Los ovnis de vórtice

LOS OVNIS DE VORTICE

Kentaro Mori

¿Una medusa gigante que flota en el aire? Las especulaciones de los ufólogos en torno a esta fotografía son prácticamente fantásticas. Pero la verdad puede serlo aún más. El caso ocurrió una fría mañana del domingo 17 de noviembre de 1974, cuando el señor Laureen salió a caminar con su perro cerca del lago Nørre Sø en Viborg, Dinamarca. A él le gustaba observar los pájaros sobre el lago, por lo que llevaba su cámara fotográfica de 35 mm. Repentinamente vio un enorme objeto en el aire, tomó su cámara y logró sacar una foto. Vio a su alrededor tratando de buscar a otras personas que pudiesen corroborar la existencia del increíble objeto que había fotografiado, pero no encontró a nadie. Cuando volteó de nuevo, el objeto ya había desaparecido. Sin embargo, la imagen capturada en película Kodacolor, pasaría a constituir una de las más curiosas evidencias físicas de OVNIs. En 1979 el caso fue divulgado por la revista UFO-Kontakt, en donde un análisis hecho por el mayor húngaro retirado Colman Von Kevieczky afirmaba que el objeto era una “típica” nave extraterrestre discoidal envuelta en niebla. Otras muchas publicaciones ufológicas del mundo afirmarían a lo largo de los años que era el instante justo en que un disco volador se camuflajeaba en una sospechosa nube. Tal vez porque existían “importantes bases de la OTAN” en el área. Y este no sería el primer caso de esta clase.

FORT BELVOIR, EUA, 1957

El soldado X (identidad preservada) estaba en un edificio de la sección de ingeniería de Fort Belvoir, base militar de Virginia, también en la mañana. Desde afuera alguien estaba llamando a la gente para que observaran un curioso objeto en el aire. El soldado X y varios otros testigos salieron al tiempo para observar un objeto negro en forma de anillo que se aproximaba desde el norte. Él corrió a su coche, de donde sacó su cámara Brownie 127, con la que consiguió tomar una notable serie de seis fotografías en blanco y negro. Entre la segunda y tercera, el OVNI negro comenzó a ser rodeado por un humo blanco, que acabó por envolverlo por completo al final de la serie de fotos. En 1967 las fotos fueron divulgadas en una revista popular, que las presentaba como un completo misterio, OVNI en forma de anillo. ¿Sería otro disco volador captado en el momento de camuflarse como una nube? De hecho, ambos casos fueron solucionados. Y antes que nada, no implican ningún fraude.

SIMULACIÓN DE BOMBA ATÓMICA

En respuesta a la divulgación de las fotos del OVNI de Fort Belvoir, un estudiante de la Universidad de Wisconsin dijo haber visto unas nubes de humo, producto de explosiones, que serían iguales al OVNI negro en forma de anillo. La explicación inusitada no fue tomada en serio por los investigadores de la Fuerza Aérea. Pero la reconsideraron cuando el sargento mayor A. M. Wagner de Fort Belvoir identificó de inmediato las fotos, sin que nadie se lo sugiriera, como nubes de humo producidas por las “demostraciones de simulaciones de la bomba atómica” que eran realizadas con frecuencia para oficiales y cadetes visitantes.

Tales simulaciones de explosiones atómicas producían un hongo de humo característico y eran realizadas utilizando gasolina, diesel, TNT y fósforo blanco en un círculo y detonándolos. La bola de fuego resultante subía en una forma de hongo, siendo la parte superior un anillo de humo en vórtice estable –como todo “hongo de humo”- que dependiendo de las condiciones de la explosión y del tiempo, podía continuar subiendo estable como un anillo de humo negro y denso, separándose de la columna de humo de abajo. En este caso, con el tiempo el fósforo producía un humo blanco que acababa envolviendo el anillo de humo negro producido por la explosión del diesel, precisamente como lo registran las fotografías del soldado X. Wagner también mostró un mapa de la base, indicando el lugar en donde eran realizadas esas explosiones, y quedaba claro que el OVNI fotografiado por el soldado X había partido de ese lugar.

El informe oficial de la Fuerza Aérea americana sobre los OVNIs, o “Informe Condon”, concluyó que el anillo negro sí se “camuflajea” en nube en Fort Belvoir, pero era un anillo de humo, producido por simulaciones de explosiones atómicas. Sería básicamente iguales a los simples anillos de humo que pueden crear los fumadores en el aire por diversión –que también son anillos de vórtice, guardadas las debidas proporciones.

