La verdad del ataque ovni al Fuerte Itaipú (Primera parte)

El siguiente artículo fue publicado originalmente en el sitio Burn y es reproducido aquí gracias a la autorización de su autor.

50 años después: la verdad sobre el caso de la Fortaleza de Itaipú

Por Edison Boaventura Júnior[1] Presidente de GUG – Grupo Ufológico de Guarujá

Itaipu1 En la Santa Biblia encontramos el libro de los Proverbios, dictado por el rey Salomón, donde está escrito en el capítulo 18, versículo 5: “Un falso testimonio no quedará impune, y el que diga mentiras no escapará”.

Dice el dicho popular: “La mentira tiene piernas cortas”. Esta misma, tarde o temprano, se tambalea, tropieza, se cae y termina siendo aniquilada por la verdad.

El lector debe estar preguntándose la razón o motivo de comenzar el artículo de esta manera. Siga leyendo y los hechos se irán descubriendo paulatinamente y luego poco a poco… ¡entenderá!

Hace unos años fue realizada una encuesta por el grupo ufológico de baixada santista (GEUBS) y publicado en el Relatório Alfa No. 200, del investigador Aldo Novak, sobre la opinión de 50 investigadores brasileños sobre el grado de credibilidad de algunos de los más famosos casos de contactos con ovnis y sus tripulantes de la Ufología Mundial.

En el estudio, los investigadores dieron las notas de “0,00” a “10,00” a los casos, correspondiendo la nota “0,00” a ninguna credibilidad en la opinión del investigador, y “10,00” credibilidad total.

En esta investigación, el caso de la Fortaleza de Itaipú recibió una nota de “8,04”, que estuvo entre el rango de “8,00” y “10,00”, que según la investigación estaría en el nivel de casos reales, es decir, alta credibilidad.

Hace 27 años que conocí este caso clásico de la ufología brasileña y decidí buscar la verdad de los hechos e incluso llenar algunas lagunas existentes en el mismo, especialmente en relación con los nombres de los implicados en el episodio. De este modo, a lo largo de los años coleccioné varios detalles interesantes y a principios de 2008, decidí ir a fondo de la investigación, con el objetivo de concluirla y divulgarla, lo que hago ahora inéditamente en BURN – Brazilian Ufo Research Network.

En este momento el lector debe estar preguntándose: – ¿Cuál fue el caso de la Fortaleza de Itaipú? Veamos a continuación…

Ovni Provoca quemaduras a dos soldados

Durante cinco décadas el caso fue divulgado en varios libros, revistas, enciclopedias, documentales, catálogos ufológicos, sitios web etc. de diversos países del mundo. El caso habría ocurrido en una instalación militar del Ejército brasileño, conocida como la Fortaleza de Itaipú, ubicada en el municipio de Praia Grande, en la costa de Sao Paulo, el 4 de noviembre de 1957.

En toda la bibliografía disponible consta que en torno a las 2 horas de la mañana, dos centinelas armados que patrullaban la plataforma de artillería donde se ubicaban los cañones del fuerte, vivieron un extraordinario y trágico suceso.

Itaipu2 De repente, desde el cielo hacia el Océano Atlántico surgió una pequeña estrella brillante, que aumentaba rápidamente de tamaño, hasta posicionarse rápidamente sobre los soldados.

A lo lejos, el objeto parecía ser un avión convencional. Mientras tanto, en pocos segundos, el ovni en completo silencio, comenzó a descender y se detuvo a unos 50 metros de altura de los militares, iluminando el lugar con una luz naranja.

Atónitos, notaron que el ovni tenía una forma circular y tenía el tamaño de un avión DC-6 (Douglas), mientras sintieron un ligero zumbido en los oídos y una ola de calor intenso en torno a ellos. Más tarde informaron que sintieron mucho calor y la sensación era que sus uniformes estaban en llamas.

Uno de los soldados cayó desmayado en el suelo y el otro se cubrió tras uno de los cañones, gritando descontroladamente para pedir socorro a la guarnición que estaba a escasos metros del sitio.

