadoes. Nauka,Leningrad,1969. (in Russian).

7. Vonnegut B. Electrical theory of tornadoes J.Geophys.Res. v65,1960,pp. 203-212

8. The sources of low-frequency emission. The impact to the Earth radiation belts.// Biryukov et al. – Moscow , VINITI, A survey No. 5204-B88 (in Russian).

9. L.A.Frank and P.Huyghe. The Big Splash. Birch Lane Press. — 1990.

10. The ice from space – Nauka i Zhizn’ ( Science and life) No.6,1997,pp.74-75 (in Russian).

11. Dmitriev, V.C.Zhuravlev Tunguska phenomenon of 1908 as a form of Solar-Terrestrial interaction. Novosibirsk, USSR Acad.Sci. Sib.Branch Geol.Geophys.Inst.,1984 (in Russian)

12. Dmitriev A.N., and Litasov K.D. Physical model of kimberlite pipes formation: new constraints from theory of non-homogenous physical vacuum // Extended Abstract of the 7th International Kimberlite Conference, Cape Town, South Africa, 1998, 196–198.

13. D.D. Sentman, E.M.Wescott, D.L.Osborn, D.L.Hampton and M.J.Heavner. Preliminary results from the SPRITES 94 Aircraft campaign, Geophys. Res. Letters, 1997, Vol 22, N10.–p.p.1205–1212.

14. Sidoran A.Ya. The eathquake forerunners.- Moscow, Nauka publ.1992. (in Russian).

15. Dyatlov V.L. Linear equations of macroscopic electrogravidynamics.- Moscow, Inst.Teor.Appl.Phys. Acad. Nat.Sci.,Preprint No.11,1995. (in Russian).

16. Dmitriev A.N., Dyatlov V.L. A model of non-homogeneous physical vacuum and natural self-luminous formations. / IICA Transactions Novosibirsk, 1996, v.3 – p. 65-76.// Novosibirsk, Inst. Of Math. SB RAS Preprint No16,1995. (in Russian).

17. Maxwell J.C. Treatise On Electricity Magnetism. 1891

18. Heaviside O.A. Gravitational and Electromagnetic Analogy //The Electrican. — 1893. — 281–282 and 359 p.p.

19. Poincare H. — Rend. Circ. Mat.Palermo, 1906, 21, p.129.

20. Minkowski G. — Phys. Z., 1909, 10, p.104.

21. Simonov Yu.A., Shevtchenko V.I., Capturing and uncapturing of quarks // Science in Russia No.2,1998, pp.4-8 (in Russian).

22. Shipov G.I., Theory of physical vacuum . ,-Moscow, «NT-Center»,1993. (in Russian).

23. Sedov L.I. , Continuum mechanics., vol.1, Moscow, Nauka publ.1970. (in Russian).

24. Dmitriev A.N., Tetenov A.V., Shitov A.V. The study of spatial distribution of natural catastrophic processes in USA using GIS technology.// Proc. Of INTERCARTO conf.,Barnaul, Altai state univ. 1998 pp.367-372.

25. Abramov V.A., Tornadoes above Vladivostok.// Far East Branch of RAS Vestnik,1998,No.2,pp. 3-22.

26. Jefimenko O.D. Causality electromagnetic induction and gravitation. – Star city, Electret Scientific Co.,1991

https://web.archive.org/web/20000818194856/http://www.millenngroup.com/repository/planetary/pfvd.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.