ANILLOS DE VÓRTICE

Si los anillos de humo resultado de “simulaciones de bombas atómicas” no parecen ser una explicación muy convincente para el OVNI de Fort Belvoir, cabe notar que tales “simulaciones” –exactamente humo- no son la única forma por la que se pueden formar los anillos de vórtice estables. En la foto de arriba usted puede ver un pequeño anillo de humo producido por el disparo de un cañón, y lo más interesante, abajo puede ver dos anillos de humo producidos por la explosión de bombas en un show aéreo realizado en el 2002 en la ciudad de Brownsville, Estados Unidos. La semejanza con el OVNI de Fort Belvoir es clara.

Tampoco los anillos de humo son exclusivamente artificiales. Una fuente particularmente abundante de anillos de vórtice enormes y casi perfectos es el monte Etna, en Italia, uno de los volcanes más activos del mundo. Sus canales secundarios expelen humo, que a veces asume justamente la configuración de anillos de vórtice. La visión recuerda aureolas angelicales, pero otra vez más, es “solo” humo.

Naturalmente, no es realmente “solo” humo. Es un vórtice toroidal (en forma de “dona”) de humo. El humo está girando en torno a sí mismo en un anillo, que genera las diferencias de presión internas que garantizan la cohesión. La física detrás de los vórtices toroidales es en verdad muy compleja, no obstante sin entenderla cualquier persona que haya visto los anillos de humo producidos por los fumadores puede notar que estos pueden permanecer en el aire por mucho más tiempo del que se esperaría para el “simple” humo.

Los vórtices toroidales también no son únicamente generados en explosiones. Hay juguetes a la venta capaces de disparar vórtices toroidales de humo perfumado con olor a cereza, nada peligrosos. Y, como si no fuera suficiente, uno de los anuncios más famosos del siglo XX, creado durante la Segunda Guerra Mundial en los Estados Unidos para no consumir energía eléctrica que estaba racionada, y sin embargo poder llamar la atención, fue el de una marca de cigarros que generaba anillos de humo de un metro y medio de diámetro en plena esquina de Broadway con la calle 44, en New York.

VIBORG

Y así regresamos a la fotografía que inicia este artículo. No se parece mucho a un anillo, sin embargo, ¿se podría explicar como un vórtice toroidal? En 1993, el artista Ned Kahn, que incluye en sus creaciones interactivas un minitornado de 3 metros de de altura en el World Financial Center en New York, creo una obra “Anillos de Nube”, que usted puede ver al lado. Presionando un tambor, de forma inusual, sale del orificio central. Una rápida mirada a la nube genera un deja vu.

El anillo de nube de Kahn también es un vórtice toroidal estable subiendo lentamente por el aire, en tanto que su forma discoidal superior así como las formas más sueltas de la parte inferior son la reproducción exacta del OVNI fotografiado en Viborg en aquella gélida mañana de 1974, salvo las debidas proporciones. Sólo resta saber de dónde vino el vórtice de humo dinamarqués.

Ole Henningsen, del grupo de investigación SUFOI (Scandinavian UFO Information), investigó el caso a fondo y, entrevistando al testigo que sacó la fotografía, pudo determinar el lugar y la dirección desde donde fue tomada. Él descubrió que faltó poco para que el hombre de negocios capturara la chimenea de la planta de calefacción de Houlkærvænget que está justo abajo, a la derecha de donde el OVNI-Nube fue fotografiado. No sería rara la liberación de esas nubes de humo características, cuando se estén limpiando las calderas del centro de calefacción. La intrigante fotografía de Viborg está plenamente explicada, y realmente tiene poco que ver con las bases de la OTAN o de naves extraterrestres que se camuflan como nubes.

Arriba: Comparación entre el cuadro completo de la fotografía del OVNI de Viborg, con una fotografía posterior tomada en el mismo lugar y dirección, con un encuadre más amplio, por el investigador Ole Henningsen. En el canto inferior derecho se puede ver la chimenea de calefacción de la cual el OVNI de vórtice debe haber partido. La chimenea también aparece en la fotografía de al lado. Las tres fotografías, © SUFOI Picture Library/www.ufo.dk

OVNIS DE VÓRTICE

Fort Belvoir y Viborg a su vez no tienen el monopolio sobre los OVNIs de vórtice, que son más comunes de lo que se imagina. Ya presentamos los vórtices producidos por los canales secundarios del monte Etna, en explosiones, por juguetes, en exposiciones de arte interactivas y en anuncios publicitarios, pero cabe enlistar otros dos casos, que tal vez ahora se puedan entender más fácilmente.