En ese momento se produjo un apagón y se convirtió en una confusión, pues los militares que fueron despertados por los gritos de los soldados trataban de llegar al sitio. Minutos después regresó la luz y los militares presentes observaron el ascenso vertical del ovni naranja. Mientras tanto, otros soldados trataron de reanimar al soldado desmayado, mientras que el otro se debatía gritando en el suelo.

Ambos fueron llevados a la enfermería, donde se constató que tenían en sus cuerpos varias quemaduras graves de primero y segundo grados, curiosamente en las zonas protegidas por las prendas de vestir, como si se tratara de un efecto de microondas.

Los relojes eléctricos del fuerte se detuvieron a las 02 h 03 min, de donde se estima que el hecho había ocurrido en no más de 4 minutos.

Al día siguiente, el caso fue acallado por el comandante de la instalación militar, que ordenó que los militares del servicio de información iniciaran las investigaciones para preparar un informe que debería ser remitido a los superiores. Unos días más tarde, los miembros de la misión militar americana llegaron al fuerte con oficiales de la Fuerza Aérea Brasileña para determinar los hechos.

Itaipu3 Los soldados fueron trasladados al Hospital Central do Exército, en el estado de Río de Janeiro. Tres semanas más tarde, un funcionario del fuerte interesado en los informes acerca de ovnis se entrevistó con el médico y ufólogo doctor Olavo Teixeira Fontes y le contó los detalles de lo ocurrido. Poco después el ufólogo contacto con sus colegas del hospital, los cuales le confirmaron que los dos soldados estaban siendo tratados por quemaduras graves. Lamentablemente, sólo obtuvo esta información sin otros detalles. Un expediente fue preparado por el doctor Fontes con información incompleta.

Documento publicado por la FOIA

En la década del 90, obtuve una copia de un documento en inglés, de la Embajada, publicado por la FOIA – Ley de Libertad de Información, cuyo contenido era similar a la información ya divulgada hasta el momento. Curiosamente, el documento que resume el episodio no contenía los nombres de los soldados, sólo el nombre del doctor Fontes y también no hay indicios de que nadie pudiera identificar la procedencia del documento.

La época del hecho…

Itaipu4 En primer lugar, necesitábamos saber en qué contexto está insertado el hecho. Así, percibiríamos qué acontecimientos podrían haber influido en la narrativa en cuestión.

A través de que la investigación realizada en la Biblioteca Nacional de Río de Janeiro, encontré cuatro informes exclusivos de Robert E. Sullivan, publicados en la desaparecida revista “Mundo Ilustrado” (Nos. 50, 51, 52 y 53 – período de noviembre a diciembre de 1958) que nos permiten vislumbrar el escenario en el que se dio el hecho.

En los cuatro materiales encontré datos para afirmar que la época era de gran excitación mundial, porque los rusos acababan de lanzar el Spútnik I – el primer satélite hecho por el hombre – que circundó la órbita de la Tierra en octubre de 1957.

El día 03 de noviembre de 1957, fue lanzado el Spútnik II y cuando las primeras noticias de la conquista espacial soviética estaban en el aire, empezaron a aumentar en todo el mundo los informes de apariciones de ovnis.

En el primer artículo de la revista “Mundo Ilustrado”, intitulada “La era del ‘Spútnik’ provoca la reaparición de los discos” encontramos numerosos casos reportados en los Estados Unidos en donde fueron testigos la policía, civiles, soldados del Ejército, operadores de radar, un soldado del Cuerpo de Bomberos y un científico.

En el reportaje se dice que en el período comprendido entre el 3 al 10 de noviembre de 1957, “una verdadera avalancha de aeronaves desconocidas, objetos ovoides, discoidales, cilíndricos o esféricos, invadieron todos los rincones de la Tierra, repitiéndose en muchos países – simultáneamente – las mismas historias sobre motores de vehículos paralizados, radios y televisores afectados y las luces se apagaron – bajo la influencia de objetos extraños. Incluso en Brasil. Los países más afectados fueron principalmente Canadá, México, Venezuela, Perú, Chile, Argentina, Sudáfrica, los países de Europa occidental, Australia, Egipto, las Islas Fiji y Hawai. De los países detrás del “telón de acero”, como de costumbre, no se filtraron noticias”.

Itaipu5 El segundo artículo de la revista “Mundo Ilustrado”, intitulado “Operación sideral de vastas proporciones en el planeta como una demostración de fuerza”, que se encuentra en la página no. 26 informa que varias instalaciones del Ejército brasileño habían sido sobrevoladas. Transcribo el párrafo completo: “Acerca de Brasil, esta operación a gran escala presentó un aspecto también particularmente importante – nunca visto antes. A partir de noviembre 4, por lo menos diez de los cuarteles del Ejército brasileño fueron “estudiados” por objetos voladores no identificados. Fueron ‘visitados’: 1) el cuartel del Ejército en Santa Maria, Rio Grande do Sul (7/Nov), 2) el cuartel del 2º BCCL, en Santo Ângelo, Rio Grande do Sul (4/Nov) 3) la fortaleza de Itaipú, en Santos, São Paulo (5 o 6/Nov), 4) el cuartel del 14º RI, en Recife, Pernambuco (18/Nov), 5) el mismo cuartel por segunda vez (27/Nov) , 6) el cuartel del 1º Batallón de Infantería Blindada del Ejército, en Volta Redonda, Río de Janeiro (mediados de noviembre), 7) El Cuartel General De la VI Región Militar en Salvador (6/Dic), 8 ) el cuartel del 2º BC, en São Vicente, São Paulo (12/Dic), 9) los terrenos ocupados por la fábrica del Ejército, en Piquete, São Paulo, 10 ) un cuartel del Ejército en una ciudad no identificada en el interior de Pernambuco (mediados de noviembre)”.

En el mismo artículo también encontré la aclaración de que los 10 incidentes fueron citados por la prensa, con excepción de dos. Sin embargo, no especifica en detalle cuáles serían estos dos casos. ¿Uno de ellos sería el ocurrido en el Fuerte Itaipú? En un fragmento se dice: “Uno de ellos, que no se informó a la prensa, encerraba detalles impresionantes, capaces de socavar al más terco de los escépticos”.

También es conveniente decir que aparentemente hay una inexactitud en la fecha, pues en la literatura convencional hablan sobre que el hecho ocurrió el 4 de noviembre y no el 5 o 6 como está publicado en el tema…

Los otros dos artículos finales de la serie de cuatro artículos escritos por Sullivan presentan información detallada sobre los extraños signos y observados en un satélite desconocido que en ese momento estaba en órbita terrestre.

En pocas palabras, los artículos nos llevan a la conclusión de que los casos que ocurrieron de manera abrumadora en todo el mundo tenían una relación directa con el lanzamiento del Spútnik II y que exista un interés de los ovnis en nuestras “defensas terrestres”.

Acerca de los casos ocurridos en los cuarteles pernambucanos, el Boletín SBEDV No. 1, del 23 de diciembre de 1957, en las páginas 3 y 4, de la Sociedade Brasileira de Estudos sobre Discos Voadores, cita el hecho de que posteriormente fue desmentido de manera ridícula. Veamos la transcripción de aquél informativo Carioca: “No, el disco sobrevoló y se detuvo sobre el cuartel del 14º RI e iluminó el polvorín y la placa en donde se lee ‘Aquí aprendemos a defender la patria’. El caso fue informado a la prensa por el Teniente Eugênio Pereira de Melo, el sargento adjunto Mendes y varios cabos y soldados de la guarnición. El evento duró unos 20 minutos, siendo visto a ojo desnudo y con binoculares. En la misma ocasión, personas apostadas en la Base Aérea de Recife fueron testigos del paso de un objeto luminoso que se movía en los cielos de esa ciudad. El Comando de la 7ª Región Militar hizo público, a principios de diciembre, que una investigación sigilosa, reveló que el disco que estuvo detenido 20 minutos sobre el cuartel y que hizo movimientos en sentido vertical no era más que un avión internacional que intentaba aterrizar”.

ItaipuGrafico

En el Boletín SBEDV No. 08, publicado en 1959, vemos las estadísticas de la ola de 1957. Se registraron un total de 62 casos en el último bimestre de ese año, siendo que sólo en noviembre se computaron 19 eventos en el sudeste del país. Noviembre fue el punto álgido de la ola ufológica ese año.

Primera noticia publicada sobre el caso

Durante años busqué en varios periódicos y revistas viejas nacionales para saber cuándo se publicó por primera vez el caso de la Fortaleza de Itaipú y curiosamente, el hecho no fue revelado en el mismo año. No había nada en los periódicos locales y en los de mayor circulación en el país. Solamente el 22 de febrero de 1958, la revista “O Cruzeiro”, hacía una pequeña y simple mención del caso.

El pionero investigador del GENA – Grupo de Estudos de Navexologia e Arqueologia, señor J. Victor Soares amablemente me envió de su archivo personal, una copia del artículo de la revista “O Cruzeiro” adjunta a su carta de fecha 14 de junio de 2008. Reproduzco la parte de la historia de João Martins que menciona el caso: “El 2 de noviembre de 1957, otro ‘objeto aéreo no identificado’ evolucionó el Fuerte de Itaipú, São Vicente (São Paulo), por más de cinco minutos, visto por la oficialidad. El comandante ordenó un informe secreto sobre el caso”.

Itaipu6 Tres meses más tarde, el 24 de mayo de 1958, la revista “O Cruzeiro”, publicó de nuevo el caso y añadió que “habría sido presenciado por los oficiales y por el propio Comandante del Fuerte, no puede ser descrito en detalle, ya que no fue confirmado oficialmente por dichas autoridades. Fuentes bien informadas aseguran que el comandante ordenó un informe secreto al respecto. Dicen también que los aparatos eléctricos sufrieron interferencias y quedaron paralizados. Por nuestra parte, sin embargo, nada podemos avanzar, porque no tenemos ninguna declaración autorizada en que apoyarnos, limitándonos, por lo tanto, a consignar el incidente como fue informado inclusive por la prensa de São Vicente (São Paulo)”.

En ambos artículos hay una aparente incorrección en la fecha, pues se informa que el caso se habría producido el 2 de noviembre y no el 4. Esa disparidad en relación con la fecha del episodio nos hace reflexionar acerca de en qué día habría sido realmente el caso. ¿Día 2, día 4, día, 5 o día 6?

Itaipu7 En el exterior, el caso fue inicialmente revelado por la APRO – Aerial Phenomena Research Organization, por los investigadores Jim y Coral Lorenzen, en su revista “APRO Bulletin”, septiembre de 1959.

El investigador y médico doctor Olavo Teixeira Fontes, que estaba relacionado con la pareja, proporcionó los datos del caso a los ufólogos estadounidenses, que publicaron el artículo “Shadows of the Unknown: Friends or Foes”, que traducido significa: “Sombras de lo desconocido: Amigos o enemigos”.

Otros ufólogos americanos, como por ejemplo, el militar de reserva Mayor Donald E. Keyhoe llegaron a publicar el hecho en la página 29 de su libro: “A Verdade sobre os Discos Voadores”,de Editora Global. También en el libro “O Guia dos Ufos”,de Norman J. Briazack y Simon Mennick, en la página 111, encontramos la entrada “FORTE ITAIPÚ”.

Después de estas publicaciones el caso se dispersó en todas las cuatro esquinas del planeta y en la actualidad está distribuido masivamente en Internet a través de páginas de grupos ufológicos de varios países.

Continuará…


(1) Investigador durante 27 años, fundador y actual presidente de GUG. Tiene varios trabajos publicados en boletines, periódicos y revistas de diversos países. Organizó y ha participado en varias conferencias nacionales e internacionales. Participó en diversos programas en la televisión y la raio. Como investigaor adopta la línea de la investigación científica. Ha investigado cientos de casos de secuestro y contactos con ovnis, principalmente a orillas del mr Paulista. Participó intensamente investigando el “Caso Varginha”, en Minas Gerais. Viajó a varios países para investigar el fenómeno, tales como Egipto, Grecia, Turquía, Inglaterra, Francia, Perú, Chile y Argentina. Actualmente se dedica a encuestas sobre el desenpeño de las tropas brasileñas en las investigaciones relacionadas con el fenómeno de los discos voladores. Es el investigador brasileño que tiene mayor cantidad de documentos oficiales sobre el tema. Dirección de contacto: [email protected] o por teléfono 11-8424-6925.

Un pensamiento en “La verdad del ataque ovni al Fuerte Itaipú (Primera parte)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.