Chile, 1997. Los espectadores de un show de la Fuerza Aérea de Chile en Pucón vieron mucho más que las acrobacias del grupo “Los Halcones” en la tarde del día 28 de febrero. Un anillo blanquizco apareció en el aire y fue visto por muchos testigos, al mismo tiempo que se registró en video por un canal de la TV local. Se dijo mucho sobre el OVNI. Sin embargo, Carlos Ruminot Núñez, controlador de tráfico aéreo y piloto privado, aclaró el caso al investigador chileno Diego Zúñiga:

“Puedo asegurar que el objeto avistado corresponde a un “anillo de vórtice”, producido por la compresión de una columna de humo debido a la tracción de la hélice de uno de los Extra 300 de la presentación acrobática. Esta columna de humo, al ser comprimida, explota hasta sus márgenes, en pequeños “hongos”, los cuales se desprenden de ella. Uno de ellos, al ser atravesado por una “flecha de aire”, formó un anillo (vortex ring), suya sustancia (humo), gira en torno a su propio eje. Mientras se mantenga su rotación, mantendrá la forma circular. El dislocamiento y el tiempo que se mantenga esta forma circular dependerá de la dirección e intensidad del viento”.

EU, 2003 – Durante la lluvia llegó el rayo. Y después del rayo, surgió un anillo negro de humo, que parecía un círculo casi perfecto de aire. Todo ocurrió el 8 de julio, en la ciudad de San Antonio, Texas. Chuck Fehlis y Kimberly Montoya consiguieron capturar las imágenes del anillo de humo, que se deshizo gradualmente en el aire. Especialistas del National Weather Service al principio pensaron que el anillo fotografiado por Fehlis era un efecto de halo, mas luego descubrieron que en efecto era un anillo de vórtice. El relámpago alcanzó un transformador, que en su explosión generó otro vórtice toroidal de humo.

Hay muchos OVNIs de vórtice por el mundo, que periódicamente continúan llevando a los ufólogos a las especulaciones más salvajes. La fascinante verdad es que ninguno de estos OVNIs se hizo humo en el aire. Siempre lo fueron.

AGRADECIMIENTOS

La elaboración de este artículo contó con la gentil ayuda de Diego Zúñiga Contreras, Ole Henningsen, Ned Kahn, Alejandro Agostinelli, Reinaldo Stabolito y Josef Prado, a quienes les doy las gracias más sinceras.

NOTAS Y REFERENCIAS

– El caso del OVNI de Viborg se aclara por completo en el trabajo de Ole Henningsen, ‘Airy Spaceship over Viborg‘, SUFOI Newsletter N.15, 32-37, http://www.sufoi.dk
– El caso del OVNI de Fort Belvoir es parte del “Informe Condon”, caso 50, disponible on-line gracias a los esfuerzos de National Capital Area Skeptics.

– Las fotografías de explosiones y anillos de humo del show de Brownsville, EU, fueron obtenidas del Explosive Ordnance Detachment.

– Las fotografías de anillos de humo del Monte Etna se encuentran en la página de Tom Pfeiffer.
– “Pistolas” de anillos de humo perfumado se pueden conseguir a través de la página de Zero Toys, que es la página en inglés con más detalles sobre los vórtices toroidales.

– El trabajo de Ned Kahn, incluyendo los “Anéis de Nuvem” (Cloud Rings), se puede ver en su website.

– El anillo de humo que surgió en julio de 2003 en San Antonio, Texas, EUA, fue divulgado en las noticias locales. Dos websites con la noticia son el canal de TV local WOAI y el diario local San Antonio Express-News.

Finalmente, este artículo no estaria completo si no que recomendemos que cada lector procure crear sus próprios vórtices toroidales.

8 pensamientos en “Los ovnis de vórtice”

  1. io grabe uno de esos humos fue justo encima de mi casa avisenme pa mandarles el viedo a la pagina tengo fotos tb fue algo raro ese dia

  2. Yo y 2 personas mas, vimos una noche volviendo de la costa atlantica en Buenos Aires, una nube gigantesca con forma toroidal, y en pocision vertical. La misma se fue disipando con los segundos, nunca supimos que fue. En esa zona solo hay campos, y no hay ninguna ciudad cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *